Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 13, tiempo total: 0.021 segundos rss2

Te busco

Y te busco... te busco en el latir
de los soles violeta y su partir.

Y te busco, en el haz de la alborada.
El silencio enmudece en la almohada
el cuchillo apuñala su punzada
y te lloro... en tu ausencia devanada.

Y te busco, en los bordes de la vida,
y en tus gotas de amor, mi bienquerida.

Y te busco, y te quiero ya sentir
y besarte tus versos... ¡dulce amada!
Revivir la caricia consentida.





~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-10
leer más   
24
22comentarios 139 lecturas versoclasico karma: 102

Moneda de dos reveses

Ésta noche sale el sol
en cuarto creciente,
haces de luz cálida
bañando mis ganas de ti,
de amarrar el deseo
en puertos vacíos de promesas.

Moneda de dos reveses...

Copos de arena,
en éste imprevisible
invierno de soledades,
de ausencia agotadora,
pleamar desamparada
del movimiento de tus caderas.

Esperando levantar el vuelo,
lanzada al aire denso de mi aliento.


Algodón de azúcar salobre,
impregnando los dedos
de la felicidad viajera,
pulverizador de gotas de lluvia
como remedio para
la aridez silente de tu voz.

Moneda de dos reveses...

Moneda ciega de ti, vacía de suerte,
esperando la arista roma de tu boca,
sellando nuestro mañana en la mía.

Amaneceres en latas de conserva,
cuál salvavidas de lunas grises,
sollozos evacuados por el desagüe
del olvido canalla.

Pozos con el color de tus ojos,
lágrima que arrastra tu nombre
hasta empapar mi alma.

Moneda de dos reveses...

Amén
leer más   
17
15comentarios 166 lecturas versolibre karma: 103

Diré

Te diré la palabra que buscas,
en el silencio de mis labios.
Intentando expresar,
el murmullo de mis pensamientos.

Oscar Mena ®
Colombia
6
sin comentarios 178 lecturas versolibre karma: 48

Poémame

Pienso, busco , rebusco en mi sesera
Oda que grande posición domine,
Estrofa que al recitar me fascine,
Métrica cadenciosa y certera,
Alegoría pura en un soneto,
Metáfora ingeniosa y estética,
Epíteto con tintura poética,
Décima, cuaderna vía, cuarteto.
Obsesión en provocar el sentimiento
Nacido de fervor acalorado,
DE injusticia, de ironía más veces.
BIEN o mal, el ceñido experimento
SE lee, que con desigual resultado
ESCRIBE con gusto GILIBLOGHECES.

©Giliblogheces
15
7comentarios 113 lecturas versoclasico karma: 71

Un túnel sin color al final

Simplemente camino,
sin rumbo, y a veces, en zig-zag.

Traigo conmigo un fin,
que todavía no logro.
Y una compañera,
la soledad.

Estoy buscándome,
me he perdido un 7 de enero.

De camino, sigo atrapada
en un laberinto,
en una eternidad,
llena de luces movedizas,
y confusas sombras
proyectadas en las paredes
de este túnel
sin color al final.

Los ojos
parecen llenarse de humo
que desprende de un cigarrillo.
No distingo. No obstante,
continúo.

Tengo miedo. Ahora parezco debilitarme.
leer más   
9
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 81

El hombre

Allí quiero llegar,
donde el hombre,
guarda los secretos del alma.

Y buscar sus heridas para sanarlas...
leer más   
10
2comentarios 69 lecturas versolibre karma: 79

Murió

Murió
Aunque tratamos no se pudo
Y nuestro esfuerzo fue como
Buscar escarchar en verano.
Matamos lo poco que quedaba
Las alucines, los sueños.
El silencio nos consumía
A cada instante.

Murió
Oscar Mena
Colombia
leer más   
1
sin comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 9

No sé que siento

No sé que siento
no sé que quiero,
soy un problema,
lo entiendo,
he buscado soluciones
pero no las encuentro,
hace tiempo que no soy feliz
ahora solo a momentos,
mas mi lamentos
perviven en silencio
aquí dentro.
4
sin comentarios 103 lecturas versolibre karma: 30

Sólo busco

Sólo busco tu presencia
cuando desafío al destino,
girando el panel indicador, barreneando.
Si tus besos son ausencia,
tus caricias vocablo que aspira
al diccionario oficial,
quédeme el Sol que alumbra
para hacer sombra con tu cuerpo.
Quise aspirar aroma de jara
manchándome con tus manos,
contar la arena de la playa
mientras te veía danzar con
las ninfas un vals tornasolado,
pisar con tus pies descalzos
el verde, la butaca, el aire.
Tendré
que subir al oráculo la bendición divina
de la vida laboral.
Hirundo, tú que atraviesas
con facilidad los mares,
aprovecha esta corriente de amor
y trínale posada en su hombro
este trasiego de morfemas,
ella puede que adorne la mejilla
con alguna perla fugaz,
pero oirá encantada el mensaje
y hasta alisará tus alas.
5
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 61

Te busco

Todo me sabe a ti, y no estás.

Voy caminando por la calle,
con pasos pequeños, lentos,
cruzando miradas desconocidas
sonriendo ligeramente
divisando tu silueta amarrada
a algún portal donde por última vez
nos besamos.

Y voy intentando
poner tu cara en otros cuerpos,
haciendo que parezca igual
que cuando estábamos juntos pero
sin tanto dolor.

Que no me hieran y me quieran.
Hiéreme como si se tratara de querer.

Y no te encuentro intentando no verte
aún buscándote.
Rozo perfumes y aspiro pieles,
haciéndome a la idea de que
no
eres
tú.

No son tus brazos, en los que tantas veces me envolviste.
Ni tus manos, grandes, suaves, piezas perfectas para encajar con las mías.
Tu barba de dos días de más, tu lunar del cuello, tu pelo hacia atrás, tus calcetines de estampados, cinturón desabrochado, ropa mal combinada, sonrisa de duende, ojos grandes, boca húmeda.

Te busco pero ninguno eres tú
y, sin embargo, estás en todas partes.
5
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 46

Hasta el final

Qué no hubiera dado, mujer,
por haber saciado mi sed en tus senos
como errante andariego de tantos caminos,
de darle refugio a mis dedos hambrientos
en la honda ensenada de tu vientre fecundo
y de beberme toda el agua del mundo
por la dulce cascada que asoma en tu boca...

Qué no hubiera dado por estar para siempre contigo
como dulces aromas corriendo en el viento
o un manojo de versos brotando en mi pensamiento
con tal de que la vida me hubiera permitido
caminar como un caudal por siempre a tu lado
y abrigarme con tu cuerpo en mis noches de frío.

Qué no hubiera dado, mujer, por sentirte en mis venas
como un río de sangre corriendo desbordado y revuelto
alborotando con fuerza las ramas de mis sentimientos...

Qué no hubiera dado, mujer, por ser tuyo por completo
y haberte amado hasta el final de los tiempos.
leer más   
4
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 60