Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 934, tiempo total: 0.024 segundos rss2

Me falta algo (a Allison)

Seguro que sos vos, seguro.
Mi corazón late a diario
mi cuerpo sana rápido
y mi alma construyó un muro
para evitar el llanto...

Mi mente, si no te ve, alucina
recuerdo tus besos y abrazos
cuando barajábamos los ocasos
sentados bajo la encina.

¿Quién te susurrará al oído,
mil versos de amor, seguidos?
¿Quién estrujará tu corazón
para arrancarle otro latido?

Un lustro ya ha pasado
desde que te has ido.
Sé que todo es en vano,
que no regresarás, cariño.

Un error fatal, semidormido
conduciendo nuestro rodado
por la carretera, descuidado,
me llevó al filo del abismo.

¿Por qué, amor, sobreviví yo,
y tú tan pronto te has ido?
Te juro que a diario he bebido
desde aquél fatídico domingo.

En alcohol he empapado,
mis penas y el delirio,
-no creas que soy cínico-,
y mi llanto he trocado
por relatos, algo líricos.

En la poesía me refugio,
y a menudo te extraño tanto
que si no fuera por el vino
buscaría un artilugio
para reunirme contigo...
leer más   
6
4comentarios 56 lecturas versolibre karma: 85

Lugares

Hay lugares en el mundo
solo vistos por primera vez
paisajes sublimes
que se revelan
al instante impelido
a desaparecer.

Son espacios invisibles
al tacto torpe del turista,
solo atrapados
por quien los mira
desde la blanca rosa
de la mirada nueva
y la endeblura
de la candidez.
8
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 98

Tardío

Estaba solo, un domingo
sin tus besos ni tus brazos
alrededor de mi cuello
como siempre, a las cinco.

Busqué en vano tus rizos,
sobre la almohada, cariño.
Noté que el reloj, Casio
se había parado, amor mío.

Corrí buscándote,
desesperado, vacío.
Por fin te hallé,
cerca, en el piso.

Estabas en el baño, inerte
!fría como el hielo, mi vida!
Entonces, de repente, desperté
y terminó, por fin, mi pesadilla.
leer más   
12
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 87

Al soplo de tu voz

Te amo, hombre,
sobre todo lo viviente
y lo espiritual...
Te amo, cierto,
sobre cada idea
o vacilación del origen del amor...
Te amo, llama,
a cada minuto
del latido
en el fuego de mi inconsciente
para que sientas
cómo tu sangre, incansable,
grita mi nombre...

Te amo, total,
en las dimensiones
donde la nada,
hace eco
desde nuestros cuerpos
durante todos los segundos
que penetras la razón
y compenetras con la mía.

Te amo, íntegro,
hasta el cansancio
que no agota el remanso
con el que cobijas
la nostalgia de mi frío
cubriéndolo
del tenso lino
de tus dedos
y el licor canela
de tus labios.

Te amo, absorta,
poro a poro.

Te ama
toda la desnudez de mi alma;
el universo que te clama;
ese en el que ardes intransigente
y humedeces
sin lágrimas
permaneciendo
a la guarda
de sus viandas claras.
Te ama fresca,
la aún sequedad
de aquellos besos
que me dormitan
en la dulzura de tu apetito.

Te amo, aquí;
mujer tuya,
ansia líquida.
Te amo, yo,
apasionada
rosa de los vientos
que habita,
que siente
y perfuma mi vientre...

a todo soplo de tu voz.



Yamel Murillo



Amantísimos.
Las Rocas del Castillo©
D.R. 2018
11
1comentarios 41 lecturas versolibre karma: 105

Cuando te vas (a Vanessa)

Nada es igual
cuando te vas
el vacío visual
la pena mortal.


Mi alma se hiela
se derrite mi paz
mis años aumentan
envejece mi faz.

Mi corazón se detiene
si no sé dónde estás
¿será que me conviene
la diferencia de edad?

Yo no soy Charles Chaplin
ni tú Oona O'Neill
más pareces Dion, Celine
y yo René Angelil...


El tiempo es cruel
y la vejez me alcanza
me hiere cual lanza
manejada por Catriel.

Mi pelo ya color ceniza,
tus ojos color turquesa,
tus labios besan de prisa
como si no me quisieras.

Mas sé que en tu interior
me quieres con razón
aunque yo sea mayor
me he ganado tu corazón.
leer más   
11
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 98

Ayuda

¡Demonios del averno!
acudan en mi ayuda,
¡ángeles y siervos!
me matan los nervios,
y aunque no viva de lujuria,
tampoco soporto esta penuria.

Verte causa en mi locura
al igual que la causa el que no estés
y si tengo que maldecir lo hago
y si tengo que morir también.

Recuerda que nada me ata
solo tu falta me enluta
y aunque tenga que beber cicuta
si debo, viuda te dejaré.

¡Duendes, elfos y gnomos!
vengan a mi.

Mira yo quién para pedir ayuda
que me basta con que estés
en la cabecera o a los pies
en la cama semidesnuda
para erizarme sin ninguna duda
o para beber de tu miel.

No lo dilates, por favor
que los labios me escuecen.
Deja en mi ese sabor
que mi sed por ti crece,
cuando callas y obedeces
y me haces el amor.
leer más   
10
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 90

El principio de Heisenberg

Nunca podré saber dónde se encuentra
cada átomo de mi cuerpo
y qué está haciendo,
pero ninguna incertidumbre
como la duda de una sombra en el corazón.
13
6comentarios 64 lecturas versolibre karma: 102

Cuando cae la tarde

Cuando cae la tarde
mi cuerpo te añora
mi sangre hierve
mis labios te buscan
y mi cuerpo arde.

Cuando cae la tarde
mis ojos te lloran y
mis sueños imploran
que mi recuerdo guardes.

Cuando cae la tarde
comienza el aquelarre,
las luces titilan
y mi corazón palpita
pidiendo que lo amarre.

Cuando cae la tarde,
mi cuerpo tiembla
mi corazón ya no late
mi mente está en tinieblas
parezco un orate.

Cuando cae la tarde,
si no regresas a las siete
cometo cualquier dislate.
¿Será que no lo sientes?,
!Me vuelvo loco de remate!

Cuando cae la tarde
y tú llegas a casa,
ya puedo hacer alarde
de que nada de eso pasará.
¡Dios me libre y guarde!
leer más   
17
13comentarios 85 lecturas versolibre karma: 120

Pasar sin verte

No puedo pasar sin verte
Sin acogerte entre las ramas tibias de estos brazos
Sin que tu pelo se mezcle en lo frondoso de mis ganas
No podria hacerme ausencia
Con estas ganas de dejar hojas viajeras en tus rizos
Como vos rizos en mis ramas
No puedo dejar de sonreirte con esta estática de árbol
Sabiendo que necesitas una sombra para mitigar el cansancio
Entonces tampoco puedo dejar de ser agua
Que sacie tu fatiga de camino
No puedo
Y ya hasta me es extraño castigo no hacerlo
No acunarte a susurros en mis letras
No llenarte de besos metafóricos a distancia
Ya no puedo ser ausencia
Cuando quiero ser tierra
Donde tranquila germines
Y de despertares en atardeceres encuentre a tus pupilas de hojas
No puedo, ya no puedo pasar sin verte
En esta ceguera que aclaraste
En ese sol que pusiste en esta oscuridad premeditada
Crimen o auto crimen
No poder pasar sin verte.

Marcelo ezequiel
leer más   
8
3comentarios 40 lecturas versolibre karma: 87

Lecturas

Cada vez que leo un poema
arden sus versos
quemándose en el aire.
Llamarada del verso
oratoria de fuego.
Un poema es lumbre
que incendia las palabras
abrasados los labios que pronuncian
ardiente el pensamiento.
Un poema no es nada
más que una pavesa
que en la noche fulgura.
2
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 30

Honores Callejeros

Porque esas cenizas de lo que fuimos fuego
Son reclutadas de nuestros amores muertos.

Porque estaba lloviendo sudor por entre nuestras manos

Éramos sangre,
piel,
luz,
barco,
velas y
mar.

Porque esta noche he escrito para ti
Lo que siempre he escrito para mí.
leer más   
16
12comentarios 112 lecturas versolibre karma: 106

Similitud (a Paola)

Busco en sus ojos los tuyos
y en sus brazos tu cariño,
en el néctar de sus labios
tus besos apasionados,
si en verdad los hubo...

En su lecho mi orgullo
sabe ahogar el llanto;
cuando la amo te siento
a mi lado, disfrutando.

No importa que no estés
pues algo tuyo quedó,
lo nuestro fue infinito
aunque tu amor se marchitó.

Cuando sonríe, ardiente,
su boca es la simiente
de recuerdos latentes,
que no se borran de mi mente.

¿Qué error cometí para perderte,
si lo nuestro cual acero
nos cobijaba del aguacero
y enloquecía cual aguardiente?

Sus mejillas a mi tacto
rememoran nuestros lazos
y hoy, cabizbajo,
pacto por lo bajo,
correr de nuevo a tus brazos
si volvieras a mi lado...
leer más   
12
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 114

Vida de mi vida

Todo lo que he vivido
no ha sido escrito; y
lo que he escrito
ha sido una recordatorio
de lo que he querido vivir.
leer más   
12
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 111

Tristezas

Con la suma de mil tristezas
voy hilando la vida
en la rueca monótona
de los días.
Hilvano sueños, esbozo utopías
y dibujo en el cielo,
madurado de sol,
alguna que otra alegría.
Soy, lo que se dice,
un animal inválido
que mutiló el deseo.
Un ser cancerígeno de tristeza.
2
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 30

Ya lo sabes

Ya lo sabes
En el perfume de la dulce flor
Acariciando la corteza del árbol taciturno
Cuando sus hojas se extinguen en el suave viento,
En el susurro de las olas, cantando en el rumor de la tarde.

Estás tu
Todos son pájaros de amor
Se dispersan en el océano del cielo
Vuelan incesantemente
Buscan dar con las ramas que llevan a tu corazón.

Navego
A oscuras
Entre la sombra y el alma tuya
Es el fuego incesante de mi corazón
Me mantiene vivo.
Y si algún día llega a encenderse en ti
La llama vibrante de este amor.

Si decides
En un instante
Buscarme así sin descanso
desearme así, con locura
Quererme así, como yo te quiero
No sufras mas
Ya me habré perdido
Porque este amor nace de tu silencio
Y se nutre de tu distancia
Y la incertidumbre tuya es la llama que alimenta este fuego.
Y este dolor, es uno, con tu ausencia.

Así pues
en ese lugar, donde mis ojos te acarician y mi corazón no te toca
Vivirán en tu memoria oxidados, todos los momentos que jamás existieron.
Y tu corazón buscará el encuentro de La Luz y aquellos oscuros deseos.
Y No conseguirás extinguir la pasión de aquel amor que pudo ser.
Y No desfallecerá nunca la ceniza de aquél fuego que jamás ardió.
leer más   
7
1comentarios 48 lecturas versolibre karma: 72

Traición (a Paola)

Traición, pena y olvido
es lo que me ha quedado
desde aquel día fatídico
en que por otro me has cambiado.

Rumio mi destino
como el asno el heno
maldigo como el burro,
pero no llego al cielo.

Mas gracias a tu desamor
dueño soy del amor mío.
Encontrar quién lo merezca
será, tal vez, mi sino.

Tal vez sea pronto,
tal vez tenga frío
cuando llegue el invierno
y mi corazón, ¡mal hado!
esté vacío.
leer más   
12
5comentarios 97 lecturas versolibre karma: 85

¿Me dejas escribirte un poema?

El vicio abrasivo del sueño llama
Se esconde entre olas de amor
¿Me dejas escribirte un poema?
Antes de despertar,
entre la vida y la sombra
Ahí donde no te toca.
Que Rose tus oídos y llene tu alma,
como la luz en el fragor de la tarde de verano.

Las olas susurran,
el rumor de ayer,
Las escuché gritando tu secreto al viento.
¿Me dejas escribirte un poema?
Así como eres cuando estas lejana,
Muda y cenicienta.
Y en la noche quema más vigorosa
Como leña,
en la oscuridad del sueño inducido.

El cielo canta,
Invoca al pájaro azul de tus ojos,
Busca la montaña que esconde tu mirada.
Porque en el mar el cruce de nuestras voces es mas certero,
¿Me dejas escribirte un poema?
Así como eres, toda tú, lúgubre, ausente.
leer más   
7
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 64

La esencia

Cuando observo las olas del mar
bailar con sirenas,
encima de un jardín de corales
plagado de perlas,
me imagino brillando en la noche
millones de estrellas,
y al vaivén de las notas de un vals,
como un resplandor,
palpitar inquietas.

Cuando veo que asoman las flores
en la primavera,
o en el cielo los siete colores
tras una tormenta,
me imagino las nubes temblando
y al sol que las besa,
ocultarse en la tarde de mayo,
y en el horizonte,
dormirse con ellas.

Cuando atisbo llegar el invierno
con la densa niebla,
y al viento que brama sibilante
apagar las velas,
sospecho que entre la tenaz bruma
y la brisa fresca,
la nostalgia en caricias se esconde,
y del amor hace,
la memoria eterna.

Si no observo, ni atisbo, ni veo,
si solo poemas
son el recuerdo de mis miradas,
será que mis ojos,
retienen la esencia.
16
3comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 91

Un pestañeo

Sus ojos se asomaron a los míos,
clavando su mirada en un instante;
mi cuerpo se llenó de escalofríos
al bajar los luceros del semblante;
y hasta mis ojos, tristes y sombríos,
ardieron como el fuego más brillante.
Me enamoré de un leve parpadeo,
de dos mariposas..., y su aleteo.
17
4comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 102

En carne vuelvo

Y de tantos mares, hojas y noches
A ti vuelvo en barcos, raíces y estrellas

Y de tantas canciones, poemas y paisajes
A ti vuelvo en acordes, instintos y memorias

Y de tantas manos, cinturas, y camas
A ti vuelvo en tejidos, sexos e historias

Y de tantas acertijos, miradas y obsesiones
A ti vuelvo en respuestas, pupilas y recetas.

Y de tantos nombres, lugares y lunares
A ti vuelvo en gentilicios, espacios y explicaciones.

Y de tantas personas, caminos y letras
A ti vuelvo en carne, polvo y tinta.
leer más   
17
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 103
« anterior1234547