Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Imaginaria ventana

Desde la ventana imaginaria.

Las hojas bailan con el viento,
dan el paso balseando entre los árboles
los sentidos y las emociones.
Dime acurrucada alondra que vuelas sin destino
por los techos azules anaranjados extremeños
en direcciones prohibidas
sin horizonte y planeando los surcos que el arado hizo
sembrado el trigo.
Alineaciones perfectas entre los olivos y la vid, con las manos del hombre con dolor y trabajo realizó.
Olor húmedo de tierras rojas como la sangre y el sol
los verdes plateados y carruaje en la orilla de los caminos
charcos plateados de agua recién caída.
Al lado los musgos, la romaza, berros, y tréboles recién nacidos.
Llega el aire puro desde el otro lado del bosque de encina.
Sin querer nos avisa de una gran tormenta,
rayos y relámpagos plateados con furia caen,
sobre un suelo verdes y ocres, en este otoñal infierno del esperpéntico día a día de estos tiempos caóticos y convulsivos.
leer más   
9
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 87

¡Oh ven, ven tú!

Sobre mi cierne su mirada hipnótica,
que turba mis ojos, ¡quizás maléfica!,
como aguijón clavada, tan despótica,
sutil y penetrante y… tan poética.

Belleza diferente, tal vez gótica,
afilada línea, forma sintética,
tormenta de rarezas cual neurótica,
me fustiga como al héroe en lucha épica.

Dama protectora, bolsa amniótica,
en la riña feroz gata, ¡es titánica!,
la que me apacigua como narcótica,
sobre el tapiz dibujada de homérica.

Prometedora y al final anecdótica,
era preciosa y regida por la estética,
consumida por ideas, ¡patriótica!,
pasional y en demasía…metódica.

De boca sugerente, lengua exótica,
un tacto de locura, la ubre esférica,
ardiente, febril, la más erótica,
en el juego del amor…mujer única.

¡Pero es a ti a quién busco!, la caótica,
la exenta de ética y la más errática,
estrambótica, alocada…, ¡psicótica!,
la que borre…esta vida tan patética.
15
8comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 52

De silencios y de hombres

En noches oscuras, de silencios espesos
yo vivo las palabras.
Siento en un silencio casi tétrico
como me hablan.

En un silencio absoluto,
en un silencio blasfemo,
en un silencio oscuro,
en un silencio sordo,
en un silencio agudo
en el silencio de los silencios,
en el silencio del universo.

Escucho las palabras, las mías,
de mi alma.
Vacías, hieráticas, volubles, caóticas,
apéndices del mal que me hablan de cosas marchitas
de hombres que mueren y de muertos que resucitan.
Me hablan de guerra, de odio, de xenofobias
de hambre, racismos, clasismo, terrorismo,
calentamiento global, de seres que parasitan
de abismos, de dolor y de horror.
¿Que pasa, ya no existe Dios?
No queda en este mundo amor.
Sólo quedan niños pequeños consolando
al joven perdedor de otra afición.
Si ya no queda humanidad,
es que el mal ganó.
Que tenemos podrido el corazón.
Que de nada han servido
tantos años de evolución.

Pero a veces cuando el silencio
cubre mi alma, cuando escucho
la respiración de mis entrañas.
Puedo oír las palabras casi mudas
amor, bondad, humildad, caridad,
respeto,honor, pasión, virtud, fe y dignidad.

Entonces escucho y las palabras
se convierten en gritos,
el volumen desgarra mis tímpanos.
Mi corazón se llena de amor infinito.
De renovada esperanza.
De fe en que el hombre en paz
vivirá mañana.
leer más   
1
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 17