Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2018, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Quiero...

Quiero viajar por los paisajes de tu piel. Descubrir tu alma para pintar la mía de un radiante amanecer. Verme cada día reflejado en tu ardiente mirada, saboreando la felicidad en tus cálidos labios. Y en el final de mi existencia, recordar los momentos felices de nuestra vida, para descansar eternamente de tu mano, en la inmensidad del cielo estrellado.
8
sin comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 76

Soneto. Ave fénix

En este verso, con que te describo,
hay un resurgir de ave fénix nuevo
donde te doy mi acervo y te apruebo
por ser la única fe que hay en mi libro.

En la página en que el capítulo escribo
te duchas en palabras cuando lluevo
dando razón a lo que siempre apruebo
por ser tu amor con el que vivo y vibro.

Leerte es germen de sabiduría.
Compones y descompones relatos
emancipados de la cobardía.

Todo queda escrito con melodía.
Tus palabras son tus gestos innatos
y con ellas me invado de alegría.
4
sin comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 43

En la casa de al lado están follando

Hay café, recién hecho,
en la casa de la luna con cristales de la noche.
Están follando en el piso de al lado, te comento,
sentado al borde la cama,
dando vueltas a tu taza mientras te ordenas el cabello,
bostezas,
sonreímos porque no se escucha ningún ruido,
miramos el reloj, como pendientes de un viaje.
Pasados unos minutos,
en la casa de al lado,
alguien comentará que estaremos follando,
porque no escucharán ningún gemido,
ni la cama muriendo feliz.
Hay café recién hecho
de esos que luego se quedan invierno.
11
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 74

Superheroínas

No te conozco pero sé que llevas la lucha por bandera,
las ganas como medio y la vida en el corazón.
No te conozco pero sé que puedes, y podrás.
Porque si alguna vez me hablaron de superheroínas,
ahora sé que llevaban tu nombre.
Espero que el mar se lleve tus desahogos,
y el viento te ayude a respirar,
que la naturaleza te haga sentir viva
y el tiempo te haga avanzar…
A todas las mujeres con cáncer de mama.
leer más   

etiquetas: cáncer, mama, lucha, amor, poesía, libre
3
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 43

Las alas rotas del amor

Aquí estás,
envuelta en sueños,
abrazando el infinito
con la sonrisa perenne
y la mirada exultante.
sintiéndote libre
con las alas del amor.

Pero un día descubrirás
que tus pies no se elevan,
que tus ojos se sumergen
en el temor,
y tu espacio se cierra
como una mano encogida
que quiere golpear la nada
porque no pudiste
mantenerte al ras del suelo
y depositaste
excesiva confianza
en las alas rotas del amor.
leer más   

etiquetas: alas, amor, ilusión
4
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 54

Me gustas

Me gustas porque amas mis alas,
y no te atreves a cortarlas,
porque te gustan mis sueños,
y participas en ellos.

Me gustas por que vives mi esencia,
por qué añoras mi presencia,
por qué admiras mis manías,
y disfrutas conmigo mis alegrías.

Me gustas por que sabes acompañar,
por qué mi alma no tratas de empañar,
porque no me quieres engañar,
y por qué sabes mis locuras abordar.

Me gustas porque pintas un día gris,
porque sabes qué palabra decir,
porque me enseñas cómo debo sentir,
y por que nunca me tratas de mentir.

Las letras de mi alma.
leer más   
9
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 82

A tocar fondo

A esperar que el sol nunca saldrá.

A soñar contigo que mi realidad es fantástica
de tus manos, mis instantes se construyen y fortalecen
hemos tocado fondo, y
el abismo;
hemos vuelto sin habernos ido.

Te escribo con el corazón en medio del lápiz.

Las letras reflejan las arterias y
el color rojo es la sangre en mí;
te sigo escuchando en el viento.

Mis manos siguen enteras por dentro.

“El daño y el remedio
Somos tu y yo”
leer más   
9
6comentarios 95 lecturas versolibre karma: 70

Soneto. Código de acceso

Si vuelves al umbral de mi avenida,
tendré abierto mi código de acceso
y en el alma aguardaré tu regreso
si te quedas para toda la vida.

En la rémora de amor, sin medida,
hay que poner fin al largo receso
que no entiende cuál será este proceso
mientras no halle una vida compartida.

En la cápsula de filosofía,
el AMOR, si lo es, existe de verdad
y es cultura de la filantropía.

Dos almas que eyaculan compañía
son el orgasmo de pura libertad
que alojan a nuestro amor cada día.
10
3comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 70

Soneto. Código de silencio por un amigo

¿ Qué esperanza debo anhelar, de nuevo,
para ser el hombre feliz que ya era
y amarnos tanto como, sabes, quiero ?.

¿ Qué criterio he de seguir, mi amigo,
para romper silencio desterrado,
para acotar destino maniatado
y, en definitiva, así, estar contigo ?.

¿ En qué redes, -dime cómo me muevo-,
podré rescatarte en mi primavera
y qué código de silencio espero ?.

¿ Qué pautas debo seguir, mi amigo,
para desandar el camino andado,
para acortar al tiempo desolado
y para, al fin, así, vivir contigo ?.
3
3comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 49

El invierno del amor

Te frotabas las manos,
la vida jugaba como mueren los niños en los juegos;
aprendiendo a sostener la sonrisa
en la primera lluvia,
en la primera mancha de barro,
en la primera herida.
Un día caminando te das cuenta
del viento en la piel,
del contar hasta cien sin que se esconda nadie;
ni el miedo,
ni el mañana,
y te encuentras cruzando una calle,
como los que mueren de frío,
con la sonrisa en la boca
en el invierno del amor.
12
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 71

Contemplación

Hay un secreto que guardo,
entre mis noches de insomnio
y mis sueños entre almohadas.
Me gusta cómo me miras.
Me encanta sentirme así,
por ti observada
y que tus ojos que amo,
recorran mi anatomía,
entre silencios y calma.
Y me agrada provocar esa sonrisa traviesa,
que tan tierno me regalas.
Ver asomarse esos dientes,
con los que comes y muerdes
y que tu lengua resguardan.
Me gusta que esa tu cara,
me grite un mensaje mudo,
que dice cuánto me quieres.
Cuando tu par de mejillas se encienden, sonrosadas,
me vuelvo una musa hermosa
y me siento contemplada.
Esa sensación me encanta.
Porque entonces soy perfecta,
como la obra maestra,
que a Da Vinci se escapara.
Me convierto en Mona Lisa,
Virgen de Rocas o estatua.
Soy bella porque me observas
y me enamoras, me abrasas.
Tu vista sobre la mía,
me hace La Venus de Milo,
de Velázquez La Menina
o de Goya alguna Maja.
Me fascina que me contemples,
con esa luz en el rostro,
más que diáfana.
Me gusta cómo me miras,
porque me besas el alma.
Me gusta que me contemples,
me gusta, cómo me amas...

EPadrón | Romántico | Verso Liibre
leer más   
13
1comentarios 51 lecturas versolibre karma: 87

Dos personas

¿Quién eres? Dime, ¿quién vas a ser hoy?, ¿con quién voy a dormir esta noche? ¿Follaremos o haremos el amor? ¿Con cuál de los dos me voy a ir a la cama?

Te amo, os amo, a ambos. Sois el día y la noche, el duro y el tierno…, sois sublimes juntos. Lo que tiene uno le falta al otro y lo que le falta a uno lo tiene el otro. Os complementáis, lo hacéis para crear la perfección, o quizá, la completa imperfección.

Pero, aunque os amo a ambos, me confundís. ¿Cuándo eres tú y cuándo él? ¿Os mezcláis en alguna ocasión? A veces os distingo fácilmente: lujuria vs romanticismo, improvisación vs planeado, morboso vs clásico, dominante vs sumiso…

A veces está claro, eres tú o él, pero otras…, simplemente no sé con quien estoy. ¿Cómo saberlo si es una mezcla? Sobre mí, mientras me besas te miro a los ojos intentando saber quién eres, y veo el destello, distinto, de uno u otro, aunque no siempre es así. ¿Te pregunto? Quiero saber con quién me acuesto, ¿te pregunto cuando esté encima de tuya? Pero, ¿cómo lo vas a saber tú? Si no te sientes como yo te siento, si no te ves los ojos mientras me besas, si no creo si quiera que sepas que eres dos personas distintas, que noto dos tú, que me follas o me haces el amor.

Mi niño, dime con quién me acuesto, porque pienso en los dos estando sola por la noche.
2
sin comentarios 17 lecturas prosapoetica karma: 11

Huir... Pero, ¿a dónde?

Huir. Pero, ¿a dónde? Podría negar Su existencia o rehusarme a creer que lo que mis ojos ven fue hechura Suya. Empezar a creer que todo es fruto de la casualidad; que esto de tener vida simplemente me convierte en una sortuda más. Estar aquí por estar, vivir por vivir... Sin más.

Sí, podría renunciar a Él, negar mi fe y soltar al viento todo lo que he creído. Pero, repentinamente me atropella su inconmensurable amor y misericordia. Me fulmina cuando, aún sin merecerlo, me declara que me ama con rayos de Sol cada mañana, con cada bocanada de aire que sin esfuerzo me regala.

No existe lugar donde Su misericordia no me alcance. No hay carretera que me desvíe de Su presencia, porque Él está en todas las intersecciones. ¿A dónde y cómo podría huir de su presencia? Motivos sobran para aferrarme a sus manos. Argumentos faltan que me hagan alejar, porque un amor tan grande e inigualable solo en Él pude encontrar.

Jisell Flete.
leer más   
7
4comentarios 60 lecturas versolibre karma: 85

Tú, eras el tiempo

Acariciaba los segundos,
tú, eras el tiempo.
Pero la tristeza es inmóvil,
espejea en un ámbito abstracto de angustia vital,
no es lo que callamos o lo que no decimos,
es lo que guardamos mientras nos abrimos en otros.
Tal vez es un vestido de cordura.
De la tierra de las palabras llegas, violeta de silencio,
con los pétalos desgarrados y te abrazas a la piel,
no decimos que los abrazos son cajas de olvidos,
ese sentir el cuerpo del otro sin vernos las caras,
es el miedo de la felicidad,
el encuentro de tantos mundos diferentes,
el diálogo inconformista,
el saber que estamos con los pies en el barro
y que no hay lluvia en este otoño,
sólo lágrimas que no queríamos notar.
Nos cobijábamos enredados en el cabello de la indiferencia,
fingiendo que sentíamos el corazón del otro
pero era por sentir el propio
y así, tan de verdad, tan incomprensibles,
acariciaba los segundos,
9
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 85

Ataraxia

Pasado, presente o futuro, no existen.
Surgimos de un destino eterno, infinito,
el que formó galaxias, eones y distancias,
el mismo que tejió la virtud de este amor.
En esta dulce Tierra, que ahora nos sostiene
y une pululantes, asiendo fuertemente,
destino de los dos.
Que lleva sempiternos, los más bellos deseos,
vestidos en el aire, desnudos en el Éter.
Allí donde no importan, ni pieles ni matices,
donde solo vibramos, un mismo corazón.
Sintiendo y evocando, ecos del Universo,
murmullos de te amos, perennes y melifluos,
donde solo miradas, se gritan sin hablar.
Y se van las palabras, se guardan en la nada,
dando paso a los gritos, en el mondo silencio.
Es esa epifanía, de entrega limerente,
acendrada y abstracta,
tan nuestra, tan amada,
que nos renacerá.

EPadrón | Romántico | Verso Libre
leer más   
11
2comentarios 61 lecturas versolibre karma: 99

¿También lo sientes tú?

Suspiramos, cada vez que nuestras almas se cruzan en la eternidad del tiempo. Lamentamos la ausencia del otro, aún sin conocernos. Nos amamos en el amable silencio de la noche, cuando los cuerpos son abandonados por el alma, y la magia hace acto de presencia en nuestros sueños.
4
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 68

Viajes

Somos navegantes de nuestras propias vidas,
marineros de agua dulce sin rumbo y a la deriva,
buscando restaurar nuestra propia ruina.
Dejando el dolor apilado en alguna esquina.

Ya se ve, Itaca desde lejos en el camino,
persiguiendo sueños como si los marcase el destino
con los pies ensangrentados,
cansado, porque el viaje se está haciendo largo.

Buscando como protegerme del tormento,
y como Aquiles trato de evadir
cualquier arquero,
el talón su debilidad, la mia son tus besos.
Siempre atento por si se me ocurren nuevos versos.

Tu lencería estaba mejor sobre mi cama,
y ahora, es tu recuerdo el que se encuentra sobre la almohada.
Tan vacía, casi como la de tu mirada,
expandiendose en el interior como las llamas.

Miro al cielo oscuro un futuro negro augura,
inseguridades, miedos y un enorme mar de dudas.
Tus demonios, ya estaban preparados para la guerra.
y mi angel de la guarda que pasó de usar trincheras.
Trincheras, que algún día hicieron que enloqueciera.
leer más   
7
sin comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 61

Un sello de Amor

Un sello de Amor,
para reproducirlo miles de veces
sobre el soporte interminable
de Amar...
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 53

Soneto. Lo sé y tú lo sabes

A expensas del alba, una letanía
musita en medio de espectros suaves.
Ojos de pasión, ... , ¡ Lo sé y tú lo sabes !.

Ronda en mi cabeza pura alegría:
parranda de besos, obseso día,
anclaje de vuelos, sutiles aves,
racimos de uvas, ... , ¡ Lo sé,... lo sabes !.

Andas muy cerca del alma mía.
Lisonjera es la daga en tu mirada
amonestada por el desafío.

Vas acompasando a la enumerada
inquina. Sobrepasas el estío.
Dejas tu aroma correr desbocada
al aire. ... ¡ Así es lo tuyo,... y así es lo mío !.
12
sin comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 83

Sin Prisas

Lo mejor de ir a ver estrellas junto a él, fue no mirar al cielo en ningún momento. En sus ojos café ya lo tenía todo; nuestro universo completo a flor de piel robándole protagonismo a la Luna, que nos miraba reír y correr maratones de besos lentos.

Sin prisas, porque despacio sobra el tiempo. Sin ganas de llegar a la meta, porque darnos el sí guiñando los ojos fue mi premio, su premio. Nuestro, cuando ni siquiera su nombre estaba en mi lista o el mío en la suya. Pero me animé a hacerle una foto ajustando mis pupilas.

Porque el cielo seguirá estando ahí. El Sol sale como cada mañana y luego desviste la noche a su antojo, en cambio la estabilidad del nuestro es incierto.

Somos instantes de luz con interruptores defectuosos que quizás se apaguen mañana, quizás hoy, ¿quién sabe?

Así que cada segundo que me pierda en tus ojos, será una eternidad que tendré para amarte. Cuando me faltes o cuando te falte, en mis ojos te tendré y en los tuyos estaré. Por siempre, por instantes fugaces en recuerdos que ericen tu piel y marquen una media luna en tus labios que bien saben, esos que conozco bien.

-Jisell Flete.
leer más   
11
10comentarios 108 lecturas relato karma: 85
« anterior1234550