Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 14, tiempo total: 0.028 segundos rss2

Soy un loco

Me gusta ser,
ese loco encadenado,
a sus propias manías,
a sus propios pecados,
que no teme ser diferente,
porque normales hay en todos lados,
pero todos nos diferenciamos,
y es de eso de lo que nunca hablamos.
Me gusta ser diferente,
es lo que me hace ser,
ser entre tanta gente.
14
6comentarios 52 lecturas versolibre karma: 100

Gente...

Hay gente allí afuera
gente que camina sin mirarse
que piensa sin hablar, gente...

Gente, caminando junta
y a millones de pensamientos
de distancia…

Gente, como todos
cuando pisamos la acera
y todo olvidamos
para hacernos la carrera
y su rutina…

Gente, que va y vuelve
que no se detienen
que llevan la mente ocupada
y el alma atrapada
muerta de frío
vacía y olvidada…

Por eso cada noche
yo me escapo
para mirar en la oscuridad
donde de día no camino
no veo a nadie
y en silencio
a la acera desolada
yo entonces
esperando que me escuche
le hablo… (Lola)
18
9comentarios 122 lecturas versolibre karma: 124

Que me arranco

Caminando por la zona
del Parc de l'Escorxador
me encontré a una bella dona
que cantaba una canción.
Una así muy facilona
que conoce todo dios,
esa de que "soc de Barcelona,
i que em moro de calor".

Una risa, medio tono,
y probé a cantarla yo.
Un currela, con el mono,
que pasaba, se lanzó
con bocata de micrófono
y los coros abordó.

Dos abuelas y su nieta
se pusieron a bailar,
taconeo de chancletas,
el tablao es la ciudad.
leer más   
15
6comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 105

Hoy nada de hacer lo normal

Salgo de mi casa hoy es un día genial,
despliego las alas y corro hasta el parque,
salto la cloaca y le hago un desmarque
al perro de ese tipo que me ladra al pasar..

Y pienso que hoy…hoy estoy contento…
sin ganas de hacer lo normal…

Busco entre las plantas algo que me haga ilusión,
y veo un par de rosas sin venir a cuento.
Oiga jardinero de verdad lo siento!
pero yo las cogí por una buena razón.

Y es que hoy.. hoy ya ni lo intento..
Hoy nada de hacer lo normal!

Tenga usted señora, se las merece más que yo,
la señora aminora y me da un apretujón!
“Gracias muchachote, eres muy atento!”
Su sonrisa lo merece, créame no le miento.

Porque hoy… y no me lo invento…
hoy veo lo bueno y ya está!.
Hoy nada de hacer lo normal!
Hoy vengo con ganas de…..libertad.
leer más   
11
4comentarios 102 lecturas versolibre karma: 84

Me gusta

A mí me gusta que me hables de tus cielos,

de tus bailes.

A mí me gustan tus calles, que nunca vi.

Tu pasión, tu lucha...

Me gustan tus ojos iluminados

hablando de la tierra que te vió crecer.

Y te acompaño en el sentimiento:

También echo de menos.

Me gusta que luego me des el gusto de contarte mi historia

y los olores de unas calles llenas de alegría que me gritaban:

¨¡Te queremos! ¡Regresa siempre!¨

Comparto carcajadas con gente que a veces no me entiende cuando les hablo

(ni yo a ellos)

y también

abrazos de empatía.

Porque yo no creo en fronteras

ni en que alguien es mejor que otro.

A mí me gusta la gente,

el compartir.

Se nos llenaron los pies de raíces

que crecen cuando lloramos por lo que dejamos atrás.

Somos valientes,

somos emigrantes.
14
2comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Las grandes ciudades son poesía andante

La magia de las grandes ciudades,
de sus interminables avenidas,
sus miles y miles de turistas,
sus cientos de fotos por segundo,
sus decenas de líneas de metro.

Gente, gente y más gente.

Y, entre ellos, tú.

Sólo, perdido, tímido,
no te atreves a sacar el mapa,
ni siquiera conectas el GPS,
de vez en cuando está bien perderse.

Gente, gente y más gente.

Y, sin embargo, aunque no lo creas,
eres invisible al resto de la calle,
como la mayoría de ellos lo son a tu ojos,
cruzáis miradas pero no os miráis,
no juzgáis, no pensáis, no sentís.

Puedes caminar desnudo por las calles,
gritar muy fuerte hasta quedarte sin aire,
cantar, bailar, saltar...
Nadie se va a parar a mirarte.

Es mágico, necesario de vez en cuando.

Sentirte uno más entre miles de mentes
que sobrepasan el límite de velocidad.

Invisible, tuyo, libre, perdido.

Pero lo disfrutas,
disfrutas de la velocidad de las grandes ciudades,
de perderte por sus calles,
entre miles de turistas,
que no se fijarán en ti,
ni siquiera en los cientos de fotos que harán de ti,
sin querer, queriendo retratar la poesía andante
del barullo de los que caminan sin rumbo,
sintiéndose uno más entre las mentes aceleradas.
9
2comentarios 76 lecturas prosapoetica karma: 68

17 de Agosto de 2017

Una semana de silencio, no un minuto, sino una semana. Luto por ti, por mí, y aún no acaba aunque estas letras salgan a luz. Una semana sin publicar, una semana no es suficiente, mas no puedo esperar más para hablarte, para contarte lo que siento, lo que pienso.

Mi tierra, mi gente en mi corazón roto y atormentado te llevo ahora más que nunca. Mi tierra…, no eres sólo un pedazo de suelo, eres un sentimiento, eres personas, corazones, eres parte mía, eres tú por lo que soy así, porque si hubiera nacido en otro lugar sería todo distinto. No es patriotismo, o sí, quizá es un sentimiento que no tiene nombre, quizá sólo es otro tipo de amor.

Mi tierra, mi gente, toda tú eres parte mía, te llames Madrid, Cataluña, Valencia, País Vasco, Andalucía…, da igual, eres mi tierra, te siento mía.

Mi tierra, te han herido, nos han herido. Me duele pensar en mi gente, esa que llora porque el sufrimiento es directo, mi gente, personas que no conozco, pero que las siento cercanas.

Mi tierra, mi gente, mi amor…, nos han hecho daño, mucho daño, sin motivo alguno, y sé que tienes miedo, temes que vuelvan a dañarnos, lo sé, pero por favor, no les des ese gusto a quienes te han hecho llorar. No tenemos miedo, no lo tengamos y no solamente porque somos más fuertes que ellos, sino porque no conseguirán de nosotros su propósito. Nos tenemos los unos a los otros, que eso no nos lo quiten, porque gracias a eso no tenderemos miedo, nunca, de nadie.

Mi tierra, mi gente, nos han herido gravemente, soy consciente, pero mi tierra te tengo que pedir algo, algo difícil, lo sé. Mi gente que no os cambien, que sigáis siendo libres, que vuestra mente no se turbie, por favor, que el odio no se apodere de vosotros y no os deje ver que el horror no es cuestión de razas o religión, que sólo son locos, sólo eso. Mi gente, por favor, te pido lo más dicil que se puede pedir cuando el corazón te duele, te pido que no cambies, que no te cambien, que seas capaz de ver y de pensar por un momento, que no nos convirtamos en ellos, que seamos mejores que aquellos que matan, hieren y dañan.

Mi tierra, quiero que sigas siendo como eres, que sigas siendo abierta, libre y sin temor, te pido que luches conmigo, con todos, para que nuestro amor siga siendo el mismo, para que seamos mejores, y nos ayudemos a serlo, para que luchemos como sabemos, sin amedrentarnos, sin cambiar, para que no nos convirtamos en lo que ellos quieren. Te quiero libre, abierta y sin temor, te quiero como siempre has sido, te quiero, mi tierra, mi gente.
5
sin comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 40

Uno de estos días

Uno de estos días,
voy a pensar seriamente en mí;
es posible que me plantee tomarme
las cosas con más calma...

En uno de estos días, decidiré
 si sigo encerrado, en esta mi ciudad-mausoleo
 o si abro mis pétalos al sol y al aire; 
 quizás tenga pensado curiosear, tal vez,
 en lo que no me importa y viajar en avión otra vez.




En uno de estos días, pensaré que estoy a salvo;
 aunque, no tenga más amigos que este cuarto
 y estas cosas; o tal vez, en esos días,
me convertiré en una estrella del rock-and-roll;
diré a la gente lo que desee, y mis palabras
tendrán la fuerza de la inmortalidad.

  En uno de estos días, tendré la oportunidad
  de saltar al vacío, sin que nadie le importe...
 (El impacto de mi cuerpo contra el suelo).
 Falta, poco, quizás, otros veinte años;
 pero, uno de estos días, me daré cuenta
 de lo cerca que estoy.
leer más   
10
2comentarios 130 lecturas versolibre karma: 77

Subvaleriana VI

Observen: somos hijos de conciencias ajenas.

El secreto (de la barbarie) está en la masa.

Soy esa adarga que toda lanza ajena jode,
el cuchillo que chilla al notar la piedra en su filo,
el vértice del bosque sin propágulos.

Los coágulos de memoria son un búnker de proyectiles insaciable,
anfibológicamente imperfecto,
ansiosos de más rayos para el doliente.

Más allá de la Hiperbórea del Papel,
dará eternos pasos al frente nuestro Verbo:

En el confío
a falta de pan honrado
entre estas reyertas.

Somos la masa más gris que el águila en el cielo pudiera vislumbrar,
desciende, nos desuella hasta lo sulfúrico.

Creerse único
es eutanasia.

El secreto de la barbarie está en la masa
porque cada deforme porción que la conforma
se cree tan especial como el resto de aquella.
leer más   
3
2comentarios 137 lecturas versolibre karma: 29

Random 1

Random 1

Gente, motos, autos, ómnibus, camiones, un tren un poco más lejos.
Un día de lluvia, gris, pesado, húmedo, encima viernes.
De esos viernes desesperantes, donde nada se termina.

La gente corre como que llega tarde o está apurada, o ambas, y anda como loca.
¡Están todos locos!

Pero vos.
Si, vos.
Vos estás loco si. No te voy a decir que no.
¿Pero si te saco todos esos ruidos?
Serías la locura más hermosa sobre la tierra.
Si me das la mano, te llevo a tu cama, a tus sábanas, a tus paredes, a conocer mil veces más cada centímetro de vos.

Cerrá los ojos, así te doy un beso y nos olvidamos de todo...
Del mundo...
De los ruidos...
De la locura...
Y veo, y vivo, tu paz.
2
sin comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 28

En un ambiente seco

Me dejó inverso
en un ambiente seco,
vacío,
con poca gente,
con mucho eco.

Había hecho
bastante tiempo
desde el último momento
que yo recuerdo
haber estado
por aquellos lugares
que ahora no tienen color,
que ahora me dejan eso,
un sabor espeso,
un olor a viejo.
Y eso me deja inquieto.

Por un lado por no haberme dado cuenta antes,
por otro,
por recordarlo tan brillante y,
verlo tan apagado.

Qué contraste,
qué desastre,
qué será de mí,
cuando pase el tiempo tan mal,
como en aquél lugar,
que recordaba tan genial,
y ahora con triste final.
5
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 44