Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 12, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Mientras se arreglaba

Pensaba en su espalda ancha
y la gasa roja caía su figura..
Era una chica insegura,
desdeñosas arrastraba.

Vive en busca de su hermosura,
¡Pero vive!
Olvida ya ese pasado
Sus caras riendo, disfrutando...

Su dolor en su mirada
tras su apariencia serena...
Si su llanto interno
gritara al espejo
su dura condena de ser
quien a ella retaba.

¡Vive Mujer ! desdichada...
leer más   
14
5comentarios 116 lecturas versolibre karma: 95

Vivir

Era un pedazo de mi cuando apareciste.
Solo una parte extraña en soledad.
Era , más que nada,
un estado de tristeza arraigada en el alma.
Era un montón de cosas muertas.
Un poco de polvo diseminado en el atardecer.
Era una canción incompleta,
una poesía sin sentido
un gobernante sin poder ni convicción.
Era un pedazo de carne sin complemento,
un valioso collar sin propietario.
Cuando apareciste
no hiciste que renaciera
ni fuiste un salvador.
Fuiste simplemente amor.
Porque yo ya había nacido
y tú me dijiste que era cierto,
yo me había salvado
y me dijiste que creyera en ello.
Cuando llegaste fuiste solo alguien
que me amó en espíritu.
y eso me hizo salva,
eso me hizo vivir de nuevo.
leer más   
11
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 108

Quierete

¡Quierete! Con todos esos defectos que
te hacen única.
Con tus curvas imperfectas
o tus kilos de más
con esas ojeras que cubren tú rostro
o tus estrias que decoran tú cuerpo
como una bella cebra

¡Quierete! con cada una de tus
imperfecciones
con esos granitos y lunares
con tus ojos marrones hermosos, como
la sensación al tomar una taza de café;
Deseo, amor, adicción.


¡Quierete! Como nadie más en el mundo
porque si no lo haces tú, ¿Quién lo hará?
leer más   
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 112

Pasión e intensidad

¿Cómo ser intensamente apasionados?
En un mundo que nos enseña a reprimirnos,
A reprimir nuestras emociones,
Minimizando nuestro incalculable dolor,
A ocultar nuestro ilimitado amor
Detrás de la máscara de la amistad,
A regular las reacciones milagrosas
De nuestras terminaciones nerviosas,
A percibir la indiscreta mirada
Cuando decidimos al fin tocarnos
Llegando al fondo de nuestra alma,
A ser presas del miedo al prejuicio,
A ejecutar malos actos
Por los miserables reconocimientos
Otorgados por corruptos jueces,
A dejarse llevar por la ignorada tendencia,
Adoptarla a regañadientes
Para luego defenderla a capa y espada;
A vacilar frente a preguntas directas
Con concretas y claras respuestas
Sólo porque creemos que la energía
En nuestra contra se tornaría,
A ser permisivos ante los improperios
Y a brutales imprudencias,
A ser indiferentes con el entorno
Producto de vagas represalias.

¿Cómo aflorar nuestra auténtica pasión?
Si estamos frente a un agresivo rotulador.
Nuestros padres nos criaron cobardes
Mientras sucumbian ante el conformismo,
Nos cortaron las alas y nos pusieron sus zapatos
Para que corrieramos maratones
Que ellos no pudieron culminar.
Cada día somos protagonistas en un lugar
Donde muy pocos quieren
Se destaque y sea respetado
Un curvilíneo y sensual caminar,
Donde la libertad de actuar
No tiene el debido derecho de palabra,
Donde las ancestrales diferencias
Siguen sin tener un sano desenvolvimiento,
Donde los grandes acontecimientos
Han sido suscitados
Por seres que a algunos no conviene
Su verdadera naturaleza sea revelada.

En este inmenso mundo,
Que nos limita al blanco o al negro,
Que nos arrincona en el radicalismo,
Que nos exige una única posibilidad,
Que intenta cegarnos en la competitividad,
Aquélla que busca arrancar nuestras esperanzas,
Aquélla que discrimina y nos excluye.
He allí nuestra hipócrita pasión,
He allí nuestra leve intensidad,
Las responsables de hacernos sentir escasos,
De mirar al cielo nostálgicos,
De buscar la esperanza ya ida,
De mirar tristemente a quienes abordan trenes
Con destinos más atractivos,
A quienes no podemos acompañar
Porque ya nuestro boleto expiró.

Cada día que pasa nos estrujan más el corazón,
Nos muerden salvajemente
Cuando intentamos liberarnos,
Cuando buscamos desesperadamente la salida,
Cuando pensamos escalar hasta la cima,
Cuando nos reabren nuestras heridas.
Somos testigos y muchos están atemorizados,
Unos reinan la tierra de la ausencia
Y otros la de la inocencia.

He aquí mi angustioso llamado
A que no nos fragmenten MÁS,
A que dejemos las luchas internas en nuestras mentes,
Terminemos de ser FALSOS
Y no nos sintamos más NUNCA avergonzados
De nuestros maravillosos talentos,
A que el orgullo nos brote por los poros
Motivo de las capacidades que gozamos,
A que detengamos YA las BURLAS
Y seamos intolerantes a los INSULTOS,
A que no nos tapemos más la SONRISA
Y nos hagamos sordos a nuestro canto,
A que le digamos NO MÁS al MALTRATO,
Y NO lloremos más desconsoladamente,
A que agradezcamos el MILAGRO de DESPERTAR,
Levantándonos y comenzando a andar,
Empecemos a ser REALES
Conmoviéndonos con un ABRAZO
Y gritando felizmente un TE QUIERO,
A que seamos pícaros y RIAMOS
A que nos besemos y nos volvamos a decir TE AMO.
8
7comentarios 47 lecturas versolibre karma: 85

Ella

Ella no tiene pie derecho con el que levantarse,
ella inspira aire reciclado, tira ropa por la ventana
y planta girasoles.
Ella baila Georgia Crawl y se pone la alarma diez veces.
Ella es una pésima conductora y odia llevar gafas de sol.
Ella cuenta las veces que se lava las manos y duerme
en pijamas de satén.
Ella fuma cigarrillos en el alféizar de la ventana y
se corta el pelo sola.
Ella necesita pastillas y quiere a su perro más que a
cualquier hombre.
Ella es solitaria y hace pompas de jabón.
14
6comentarios 117 lecturas versolibre karma: 72

Si quieres que se cumplan tus Sueños, tenlos (Con todas las consecuencias)

Han pasado los años, las parejas, los trabajos, los amigos, los viajes, las idas, las venidas, pero el caso es que algo no encaja.
Todo eso que dicen en la tele, en casa, en la escuela, en el sistema, en matrix... no cuadra. No cuadra del todo con el concepto ese de FELICIDAD. ¿Sabes qué? Ni la Felicidad, ni la Autoestima debería estar condicionada a RESULTADOS.

El caso es que tú has hecho muchas de esas cosas que supuestamente iban a proporcionarte el santo grial de la felicidad, pero Ni rastro de ella.

Uno suele tener claro lo que no quiere. Lo importante es que según vayas adquiriendo nuevo Conocimiento del Vital, vayas empezando a tener claro lo que si.

Elije quererte, respetarme, valorarte, creer en ti, vivir la vida que quieres vivir. Ese riachuelo de palabras , junto con las de “Amor propio” resultan ser las palabras mas hermosas del universo para alguien que viene del (auto) infierno del mal quererse. Yo aprendí y no fue ni con el pasar del tiempo per se, ni por las experiencias. Aprendí Gracias al Conocimiento del Vital que el Desarrollo Personal brinda y por eso te lo digo, como si tuviera licencia para decírtelo y si no la tengo, me salto las normas: Ámate, quierete, valorate, aprende a hacerlo por que se puede. Ámate como si tu vida dependiera de ello (Yo creo que depende de ello).

¿Tienes miedo a Soñar? Te aseguro que es porque aún eres dueñ@ de una AutoEstima Herida. Sanandola, las flores del campo de tus sueños comenzarán a reverdecer.
4
5comentarios 66 lecturas relato karma: 44

A ellos

No importó que las miradas no dejarán
de desear que detrás de esa puerta
la sonrisa ya no se asomara más.

A ellos solo les llena maldecirte,
es lo común entre las manadas de lobos voraces
que caminan en círculos siempre sin sentido.

Incontables veces soñaron con verte
pregonar palabras balbuceantes de ira
y que poco a poco la luz se colapsara
ante las críticas que no dejan nada vivo.

Yo también lo fui
en el horizonte de la vida me deje llevar
como un infante que corre tras un caramelo
y vez tras vez luche por ser solo aceptado
sin importarme en lo absoluto
el dolor ocasionado por ello,
termine como una amargura apagada
por un montón de pedazos de lastima y rencor.

Hoy de ti la fortaleza es más que un atalaya invencible
nada consiguió doblar tu fuerza
para sumergirla en un molde trazado,
eres y lo fuiste con orgullo una frente al horizonte,
brincando alegre con todos tus sentidos.

No te importó que mis ojos fueran muy pequeños
o que mi piel morena fuera una sombra
marcada por una herencia pasada,
llenaste tu sosiego de plegarias buenas.

Siempre lo has hecho desde que tienes memoria
nada ha importado el llevar tatuadas
las palabras vanas de un pasado con un dolor viejo.


Poesía
Miguel Adame Vázquez.
05/09/2017.
17
10comentarios 265 lecturas versolibre karma: 91

yo-me-mi-conmigo

Quiérete mucho
En redondo
Y sin aristas
Acuna tu Yo
Regálate buenos momentos
Piensa en ti
Cuida de ti
No te juzgues
No te lamentes
No te sabotees
No te victimices
No te niegues
Quiérete mucho
Sé incondicionalmente tuyo. O tuya.
15
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 87

À Paris

En la vieja pero modernista ciudad de París Jacques Michel caminaba a su departamento aquel día cercano al mes de marzo muy distante de aquellas épocas, caminaba muy distinto a como lo hacía antes, en este tiempo Jacques caminaba lento y pausado, relajado sin presión por la hora, sin apuros por las responsabilidades, se deleitaba a ver los prematuros retoños de la primavera y se fascinaba cuando éstos envejecían y alfombraban las aceras. Jacques sonreía despreocupado, cuando miraba hacia arriba y apenas un rayo de sol que salía de entre las nubes le acariciaba la cara, por su mente sólo pasaba esos pensamientos de la actualidad, solía ir al parque cercano a su departamento para sentarse a leer no importa a través de cual medio tecnológico fuera, palpaba la calma, sentía el escaso viento, veía al cielo y a pesar de aburrirse del clima templado y extrañar al sol disfrutaba muchísimo el tiempo que pasaba en ese invierno.

Jacques Michel estaba solo, pero se sentía acompañado, salía y regresaba en aquella hora del día que parecía desierta, caminaba pasando por la Fuente de la Concordia y su agua lo salpicaba, veía a los autos pasar y recordaba tantas cosas, tantas banalidades que alguna vez lo preocuparon y sentir que era el fin del mundo cuando era joven, inexperto y hasta estúpido, recordaba con nostalgia y hasta con tristeza, tantos amigos, tantos años, tantas vivencias, su época pasada. Pero en ese momento estaba viviendo una maravillosa época, seguía en la flor de su vida siendo joven, siendo aquél día más independiente de lo que había sido ya en sus precoces años, se veía y se sentía atractivo, muchos personas se le quedaban viendo y hasta le hacían halagos, guiños de ojo o sólo miradas sugerentes.

Estaba feliz, estaba en su momento, era profesional sin dejar de ser aficionado, era escritor sin dejar de ser apasionado, sensual o a veces disparatado, había cumplido la premonición de su madre de descubrir algo extraordinario, hacia ejercicio para estar sano y no para alimentarse el ego ya eso no le importaba. Estaba tranquilo no tenía amargura y quizás eso era lo que en él más resaltaba, se reía a carcajadas, sin estar de luto se vestía mucho de negro y usaba sobretodos ajustados, si tenía mucho por aprender pero ya tenía bastante aprendido.
3
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 48

7 meses

La luz del sol que nos hace estar vivos y sentirnos presentes,
El silencio que nos llena de complicidad y sabiduría,
La soledad, aquella que a veces brinda inseguridad,
Pero que en los momentos más cruciales refleja nuestra ilimitada seguridad,
La quietud que nos recuerda estrictamente no ser partícipes de perturbaciones
Ni soportar ninguna incomodidad.

La autonomía que nos responsabiliza de nuestras decisiones,
El libre albedrío que nos satisface al seleccionar nuestras elecciones,
Las pocas limitaciones que concientizan nuestro poderío,
Las grandes hazañas que reconfortan y estimulan el equilibrio,
El bienestar que poco a poco florece después de las carencias.

El bello recuerdo que ha traído la ausencia,
La sana nostalgia al rememorar viejos tiempos,
La dicha y el gozo viviendo gratas sensaciones,
El disfrute pleno de las mayores insignificancias.

La reconstituida salud luego de un periodo de tratamiento,
La indiferencia al estado, color o textura de la piel,
El tipo de cabello que ha vuelto a crecer,
La conciencia de no poseer más dolor,
Poder caminar sin obstáculos ni discrepancias algunas,
Los días de perros que acaban cuando las respuestas emergen y exterminan las dudas.
4
1comentarios 42 lecturas versolibre karma: 42

&#?9¿20;DENEGADO!

"Pronto pronto se me invita a un acercamiento, un acercamiento que tiene meses o incluso años distanciado, un acercamiento que promueve la renovación de la violencia, la instigación a la dependencia económica, la constante comparación y el recurrente empuje a querer competir un acercamiento que violaría la morada cuantas veces le diera la gana, que de darse provocaría el resurgimiento de un ser muerto, un ser que ya decidió no malgastar más su anhelo, que decidió no ser más testigo de llamadas colgadas.

No sólo ese ser anda en mi búsqueda algunos otros relacionados a él volvieron a manifestarse de alguna manera y no entiendo para qué. La verdad: no quiero, no me provoca, no estoy dispuesto, no le veo provecho, no veo quizás la evolución que hay en mí en esos seres que puedan nutrirme, entretenerme, hacerme reír, gozar o solamente repetir un encuentro sinceramente si mi juventud me permite ser malcriado y hasta rebelde "NO ME DA LA GANA" pues fueron tantos, tan repetitivos, tan iguales con las mismas frases, las misma quejas, las mismas caras, las mismas críticas que al imaginarme haciendo tal cosa otra vez sería quizás como hacer un ataque terrorista contra mi mísmo."
2
sin comentarios 65 lecturas relato karma: 13

Atardecer locamente desolador

Cae la tarde y con ella mi ánimo se despedaza
Ya no me dispongo a levantarme de la cama,
El escritorio se ha vuelto mi hombro
El espaldar de mi silla ya no aguanta mis migrañas,
Ya no consigo vislumbrar asombro
En lo único que me mantiene vivo,
Ya no consigo propósito en activar alarmas.

Mi dolor de espalda está blindado
A cualquier masaje, a cualquier pastill
Duermo tan poco que cuando lo logro
No quiero despertar,
El antidepresivo sigue sin surtir efecto
Las glándulas suprarrenales trabajan a todo dar
Ya no vale de nada afeitarme,
Ya no vale de nada medicarme.

La tarde cae y espero...
Que mi cama no se vuelva ajena,
Que el paisaje no sea desconocido,
Que el aire no se vuelva frío,
Que las venas no se llenen de sondas
Y el tic-tac del reloj
No se convierta en el pulso de mi corazón.

Aspiro no estar desnudo y despeinado
Aspiro no usar ningún tipo de bata,
Quisiera no estar del todo sedado
Y estar un poco consciente todavía.
No quiero mucho...
Sólo quiero estar en mis adentros
Quizás en templos profanos
Pero que al menos sean seguros.
3
sin comentarios 80 lecturas versolibre karma: 24