Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 67, tiempo total: 0.034 segundos rss2

Irenismo

Respiración profunda,
el diafragma se infla,
las piernas se quejan,
el oxigeno te inunda.

Una baraja toda runfla,
con hilos el camino manejan,
se debe sonreír por seguridad,
siempre a los ojos de mujer manfla.

Mi locrio nombre desaforado entrecejan,
con ese apellido en la impunidad,
en mi chaleco siempre se enfunda,
la virtud que nos asemejan.

Respirar no es como la felicidad,
cuando la vida araña iracunda,
pueda que salga entre la rechifla,
mas no me veras escupirle a la sociedad.

Y me dicen ser estúpido mediático,
por ver los autos desde el ático.

Niorv Ogrin
7
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 98

Medusas

No había visto nada mas que papel celofán,
flotando entre corrientes sorpresivas,
corales tímidas, arrecifes imponentes,
y una turba caleidoscopica de peces.

Dentro de una burbuja de nube,
el silencio eterno de mis labios;
como una campana de ultra sonido,
me miraba tan dulce... Tan hermosa...

La sal de mis ojos cayeron al océano,
en el firmamento daba vueltas sin sentido,
mas ahora me encuentro en casa,
ansiando tocar su luz purpura.

Solo recuerdo la purga del dolor,
ese aguijón tan profundo y sinuoso,
como mi última exhalación,
en este azul profundo y oscuro.

Recuerdo la vibración corriendo por mi piel,
el nudo de tentáculos en mi cerebro,
robándose todos mis recuerdos,
mordiendo a la pena su anzuelo,

Y después de tres minutos de duelo,
en papel celofán nací de nuevo.

Niorv Ogrin
10
8comentarios 71 lecturas versolibre karma: 98

Última Vez

El último suspiro que se escapa de los pulmones,
con el dial y las antenas desorbitadas;
las muecas ilegibles,
la última palabra dicha es realmente bella.

Ese color piel que se diluye sometido,
entre los poros de las mejillas;
y el calor que se oculta en las manos,
simplifica aún más la fragilidad.

El último ave María,
de los que están y el duelo que esconden;
con dolor en el pecho que va como tornado,
desde el estomago hacia los huesos.

La última mirada colorida,
con el eterno recuerdo del resplandor en sus ojos;
la ultima fragancia envuelta en rubor,
su último instante es asombroso.

Y el llanto invoca una canción,
despedirnos por última vez es perfección.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 101

Puedo Anclar

Puedo anclar mi soledad a las ganas,
mordiéndome los labios en el tacto,
cercenar las heladas fantasías,
y dormir huésped en la orbita de tu seno.

Puedo temblar solo para ti,
y quitarme los hilos que cubren mi sudor;
puedes raptarme, enredarme y provocarme,
y hacerme resbalar por la textura de tu vientre.

Pueda que llegue a fatigarme,
con tantos sellos que tengo para provocarte;
tantos aromas que anhelo robarte,
tantos caminos tuyos que sueño conquistarte.

Pueda que mi palabra te ciegue los ojos,
haciendo torbellinos en mi cabello,
quemando al roce de tus piernas mis mejillas,
en una fricción de pudor y deseo.

Y los susurros que cantaré a tu gemido,
silenciarán el día que te enseñaron a amar,
endulzando el elixir escondido de tus labios,
perdiendo de a pocos en tu piel mis manos.

Y es que lo bello de la oscuridad,
es envolvernos en el placer,
de querernos sentir otra vez.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 102

A Santiago

Los agujeros negros también pueden brillar,
consumen su luz tan lentamente,
crees estar bien y todo gira mal,
gira opuesto a lo que estará.

Los agujeros no son un salto de tiempo,
ni de dimensión intergaláctica,
depuran todo en su centro,
son un cambio de estado, una desaparición abrupta.

No nacimos siendo planetas,
girando al rededor de nadie en una elipse;
somos meteoros llenos de melodía,
navegando por un destino a la deriva.

Y yo te reconozco entre millares de meteoros,
y te prefiero con la vista nublada,
porque sé que así en verdad estás cerca,
porque así me miras como un cometa deslumbrante.

Nadie puede decirte en que galaxia tropesar,
ni cuantas veces girar para no colisionar,
sabes que la estela te puede guiar,
recuerda que los agujeros no te han de impulsar.

Y del frío no te estremezcas,
que aunque sientas estar lejos yo estaré cerca.

Niorv Ogrin
4
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 80

Extrasolar

Ascendidos por la decimoctava generación,
bailan las diez y siete columnas del olimpo,
con diez y seis palabras ilegibles,
apartando quince centímetros de abducción.

Bombas de catorce kilos de extra-tiempo,
coronan a trece segundos inexplicables;
doce años luz de vida extrasolar,
babean a once insectos en su campo.

Claramente en diez razones inevitables,
duermen nueve musas sin consolar;
alzan sus ocho faldas ardiendo en desolación,
cegadas por siete lunas abatibles.

Domina en la sinfonía su sexta menor polar,
arrasando la quinta estrella de la constelación,
barriendo cuatro estrofas sin escampo,
decorando tres cordilleras sin molar.

En dos agujeros negros como sanitario,
entono un cumpleaños solitario.

Niorv Ogrin
11
8comentarios 77 lecturas versolibre karma: 94

Cuando Tú

Cuando tus ojos se cruzan con los míos,
las palabras parecen inconclusas,
tu sonrisa dibuja este poema,
el pecho se contrae y sucumba a tus caricias.

Cuando tu mirada se cruza con la mía,
la respiración se dilata y me elevo,
tan alto como cometa de Agosto,
como ave libre entre frailejones.

Mi sed se expande por todo tu llano,
y tú como rocío final del invierno,
me provocas hasta las raíces,
con eróticas esporas de primavera.

Me envuelvo en tu fragancia,
como oruga al final de sus días,
buscando unas alas hermosamente infinitas,
que nos lleven siempre lejos.

Cuando tus labios tocan los míos,
el tiempo tan solo es un adorno en el momento,
donde los poetas versan calaveras y rosas,
que honran a los amores furtivos bajo tierra.

Y cuando mis manos rozan el borde de tus piernas,
las manzanas no son manzanas,
contigo saben a peras.

Niorv Ogrin
14
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 102

Sábanas

Para los silencios que acarician,
la planta de nuestros pies alados;
el infierno que habita en nuestros muslos,
la verdad que besan nuestras manos.

Para los ojos que en deseo se cierran,
mojando el perfume derramado sobre mí;
con las caricias en tornados de madrugada,
los mordiscos de lujuria empapada.

Sucumbe ante nosotros la noche arropada,
en un poema de delirios que gimen;
un roce clandestino que desenmascara,
en este abrazo fortuito que nos ampara.

Para el capullo de rosas en tu pecho,
que buscan sedientas el oasis de mi boca;
que se desvisten en aromas de primaveras,
que en este cuerpo desierto se posan.

Y entre sábanas nuestro cielo se dilata,
como tu mirada nocturna en vuelo,
surcando los matices de mi cuerpo,
acariciando con la punta de tus cabellos.

Para tu nombre que clama el mío,
en un orgasmo que rasga el frío.

Niorv Ogrin
15
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 115

Escribe

No te tapes los oídos,
cuando los ojos están heridos;
el filo del puñal también es un espejo
... Escribe de ello.

Ser lo que no nacimos,
para hacer sonreír los maniquíes,
es morfina a la inocencia,
que escribe sobre ello.

Porque cuando la felicidad no duele,
la tinta no se espesa;
para cuando el amor no punza,
la pluma fácil se quiebra.

La soledad es la psicologa gratuita,
que se derrama cuando la nombras,
en el momento en que te folla la cabeza,
por darle el papel principal de la obra.

Y bien sabemos que el papel es el medio,
donde en epitafios versos,
adornados de adoraciones superfluas,
escribimos por ello.

No podré entonces velar mis sentidos,
cuando solo escribo en ello.

Niorv Ogrin
11
9comentarios 73 lecturas versolibre karma: 97

Bezopasnost

Los destinos bajo el firmamento,
los has estado tiñendo de añil;
inundando todos nuestros cimientos,
abriendo paso a nuestro escañil.

En mareas altas nos encontramos,
desde entonces nos encaminamos,
con uñas remando el océano,
guiando esta barca sin témpano.

En los murmullos donde nos unimos,
como las copas de los eucaliptos,
a los sueños tuyos los acolito.

Y las palabras que nos prometimos,
son brújulas cantadas por valquirias,
juntos con esa sensación porfiria.

Niorv Ogrin
leer más   
7
2comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 81

Paraguas Y Flores

El invierno no da tregua,
a estos cables que se enredan,
la desilusión como langosta voraz,
se lleva de a pocos la siembra.

Juntos perdiendo la cabeza,
en el tiempo solitario
que no implora ni reza,
sobre su calendario.

Juntos... Pero separados,
intoxicando el sentimiento con llanto;
abriendo brechas desesperados,
para comprender por qué se había amado.

Se miran el uno al otro,
negociando lo equivocado,
sabe bien que la protegerá eternamente,
siente bien que no lo ha abandonado.

El orgullo es un taladro,
para este preciso momento,
no se encontraran jamas,
si a quererse se niegan.

Trae el paraguas para sus dolores,
ella en su pecho escondiendo sus flores.

Niorv Ogrin
17
3comentarios 86 lecturas versolibre karma: 98

Lluvia Sin Calor

Repite las palabras que me besaste en la frente,
y verás que los relámpagos se silencian por un instante;
acaricia en tu espalda mis huellas dactilares,
para que la helada fortuna se espante.

Hablame si tu soledad te hace más fuerte,
por qué no comparto el reparo de tus reparos;
tocame con la distancia de tu abrazo,
del cómo estando tan lejos me sigo acercando.

¿Por qué ocultas en la almohada,
tus ojos que siguen llorando?
¿Cómo en este faro que no alumbra
seguimos tibios esperando?

Mi vida, la lluvia pronto cesará,
lo juro aunque no lo pueda asegurar;
y las velas nuestro camino iluminarán,
lo prometo aunque me dé ceguera.

Estamos juntos bajo esta lluvia sin calor,
buscando en el cuarto del sueño un color.

Niorv Ogrin i
10
8comentarios 94 lecturas versolibre karma: 91

Las Ventanas

La ventana se ha doblado hacia fuera,
y las cortinas prenden el vuelo adentro,
respirando el polvillo del incienso,
me absuelvo de caer en otro juego.

Que se queden en fantasía los roles,
donde dominan los reblogueos y corazones;
un pulgar arriba no declama mil palabras,
a una dedicatoria que brinda un mejor mañana.

Porque las huellas que ahora mismo se desparraman,
dando forma a la hermosura de entrelineas,
son un símbolo de la vida que respira libertad,
y que sobrevive dentro de los acordes.

Que el ruido banal entonces quede en la calle,
donde creemos ser competencia de alguien;
y que las cortinas sigan volando,
pues lo que está adentro es lo más claro.

Las ventanas no se hicieron para quedar encerrado,
ni las cortinas se cuelgan para ocultarlo.

Niorv Ogrin
9
4comentarios 93 lecturas versolibre karma: 89

Polinizaçao

Secuestrada desde su almohada,
de las caricias estaba impedida;
su esperanza falsa compartida,
su amor con las heridas pintadas.

Podría ahogarse en sabanas,
inundadas de lágrimas nocturnas;
podría perderse entre las urnas,
para no oír las promesas vanas.

Pero es ese lejano anhelo,
que le llena su jarra de centavos,
y domestica con sobras su ira.

Es el clandestino dolor cóncavo,
envuelto con todos sus caramelos,
zapata y columna de mentiras.

Niorv Ogrin
leer más   
10
3comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 89

Tu esencia

El problema nunca fue escribir, fueron los sentimientos. Pero ¿qué haces cuando te quedas vacía? ¿Cuándo te da igual veinte que ochenta? Cabeza fría, cuerpo caliente, porque la sangre sigue corriendo su camino, al fin y al cabo, es su trabajo.

Es de las pocas cosas en la vida que es imprescindible, porque el 98% de lo demás es reemplazable, sustitutivo, sobre todo las personas. Cabeza fría, cuerpo caliente, batalla de razón contra sentimientos, ni uno ni otro ceden. ¿Cuál lleva razón?

Cabeza fría, cuerpo caliente, pero manos frías. La razón aumenta frente al sentimentalismo barato. ¿Frío o calor? ¿Cerca o lejos? ¿Aquí o allá? ¿Corazón o cerebro? ¿Cerrar los ojos u observar a tu alrededor? ¿Querer u odiar? ¿Todo o nada?

Corazón versus cerebro, al final todo se reduce a lo mismo, a la misma cosa:
Tu esencia.
leer más   
7
2comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 78

En Su Jardín

Hablame bajo esta luna,
que solo me lleva a ti;
corona nuestros recuerdos,
con la lluvia y pequeños destellos.

El marcapasos no traicionará esta vez,
ni el vibrato inesperado del móvil,
ni la distancia absurda,
que suele envolverse en nuestros pies.

Hablame que aquí me tienes,
y enciende esta tibia noche;
como lo hacen las luciérnagas,
que danzan bajo las estrellas.

Acampemos aquí y ahora este presente,
encendiendo una fogata con recuerdos ingratos,
llenemos nuestros labios con más promesas,
dejemos caer al suelo nuestros engaños.

Hablame en susurro al oído,
para tallar este momento en mi memoria;
porque el color que emana de tu boca,
son tresillos de dulce sonido.

Hablame fluido y concreto,
para quedarme en algún recuerdo.

Niorv Ogrin
9
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 89

Almuédano

Del Señor es la hora,
¿y la mía entonces donde queda?
¿Para el solsticio del invierno,
de un veinticinco que me ignora?

Hacer entonces lo que pueda,
rescatando mi alma del infierno;
subiendo a la cima del almuédano,
alzando alabanzas entre humareda.

¿Quien me reparará de este fuego eterno,
sin proclamar un aleluya en vano?
¿Que mantra salvará al que implora,
cuando se le alquila al demonio interno?

Maldijeron mi rezo profano,
con agua bendita de una cantimplora,
en cenizas esta viña queda,
y astillas en el césped de un manzano.

La erupción en mi piel lo confirma,
en este rezo no hay sello ni firma.

Niorv Ogrin
9
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 90

Tiemblo

Tiemblo al roce de nuestra piel,
al choque de nuestras sonrisas,
a mis manos acariciando tus costillas,
al amanecer naranja en tus mejillas.

Tiemblo y me diluyo en tu ser,
al calor suave en tu vientre,
al helado toque en tus pies,
a las mancha perfectas y resilientes.

Me abrí paso para estar en tus sueños,
mas me diste visa para habitar en tus suelos;
adorando con mis dedos tus montañas,
besando en secreto tus paramos.

Le aposté a quedarme como refugiado,
gané trono y corona a tu lado;
aposté por un ratito de vida sin prolongación,
y me recompensas con inmortalidad.

Y tiemblo por trigésima vez contigo,
porque desde el beso dictas el destino.

Niorv Ogrin
14
8comentarios 81 lecturas versolibre karma: 97

Onírico

Quizá no hay nada más,
solo espacio onírico y árido.
O quizá se olvidó aquél sonido,
que producen los labios al decir "jamás".

Yo observo el amanecer,
una y otra y otra vez;
no es el mismo color, lo sé,
porque dibuja lineas en mi piel.

Pero esta noche buscaré calor en mis pies,
buscaré fuego a mi mente inflamable.
¿Por qué depender de los labios
para acompañar este ocaso?

Quizá no aprendí a conjugar,
cuando del estar sin estar
simplemente no se halla,
y completamente se falla.

Quizá no queda nada más,
y no hay un objeto por intentar;
un reflejo naranja traspasando la ventana,
y la soledad acechando la puerta.

Al ocaso las letras son mi epitafio,
para al alba no renacer en vano.

Niorv Ogrin
16
8comentarios 128 lecturas versolibre karma: 104

Libertad

Esta noche parece ser eterna,
deseo en la boca se destila;
aunque ella no visite taberna,
sus besos saben igual al tequila.

Para besar no buscamos caverna,
solo el momento que se apila;
como el fuego que sutil hiberna,
nos arde en las piernas intranquilas.

De la recamara fuimos al baño,
y el baño jamás sudó en vano,
jamás se quedará en el pasado.

Con besos cerramos el viejo año,
no puede tildarse amor profano,
porque nunca habíamos amado.

Niorv Ogrin
leer más   
15
6comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 103
« anterior1234