Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 21, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Soneto Canta el Cisne Llamando a la Muerte

Canta un cisne su dolor y tragedia
hermoso canto llamando a la muerte
maldiciendo llora triste a su suerte
el sufrimiento con saña lo asedia

Su pobre corazón se encuentra a medias,
desolado nada en el lago inerte
en este mundo nada lo hace fuerte
sólo muriendo su dolor remedia

Alma tan pura transparente hermosa
nunca mi corazón ha conocido
amor y fidelidad se desposa

Agita alas y corre sobre el fluido
vuela quiere reunirse con su esposa
cantando a la vida se ha despedido.

MMM
Malu Mora
leer más   
17
16comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 109

Vida

Vida que transita por mis venas,
vida que me da vida,
vida que forja amaneceres,
vida reflejada en mis ojos,
en mis acciones cuerdas,
en equivocaciones
que me dan vida.

Vida ¿qué eres?
¿qué extrañas sensaciones
me recorren, haciendo
que te sienta, Vida?
¡Sentirse vivo!
viviendo lo que entregas
entregándote mi vida.

Vida, ¿eres una alegoría
de lo que puedo ser?
¿o tan solo un espejo
de acciones, ignorancias,
torpezas y sentidos
embotados de intuición?

Vida, quiero contarte la mía,
musitarte que me ardes
en el recuerdo,
que hielas mi espera,
que cada mañana
anhelo tu llegada,
que cada noche sueño
con entender mi vida
y que tú, Vida,
me des sosiego interior,
luz para sanar mil preguntas,
respuesta de porqué
la bruma invade mi vida.

Vida, acalla mi inquietud
por vivirte como si no
hubiese más vida que la mía,
como si mañana fuese a desaparecer
y no volver a tenerte en
mis palabras, en mis silencios.

Vida no me dejes,
aunque nunca sepa
qué me vas a confiar,
ni qué esperas de mi vida.

Amén
leer más   
23
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 99

Muerte

Muerte,
¿me está buscando?,
si llamas a mi puerta
abriré, te miraré a la cara,
te contaré que mis maletas
están repletas de vivencias,
pero que aún no partiré.

Muerte,
si tienes premura,
parte sin mí, pues
aún tengo ilusiones sin conocer
y amores sin vivir,
aún mi corazón siente
que la vieja no me ha
enseñado lo suficiente.

Muerte
llévate en tu partida
mi angustia,
mi desasosiego
porque no me sorprendas.

Muerte,
no temo tu llegada,
temo que en tus amenazas
te lleves mis ilusiones renovadas,
que este amanecer de sensaciones,
desaparezca y me quede
solo con tu sombra.

Muerte,
si has de llevarme,
no esperes,
pero no atormentes más
mi pasión por vivir,
que tu manto no disfrace
mi esquiva felicidad
de amarguras y recelos.

Muerte,
¿me buscas?, parte y cuenta
que aquí no hay cenizas,
que si tengo que partir lo haré,
mirando tu faz,
amando a mis seres queridos,
amando a la Vieja.

Obligándote
a ese esfuerzo supremo
del que no se rinde,
del que su pasión por vivir
hará que te mire a los ojos
y te grite,
¡¡MUERTE!!
podrás obligarme a partir,
pero mi recuerdo te vencerá,
pues nunca me despojarás
de lo que fuí, de cómo amé,
de cómo viví, de cómo sentí,
que no me sometiste
y de cómo te acompañé
en este viaje indeseado,
mirando tu cruel
he impávido rostro,
susurrándote al oído
Muerte ¡¿me estás buscando?!

Amén
leer más   
26
3comentarios 55 lecturas versolibre karma: 92

Amanecer

Bailan las flores al ritmo de la suave brisa que anuncia la Aurora de rosados dedos. Helios, ya ilumina a todos sus súbditos mientras despide a su amada Selene hasta el próximo ocaso. La rueda continúa girando, y el ciclo vital da paso a un nuevo día. El cielo sonríe, observando todo a su alrededor, desde su privilegiada poltrona hecha de blancas nubes.
10
1comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 68

Cantos Diurnos (Fragmento)

XIII


En los labios de Abril seca la noche
Veinticuatro grados centígrados de savia

Corriendo en derredor de la escuadra estelar

Cortamos mazorcas vírgenes en la orilla perpendicular de tu mano
y caminamos en los bordes del río

Abiertos frente al cañón
Sin voluntad de grandeza

Que el sol nos alcance.
8
3comentarios 63 lecturas versolibre karma: 74

Canto a Afrodita

Te canto a ti, musa de melodiosos cabellos y embriagadora mirada. Que tus firmes y cálidos brazos envuelvan mis noches oscuras, y en tus esculpidos senos descanse el amargo sufrimiento de mi corazón. ¡Oh divina protectora de níveo rostro y ojos de mar!
4
sin comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 57

Existencia

Transparente como el color del agua
Te embriagas en el manantial de la vida y,
Cuando esta se acaba
No queda más...
Que existencia compartida.
leer más   
9
sin comentarios 47 lecturas versolibre karma: 87

Amanece

Amanece...
y el sol aún no lo nota,
el árbol abre sus ojos de hojas
y despereza sus ramas;
y sus manos de pájaros
cantan alabanzas
al milagro del alba;
con tanto movimiento
y tanto ruido
el sol despierta,
y con sus dedos desgreña
su rubia melena de larguísimos cabellos
y la extiende en el interminable
horizonte de la alborada;
y es ahí y solo ahí, que en verdad
A M A N E C E.


@SolitarioAmnte - viii/17
leer más   
18
8comentarios 165 lecturas versolibre karma: 102

Cantar, para salvarme

Cantar en la soledad
como licencia para la salvación.
Cantar en la invisibilidad
para una piel que muere lenta
por la sobredosis de vida
que la viste
y que no sabe soportar.

Anhelar lo inalcanzable,
buscar en la garganta
razones para entonar mi voz
y hallarlas todas en tu boca.
Desear que me lo niegues
para tener una excusa
y anunciar a los cuatro vientos
que ya soy digna de la locura.

Cantar al abandono,
al olvido,
al corazón.
Tal vez exista un rincón
donde no sepa encontrarme...
Donde quizá,
logre saber algún día
cómo aprender a olvidarte.
leer más   
10
5comentarios 83 lecturas versolibre karma: 71

Juega

Soy como los niños pequeños
que no saben dibujar
pero disfrutan haciéndolo.

Lo mismo me pasa con cantar,
desearía tener una voz bonita
que quebrase el alma
de cualquiera que la escuche.

Tampoco sé bailar
pero disfruto del proceso,
aunque por la pista
pise algún pie
o empuje algún cuerpo.

No todo en la vida
es hacer lo que se te da bien,
a veces solo necesitas
realizar lo que te gusta,
sin importar la técnica
o la armonía.

Disfrutar como un niño
cuando se sale de la línea,
porque ve un mundo mas allá
de los limites y las cadenas,
siendo el resultado
lo que menos le interesa.

Juega a ser la mente
de ese pequeño,
que vivió en ti sin saber
lo que era un desacierto.
7
4comentarios 111 lecturas versolibre karma: 68

Recita al aire

Escríbeme palabras y forma versos
que acaricien el alma que endulcen el pecho
y cada día recítalas al aire,
que viajen por montañas ,
que atraviesen ciudades,
mares ,ríos y el tiempo.
Canta al viento tus canciones
unas de amor , otras de nostalgia,
que cuando el frío viento
llegue y toda me envuelva,
tus tibias notas abriguen mi alma,
y den calor a mi cuerpo,
y me susurren suavemente al oído
un cálido ...Te quiero!!.
Para llenarme de sueños ,
que me darán fuerza ,
para luchar por la vida
y vencer desafíos.
Y así continuar mi camino
muchas veces sinuoso,
que cuando quiera rendirme,
tu canto y tu verso
me recuerden que cada día
la vida nos regala un nuevo comienzo.
MMM
MaluMora
leer más   
13
4comentarios 237 lecturas versolibre karma: 52

Al mar

Yo te cuento
Tú me cantas
Yo te cambio algún secreto
por historias de piratas
que perdieron su velero
por el amor de una dama.
Yo te cuento
Tú me cantas
Cómo doncellas marinas
con su irresistible influjo
al navegante dominan
con resistentes embrujos.
Yo te cuento
Tú me cantas
Susurras con voz de espuma
melodías encantadas
Danzas sobre leves dunas
peinando arenas doradas
¡Cuántos cuentos en los cantos!
¡Cuántos cantos en los cuentos!
Yo te cuento
Tú me cantas
Yo te siento
Tú me atas.

Alicia Fdez.
leer más   
15
7comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 58

A la luz de una farola

Anochece
y a la luz de una farola
canta un pájaro.

Foto: Carmen Escobar (CC BY 2.0, flic.kr/p/5njF7b)
leer más   
12
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 77

Hoy quiero cantar de alegría  imagen

Hoy quiero cantar de alegría.
Con un corazón lleno de gozo, quiero celebrar a la vida.
Por la bendición de saber que no estoy solo.
Nunca más solo en este mundo de traición y mentiras.
Tengo un par de corazones que me aman.
Eso es más que mil tesoros perdidos.

Hoy no quiero ir a cerrar los ojos y soñar un holocausto que duela.
Quiero permanecer en vela y vivir lo que tengo en mis manos.
Es un sentimiento que rebosa por estar lleno de ilusiones.
No son mentiras que pasan.
No son verdades ocultas.
Es una esperanza plena de un futuro que crece.
Siempre tenemos la llave que abre el baúl del yo puedo.
Solo es cuestión de creerlo.
Y luchar tenazmente por tus sueños.
Tú puedes lograr lo que quieras.
Solo es cuestión de tu empeño.

Hoy quiero cantar de alegría.
Con un corazón lleno de gozo, quiero celebrar a la vida.
Por la bendición de saber que nunca más estaré solo.
Me tengo en un instante absoluto.
Más que sobra el yo por ti puedo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
09/07/2016.
4
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 0

Cantar y bailar mientras cocinar. :)

En ritmo de la canción La Bamba.

Para cocinar la pasta
Para cocinar la pasta
Se necesita una poca albahaca
Una poca albahaca
para la salsa
Por ti cocinaré, por ti cocinaré
Pa la pasta.

¡Buen Provecho!
leer más   
2
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 12

Cadenas invisibles

¡Oh caprichoso destino, ilumina mis pasos! Pues a pesar de la existencia, se me niega la vida.
Culpa mía, cierto es esto; y a pesar de conocer la naturaleza que me aflige, necesito de la luz que proyectan tus manos para salir de este laberinto que me mantiene cautivo.
leer más   
3
sin comentarios 65 lecturas versolibre karma: 20

Canto Ajeno II

Igual podría desentrañar un relato
de cómo el hijo de Irene me paga para acechar su muerte
al borde de una cama de sanatorio.
(la alimento, escucho la historia del automóvil y el frenazo por quinta vez).
Mi memoria derrama recuerdos que no me pertenecen.
De cómo el empleado de la Remington abandona la pólvora al abrazo de plomo de cada uno de sus cartuchos
(desayuna con su mujer y sus hijos, no lo intimida el rotario celoso que le corta el aliento de un balazo).
El cielo se abalanza sobre los techos.
De como el pescador devuelve la espalda al océano
los peces boquean en su morral, codiciando el último anzuelo
cenaron gusanos, serán cena de un rey asesinado por su hermano que será cena de gusanos
(es interminable la escena, se repite a cada muerte).
El viento busca su forma entre la arboleda.
En ubicarme por las calles de Brasilia, la de las calles trazadas,
me extravié entre Sonora y Nairobi,
el centro fue el final y al contrario,
también el eje de partida fue el de llegada.
Ni brújula ni mapas pudieron ayudarme:
el desierto, al final, es uno solo;
las tempestades los alteran a diario
la cirugía furiosa del huracán engendra una cara nueva cada día;
sucede que el viento mueve cada duna,
cada grano de arena que se apila sobre otro
es hijo de una roca engendrada por una montaña
inmóvil al principio, cimentada hasta su mismo centro al suelo.
Así, el tiempo no tiene fin
cambian la fe, la técnica y el relato
pero el océano es infiel a todas sus orillas.
En el mar de leva late la lluvia que mañana es río,
un libro de mil páginas amordaza una frase repetida:
una y cien veces es igual;
igual el olor del pan nublando las calles de Marsella.
Descubro armonía en los días de litio,
en los fines de semana acechando por la mirilla de la puerta,
encontrando la gloria en la desnudez de la mente, en el pánico perfecto,
sumando las horas que estuve inmóvil, errando por los confines de los cuatro rincones de mi cuarto para terminar empantanado en el arenal fangoso de Broadway y Madison donde el hormigón de las veredas amordaza el aliento a los espinillos.
4
1comentarios 46 lecturas versolibre karma: 44

Cantos Diurnos (Fragmento)

XV


Transita el otoño contra la primavera del río

Articulaciones pétreas
La mirada de los ahogados en la cuaresma del mundo

Sin música,
/Es la negación del objeto

Lanzo una flecha que se pierde en los remolinos

Convoco una oración para los niños devorados por el río

Que detenga el ciclo lunar de tu cuerpo
solidificarnos en el lodo de gemas magenta

Y la navegación de lúbricos insectos de piel lechosa
por sobre la superficie de la transparencia

Como un sol latiendo
/En su equilibrio traslacional

Sobre las cicatrices de la roca.
leer más   
5
4comentarios 33 lecturas versolibre karma: 70
« anterior12