Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 30, tiempo total: 0.013 segundos rss2

Ya no quiero imaginarte (@_Sejmet_ & @Verín)

Ya no quiero imaginarte
recorriendo los rincones de mi cuarto,
ordenando en los armarios esta historia
que escribimos a dos manos en el aire.

Ya no quiero imaginarte
abrazando con tu luz las soledades
que las horas han guardado en mis pupilas
y los días posan sobre el calendario.

Te imagino
dando lustre a las flores del jardín,
esparciendo por el cielo un nuevo azul
cada albor que interrumpa
el mismo sueño.

Te imagino
decorando con sonrisas el salón,
descorriendo la nostalgia de una vez
y besando cada uno de mis miedos.

He engañado a la memoria con futuros
de ornamento en la pared
porque temo enfrentarme a la verdad.
Te marchaste, ya hace tiempo,
y aún te guardo en mi bolsillo.
¿Dónde escondo los latidos del reloj?

Voy tejiendo los momentos que mi mente
ha dibujado,
escuchándote en la notas de un violín.
Cada vez que te imagino siento un nudo aquí, en el pecho,
presintiendo que muy pronto volverás…
y hoy me tiemblan en las manos los diez dedos
y me baila de contento el corazón.

Cuánto ruido hacen los versos
que te esperan...
Cuánta prisa se apresura
por mis venas...



("Ya no quiero imaginarte" se está convirtiendo en canción gracias a la música de @eimosfromfield y la voz de nuestro querido @TuroCarballo. En este enlace podéis ver el primer ensayo en nuestro canal de YouTube, Poe&cíA: youtu.be/FRpKkFzigjU . Esperamos que os guste... )
18
16comentarios 232 lecturas colaboracion karma: 92

Dark Wonderland

Young lady, young lady,
don´t be afraid.
Be monsters? Be monsters?
Oh! What a shame!
We´re best friends. Yes! Best friends!
Just take our hand.
We´ll show you a new world
that´s full of greys.

There is the Big Boss,
he wants your heart in pain.
He loves it when it´s racing
like a hurricane.
There comes the Crying Madame,
She loves your tears of shame.
Cry her a river!
Please, delight them
with your fear!

Young lady, young lady,
why you so blue?
Don´t you like the wonderland
we´ve bult for you?
Wait, please, don´t go,
girl, still haven´t a clue
of how greatly amazing things
we´ve got here for you!

Black it shines the sun down here.
Your new world is bathed
by light in negative.
How ungrateful of you to want to leave.
Take your soul to this waltz of grief.
It´s so fun! Or isn´t it?


Wait a bit, please, a bit,
it´s not over yet.
We can´t let you leave
before the great.

Hold on there!

Black it shines the sun down here.
Your new world is bathed
by light in negative.
How ungrateful of you to want to leave.
Take your soul to this waltz of grief.
It´s so fun! Or isn´t it?


Let us skin you with a rusted knife.
Let us break your ribs, open your chest
You wont need that heart alive.
Let us pull it off, porcelain doll,
you´re now in a better place.

Young lady, young lady,
why you so pale?
Oh damn, what a pitty,
her lungs stopped their inhale.
It seem that her body
won´t work ever again.

Black it shines the sun down here.
Your new world is bathed
by light in negative.
How ungrateful of you to want to leave.
Take your soul to this waltz of grief.
It´s so fun! Or isn´t it?


Oh.
Or... isn´t it?
3
sin comentarios 41 lecturas english karma: 38

Una última copa (canción)

Otra noche de sábado,
si no sales revientas,
ponte bien de colonia,
tu mejor vestimenta.

Copas con los colegas,
y a empezar la faena,
cuando cruzas miradas
con aquella morena.

En la disco de moda
han pinchado una lenta,
la balada romántica
de los años ochenta.

Cuando se apaga el sol,
anda la luna a tientas,
bésame entre las sombras
en mi boca sedienta.


La morena se acerca,
ondeando melena,
siempre te ha parecido
una bella sirena

Ya han pasado las doce,
no será cenicienta,
al truhan de su novio
le saldrá cornamenta.

Disfrutemos la noche,
bajo la luna llena,
y se enlacen los cuerpos
en abrazos cadenas.

Cuando se apaga el sol,
anda la luna a tientas,
bésame entre las sombras
en mi boca sedienta.


Si ella pone la sal,
yo pondré la pimienta,
con su boca de fresa,
yo con besos de menta.

Somos protagonistas,
brillando en esta escena,
en la Bella y la Bestia
ella es la tía buena.

Me susurra promesas,
me da igual que me mienta,
porque esta última copa
va a correr de mi cuenta.

Cuando se apaga el sol,
anda la luna a tientas,
bésame entre las sombras
en mi boca sedienta.
Porque esta última copa
va a correr de mi cuenta.
17
5comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 115

It's not the same

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

I'm wasted but I love it too much,
I'm crazy so what you complain about?
You were told that, yeh you were told,
so baby don't scream and let me go.

If you dont understand my madness,
where the hell is your kindness?
If I were normal as you wanted,
maybe I'd say I'm pretty fucked.

I'm still thinking about your hair,
and I got too much things to say,
but baby I got several pain from you,
so baby you got to know, my love flew.

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

I'm still dragging my scars down,
but you dont have to be worried about it
Cariño not now you did it never for me,
every single dance we made cringed.
When I told that to all my dudes they winced, haha, so baby now, let me free.


It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

With your voice you were a storyteller,
your magic tales provided me fever
and I pretended to be a believer, haha
but actually I was being my "headkeeper"
so after all those stories, the alcohol was my painkiller, hahahaha, and not you.

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.
leer más   
3
sin comentarios 28 lecturas english karma: 41

Grandma

I don't want to stay and see light fading.
I'm not ready yet to see the dark,
I know there's only a spark.

I don't want to sit waiting for silence.
I don't want to see what we become
when the clouds cover the sun.

I'm not tough enough to live the ending.
I think I will stay behind the wall,
I don't want to see you fall.

Tears born from the silence
can be heard further away.
I pretend I'm not afraid

to never hear your voice again.
I'm taking shelter from the rain.

I know nothing can be made,
you will go but you will stay.
I pretend I'm not afraid

to see your face just through the glass.
I am the future and you are the past.
leer más   
5
2comentarios 48 lecturas english karma: 78

Yo te di mi sangre para que mi sangre sobreviva

Igual que quien sana su corazón roto
nunca se encerrará en el arrepentimiento
yo te pertenezco, poesía.

No creo que tengamos que pelear-dijiste-,
aunque a veces será inevitable.

Si no fuera por ti,
que me salvas literalmente la vida
manteniéndome sobrio,
quizás pensaría que le vendí mi alma
al nombre abstracto equivocado,
y que hubiera sido mejor
entregårsela a la Música.

Pero desde que te escucho gemir,
al tomarte entre mis brazos,
únicamente eso es ya para mí la Canción.

Por eso nunca dejaré de escribir.

Soy algunos años más mayor, sí,
en cambio tú eres lo más grande.
Mi dolor se da la importancia,
hasta que de ti aprendo lo importante:

Sentados a la mesa,
sé que todo va bien cuando me pides un beso
y te hago llorar de tanto reír.

Porque un poeta triste es una contradicción.

Y la historia, mi vieja historia,
ya sólo es una mancha en el asiento
del tren del futuro.
13
6comentarios 232 lecturas versolibre karma: 86

Adiós

Y soy esa niña tonta
que pisa los cristales
de su eco, de su espalda.
Y tiemblo, soy una hoja
que cae y vuela con la nieve.

Llévate tus discos de Sabina
Llévate tus discos de El canto del Loco.
Llévate tus libros Mejide.
Y de Ajram.

Y soy esa niña tonta
que pisa los papeles del desván
y pierde las costuras y sus pasos.

Llévate tus discos de Sabina.
Llévate tus libros y todas tus fotos.
Pero deja aquí al perro.

Y soy esa niña tonta
que tira de la cuerda
de este pozo sin fondo.
No hay agua, no hay nada.
Y tiro y tiro de la cuerda.

Y soy esa niña tonta
que se encuentra en los otoños, en tus manos.
Y esas hojas del columpio y tu risa.

Llévate tus discos de Sabina.
Pero deja aquí al perro.
9
2comentarios 96 lecturas versolibre karma: 92

Viviéndome

A pesar del brutal sufrimiento
y del dolor,
como el que ahora siento

A pesar de mis desilusiones
de mis locuras,
y eternas obsesiones

A pesar... del agotamiento
de tantas batallas
contra mis profundos credos
y de cargar... con todo este peso
voy a seguir viviéndome

A pesar del futuro incierto
no cambiaría mi vida
por la del más perfecto
Yo quiero... tener mis recuerdos
mis nuevos amores y
mis viejos anhelos

Por todo lo que voy diciendo
voy a seguir viviéndome

¿A qué dilemas, a qué encrucijadas
estaré expuesto?
¿Cuáles serán mis errores
y cuáles... mis aciertos?

¿Y cuáles serán
mis nuevos descubrimientos?
¿Mis nuevos valores
y qué quedará obsoleto?

Por todo lo que voy diciendo
quiero seguir viviéndome
por todo lo que voy diciendo
voy a seguir viviéndome.
leer más   
11
sin comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 97

Retazos

Una tela larga y perfecta,
se entrelazaban pedazos de aquella tormentas amargas,
así... como el corazón cuando tiene miles de emociones.
La melodía de aquella canción que hace bailar, que hace cantar.
Nos hace lanzar al viento poesías incompletas, adornadas de carjadas,
nuestras caras desnudas con miradas fijas al cielo que se llevan los huracanes del alma,
dibuja para mi un te amo y la silueta de la nada.
Me quema vivir entre letras porque el silencio es lo que más se oye...
leer más   
14
4comentarios 164 lecturas relato karma: 103

Elogio de la soledad

Recuerdo que andaba solo
que caminaba o corría
no recuerdo exactamente
si era de noche o de día

Entonces llegó el momento
se derrumbó el escenario
murieron protagonistas
espectadores y actores secundarios

Entre las ruinas yo vi
a mis maestros aplastados
relojes, fotos, espejos
por el suelo hechos pedazos

Entre las ruinas yo vi
a mis maestros aplastados
relojes, fotos, espejos
por el suelo hechos pedazos

Mis fantasmas se largaron
a buscarse otro cordero
al "qué dirán" fue el primero
del que no vi ni el rastro

Se suicidó mi orgullo
al miedo lo vi bailando
decía que nunca había visto
alguien tan valiente y tan osado

Mis ideas hacían fila
y eran claras como el agua
tenia la garantía de que era yo
el que pensaba

Mis ideas hacían fila
y eran claras como el agua
tenía la garantía de que era yo
el que vivía.
leer más   
5
5comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 66

Tú.



A los días sin tiempo.
Al amor desolado.
A la vida sin vida.
A la muerte que vive.
A los duelos sin duelo.
A las voces quebradas.
A las voces sin voz.

Te pienso en la distancia,
sin distancia.
En el aire te aspiro
y eres aire.
Te recreo en la forma,
sin tu forma.
En silencio, te busco
entre el silencio.
Con tu puerta yo abro
la puerta de mi mundo.

He visto tu figura
sin los ojos.
He sentido tu voz
sin los oídos.
He oído tu canción
sin melodía.
He palpado tu mundo
sin las manos.
He probado tus lágrimas
sin llanto.
He tocado tu risa
sin los labios.
He reído en tu sonrisa.
He llorado en tu llanto.
leer más   
9
6comentarios 141 lecturas versolibre karma: 84

Mi mus(ic)a

Voy a escaparme esta noche,
quiero bailar al ritmo de tus manos.

He sido noctámbula,
noctámbula por naturaleza.
Y tú eras la música que me ponía
antes de las fiestas.
Tú eras mi Rock and Roll.

Tus canciones viajan a mayor velocidad.
Han sido las primeras en llegar.
Me han colonizado.
Y ni las estrellas lograrán
que deje de mirarte
con los ojos de la chica
que ve tocar a su grupo favorito.

Te he bailado solo con tocarte,
a ti, que eres música hasta callado.

Y aún me mantienen despierta
los punteos de tus dedos,
los acordes de tu guitarra
y tus besos por mi espalda.

Que no estoy enamorada,
solo es que me gusta bailar.
Y quien desee el terremoto,
en lugar de la música,
es que no te ha visto
hacer vibrar toda la habitación
pua en mano.

Que si me miras,
cierro los ojos y sonrío.
Eres mi canción.
Mi música.
Mi musa.
9
3comentarios 98 lecturas versolibre karma: 61

Y tú me preguntas (canción para un café de Triana)

Me preguntas
si hay vida después de la tristeza,
sacudes las señales de interrogación.

Te respondo
que el tiempo hace limpieza,
y solo hace falta cambiar de estación.

Si quieres
tomamos otra ronda
que a mí me sobran versos
y a ti la inspiración.

Si quieres
sacamos los cuadernos,
contamos nuestros sueños
y que ella ponga la voz.

Si quieres
me invento yo la trama,
que siga la terapia,
que recorramos Triana,
que no nos falte alcohol.

Y tú me preguntas
si la herida se cierra,
si merecerá la pena seguir nuestra intuición.

Y yo te respondo
que ojalá lo supiera
que te pidas un vodka
y a mí me pidas ron.

Pago yo las rondas si ella canta la canción.
14
4comentarios 151 lecturas versolibre karma: 59

Cantilena de amor

Que se oculte la luna que no quiero
ver de nuevo su pálido semblante
que prefiero ser ciego caminante
por sinuoso y recóndito sendero.

Que se oculte detrás de aquel otero
que no quiero mirarla ni un instante
que si viene a cantarme la galante
cantilena de amor, de pena muero.

Ella fue la culpable, sólo ella
de que inerme la aurora me encontrara
suspirando de amor entre unos brazos.

¡Era su piel tan blanca! ¡Era tan bella
que al partir, el cantar que me cantara
me partió el corazón en mil pedazos!
leer más   
8
6comentarios 151 lecturas versoclasico karma: 45

Canción dedicada

Todos los días de mi vida
quise escribir esta canción dedicada
de un hombre perdido
a una mujer amada.
5
sin comentarios 100 lecturas versoclasico karma: 39

Nuestra canción

Toqué (nuestra) mi canción una, dos, veinte, cien veces, hasta quedar extasiada de anhelarte.
Pero es que, joder, cada vez que suena vuelves a mí y no puedo parar de tocarla, no puedo volver a perderte.

Y vuelves tú y todos tus detalles. Vuelves con tu inocencia, con tus manos ágiles acariciando las mías en cada movimiento sincronizado de cualquier sonata. Vuelves con tus idas y venidas, con tus besos que bailaban blues, con tus cientos de lunares repartidos caprichosamente para que encontrara uno nuevo cada vez que tu cuerpo recorría el mío. Vienes a mí, con tus ojos cambiantes, como si el tiempo anodino no se hubiese deslizado por nuestras vidas cual tierno y fugaz amor de verano.

Toco y vuelves, aunque sea por unos minutos. Y eso, amor, vence a cualquier agotamiento que pueda producirme que te hayas ido de verdad.

Aunque quiera pensar que vuelves, que todo ha sido una broma y que retornarás a mí cuando te hayas dado cuenta que el piano se me hace grande sin ti.
leer más   
8
4comentarios 118 lecturas relato karma: 71

Bésame mucho

Se llamaba Damián y vivía en el Quinto Izquierda. Yo siempre le recuerdo asomado al balcón, el que daba al patio interior de nuestra casa antes de que la echaran abajo.

Damián era enjuto. Su pelo estaba poblado de canas y su frente cada día era más amplia. Aunque tratase de disumular su incipiente calvicie con kilos de brillantina, apenas funcionaba.

Damián vivía en el edificio con su madre, una anciana que hacía años había entrado en un mundo en constante niebla llamada demencia. Él se desvivía por ella. Le cortaba las uñas, la sacaba a pasear cada día en la silla. Según mi madre, la idolatraba.

Había días en que Damián se asomaba al balcón, y mientras colgaba sus camisas, cantaba:

"Bésame, bésame mucho. Como si fuera esta noche la última vez".

Eran los días que iba a visitarlo un tal Joan. En palabras de mi madre, era un bala perdida. Apenas treinta primaveras, pero demasiados inviernos en su vida. Se pinchaba, robaba y a veces se follaba a Damián. Y éste, inocente, le prestaba el dinero o la vida a cambio de aquellas pequeñas dosis de amor.

Joan a veces le golpeaba. Yo apenas era un niño pero podía escuchar las lágrimas de súplica de mi vecino. Esas noches yo acudía a mi madre, y me acurrucaba tan fuerte en su regazo que incluso le hacía daño.

Hasta que una tarde llegó la policía y una ambulancia. Nunca lo olvidaré. Yo apenas era un niño y nadie supo que ocurrió exactamente aquel día. Los paramédicos se llevaban a Joan en camilla, tapado con una manta térmica y un reguero de sangre.

Pocos minutos después, la policía bajó con Damián. Tenía los ojos inyectados en sangre, mirando al vacío. Yo no podía dejar de contemplar aquella mirada, la primera vez que descubrí como unos ojos podían caer en el abismo. Éste, exposado, llorando y riendo al mismo tiempo no dejaba de cantar:

"Bésame, bésame mucho, Que tengo miedo a perderte, a perderte después".
leer más   
3
sin comentarios 7 lecturas relato karma: 42

La chica de tu estribillo

He pensado
qué suerte tienen las estrellas
que pueden avistarte
cada noche
desde su tiritar lejano,
que son el foco encendido
cuando escribes para ella
las canciones.

Y he pensado
que ya me cuesta repetir
en bucle
la parte que relata
cuántos sorbos te has bebido
en su nombre,
dando muerte a los veranos
en su ausencia,
o al recuerdo de cuatro pies
caminando por la orilla
de la playa.

También, he pensado
que podría robar tu cuaderno
de voces,
cambiar de lugar varias letras,
pintar un sombrero en la esquina,
al margen, sonrisas o gotas
de lluvia,
o lirios y rosas azules.

Me he despertado
con esa diablura de juego
en la cabeza,
cuando el sol todavía bostezaba.
Sería divertido alterar
tu tarareo,
vestir tu nostalgia,
notar tu punteo surcando
mi espalda,
sentir tu susurro escalando
mi cuello,
saberte en mi oído,
pegarme a tu lengua,
besarte las cuerdas
y…
ser la chica de tu estribillo,
compuesta con pesadumbre,
capaz de arrancarle de un soplo
las dudas a tu melodía.
9
9comentarios 280 lecturas versolibre karma: 71

Flores y rayas

Todo ha terminado ya,
tu has vuelto a tu rutina,
yo, a mi ciudad natal.

Conduces y miras a tu derecha,
en ese asiento hace una semana
cantaba una loca
todas las canciones que salían de la radio,
inventando la letra en la mayoría de los casos.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Recorriendo el mapa,
inventando historias.

Miro en mi móvil las fotografías
que hice esa semana
y en la mitad de ellas
sale tu sonrisa.

Con mi vestido de flores.
Con tu camisa de rayas.

Sonríes al ver que me he olvidado
mis gafas de sol en tu guantera
Tendremos que volvernos a ver
si quiero recuperarlas.

Me llamas a las tres de la mañana
para que escuche que suena esa canción
con la que nos besamos.

Respondo que estoy sentada en la playa
con tu camisa de rayas
viendo pasar las olas
metiendo los pies en el agua.

Me dices que te quedas de vacaciones,
justo cuando yo quiero irme de viaje
no tengo destino, pero ya tengo planes.

Y en mi maleta ya está mi vestido de flores,
y tu camisa de rayas.
9
2comentarios 104 lecturas prosapoetica karma: 71
« anterior12