Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 14, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Tardé en reaccionar

Era de noche y de repente mi cabeza dijo: "Sal corriendo o grita pero hazlo AHORA".

Sin embargo ya era tarde, me agarró, me tiró al suelo y eso es lo último que recuerdo.

Ya hace 1 año y aunque sigo teniendo miedo aprendí que cada vez que aparezca un AHORA en mi vida lo tengo que aprovechar y no dejarlo escapar o será tarde, muy tarde.
leer más   
7
sin comentarios 61 lecturas relato karma: 80

Existo, luego pienso

Pienso, luego existo

Existo, luego pienso.

Olvidemos las viejas filosofías,
Porque pertenecemos al ahora
Porque pensar demasiado se ha vuelto aburrido
Y una pérdida de tiempo.
Dejemos de lado el razonamiento
Y demos espacio a las corazonadas,
A la intuición y a las revelaciones.
Ya no le quiero dar cabida a la imaginación,
No quiero mal gastar la energía creadora,
Porque cuando reflexionas sobre el futuro,
En realidad lo creas.
9
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 99

Ahora soy

Yo ahora vivo distinto,
Una fue la que viste
Y otra la que enfrentaste.

mis alas se extendieron
me hice inmune al dolor,
me hice segura de mi,
y deje de sobrevivir por vivir.

Ahora ya no soy la misma,
ahora me quiero más a mi,
Ahora escribo mi propia historia,
y decido que quiero en mi memoria

Ya soy otra, y no culpo a nadie,
dejo de obsesionarme la perfección
hoy adoro mi imperfección.

Deje de buscar el amor,
espere hasta que el me encontró,
deje de creer en mariposas,
hasta las hice silenciosas.

Ya no cierro ante nadie los ojos,
ya no interpreto miradas,
Ahora me gustan las cosas claras,
y de frente para no dejar que pensaras.

Siempre me gustan las rosas,
y los poemas de amor,
vivo un presente sin clamor,
olvidando las penas dolorosas.

Ahora soy la que vive sin control,
la que invita a la emoción,
La que vive sin precedente,
Y disfruta su presente.

Las letras de mi alma.
11
8comentarios 114 lecturas versolibre karma: 102

Ahora no es navidad

Ya han pasado los días de Navidad. Se acabaron las felicitaciones típicas, el juego del amigo invisible, los regalos del señor gordito con barba blanca y los que trajeron los reyes mágicos. Se terminaron las cenas y comidas copiosas con los familiares. Se han recogido los adornos navideños, apagado las tiras luminosas de leds y envuelto las figuritas del belén. Todavía juegan los niños con los juguetes recién estrenados, mientras los papás se disponen a zambullirse en la rutina laboral y doméstica.

Ha finalizado el tiempo socialmente aceptado de la felicitación, de la alegría, de la solidaridad. Ahora comienzan las rebajas de enero para compensar el despilfarro de las fiestas pasadas y pagadas. Sin la suerte de haber sido agraciado por la lotería y con la misma salud que se tenía antes de las fiestas, siempre y cuando no se haya abusado en exceso de las comilonas. Vuelta al trabajo, al cole, a la inercia rutinaria de cada día.

Sin embargo, estos días anodinos son los que más necesitan de alegría y de encanto. El regalo de cada minuto de existencia tiene la fuerza de toda una fiesta. Los miles de besos depositados en las mejillas de los seres amados, la sonrisa ofrecida como señal de acogida y de encuentro, la palabra amable, el silencio educado, el abrazo con ternura, la espera esperanzada, la confianza en las posibilidades ajenas, la caricia afable… estas cosas sí que son auténticos obsequios de la vida.

Ahora también es tiempo del cariño, de los encuentros familiares, de las llamadas a los amigos, de las visitas deseadas. Ahora se disponen de muchos días para felicitar, para reconocer con gozo el crecimiento ajeno, para hacer reír, para jugar, para quedar a tomar un café, para escribir unas palabras a quienes queremos en la distancia. Ahora se pueden hacer visitas a quien está enfermo, a quienes sabemos que les afecta la soledad. Ahora se puede pasar un rato con las personas mayores que sólo desean a una persona que les haga sentirse importantes. Ahora, es precisamente cuando más se necesita la solidaridad. Ahora no es Navidad.
4
sin comentarios 64 lecturas relato karma: 50

Oración del Poeta

¡Oh musas
venid ahora!

¡Cread el climax!
que la hora
de la cosecha
se avecina.
leer más   
11
6comentarios 188 lecturas versolibre karma: 72

La pasión

Yo no te pido un siempre,
ni tampoco te lo prometo,
yo te pido un ahora,
lo demás ya se irá viendo.

Jamás seré la loca del muelle de San Blas,
pero de momento quiero tus besos,
disfrutemos nuestro tiempo
sin pensar en un futuro,
la duración es lo de menos.

Vivamos apasionadamente,
vamos a hacer todo lo que queremos,
y si te resulta más fácil
piensa que todo es un juego.

No quiero una novela eterna,
me basta solo un cuento,
pero escribamos una historia,
la que nunca podríamos sacar
de nuestros sueños.

No confundas mis versos,
no creo en cuentos de hadas
ni en amores verdaderos,
creo en las personas que se quieren y desean
sin tener en cuenta el tiempo.

El amor es un arte,
tal y como dijo Melendi,
tan efímero como eterno,
liberémonos de los miedos
y sintamos la melodía en nuestros cuerpos.

Riamos, bailemos, cantemos,
si me apuras gocemos,
pero no perdamos tiempo,
el amanecer está cerca
y con él, el silencio.
5
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 37

Ahora

Volverá a rugir, a sentir el aire, a respirar, a vivir y será entonces cuando vuelva
a reencontrarse.
Y será entonces cuando vuelva a caminar en la rueda.
Y será entonces cuando supere cada obstáculo sin dificultad,
y será lo que siempre fue, sin mirar atrás.
Y será cuando coja impulso y camine sin parar.
Y será y ocurrirá en el momento menos esperado pero más necesitado:
AHORA.
leer más   
7
2comentarios 191 lecturas versolibre karma: 62

Ahora

El eco de los pasos que no dimos
es el que ahora atormenta mi cabeza
y deja sordos a mis oídos.

El volumen del ruido es
directamente proporcional
a la inexistencia del camino.

Como un cerebro que no sabe nada,
excepto callarse,
y genera interferencias entre otros
que deberían comunicarse.

Ahora entiendo la fugacidad,
ahora entiendo el ahora o nunca
y las oportunidades perdidas.

Ahora es cuando comprendo
que es mejor arriesgarse
que quedarse al margen.

Quizá los precipicios,
por mucho miedo que transmitan,
estén ahí para que los saltemos
y descubramos un mundo mejor.

O, al menos,
salvemos nuestra ignorancia.
12
4comentarios 106 lecturas versolibre karma: 56

Ahora

Ahora que estoy sola
opto por no pensar.
Cierro el alma,
la puerta,
los ojos,
la cabeza.
El apego se ha denigrado
a sí mismo
en el vago intento
de no ser nada.

Así que no pienso.
Ni siento.
No hago nada.
Miro una pared acostumbrada
a ser blanco de mi ira,
de mi pena,
del dolor de mi alma,
y cierro la compuerta de palabras.
que aunque fueran claras
y aunque confundieran,
nunca quisieron ser más que un intento
de mano tendida y rumor de esperanza.
Pero nunca fueron nada.
Nunca
fueron
nada.
Sólo una caricia mal tomada,
una grieta,
una rotura,
un puente destrozado
antes de alzarse.

Así que ahora que estoy sola,
ahora
que estoy
so-la,
escondo el rostro
tras mis manos,
y ablando los sueños
para que no hablen
a base de palos,
falsos simulacros
y tiempos
muertos
forzados.
leer más   
12
8comentarios 130 lecturas versolibre karma: 62

Ahora

Ahora que los partes médicos partieron,
y las ambulancias corren buscando un latido en este compás a contra tempo,

Ahora que la poesía es un corsario
navegando por los mares de luz
que esconde tu sonrisa,

Ahora que un cuerpo olvidado
duerme abrazando las aceras
y su sueño se parece tanto a ti,

Ahora que la tierra vuelve a la vida
y vuelves tú con ella,
y la calma en esta isla
suena hoy a violín desafinado.

Ahora que la muerte se pregunta
si hubo vida antes de ella.

Ahora que aprendí a contradecirme
mas y mejor,
y el pasado desahuciado se quedó deshojando margaritas de pétalos pares.

Ahora que los hombres de hojalata van buscando
un corazón oxidado en las rebajas.

Ahora que encuentro calor en otros brazos
tan vivos de miedo como mis brazos.

Ahora que la guerra ha terminado
queda recoger los escombros,
apagar las hogueras,
silenciar al trueno,
volver a la infancia sobre los pasos desdibujados.

Ahora que comprendí la diferencia
entre vivir y saberme viva,
abro las ventanas
y la luna se cuela en este cuarto,
que alguna noche se vuelve menguante.

Ahora que le echo un pulso al cielo
con mis alas de alambre
y el vuelo gana la partida.

Ahora que resulta mas fácil
reconocer la risa entre tanto ruido,
y este ejército de cicatrices olvidó
tocar el tambor en la línea de fuego.

Ahora que hemos sobrevivido
por encima de nuestras
posibilidades.

Ahora me elevo por encima de cualquier vuelo
que no sea capaz de acariciarme el alma.

Bea Escuder
leer más   
14
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 55

Es ahora

Es ahora cuando presiento que algo malo se cierne sobre mi.
Es tal la felicidad que no me creo que pueda durar.
Es así, no hay más. No tengo que luchar, no tengo que esperar.
Solo me queda disfrutar. Solo tengo que mirarte para no querer nada más.
No hay malos entendidos, no hay silencios incómodos, solo hay felicidad.
leer más   
10
5comentarios 220 lecturas versolibre karma: 83

Nada nos pertenece

Mi cuerpo es un saco de huesos
vestido con carne caduca
que sangra poesía.
Una casa de alquiler
en la que, a veces,
me cuesta vivir.

Llegará el día en que prescriba
el uso de las manos,
de estas piernas, de estos brazos.
¿Y, luego, qué?

Nada nos pertenece,
salvo este instante.
No hay más oportunidades.
Seremos desahuciados
del alojamiento carnal
que nos cobija
y de nada servirá
todo lo que acumulamos.

Estamos educados
en la importancia de un tiempo
que no llegó.
Entrenamos la paciencia,
sacamos brillo a los sueños
y esperamos un después.

¿Dónde quedará el futuro?
¿Para qué servirá
el largo plazo?

Seremos menos que invisibles
con la ambición desnutrida
tras aquella despedida
que no tiene otra detrás.

No quiero imaginar cómo será
el último adiós
de los atardeceres en la playa,
de las rutas de montaña,
de mi plato favorito,
de las risas con amigos
y familia.

¡Despertad!
16
12comentarios 149 lecturas versolibre karma: 93

Mezclados

Me dices que guapo eres, y te contesto soy la belleza sofisticada del caos, tengo un remolino de años, un vendaval de días, un huracán de horas, y una continuidad de minutos sorprendente sin reloj, pero a tú lado.

Te miro y veo una primavera bella, llena de vida y calor que irradia amor, por todos tus poros, sin ventanas ni puertas, abierta en canal dando sin remedio placer.

Manos juntas imposibles separar, miradas clavadas en las pupilas, pasando por nuestro cerebro jardín, lleno de eucaliptos arco iris, arte natural que da al paisaje colorido en el horizonte, lleno de felicidad.

Yo no soy ahora ese que tú mencionas, quizás, cuando la maquina del tiempo se puso en marcha lo era, mi velero dirigido sin rumbo, lo orientaste con tu brújula, hacia el camino recto del gozo y vivir.

Mezclados juntos, sin ataduras ni frenos, con un solo deseo, amar.
leer más   
5
sin comentarios 68 lecturas versolibre karma: 54

Pseudocementerio

Por ese pseudocementerio que tengo en una cajita
escondida entre los libros de mi estantería.
De alguien que yo no conocí
una flor metálica y la esquela de un periódico
que nunca leí.
Polvo de los años pasados hasta ahora.
7
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 74