Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 14, tiempo total: 0.026 segundos rss2

RAP libertad de expresión

Palabras como dinero
que no se quieren suicidar.
Libros que hablan de hambre
que ya no se pueden ahocar.
Letras asesinas difíciles de matar.
Nos cerró la boca el viejo general,
con la iglesia de la mano y un ilustrado cardenal.

Ahora nos la cierran
los que nos quieren gobernar,
políticos corruptos difíciles de atrapar,
ejecutas agresivos con polos de Lacoste
y un Ferrari en el portal.

Si te metes con el rey estás fuera de la ley
No opines de la cruz, no defeques no lo hagas
te darán la extremaunción, excomunión,
excomunión y a la cárcel por traidor.

No graves a un policía si pega a tu colega
puedes acabar con tus huesos en la trena
y si además, se te va la mano y les dás.
La ley antiterrorista te pueden aplicar

Ya sabes, lo mismo es defender tu integridad
contra un antidisturbios con escudo y demás
que quemar mobiliario urbano, tirar piedras,
o bombas de mano, cockteles molotov, hermano.

Libertad de expresión ¿para quien?
para mí, para ti o para él, si tú,
tú qué me miras, señor de bonitas palabras
y grandes mentiras,
es que quieres servirme de comida.
leer más   
14
9comentarios 83 lecturas versolibre karma: 103

Estimulante

¡Pero qué rica que está la vida!

Como para que me toque la galletita de la suerte sosa y sin cartel.

Échate a un lado si no aportas, toca morder.
leer más   
12
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 95

A mi querida amiga...,....

Dímelo, necesito que me digas
aunque sea una gran mentira
que siempre serás mi amiga,
aunque te lleves mi corazón,
me dejes pena y llanto en el alma
y me invada, un océano de lágrimas.

Lo necesito, necesito que me digas
que seguiremos tomando juntos,
el cafe, en nuestra cafetería,
que comerás conmigo al medio día.
Que aunque estés con él
seguirás estando en mi vida

Que no te difuminarás en la niebla
que no me encontraré sólo y sombrío
en este invierno helado, frío,
dime que aún viviendo con él, amándolo
acariciándolo a él, tendrás para mí un suspiro.

Dímelo, porque sin ti,
mi corazón morirá de frío.
Mi cuerpo quedará sin alma, vacío.
Mis ojos sin vida, terreno yermo y baldío.
Volveré a mí silencio,
volveré a mí ostracismo
volverá el eco de la soledad
a sonar en mis oídos.

Aunque contigo llego mi fin,
de besarte no me he arrepentido.
Pues por poco tiempo he amado
y he sido querido.
No tuve dicha más grande
que la de haberte conocido.
No pase noche más feliz
que la que pasé junto a tu ombligo.
leer más   
13
4comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 82

Cayendo...

Tanta angustia para comprar barato
lo que me saldrá caro.
Para buscar manojos, raíces, tubérculos
que me dejaran con hambre.
Y prolongar así un día más la agonía
de medio vivir en un país con sueño
hasta que caigan esas dos plastas
que nos impiden ver la verdad
que adormecen la acción del deber ser;
que apagan menguando la vida.

Cuando vivimos en emergencia
no hay lugar para la poesía
sin embargo...
es vital hacérnosla temporaria
mientras caemos en este barril sin fondo.

La luz está ahí abajo
justo al filo, en el borde que no vemos
cuando ya no quede otra opción
más que cambiar desde cada cogollo
al abrir finalmente en la frente
ese único ojo tuerto
que todavía no entiende.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 97

El Océano, mi mar y yo (recitado en directo en Radio Grafitti en vivo y directo del programa de Raquel Kelly Pocha)DEP

Una noche tenebrosa
Me aparté de los abismos,
Donde el océano baña la costa,
Larga, intensa, bravía, penosa.

Reposo de obsesiones,
Luna que proyecta claridad sobre el paisaje,
Derramando sus rayos de plata sobre las aguas,
Vulnerable al cambio del viento,
Dando a la melodía lamentos.

Repiqueteo de la lluvia en los cristales,
Oscuridad abate la instancia,
Miro lejos en la distancia,
El agua brava se estrella en la orilla.

Halo de luz sobrenatural,
Silbidos del viento al pasar,
Gimiendo y agitando los árboles,
Al tiempo que lanzaba semillas de arena fina.

Resplandece el agua a la luz de la luna,
Abate las tinieblas,
Ganando la brillante y plateada calma,
Cantando una maravillosa nana.

¡Ay, ay mi luna querida!,
¡Ay, ay mi luna plateada!
¡Qué daría yo de mí,
Para tenerte siempre iluminada!.

Mi mente galopaba
Viendo como llegaba la luz del alba,
Envolviendo mi alma en dulces alas.

¡Inspiración¡
¿Dónde te has escondido,
que mi corazón anda perdido?.

Quiero escribir miles de pergaminos,
Para formar valiosos papiros,
Donde queden reflejados,
Todos los lamentos y suspiros.

Océano, océano con tonalidades aguamarinas,
Con hileras de islas como esmeraldas,
Diseminadas en el mar, con millones de algas.

¿Qué sabe el viento de mi pesar?
Por mas que sople y devora,
No se la podrá nunca llevar.

A través de los cristales del vendaval,
Contemplé la playa abatida por la lluvia,
El turbulento océano gris se agitaba,
En el ocaso del atardecer otoñal.

Las olas gigantescas rompían
Contra la playa a pesar de todo tranquila,
Aunque despicadamente la costa sacudía.

El horizonte lleno de nubarrones negros,
El viento al pasar por las quebrantas,
Gime y susurra al tiempo,
Al tiempo que la arena levanta.


Resbala la arena por las rocas arcaicas,
La furia del vendaval la arrastra,
Los aludes de pepitas forman las dunas
Alejándose para siempre de los riscos.

¡Océano, océano querido,
Calma, calma mi corazón herido!

@Katy Domínguez Gómez
4
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 47

Latino bipolar

Ser famoso por ser infame
no me tienta lo más mínimo.
El actual y cruel derrame
de escritores del desánimo
es normal que no me llame,
y en mi plan de ser magnánimo,
optaré por imitarles.

Así que…

Ei, nena! dime dónde vas,
que al son de tu bin bon
yo te sigo por detrás.

Y digo..

‘Es’ pera, no niegues la verdad,
que esto es el colofón
de una bonita amistad.

Siguiéndote, controlando el percal,
contigo nunca sé qué está bien o qué está mal.

Guardando la distancia, así con elegancia,
pa que no te descontroles estás bajo vigilancia.

o_o
leer más   
12
sin comentarios 80 lecturas versolibre karma: 95

La Nevera

La Nevera.

El Banco de España
aconseja bajar el sueldo base
para ser más pobres que el hambre.
Un silencio que truena
en este Otoño cruel del paro.
De familias sin trabajo
sin dinero como comer
a diario.
Recursos sin tener
nada en una nevera
de tecnología punta.
De oro y plata.
Vacía.
Llena de
aire.
leer más   
10
sin comentarios 56 lecturas versolibre karma: 82

En el verde de la selva

¿Qué fuerza siniestra habita en el verde de la selva?
Hordas de diplomas, títulos, fortunas,
ayudas y permisos de gobiernos coloniales
que entre sí hablan en secreto.
El virus se originó en la sangre de algún simio.
Fue prohibido a los nativos entrar a los laboratorios
o tocar los frágiles envases
donde se mantenía el germen.
Contrataron a los mejores cazadores
que mataron a los machos de la especie, los comieron.
A las hembras y sus críos
los llevaron al remoto campamento
donde médicos doctos prestigiosos,
creaban vacunas para el mal del momento.
Eliminaban tres o cuatro diariamente.
Les inyectaban una solución tranquilizante
que extraía la fuerza pero no los dormía.
Los arrastraban con sogas,
los amarraban a estacas,
vivos, aun emitiendo sonidos,
les extirpaban los riñones y el hígado.
Muchos se suicidaron.
La tal vacuna,
compuesta con los retazos del primate,
fue inoculada a un millón de africanos.
Cargos de la misma vacuna,
fueron a parar a un laboratorio
en Filadelfia.
Años más tarde,
una gran pestilencia
azotó el planeta.
Con furor y violencia
se incrustó en las letrinas,
en las cisternas sin agua,
en las minas, en los charcos,
donde se encuentran diamantes
y negros rasgando el fango
que entregan a los mercaderes.
El virus acompañó a los enjaulados animales
a los laboratorios
a las mazmorras
de cada zoológico del universo.
Penetró en las residencias,
en los bancos, en las sedes de gobiernos,
universidades, en hospitales, en escuelas,
en las corporaciones, en los supermercados
en el correo, en la liga de naciones,
en los bares, en hoteles,
en trasfusiones de sangre,
en la mesa de operaciones,
en lechos nupciales,
en la saliva, en los besos
en los bares, en los cuartos sombríos
sucios de tanto sexo.
El virus fue transportado al mundo
en sangrientos trofeos
de los siempre vencedores.
leer más   
3
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 1

Cantar y bailar mientras cocinar. :)

En ritmo de la canción La Bamba.

Para cocinar la pasta
Para cocinar la pasta
Se necesita una poca albahaca
Una poca albahaca
para la salsa
Por ti cocinaré, por ti cocinaré
Pa la pasta.

¡Buen Provecho!
leer más   
2
sin comentarios 13 lecturas versolibre karma: 12

A veces

A veces o mejor dicho siempre por las mañanas me despierto, sin ganas, sin motivos.
Hasta que te veo en mis pensamientos, te siento hasta en mis huesos y todo se vuelve vivo, colmado de color, lleno por tu amor.

Marco Xavier Uriña
2
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 18

Maldecidos

Venía delante el cuerpo de la voz inundándose de viento,
los inevitables anclajes del silencio
se doraban en las ramas de los ojos,
hubo solo cielo;
parecía arder rojo y amenazado,
se aclamaba entre los vértigos
la búsqueda de globos quietos.

Hubo solo cielo
parecía arder rojo y amenazado,
no se dedicó a mirarse el sol
pues parecía creerse descubierto,
allí mecido por su sombra
nada pudo esconder su forma,
la vergüenza nació inerte.
leer más   
6
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 61

Pez mariposa

Habri los ojos y mire al
frente.
Oh! cariño yo solo tengo
ojos para ti.
Tal vez mañana no me vuelvas
a ver.
El diamante que intentan robar
a cada paso.
Sin caer en juegos ni
artimañas.
Imagine espiritus libres, peces mariposa brillando en el cielo.
Una vida sin perseguir.
Derramame la dulce miel de tu amor
Una vida corta y...
El olor de las flores al amanecer.
Derramame tu transparente y psicodelico aroma.
Siento moleculas vibrando al ritmo
del amor.
Me haces sentir que brillo en la
oscuridad.
4
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 56