Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 23, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Infinito

Quisieron los sabios
enterrarte lentamente
con todos los paraguas
como a un maestro rico.

Pero no cabe
en el mausoleo de esta frente
el lujo de tu espacio,
oh, museo infinito.
____________________Todo
tu significado
es errante residente
en el silencio improbable
e imprevisto...

Nada es seguro,
si hablamos retóricamente,
pues miro hacia adelante
y es lo que he visto
en mi pasado
como un futuro presente.

Infinito, siempre en pie y siempre vencido,

eres el Fénix
predilecto de la muerte:
tan pronto eres mundo, sangre,
cenizas, olvido,
para volver intacto
en sueños renacido,

y no encontrar tus fronteras,
que ya es suerte.

(Abel Santos)
leer más   
3
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 44

Eclipse

Nuestros ojos siguen siendo hermosos
como flechas que cruzan el aire
al compás de nuestras canciones.
Volaron los sentidos al infinito.
Hoy lágrimas rojas
como lluvia,
caen de nubes rosas.
El sol fue tapado
por la luna,
y la Tierra quedó
en sombra.
leer más   
10
1comentarios 66 lecturas versolibre karma: 109

Al único amor de mi vida

Tan cansado de tan escasa ternura,
derrotado en vida por mi fortuna,
olvidando el tiempo transcurrido,
ya se me acerca la muerte sin ruido.

Ahora quisiera verme derrotado,
en el campo baldío abandonado,
para sembrar mi fértil palabra
en tierras áridas que nadie labra.

Perdida la fe en un Dios intangible,
mis fuerzas me abandonan cobardes,
entre delirios de hogueras invisibles.

Llegó la hora de tumbar sin alardes,
mi cuerpo desnudo, entre espectrales
montes de grandes losas comunales.

¡Oh, madre mía, desgarrador desconsuelo!
¡ya es mi hora, malditos activos,
dejad mis huesos en el suelo!

Dejadlos enterrados en ataúd férreo,
bajo la negra tierra de gusanos infectos,
junto a pétreos caminos y paisajes etéreos.

¡Ah, mi Dios, ya os veo, estás aquí!
Tú, omnisciente, en tu trono carmesí
sabrás que busco desesperado
entre mis pecados y heridas
los iluminados brazos de mi querida.

¡No, amor, ya estoy, no tiembles!
porque fundidos en un abrazo omnímodo
en el cielo quieto estrellado de azules,
no seremos nada, y al final lo seremos todo.




@Inmalitia, Andrés García. ©
Imagen de cielo estrellado.
leer más   
15
8comentarios 81 lecturas versolibre karma: 107

Te doy mi corazón; el amor y el océano

El océano es enorme, aun así, con un pequeño movimiento provocas ondas que vibran y hacen que infinidad de seres observen que estamos ahí. Eres especial, porque tienes vida y puedes dar. Hay muchas formas de cruzar el mar.

Jamás habrá atajo seguro, enfrentarnos a uno mismo es el reto más grande. Siempre estoy contigo, en las buenas y en las malas, eres mi número uno, desde que cierro los ojos para verte de nuevo, hasta que despierto.

Te cuidaré hasta que sea necesario. Con el paso del tiempo, aprenderás que mi amor es de verdad. No tengas miedo a mi lado. Aprende a nadar conmigo, el mar es profundo, tu inteligencia es mayor.

Te doy mis brazos para continuar cuando te canses, mis piernas para que te levantes, mi corazón por si sientes que el tuyo falla, mis ojos para que observes el amor que hay frente a ti, mis palabras para que puedas decir lo que hay que decir y callar cuando sea necesario.

Yo, yo estaré contigo porque no me hace falta nada y no tengo miedo, pues me veo en tus ojos y en lo profundo del mar eterno amor.

Wily Hache.
8
4comentarios 100 lecturas versolibre karma: 104

Tiempo

Dedícame un minuto de tus labios,
sólo unas caricias de tu tiempo,
o préstame las horas sin agravios,
detén mi mundo, que pase todo lento.

Dame un intervalo de miradas
con tus ojos entornados por el viento,
quiero un lapso largo de pestañas
y sonrisas que me invadan el momento.

Sesiones intensivas a diario
con los gestos de tu rostro es lo que quiero,
etapas de mi vida con tus manos
apretándome la mía en un sueño.

Entrégame un segundo en dos mil plazos
del enredo de mis dedos en tu pelo,
épocas si quieres en abrazos,
o eras concentradas en un beso.
leer más   
19
10comentarios 103 lecturas versoclasico karma: 110

Hola, bailamos hasta siempre, y luego te vas

Acércate,
siéntete libre..
escuchemos las olas en el arrecife.

Susúrrame
que eres mía,
una mano en el hombro, la otra en la mejilla.

……


Dame todo amor,
mientras siento el cosquilleo de tu voz,
con ese color
que el alba pinta en la luna.

Ay ay ay ay ayaayaayy

Ven y dime amor,
por qué noto burbujearme el corazón,
y un cierto temblor
al agarrar tu cintura.

Ay ay ay ay ayaayaayy

Que yo sepa entre tu y yo,
ya no queda ni un espacio de dolor,
sólo está el calor
de mis labios en tu nuca..

Bailemos hasta que..
se nos acabe la luz de las estrellas…
desparramando su lumbre todas ellas,
uoohh oohh.. quedando la más bella
cerca de mí.

Hasta que…
se rinda el cielo por fin a tus encantos,
que se enamore de ti, y yo entre tanto,
uoohh ohh bailando aquí a tu lado..
viajando en ti.

……..


Abrázame…
si te despides,
recuerda que en mis labios tu encanto vertiste.

Aléjate…
como viniste,
intenta que no sienta que al fin ya te fuiste.
leer más   
12
12comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 101

Senryu (hiere)

Dos soledades
menos uno; sin ti.
Hiere infinito.



@AljndroPoetry
2018-ene-25
leer más   
17
14comentarios 96 lecturas versoclasico karma: 105

Senryu (infinito)

Es que a infinito
me sabes; corazón
de lluvia y viento.



@AljndroPoetry
2018-ene-9
leer más   
21
8comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 121

De lejos todo es más

De lejos todo es más,

más pequeño y más grande.

La indiferencia de lo próximo,

empequeñece.

La imaginación de lo lejano,

agranda.

Un infinito destino atemporal.
9
sin comentarios 86 lecturas versolibre karma: 71

Querer, pero contigo

Yo quiero que tú me abraces como aferrándote al último suspiro de vida, hasta que me rechine el alma y a mi corazón se le vaya la respiración. Que un abrazo tuyo se convierta en ese arco iris en medio de mis tormentosos días grises. Que seas tú, la que con un abrazo, o con muchos, ates los cabos sueltos de mi corta historia a la que titulo El amor que en la vida pasada no me diste.

Yo quiero que tú me beses como devorando la vida, como si el nosotros fuera sinónimo de amor y de infinito, que me beses sin tiempo límite y con todo el amor del mundo. Que dejes un pedacito de ti, de tu alma, de tu querer; ahí, en ese roce. Que sintamos que hay un pequeño espacio de universo en el que encajamos perfectamente.

Yo quiero que me tomes de la mano como si estuviéramos compitiendo a quién agarra por más tiempo, como si me quisieras llevar contigo a todo lugar, como si yo fuera turista y tú aquella que me enseñará el mundo entero, los sueños, los sentires, la vida en sí.

Yo quiero que me sonrías como si fueras esa única vela en la habitación oscura en la que me encuentro, como si yo fuera tu tesoro, el que andabas buscando en los más recónditos lugares. Que me sonrías porque conmigo puedes ser tú, sin tapujos ni maquillajes. Como si tu sonrisa fuera esa línea curva que lo endereza todo en mi vida, como dijo César Poetry.

Yo quiero que tú me quieras

sin afanes

sin carreras.

Ojalá, que por cosas del destino, o por cosas de la vida, o por cosas del amor, tú quieras todo lo que yo quiero contigo.
leer más   
6
sin comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 46

Distancia infinita entre el camino del olvido y el recuerdo (@Malulita_ & @SolitarioAmnte)

De un sobresalto desperté,
corrí a la ventana,
quise ver si el mundo seguía girando;
a pesar de la tristeza y el dolor,
dejaste caer la soledad sobre mí.
Hay tantas preguntas en el aire,
tantos porqués sin respuesta,
silencios en los que me perdí,
laberintos de pasiones tan intensas
que pareciese que el pecho va a estallar;
el camino del olvido es infinito.

Hay un camino pincelado
por polvo de estrellas en el tiempo,
senderos fugaces en el cielo.
Es el camino del recuerdo
que se vislumbra tan largo y profundo,
me sumerjo en él y me siento
como una gota en la inmensidad del mar,
una sombra
que se pierde en la noche infinita.
Y siempre, en mi recorrido,
hay un viento tibio
que alborota la melena de recuerdos,
y flotan en él tan delicadamente,
todas las notas de nuestra canción.

Y yo aquí de pie frente a la ventana
sólo para ver si el mundo sigue girando,
cierro mis ojos sólo un momento
cuando los abro el tiempo ya pasó
apenas te percibo entre la bruma del tiempo,
el tiempo se escapa, me está matando,
pasa el viento, me trae tu voz,
hablas sin hablar,
pronuncio unas palabras
que calladamente caen como gotas de lluvia,
me oyes sin escuchar...
Y ese olvido que nunca acaba por llegar.

El viento nocturno
y sus fantasmas danzantes,
las aves que alzan vuelo
hacia la densa oscuridad,
el humo que atraviesa tus ojos
cegando tus entrañas,
los duendes de la locura
que martillan todos los clavos
de mi cordura;
son todas señales inequívocas
de esta senda del recuerdo.
Y mientras tanto unas palabras
retumban en mi mente diciendo:
─No te aferres a nada,
porque nada es para siempre.


@Malulita_ & @SolitarioAmnte
vii-17
leer más   
13
11comentarios 171 lecturas versolibre karma: 86

Mi almendrilla

Dulces sueños almendrilla,
ya mañana me despiertas con esa linda boquilla,
con tu carita de ardilla,
y ese gesto sonriente mientras me haces tus cosquillas.

Porque el cielo se arrodilla,
y antes de dejar de verte, el sol besa tu mejilla.
Y la luna te maquilla,
se encandila con tu vello, tus hoyuelos le fascinan.

Te observa desde la orilla,
piensa que eres parte de ella, por tus ojos cuando brillan.
Que te toca, se imagina,
se enrojece cuando siente tu mirada en su pupila.

Pero sabe que eres mía,
que te miro cuando duermes y suspiro de alegría.
Y aun así ella te espía,
intrigada por tu risa y tu bella anatomía.


Lee todos mis poemas en mi librillo:
www.lulu.com/shop/marc-zarzosa/poemillas-modernos/ebook/product-232766
itunes.apple.com/es/book/poemillas-modernos/id1254632542?l=es&ls=1
leer más   
9
13comentarios 190 lecturas versoclasico karma: 86

Viento

No, no suena a través de una rendija.
Crece una sonora marea inmensa
de la nada al todo.
Cada hoja gualdrapea furiosa empujada
por la fuerza,
pero no hay cientos sino miles,
y de cada rama flexible que se agita
otra más fuerte la sostiene,
y a ésta otra... y hasta
el mismo tronco que soporta todo
ese mundo, su mundo,
vibra.

No es el viento lo que suena,
sino las hojas de los árboles.


En el juego he caído
en la casilla de la Muerte.
Se va revelando el mundo
a mis sentidos.
Los pies, de la cama
al suelo frío.
Y he salido a la terraza.
Altos chopos blancos
más altos que los hombres
anegan los oídos
de infinitud en su sonido.

Y no es el viento lo que suena,
sino las hojas de los árboles.


Porque a las cuerdas orquestales son las manos
lo que el infinito a la vida.
Y no son las cuerdas vocales lo que habla,
sino el aire que se mueve.
Ver lo eterno es muerte y transformarse
en alto chopo blanco.
No, no se entenderá el Lenguaje
si no se piensa

que no es el viento lo que suena,
sino las hojas de los árboles.



Villafranca del Bierzo, 24/09/2014. En el albergue del Camino.
Imagen: www.villabrazaro.com/2011/11/por-la-orilla-de-rio.html
12
12comentarios 171 lecturas versolibre karma: 92

Que la noche

Que la noche
nunca llegue.

Que la noche
no se vaya nunca.

Que la noche
nos susurre deseos
envenenados con bajas pasiones.

Que la noche
abrace nuestro azul
con luces de media luna
y llena de estrellas.

Que la noche
dibuje en su aire
nuestros sueños
y ni el rocío los empañe.

Que la noche
se cruce
colmada de un mañana
que bese
el para siempre más sincero.

Que la noche
nos señale la puerta correcta
y el sendero más despejado.

Que la noche
no duerma
y nos mantenga
con los ojos cerrados.

Que la noche
de rondas
con niños alados
saltando y cantando.

Que la noche
nos explique
el miedo más profundo
y nuestro reflejo en él.

Que la noche...
Que la noche...
Todo lo pedimos a la noche
y la noche cumple
sin preguntar siquiera,
sin sospechar
que nosotros,
somos todo lo que oculta
y hace a su oscuridad.
leer más   
12
10comentarios 309 lecturas versolibre karma: 83

He de vivir el infinito que me queda  imagen

He de vivir el infinito que me queda
lo tengo que hacer con la mayor victoria de un amor verdadero
hoy construiré un fuerte legado
una memoria indeleble que no se rompe con la misma mentira.

Ha de llover con la fuerza del agua que corre incondicional y libre
he de partirme en muchas partes iguales
para repartir mis propios anhelos
convertidos en consejos de piedra que no se rompen.

Historias que no se cuentan porque se vuelven entre risas testarudas
por la gente que me ama, he de contemplar jubiloso la rabia ajena
de aquel que se revuelca en sus propias mentiras llenas de un protagonismo
que a nadie ayuda y solo mata la esperanza del verdadero cambio.

He de gozar lo que mis ojos contemplan
tu felicidad y alegría sensata
sanar que reverdece
con el gratis remedio que es el amor pleno.

He de vivir el infinito que me queda
hemos de vivir el maravilloso tiempo que nos queda para seguir trabajando
en lo que nos convierte en seres felices y queridos a pesar de los pesares
en un mundo que solo ama a la propia oscuridad.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
26/06/2016.
3
sin comentarios 207 lecturas versolibre karma: 21

Liviano

Sucedemos esclavos e impares
mientras sentimos a solas,
intentando asesinar nuestros males,
para que ardan fugaces las alas
volando livianas hasta ahogarse en los mares.

Le gritamos rabiosos al Tiempo
que sucumbe deshonesto al recelo,
para herir de tragedia nuestro cuerpo
hasta desangrarlo y romperlo.
Y la Melancolía que vive
cediendo caprichosa al manipulado Deseo,
cae presa voluntaria del que en sus versos revive
para no volverse finalmente etéreo;
buscando la eternidad que nace
putrefacta en el ensangrentado lecho,
golpeando incesante la vida, hasta que deshace
lo que la Felicidad condenada había hecho.

Y trascendemos nobles y enfermos,
en la fría quietud infinita de un instante,
que nos guarda del virulento amor que no queremos,
para llevarnos ligeros y obedientes hasta la Muerte.
Para llevarnos ingrávidos y fríos
y con el negro viudo de estrellas en el cielo,
y dejar a nuestras almas a la deriva de infinitos silencios,
cubiertas por un fúnebre velo.

Marchamos confusos renacidos sin tiempo,
y vemos en el blanco sin fin la liberación
que nos abre las puertas de esta prisión que es el cuerpo,
para desaparecer en las alturas bajando el telón.

Y olvidamos pasados
acogiendo desconfiados los años
que regala la Dama,
que confesó compasiva en la cama
nuestros pecados más oscuros
sonriendo traicionera en tétricos suspiros ocultos.

Marchamos atados
creyendo ser polvo en el viento,
hasta que nos sangran los ojos
y vemos el pago de existir cautivos del tormento.
4
1comentarios 88 lecturas versolibre karma: 1

Un infinito día diez

Todo empezó un diez de enero,
ocho años de amor honesto,
y que irradie vuestro gesto
con sentimiento sincero,
al escuchar…un te quiero.

“Te quieros” que son ignotos,
puros tal flores de loto,
venciendo fobias y celos,
corriendo tupidos velos…
Amante fiel…y devoto.
3
sin comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 28

Infinito

Un beso
un abrazo
una sonrisa
un entrelazamiento de manos
un hagamos de nosotros uno solo
tantos sinónimos
de la palabra infinito
cuando se trata
de la persona indicada.
leer más   
5
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 60

Armonía perfecta

Armonía perfecta


Cuerpos amándose en la tibia hora del poniente
cuerpos en serena danza de armonía perfecta.
Amor en rondas plagado de misterios.
Búsqueda eterna del éxtasis
con los ojos en los ojos sumergidos y nada más que eso
para sentir el universo conocerlo en el vuelo placentero
retornando poco a poco a la ribera de la conciencia fría aguda
envidiosa del ascenso con su ausencia.

Excluida la razón el pensamiento carcelero del deseo.
Libre la emoción desbocada sin cadenas atadas a la tierra.
Despierta la tormenta oculta
desenfrenada explosión de sensaciones dormidas
afloradas en piel y espejos cálidos
entregadas a la simpleza de sentir.

Descendiendo hasta el centro hueco infierno de la tierra.
Ascendiendo finalmente al infinito
presenciando la unión de los espíritus.

Beatriz Ojeda
Derechos Reservados
Copyright 2008
leer más   
2
sin comentarios 48 lecturas versolibre karma: 14

El Jilguero Sentido

El Jilguero Sentido.
En mi patio
Revolotea
De pared en pared
El jilguero del almendro.
Sube y baja
Por las ramas floridas
Musicalizando
Las hojas
Color verde oliva.
¡Sonidos metálicos…!
En el cántaro
Del patio,
Jilguero de mi árbol,
Flor del almendro,
Oasis dorado.
Pétalos.
Amado
Jilguero.
Hojas.
Cántaro.
Sonidos.
Revoloteo de pájaro.
Paredes de mí
Patio
Enamorado.
Almendro
Deseado.
¡Sueños…!
Jilguero sentido,
Jilguero amado.
En mí patio,
Amor.
Florido almendro.
Sonoros musicales en el aire.
Arreate color.
Buganvillas olor.
Amor de patio,
Sentido, amado.
Mí pájaro jilguero
En el árbol.
El ambiente perfumado.
La reja de hierro blanco.
El azul, en la pared,
De mi patio deseado.
La fuente, agua plateada.
Brillo de charol, en el charco.
Amor, luna, noche.
Nuestros abrazos.
Ternura y besos
Que salen de los labios.
La hoja clorofila perfuma la tarde
Y los colores amarillos, verdes y negro
Vuelan sin posarse.
El jilguero
Pájaro,
De mí patio amado.
El cántaro lleno de lluvia,
Rojo, lleno de vida,
Humedecido por el llanto.
Parpadeos de las alas.
Vuela, vuela, vuela
Por el árbol perfumado.
Se escondieron los rayos de sol
Que iluminaban las paredes azules cobalto.
Mi patio, mí almendro, mí cántaro, mí buganvilla, mi pájaro,
Sin luz natural quedaron.
La noche viene de nuevo.
Cabalga sin grupa, sin velocidad, sin retraso
Oscureciendo el alma de mi patio
Amado y deseado.
Se ha encogido el espacio;
Me oprime mi cuerpo
Con fría y oscura noche
Sin tu cuerpo.
En esta noche,
Como bravío jinete
Que exaspera de amor,
De nuevo
En loco torbellino.
El jilguero vuela al árbol florido.
Picotea las hojas del almendro.
Giran sus alas en un galope.
Bando de aves diminutas
De color plateado de luna.
En el espacio resbalan
Las penas y angustias.
En este patio de agua
Lleno de ternura,
Lleno de caricias,
Volando desde mis labios
Mis besos
Hacia los tuyos.
Alborada, a media luz
Viene amaneciendo en el patio feliz
Y la tenue luz ilumina el cántaro rojizo,
Buganvilla rosa, la pared azul cobalto,
Y mi pájaro jilguero negro, rojo, dorado.
El silencio se hizo ruido
Cantando armoniosas melodías.
El silencio habló y el ruido
Cayó.
El horizonte ardía con los rayos de sol.
Se refugió la noche de nuevo
En el patio cobijo de mis sentimientos.
Alas de libertad envuelven mi mente
Para de nuevo verte,
Corazón, patio de mi florido almendro.
Y yo musicalizando las caricias y los besos
En los recuerdos sentidos de mi pecho.
Descanso de mi mente, sitio saturado de amor,
Perfumado de tu olor permanente,
Con la fuerza de los sentimientos
Impregnando las paredes.
Patio de ausencias presentes, de amor, sexo, ternura y besos.
La mañana limpia, romántica y tímida
Da luz al volumen del espacio deseado.
Pasión amorosa que sale del alma
Del pájaro.
Fantástico sueño devoró mis fantasías.
De nuevo
Busco entre mis manos, tus caricias y tus recuerdos,
Almendro florido de mis deseos.
Pastor soy de este rebaño sentido
Sin ovejas ni perros.
Color claro, amado en las mañanas
De mi patio.
Como brillan las plumas del jilguero,
Volando de nuevo,
Posándose en el cántaro rojo.
Hoy la vida se me pondría oscura
Si de mi patio imaginario
Volaras hacia otro destino, jilguero
Sentido.
Como una luz siempre en tus manos,
Guiándome sobre ellas sin fin
Hacia caminos donde lograr la eternidad.
Espero junto al árbol azul la esperanza de mí vivir…. ¡y morir!
Como no me di cuenta de ti
En las calles, triste, sin esperanza ninguna.
Como no me di cuenta de mí
En el agujero sin luz, y sin ti.
Ahora caminamos juntos.
Los caminos se unieron
Por amor.
Y solo un destino fatal
Nos separará para siempre.
Y allí
De nuevo buscaremos esa luz
En el más infinito
Para ser, mi amor,
Eternamente felices.
leer más   
3
1comentarios 92 lecturas versolibre karma: 32
« anterior12