Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 36, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Preguntó ( no es necesario que lo voten tenía esas ganas de reeditarlo)

Preguntó:

Como te sientes?
A veces optimista otras decaigo.
Cuando menos lo espero
el miedo me toman por sorpresa
a cualquier hora del día o en cualquier oscura esquina

No le importa que el sol brille,
o si la tarde está fría, me toma donde se le antoja,
donde se le da la gana, hasta hacerme toda suya.

Muchas ocasiones me despierta por las noches
con la mente a oscuras, buscando a tientas un camino
en el que pueda vislumbrar una chispa de futuro,
pero la incertidumbre gana, va anulando mi sueño
y sumo a mis noches una noche muy larga
una más de desvelo.

Y no me dejan nutrirme las interrogantes,
y los pensamientos que como ejambre de abejas
zumban y hacen preguntas
dentro de mi ya cansada mente,
me asustan y no me dejan hacer nada,
a tal grado que me inmovilizan en algunas ocasiones,
y por segundos vuelve a tomar mi voluntad.

Y el cansancio prematuro que se siente,
que te abraza, donde el peso se acumula
y ese cansancio de meses de años,
el cansancio de un cuerpo que ya no puede más
que ya no sabes si te pertenece,
ha sido tan maltrecho que cuando te miras al espejo,
otro rostro ves en su reflejo.

Y te buscas y no te encuentras
no sabes en que sección de ese laberinto de consultorios
y decenas de cuartos ambulatorios
o en que tratamiento casi obligatorio
por tu vida, allí se quedó hundido en ese negro sofá frío.

Dónde se acabaron las ganas?
Dónde se acabó la voluntad?
Donde un lastimado y herido cuerpo
no pudo dar una muestra de fortaleza más?

Y no aguantó en su carretera de venas
una pincha más, y un grito ensordecedor
pero silencioso disfrazado de sollozo
se rebela y quisiera desvaneserse
hasta quedar liso transparente, inexistente

y como novios al final de una relación,
balbuceando dices a la enfermera,
para que no se sienta mal cuando ya no puede más.

" No eres tú , soy yo"

Pero la más dolorosas son esas agujas de muerte
que atraviesan el corazón sin piedad
que esa gente sin sentimientos,inhumanos
que sin conciencia como gusanos

sin tocarse el corazón ni detenerse
a pensar un segundo te apuñalan
con sus comentarios y deseos mortales
como si ellos fueran de una raza aparte
que nunca el infortunio les fuera a tocar
y creyendóse dioses te condenan

Y el cansancio de una mente
que no para y no deja de dar vueltas
pensando lo que vive, por más que lo intente,
con desesperación busca una salida
a tan grande círculo de zozobra y dolor.

Y allí está! Claro que aparece
y no cualquiera lo tiene
las sonrisas, la alegría
de esas caras que te miran con amor,
las que te vuelven a la vida,
las que te dan medallas de vencedor.

Así la batalla a la lucha
por la vida diaria,no es nada comparada
con su decicación, hoy te lo digo, las mejores armas,
las que vencen, las que razgan y cauterizan el dolor
es la más grande, es sólo una , llamada amor.


MMM
Malu Mora



foto tomada en alguna clínica de cualquier parte del mundo
leer más   
12
10comentarios 108 lecturas versolibre karma: 97

Soy el mismo, no he cambiado

Soy el mismo, no he cambiado.
Mis ojos verdes siguen llevando a rastras
millones de años de llagas y lamentos,
y frágiles deambulan recuperando pedazos
de aquellos sentimientos que se rompieron
con el paso del tiempo.
El resto de mi cuerpo es una mera cicatriz
que todavía sigue cicatrizando,
y que quizá, con el paso de los días,
se acabe arrojando azufre y alcohol
para hacer que hierva por dentro
y muera todo lo necrosado que aún quedaba vivo.
Las miradas inútiles se proyectan sobre mis párpados
y se refractan de la misma manera sobre las almas de los niños
que yacen en el suelo, por debajo de mis miedos
y mis enormes pesadillas; a cada cual más terrible,
a cada cual, más despiadada.
Sigo teniendo pesadillas con todo lo que me rodea.

¿Y si el mundo, preso de la desesperación
acaba por sumirme en una vorágine de sentimientos
que van en contra de lo establecido?
Permítanme entonces decirles que ya soy algo fuera de lo establecido.
Que nunca me arrepentiré de haber dado el paso
y que quizás ya no soy el mismo.

Ahora he cambiado. He abierto las puertas de este armario
y he dado un paso al frente a la vida,
al no tener miedo por lo que uno siente
a simplemente dejarse llevar por los vientos,
como veletas ondeando en las finas rocas
de una fina colina, varadas frente al mar.

Nunca me cansaré de decirlo.
Soy el mismo, no he cambiado
pero a la vez lo he hecho.
Han pasado unos años desde que he descubierto mi nuevo yo,
y me arrepiento tal vez de no haberme dado cuenta antes.
Pero ya es demasiado tarde para seguir culpándome
por algo de lo que ni siquiera tengo culpa.

Esta es la hora:
la hora en que tengo que empezar a quererme por lo que soy,
sin miedo a decírselo al mundo, pese a las represalias.
¡Qué represalias! No puedo callarme más.
Me estalla la boca cada vez que tengo que cerrarla por miedo
a sus odiosos qué dirán.
Harto de sus juicios de valor, harto de sus sinsentidos.
Harto de que no nos dejen amarnos seamos como seamos.

Soy el mismo, no he cambiado.
Mi poesía me acompaña en el camino,
mis letras son la musa,
mi corazón un velero viejo,
y mi alma vaga buscando todavía
un amor de verano, un amor eterno.
De esos que solo se encuentran una vez,
aunque sea en París, o en una calle de Toledo.
leer más   
19
6comentarios 67 lecturas versolibre karma: 87

¡Existo!

La lluvia que caía
siempre amenazaba,
acechaban continuamente
su ya quebrantable existencia,
hacía arroyos sobre la tierra
hasta que formó una laguna

Esa noche observó que la luna
sobre el agua reflejaba
en la superficie su silueta
observó la belleza de su ser,
ella no era un fantasma
a la vida sobreviviendo.

Era una mujer viviendo
por su fuerza y voluntad
de una sensibilidad inusual
mujer de una belleza sin igual
más que física espiritual

vio reflejado su perfil en las aguas
transaparentes de la laguna,
un rayo de luz de luna
iluminó entendimiento

Ella era una criatura exepcional
que daba vida a la misma vida
protegiéndole con su cuerpo,
como un halo protegía a la luna

en sus entrañas vivía el amor
era parte de su esencia de su ser
no importaba su concepción,
víctima indefensa del mundo,

Las penas del ayer quedaron atrás
descubrió su amor maternal
en su cuerpo en sus manos en su piel.

El mundo es cruel y darte algo mejor
no puedo pero solo nunca te dejaré,
susurraba con ternura a su bebé

Miró al cielo el halo de la luna
gritó con la fuerza interior de su ser
desafiando al mismo universo, exclamó,
¡vivo! ¡respiro! tengo vida ¡existo!
vida y amor va creciendo dentro de la mía.

MMM
Malu Mora
leer más   
17
15comentarios 100 lecturas versolibre karma: 93

Por esos instantes

Por esos instantes.
En los que sin palabras un atardecer te deja.
En los que con nostalgia en un simple sonido del viento te reflejas.
En un árbol y el mover de sus hojas.

Agradezcamos esos nutridos momentos llenos de vida.
Donde la naturaleza nos ofrece todo su poder,
para regalarnos con amor toda su
maravillosa energía y gran fuerza.
Y así nuestros pecados y lamentos decidamos con sano juicio demoler.
leer más   
14
5comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 98

El Efecto Perfecto

El efecto perfecto
entre el éxito y el fracaso
se llama esfuerzo.
Apunta alto,
toma fuerza,
¡Dispara!
Que se oiga bien alto,
que retumbe el tambor,
que suene la danza,
que nos llevan las ganas,
que comience el baile,
que repartan las cartas.
11
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 83

Tu crítica

Cuanta rabia de repente mi alma guarda.
tengo que regalarle a mi enojo un respiro,
aunque trato de que mi alma no arda,
veces logro que se escape un suspiro.

Evitando confrontaciones trato,
pero tengo límites como todo ser humano,
así que paz no puedo firmar en contrato,
por eso me alejo para cortar por lo sano.

Tengo carácter muy jovial,
soy objetiva ante la crítica moral,
pero hay cosas que no puedo pasar,
y ahí lo demonia sale a batallar.

Busco razones con fundamento,
analizo cualquier sentimiento,
brinco, corro, pataleo y me enfrento,
al fin y al cabo no padezco de remordimiento.

Ya de la critica estoy acostumbrada,
No soy moneda de oro para caer bien,
Ni sumisa ni dejada, para quedarme callada,
ahora dispara que de la tuya no seré rehén.

Las letras de mi alma
9
4comentarios 128 lecturas versolibre karma: 80

Atlante sin fuerzas

Sostenía tu amor
como un atlante,
no importaba felicidad
cuando tu cariño
estaba sobre la mesa
o sobre la cama
o sobre aquella habitación de motel
tan suave
tan exquisito
como tomado del fondo
de un anaquel
cuando no queda nada
cuando lo único eras tu,
pero ahora soy yo quien queda sin amor.

-R. Vela.
leer más   
4
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 10

El último baile

Me presento en la puerta del baile
vestida de princesa.
Poco a poco, se rasgan las sedas,
se desprenden los encajes
y la tiara de diamantes se estrella contra el suelo.
Hay copas vacías y papeles rotos.
La luz se filtra por las grietas
del alma hecha pedazos que aún me habita.
Reviso furiosa las páginas del tiempo;
tengo una canción por cada año breve que me clavé
y un libro por cada año largo
que fui despellejando.
Miro el miedo,
con un reproche clavado en la retina
y un collar de perlas en la mano:
ahí lo tienes, para ti. Te lo has ganado
con tu estocada maestra tan precisa.
Delante de los ojos de la vida,
hago trizas mi copia del contrato.
Me dispongo a lamerme las heridas.

Cruzando el umbral,
coloco el corazón en lo más alto
de mi lado mortal.
leer más   
7
1comentarios 125 lecturas versolibre karma: 25

Coraje

Ese poderoso artificio que me sostiene
teme oír el llanto de mis huesos al romperse,
odia las bocas inútiles que no quieren moverse
y no liberan las voces que gritan en las sienes.

Anudo mi conciencia entumecida al pecho,
y con los dedos me deslizo por el alma.
Desato los designios divinos de la calma
y arranco de mí cuanto aquí he hecho.

Siempre de blanco y con la mirada perdida,
entre abrojos y flores camina la vida
protegiendo firme el corazón con la mano.

Y yo, camino a su lado decidida.
Sé que algún día sanará la herida,
y esta tristeza no habrá sido en vano.
leer más   
12
11comentarios 1636 lecturas versolibre karma: 48

Uno no es de uno

Dicen que uno solo es de uno

¡mentira¡

Uno es de quién le saca sonrisas
De quién gana el sol en una competencia
De quién besa en el invierno
De quién se enamora a dos manos
De quién lastima y cura la piel y, de paso
El corazón.

Uno es de quién ve las estrellas azules
De quién juega en instantes
De quién conversa en círculos
De quién alza la mirada al cielo necesitando el rocío
De quién esquiva la línea de su mirada;
Por acribillar sus pupilas.

Uno es de quién espera bajo las dos primaveras
De quién navega en el agua sal
De quién se embarca en un puerto desconocido
De quién descubre la poesía de su mano
De quién enamora en el presente, resguardando el futuro
Y en secreto el pasado.

Uno es de quién conversa con nuestra cintura
De quién gana un partido a la vida
De quién comienza un nuevo comienzo
De quién saca polvo a la medalla del corazón
De quién sirve al destino bajo las órdenes compactas
Y tácitas de su boca.

Uno es de quién agita su cometa bajo la noche
De quién danza al ritmo de una canción
De quién habla en un párrafo
De quién contamina el aire con su aliento
De quién persigue nuestro extraño ser y
Lo hace un ser magnifico.
leer más   
10
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 18

Vive

Oh que fuerza…
Que fuerza toman los cuerpos…
Que fuerza toman las cosas
En este día que se abre.

Todas me van gritando,
Adelante,
tienes que jugar duro.
No se te ocurra morirte
Hasta que yo cruel te mate.

Así me habla el verde jugoso,
Toda la arena caliente
Y este sol que nos arde.

Y el agua…
El agua me grita
Ensánchate,
crece,
Para que vivas la mañana
Para que sueñes la tarde
Para que goces la noche
Con un cansancio de fiesta
Alegre.
Para que al fin vibres
Como la vida caliente.
leer más   
12
1comentarios 65 lecturas versolibre karma: 43

Fe

Los sueños, son esos instantes donde nos pasa la vida que quiere suceder al minuto siguiente. De repente, las paredes se hacen jaulas y las jaulas cadenas, las cadenas se transforman en yunques y los yunques se funden con el fondo. El fondo muta en la nada y la nada se levanta en andas. De tanta fuerza encuentra impulso y encuentra uno de los caminos que va hacia arriba. A mitad de la escalada comienza a aparecer una luz, diminuta, frágil, casi quimérica. Ya la visión es otra y se asoma una sonrisa de confiada esperanza. Esa misma fe es la que nos tiende una soga para seguir escalando. El fondo ya se empieza a ver lejano y la luz es cada vez más inmensa, más intensa. Y sale una mano dándole coraje a la otra y el yunque aplasta las cadenas y las cadenas voltean la jaula y tras la jaula asoman las paredes. Y las paredes se transforman en muros de plumas y las plumas son las que conocen el espacio que descubre el cielo. A eso, lo llaman el laberinto que nos construyó la vida. Y la vida no tiene más sentido que los nuestros puestos a en sus manos.
Ahora y después, todo vuelve a comenzar, los sueños, las paredes, la jaula, las cadenas, el yunque hasta el fondo y la ilusión que hace el todavía tener fuerzas para poner nuestros sentidos a funcionar dentro del motor de la existencia.
leer más   
5
2comentarios 112 lecturas prosapoetica karma: 53

El silencio me hizo ser más fuerte

El silencio me hizo ser más fuerte
Siempre fue sabio silenciar la mente
Sin el caos que le impide un gran instante
Para sentir poder y escaparse

No quiero lidiar con el gran bullicio
Ellos huirán del total escándalo
Mientras yo aquí me mantendré luchando
al tener que expresar lo que siento

Con energía fluirá todo adentro
Más allá del grande dolor humano
Por ti seguiré fiel a mi sentido
Con mi propio ritmo siempre ganando

Yo deseo navegar con rumbo fijo
Y luchar constante al escucharme
Basta con poder sentir lo profundo
Ellos desean el poder naufragarme

Me gusta poder ser muy diferente
Es sencillo para mí el amarme
y describir con letras mi tesoro
Solo basta con tener mi propio mundo

Escucho un montón de ideas atento
Pero no cambio sigo fiel amando
hasta que el puente lo desborde
luchare fuerte para a ti tenerte

No quiero hundir mi barca rebelde
Prefiero navegar para sentirte
y doblegar al poder en secreto
Siempre aquí estaré para protegerte

Poesía.
Miguel Adame Vazquez.
09/02/2017.
14
2comentarios 467 lecturas versoclasico karma: 50

El valor lo vence a todo

El valor es la unica fortaleza para dejar de deprimir la esperanza dd los que debilitan sin piedad.

La conciencia en los actos justos de la vida es una fuerza bondadosa para sanar la injusta iniquidad.

El guardar respeto por lo que amas es más que nadar en aguas tranquilas de la tierna compasión que te lleva a la deseable apacibilidad.

Los tratos compasivos por aquellos que por los demás son acosados es una muestra excelsa de tener una segunda oportunidad.

Ayúdate a sanar como el fuego sana abrazando a los secos matorrales.
Sé que nacerá la vida después de las humeantes cenizas.

El valor lo vence todo.
Solo es cuestión de cortar de tajo a la mala hierba.
Aléjate del veneno de aquellos que pretenden ser luz y oscuridad.

Poesía
Miguel Adame Vazquez
20/02/2017
14
sin comentarios 563 lecturas versolibre karma: 55

De viento y de agua mi libertad

"En el viento
que viene y que va...
Suelto mis penas y miedos.

En el viento
que viene y que va...
Vuela la risa y el llanto."

Mis poemas apagados
hijos de la nada,
con el soplo más leve
temen naufragar.

Poderosa es la fuerza
que aún los sostiene
¿Son versos de aire
o versos de mar?

Deja que piense...
Pues a veces siento
que no huelo a brisa,
es aroma de sal.

¡Cántale al viento!
me ruega el recuerdo...
¡Grita a la marea!
me dice la piel...

Anegan mis olas
las grietas saladas
que surcan los mares
de la eternidad.

Alejo con fuerza
las nubes oscuras
que rondan el cielo
de la soledad.

Soy discípula del viento,
soy hija del mar,
soy verso de agua
y el aire mi libertad.
leer más   
12
7comentarios 132 lecturas versolibre karma: 56

Siempre será la poesía quien me salvará de ellos

Tal vez deje transcurrir cada momento de mi vida tan rápidamente que no supe cómo contener a los recuerdos más preciados.
Tal vez fue un error el olvidar a los golpes que lastimaron a mis heridas más abiertas.
Pero nunca perdí en ningún momento la brújula que me alejaba del dolor más extremo.
Tal vez mis recuerdos ya no fueron tan claros como la memoria que es siempre inmediata.

Pero nunca fui una marioneta que se usa cuando se les da la gana.
Los recuerdos se fueron revoloteando uno a uno como aquella polilla que está bajo la luz que resplandece de una lámpara en medio de la densa oscuridad hasta cegarla.
Tal vez nunca pude decirte que era más que una causa perdida.
Porque nunca lograron con su tortura hacer crujir mi esperanza.

Ella me quedo intacta como una imagen nítida que nunca se borra con la vergüenza de poder recordarla.
Tal vez fui yo con mi libertad que ilumine con la poca luz que me quedaba.
Porque nunca fui solo una catástrofe final de mis emociones.
Jamás entenderán que nunca viví de una mirada que se cruza en la ausencia de los lamentos.

Tal vez nunca les mostré cómo detuve a los embates del viento.
Nunca fue necesario transcurrir en los recuerdos para vencerlos.
Fue mi poesía como un susurro intenso de la fuerza que vive en mi interior quien derrotó su ego.
Siempre será la poesía quien me salvará de ellos.


Poesía
Miguel Adame Vazquez.
30/03/2017
24
2comentarios 263 lecturas versolibre karma: 56

Ahora soy más fuerte

He visto caer las hojas del tiempo.
Casi sin ningún esfuerzo el viento de los días las han derrumbando.
Siempre es así cuando la indiferencia conspira con el orgullo para fraguar una farsa que engaña hasta a él más astuto.
De la misma manera fui cayendo al precipicio con cada una de todas tus mentiras.

Hoy tu verdadero rostro ya no esconde la oscuridad que todo este tiempo se esforzó por ocultarme.
Ya no me importan las preguntas sin respuesta ante un silencio que la sonrisa burlona gozó al ver cómo me dolían los engaños.
No me hace falta decir con voz baja lo que mis ojos tristes hablan.
Ellos son más que solo una señal muda de cómo caí en cada uno de todos tus señuelos.

Solo fui como un niño que fue tomando cada dulce que se dejo para endulzar a mis sueños.
Como pudiste robarme la inocencia de algo que para mí era tan santo.
Nunca te importo dejar cicatrices que costaron toda una eternidad sanarlas.
Endureciste con tu odio a un corazón puro hasta que al final tuve que dejar de amar todo lo que solamente me rodeaba.

Perdí años completos tratando de descifrar cada una de tus supuestas verdades.
Empeñe mi gloria y mis mejores lealtades en una búsqueda infructuosa.
Nunca encontré mis dones escondidos en tu misma desdicha.
Solo me fui evaporando como una gota única bajo el incandescente sol que todo lo evapora.

Solo me quede como una presa ciega atada a la carnada que se descomponía.
Pero aprendí a esculpir a el tiempo.
Y con simbolismo mi espiritualidad me saco nuevamente a flote.
La valentía renació en fortalezas a partir de todas mis debilidades.

La vida nos rompe a todos en algún momento.
Yo logré de mis pedazos hacer algo diferente.
Ya no soy el mismo de antes.
Ahora soy más fuerte.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
02/04/2017
16
5comentarios 261 lecturas versolibre karma: 58

La poesía todo lo cambia por ti

Tu silencio fue mortal.
Te hizo huir de ti mismo y a amar a tú derrotismo.
Terminaste entregando la cabeza a un abismo del cual nunca se sale jamás.
Y en ese lugar todo se olvida.
Porque la ingratitud siempre estará en donde viven los necios.

Eternamente siempre decidiste vivir de las mentiras.
Rodeado de un mar de gente sin escrúpulos y vacía.
Que no conoce los sueños y las verdaderas pasiones.
Ahí solo con ellos encontraste un montón de calaveras amontonadas por lo que nunca fue.

Yo decidí no volver a voltear mi rostro hacia el pasado.
Nunca más permití que alguien me impidiera el poder expresarme libremente.
Solo así logré recordar cada instante en el cual nunca desistí hasta poder ganar.
La gratitud me dio un amor profundo por querer seguir soñando cada vez más.

Hoy comprendí que es mejor vivir con pocos amigos.
Ellos nunca me adularon cada vez que me equivoque intentándolo una vez más.
Con ellos todo se tienen aunque sea a veces todo muy pequeño.
Nada se olvida en donde la poesía todo lo cambia por ti.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
01/95/2017.
11
sin comentarios 283 lecturas versolibre karma: 68

Llovizn(ana).

Contacto de pupilas y mi apocalipsis
se congela.
Las agujas del reloj se atrancan,
mi invierno se para
y me plantas primavera en la tierra de mis lunares.
Floreces de antemano en mis semillas
más estériles y muertas;
previenes mi sequía.

Pintas paisajes sobre mis hojas de otoño
apunto de resquebrajarse
y así das color a una estación que creía perpetua.
Mientras tanto nuestras raíces se entrelazan,
una arrebolada nos abraza
y me siento inefable.

Yo intento compensar tus chubascos
llevándote unos cuantos sobre mis hombros
—como tú con los míos—,
ya que el fuego compartido causa menos incendio.
Te escribo poesía desde los tallos
hasta los pétalos;
lluvia de ósculos,
poco a poco,
aún con ese reloj estático,
dejando que la tormenta truene lo que quiera
porque ahora mandan más nuestras fuerzas.

Amor, gracias por ser llovizna en plena ola de calor.
Juro que siempre seré rocío en cualquiera
de tus desiertos.
13
6comentarios 138 lecturas versolibre karma: 79

El dolor sigue ahí.

El dolor sigue ahí
Intacto.
Punzando en las heridas más frescas de una desdicha.
Sin olvidar el trauma que causó a la memoria que nunca olvida.

El dolor sigue ahí
Viviendo de la imagen que grabó en cada una de tus palabras.
Conservando cada golpe que sembró a tus emociones.

El dolor sigue ahí
Con el mismo fulgor que lastima a tu tierno amor propio.
Jugando con cada momento que marcó a tus sueños.

El dolor sigue ahí
Es tan real y vivo como cuando tus manos eran pequeñas y no podían sujetar la manija de la puerta del mismo tiempo.

El dolor sigue ahí
Merodeando a las calumnias que sepultaron tu ego.
Esperando devorar los restos de tu última esperanza de lograr algo bueno.

El dolor sigue ahí
Pecaminoso
Evitando la bondad que nace en tus adentros.

El dolor sigue ahí
Matando poco a poco y en silencio a todas tus expectativas de poder nacer de nuevo.

El dolor sigue ahí
Sin ocultar las verdaderas intenciones contigo.
Nunca le ha importado el tener que dañarte.
Para el dolor nada de ti es nuevo.

Venzamos el dolor con un poco de amor y comencemos de nuevo.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
25/05/2017.
leer más   
17
12comentarios 705 lecturas versolibre karma: 78
« anterior12