Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 135, tiempo total: 0.137 segundos rss2

Nuestro Fuego

Con el frío,
los barrios altos
huelen a leña
quemada

los bajos,
al fuego
más carnal.

Cada uno se abriga
como quiere
o puede,

en Invierno.
20
14comentarios 80 lecturas versolibre karma: 96

Incongruentes los dos

Yo,
bebo
sin sed
y
grito
silencios

Tú,
huyes de mi
sin dar
un solo
paso.
22
9comentarios 106 lecturas versolibre karma: 89

Acordes

Me pierdo por tu universo
tan infinito de miradas
donde el sol escucha tus risas
y la luna seduce con su embrujo
tu cuerpo enamorado

Dedos que acarician tu cabello
cada uno de tus cabellos
retozando temblorosos
como un torbellino de pasiones

A veces suspiras silencios
mientras resbalan tus lágrimas
con nudos en la garganta
por la soledad de unos ojos
por el recuerdo de unos besos

Otras desprendes locuras
desgarrando tus entrañas
con tu boca sedienta
en ese último grito

¿Quién no añorado
una melodía
un verso
un acorde de guitarra?
leer más   

etiquetas: verso libre, amor a los acordes de guitarra, la música, las emociones
3
1comentarios 16 lecturas versolibre karma: 57

Generaciones

Hijos de las costumbres
encadenando nuestras mentes
a las rutas del pasado
sin descubrir otros sabores
ni arriesgar la piel

Anclados a unas miradas
que el reloj diluye a su paso
lentamente y sin preguntarnos
pues brotan nuevas bocas
con hambre de futuro

Tan solo somos fotografías
de un suspiro del tiempo
que guardamos
en el baúl de la nostalgia

Nada permanece inmutable
ni se congela la vida
todo fluye, todo evoluciona
agarrándonos de su mano
a un incierto destino
leer más   
6
6comentarios 24 lecturas versolibre karma: 98

Líquido elemento elemental

Llueve.
Tintineo incesante
constante,
intenso.
Aguacero en el que se ahogan
los desastres naturales de mi vida.
En apenas unos centímetros,
se van por el desagüe llantos sin pañuelo.
Clepsidras de lágrimas.

Plañir.
Lavar por dentro y por fuera.
Sofocar incendios
que arrasan y asolan
segundos,
minutos,
días…….tiempo.
Camino de llanto y cielo gris…amenazando agua.

Fluir.
Dejar correr regueros de agua limpia, nítida y clara….dejarse llevar...cual barquito de papel,
a la deriva, sin rumbo fijo.
Bucear en un charquito
para buscar tesoros de “andar por casa”.
Cuando el chaparrón es fuerte,
las botas de agua
y el paraguas de colores
son el mejor remedio para el tedio.

Líquido elemento elemental
para limpiar,
para chapotear,
para eliminar de golpe
los nubarrones que algunos días se forman en mi cielo.




Hortensia Márquez
17
17comentarios 149 lecturas versolibre karma: 111

Y qué importa... (2)

¿Y cómo te digo
ahora que te quiero?
¿Cómo expresarte
lo que ha dolido
el haberte perdido
en esa lejana vida
de tierna juventud
que me parece
haber vivido
en un mundo paralelo?
Que diviso
entre la bruma del tiempo
casi como un sueño.

Y qué importan
todas las hojas
que han llorado
docenas de otoños
(por nosotros).
Y qué importa
el profundizar de raices
de las acacias
y los almendros
mientras esperaban
el reencuentro
(el nuestro).
Y qué importa
el amor platónico
de jaurías de lobos
por constelaciones
de lunas llenas
que para oirlos aullar
salían de sus cuartos
menguantes.
Y qué importa
el desespero de los ríos
por desembocar
en todos sus mares.
Y qué importan
todos los cometas
que brillan de ilusión
mientras recorren
distancias estelares.

Y qué importa
si todos los decimales
de PI contienen toda la poesía
que jamás podré escribirte
(y que nunca leerías).

Y qué importa
que el universo
haya llegado
a entenderse a si mismo.
Si tú no me entiendes a mí.
Si no encuentro
los grafos,
ni las pinceladas,
ni los mares de lágrimas
en incontables almohadas,
ni las auroras boreales,
ni las alboradas,
que te hagan entender;
que te necesito conmigo,
que necesito
que nos inventemos
otra vez una vida
que sea nuestra,
un sueño para soñarlo juntos,
unas sábanas
para incendiarlas
en los cuartos
crecientes de luna.

O si nada de eso es posible,
que necesito al menos
la chispa de tu mirada;
esa que tenías,
cuando en una vida pasada,
parecía que me amabas.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry

Se me ha antojado republicar este
Originalmente publicado en Jul-2017
leer más   
18
21comentarios 151 lecturas versolibre karma: 95

Caminito

Largo es mi camino para
llegar al otro extremo donde
quiero llegar.

Que no me falte el sendero
aún agrietado que sienten mis pies...
Este camino de verdes praderas
se apoderan de mi voluntad.

A paso lento y suave llegaré.
No me detienen, el miedo de ningún
depredador.
El ejemplo le debo a mi hijo
que sigue mis pasos.

Visto de blanco, amarillo y negro
para demostrar mi paz, gracia y valentía.
Las hojas verdes hacen contrastar
mi color y yo el de ellas,
también son bellas ¡
Pronto llegaré !
leer más   
13
11comentarios 97 lecturas versolibre karma: 99

... y que gires, mi sol

Y si tengo yo mismo
que ir a hacer girar el sol
y encender el candil
tras cada lucero
de tus tristes noches grises,
que así sea . . .

ya pongo la escalera
para treparme
a la bóveda celeste
y cueste lo que me cueste
he de alumbrar al fin
el quebranto en tu alba oscura
para que al fin
quizás
tras el destello
de una estrella fugaz
tú . . . te fijes en mi.

  . . . y que gires, mi sol.




~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-ago-10
leer más   
18
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 104

Soy un loco

Me gusta ser,
ese loco encadenado,
a sus propias manías,
a sus propios pecados,
que no teme ser diferente,
porque normales hay en todos lados,
pero todos nos diferenciamos,
y es de eso de lo que nunca hablamos.
Me gusta ser diferente,
es lo que me hace ser,
ser entre tanta gente.
13
6comentarios 49 lecturas versolibre karma: 100

Palabras

Palabras que se posan en el alma
y se quedan para siempre grabadas
sembrando amores, odios o añoranzas

Palabras que nunca se pronunciaron
y se perdieron entre los recuerdos
dejando una amargura sin consuelo

Palabras que no tienen importancia
que se dicen por pura diplomacia
para atenuar incómodos silencios

Palabras plasmadas en bellos versos
testimonio de tantos sentimientos
que perduran al transcurrir el tiempo

Palabras de promesas incumplidas
por cambios o imprevistos del destino
habitando en el mundo del olvido

Palabras que como sabios consejos
y ante los avatares de la vida
nos dan aquellos a quienes queremos

Palabras espontáneas o pensadas
todas ellas fruto de un pensamiento
escoltadas por gestos y miradas

Palabras que duelen, lloran y sangran
palabras que alegran, aman y cantan
palabras, palabras y más palabras
leer más   
12
7comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 102

Hokku (copos)

Los copos blancos
en aire melancólico,
se hiela el alma.





~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-26
leer más   
20
10comentarios 95 lecturas japonesa karma: 93

Morir para vivir

Todo se trata de morir;
de una explosión del corazón,
por el hambre del alma,
de pasión ahogada.
Por el dolor de una bala al dar a luz,
de un corte en la garganta escapando del silencio.
No hay otra manera de vivir.
Hay que sobre vivirlo todo
leer más   
13
7comentarios 146 lecturas versolibre karma: 90

A veces la vida

A veces la vida pasa de largo
se olvida sembrar y regar el alma
tan solo nos nutrimos vegetando
día tras día sin hacer escala

Transcurre el tiempo sin pena ni gloria
como el mar en calma tras la tormenta
donde todo es pura monotonía
sin sensaciones que latan intensas

A veces la vida se nos agolpa
en un instante como un torbellino
de emociones que transmiten aromas
que penetran por todos los resquicios

Nos hacen vibrar en cada momento
viajando por una montaña rusa
donde en cada giro hay un exceso
de latidos que viven sin mesura
leer más   
5
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 78

Huye

Sara tiene una pistola,
ya dejó la cocacola
y su vida, fría y sola,
a la luz de una farola.

"Ahora a ver quién me controla"
un estruendo y fumarola...
...con el humo una aureola
y una mano que tremola.

En su Toyota Corolla
y el futuro bajo el brazo,
chirriando se enherbola
su pasado en el asfalto.

Del camino hace un alto
y se tumba a la bartola,
traga, aún sabor cobalto,
el orgullo de española.

Satisfecha con su asalto,
mira el cielo al que se enrola
de cobrizo anaranjado
y con nubes de escayola.

Lanza al mar su apatía,
de sus lloros se despoja
abrazando un nuevo día
dice adiós a la deshonra.
leer más   
14
11comentarios 104 lecturas versoclasico karma: 92

Ҁіэlоѕ ↁэѕрlомаↁоѕ

Horizontes que se desploman con una palabra
mientras silbas a la vida,
en la traición del olvido callado,
echar el cierre de mis sentidos,
cancelar latidos por exceso de equipaje.

Descansar en tierra santa
huyendo de cicatrices
descosidas entre las manos de su voz,
cielos a ras del camino deshandado.

Tropezar como estribillo de mis decisiones,
enredar sentidos, dolor y ausencia,
en cuerdas que me amarran,
sosteniendo el recuerdo de heridas
que sangran entre notas
de un pasado que se niega a callar.

Ponerle puntos a las interrogantes,
a exclamaciones que mueren
en la yema de distancias,
de gaita sin el fuelle de su aire,
de la falta de ganas por correr
y alejarme junto a la sombra de sus suspiros.

Volver a la cueva donde lamer su presencia
lacerada en cada olvido,
tumbar mis recuerdos entre amapolas
ansiadas en mi pecho,
alas rojas de nostalgia
batiendo soledades en este cielo desplomado.


αмéη
leer más   
17
19comentarios 168 lecturas versolibre karma: 93

Entre vistas

- Y su nombre es...
- Roxana. Pero me llaman Ro.
- ¿Sexo?
- Todas las veces que tenga ganas.
- ¡Sra.! Me refería a su género.
- Femenino. Sin x de inclusivo al final. Escriba bien, por favor.
- ¿Edad? Claro que si se puede saber. Ya todos conocemos la coquetería femenina.
- Exacto. Y por la misma coquetería, le cuento que cuento con 52.
- Ufff son un poco muchos. ¿Le pesan?
- Ellos a mí, no. Yo a ellos... estimo que bastante.
- ¿Se cuida?
- ¡Claro! Cruzo la calle mirando hacia ambos lados aunque sea de una sola dirección.
- Me imagino. Pero me refería a su físico y su salud.
- ¡Claro! Cruzo la calle mirando hacia ambos lados aunque sea de una sola dirección. Y los excesos... trato los excesos con mucho cuidado. Que no rompan nada.
- Ajá. No es su mejor día, ¿cierto?
- No lo sé. Por ahora camina.
- ...
- ¡Es cierto! No me mire así.
- Bien. Hablemos de cosas más sencillas; algo más liviano, más banal. ¿Qué tipo de moda sigue Ud.?
- La mía.
- Me imagino. Si no quiere responder, no lo haga. Pero paremos con el boludeo...
- Disculpe, pero Ud. pregunta y yo respondo. Que no le sirvan mis respuestas, es otra cosa. Sepa que nunca fui buena vendedora. Y lo dejo ahí para no complicarle la entrevista.
- Ok. Ok. Entiendo. Al día de hoy, 18 de julio de 2018, ¿qué fue lo último que se compró?
- Una bikini.
- ¡Sra. que estamos en invierno, y a su edad!
- ¡Qué! ¿Me perdí de algún reglamento? ¿Rompí algo sin querer? Lo siento mucho. Soy un dinosaurio en un bazar. Lo sé.
- Por supuesto que no. No me malinterprete. Pero convengamos, y sin ánimo de faltarle el respeto, que ya no tiene veinte años.
- ¡Claro que sí! ¿Cómo cree que llegué a los cincuenta? ¿De golpe? ¿Por un acto de magia? ¿Un milagro, tal vez?
- Me refería que ya no tiene, y no se ofenda por favor; el cuerpo para lucir un bikini. Hay otras alternativas y encima, estamos en invierno. O sea, ¿con qué necesidad?
- Si me compré un bikini en invierno (y no se ofenda, pero parece que le afecta un poquito el temita del frío) es porque no estoy muerta y si no estoy muerta tengo un cuerpo y si tengo un cuerpo... ¿Ve? Es sencillo. Pellízqueme el brazo y va a ver como le grito. Le juro que no soy un fantasma, estoy vivita y coleando.
- Lo que quise decir, y discúlpeme Ud., es ... de qué manera podría explicarlo... A ver... ¿Conoce Ud. el término gravedad?
- ¿Se refiere Ud. a la importante o a la que nos cae encima?
- Vamos queriendo... Exactamente, me refería a la gravedad ejercida en los cuerpos por la atmósfera terrestre; pero sobre todo por "¡el tiempo que vivimos bajo esa atmósfera!" No sé si me entiende...
- Y... no termino de comprender. Sepa disculpar.
- ¡Ay, Sra.! Me la está haciendo difícil. Yo trato de ser amable, ¡pero Ud. es imposible! Dígame, Sra., y con mucho respeto le pregunto, ¿tiene Ud. flacidez?
- ¡Claro! Te dije que entiendo los términos de la gravedad. Es la voz de la vida. No la más amable, por supuesto.
- ¿Ve que no era tan difícil? ¿Estrías? ¿Tiene Ud. estrías?
- ¡Por supuesto! Tengo un campo de mieses maduras tatuados, sin tinta, en el cuerpo.
- ¡Dios! ¡Ya va a entender que hacia donde vamos es por su bien! Celulitis. ¿Tiene Ud...
- ¡Shisus! ¡Por supuesto! Tengo una calle empedrada de mi barrio natal, esculpida desde la cabeza a los pies.
- ¡My God! ¡Ud. no tiene vergüenza!
- No hay tanta en existencia. Parece, pero no. Y la que me tocó, me queda justita justita.
- Seguro tiene espejo en su casa y ha visto... le reitero, que mis comentarios y sugerencias son con mucho respeto, esos "rollitos" ya que saltan a la vista de cualquiera.
- Quiero que sepa que uso lentes, pero sólo para leer o depilarme las cejas. Que en general, veo muy bien.
- Con más razón, y me alegra mucho por Ud. ¿Entonces, entiende que cae Ud. en el qué dirán?
- Que lo digan. ¿Ud. está bien? Me preocupa esa cara. ¡Respire!¡Respire!
- Sra. quiero decir, que si Ud. es consciente que con una bikini, "a su edad", "con todo eso que no quiero recordarle que la decora", aunque sea en verano y caminando las arenas más blancas, ¡la van a mirar y murmurar a sus espaldas en su idioma y en otros!
- ¡Que ya te expliqué que no soy un fantasma!
- ¡Lo sé! Lo entiendo. ¿Pero con qué necesidad?
- ¿Qué cosa?
- ¡Exhibirse así, sin pudor! ¡¡¡¡¡Es una Sra.!!!!!
- ¡Ayyyyy que me da un ataque! ¡¡¡¡Ayyyyyy que me da!!!! ¡No me digas que hasta acá hice todo mal! ¡No me digas! No me digas!... ¡No me digas que tenía que importarme lo que opinasen los demás de mis gustos y placeres! ¡Ayyyyyyy que me da! ¡¡¡¡Me da!!!! ¡¡¡Que me está dando!!!
- ¡¡¡Sra.!!!! ¿Se está Ud. riendo de mí?
- No. Para nada.
- Entonces lo parece.
- Me río de los prejuicios. Y esos, no sos vos; están en vos. El día que puedas. El día que lo comprendas. El día que la vida te despierte algo más que los ojos. Cuando notes que vivir bajo la aceptación de los demás, es la gravedad que perjudica. Ese día, nos reímos juntos. ¿Café? ¿Mate?
leer más   
15
12comentarios 126 lecturas relato karma: 92

Antesala

La noche es la antesala del mañana
es el día que fluye en el ahora
es el instante casi eterno
en que dos almas se sienten
como dijo Bequer,
confundidas.

Marijose
leer más   
10
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 93

Caña hueca

Dejar suelto mi corazón al viento,
mostrando mis entrañas en escaparates,
en espaldas que vuelven,
en caminos romos de flores,
de grillos que cantan soledades.

Escondido de mis latidos,
sin querer pensarte, sin querer latirte....


Salé los sentidos, cerré ventanas,
tranqué puertas, cegué toperas,
soplaré el vidrio de tus certezas
hasta hallarte,
entre papiros sembrados en juncos,
en charcas que croan atardeceres.

Vaivén que acuna tristeza,
alimento de un alma
que vibra entre las cuerdas del silencio.

Suturo las heridas de segundos
que mutan en universos,.


De puntillas sobre mi boca
tu nombre se niega a abandonarme
y la estrella fugaz de mi risa
deja estelas entre mis ojos vacíos.

Interrogantes que pintan mis uñas,
que marcan la hora entre cicatrices,
doler la muerte por olvidarte,
saber nada como caña hueca,
entre el deseo y la arena de tu presencia.

Amén
leer más   
21
12comentarios 150 lecturas versolibre karma: 104

Viste la vida pasar?

Mirlos de acero
se detienen en lo alto de la gran estrella
y preguntan:

- Viste la vida pasar?

(Escogen los cuervos nubes sonrosadas
y pasan de puntillas por las estelas
que va dejando el recuerdo...)

Y en un pequeño soplo casi inaudible
el gato azul que observa responde:

- Vi la vida avanzar... y el mundo no ha dejado de girar!

Planeta incansable... (piensa la lechuza de algodón)
espero que el universo lo valore como se merece!

Y sonríe la luna :)
leer más   
12
10comentarios 97 lecturas versolibre karma: 99

La influencia que tiene el olor en nuestra memoria

La influencia que tiene el olor en nuestra memoria es asombrosa. Al entrar a casa de los abuelos he sentido el aroma de las gardenias y un ramalazo de tristeza ha caído sobre mí, los recuerdos de aquel triste verano han aflorado de manera nítida.

Solo contaba diez años, para mí, los veranos en casa de mis abuelos eran días de correr a caballo, nadar en el río con mis primos, jugar y saltar, pero aquellos días de Julio, hace tantos años, jamás los olvidaré, viví de cerca un suceso extraño…

…falleció mi tía, esposa del hermano de mi madre y por ese motivo pasábamos unos días con ellos en la casona familiar, la tía había muerto a causa de problemas del parto y él bebe necesitaba cuidados.

También estaban varios primos, entre ellos una niña de 2 años que era la más pequeña, muy enferma de varicela, común por aquellos días.

El caso es que nos encontrábamos todos en la sala, un fuerte olor a gardenias llenaba todo, familiares y allegados conversaban sobre el terrible suceso y tomaban café, los muchachos, sentados en un rincón, hablábamos bajito.

La abuela nos dijo… ve con tu primo a dar una vuelta a la nena, para ver si sigue dormida

Mi primo, de mi edad, estaba muy afectado, amaba profundamente a su mamá, los dos en silencio, recorrimos el largo pasillo, sus luces tenues nos hacían sentir incomodos, y asustadizos, el cuarto estaba en penumbras, nos asomamos y vimos a nuestra otra tía Rosita, con su largo vestido blanco recostada, pasándole la mano a la nena por la frente.

Regresamos, mi primo fue a tomar agua a la cocina, yo me senté en el rincón, mi abuela preguntó —¿ya vieron a la niña? –abuela, tía Rosita esta con ella, contesté levantando la vista…

…un escalofrío me recorrió, quien estaba sentada hablando con mi abuela, no era otra que tía Rosita y el vestido que llevaba no era blanco, era de color oscuro.

Mi primo muy pálido regresó de la cocina, le dije que no era Rosita quién habíamos visto en el cuarto con la nena, y él respondió con voz ahogada

–¡NO no era tía Rosita! … ¡era mi madre!

Todos se dirigieron al cuarto para ver quién era la otra persona, no había nadie, solo varias mariposas revoloteaban sobre la exigua luz de la lámpara en la mesita de noche.

Aquello me dejó algo perturbada, pues recordé, qua a la tía la habían sepultado con un largo vestido blanco, a ella le encantaban las mariposas, siempre había muchas en su jardín, lleno de gardenias.

Desde entonces ocurren eventos raros alrededor de mi prima, que ya es mayor…por ejemplo, he oído a mi hermana decir, señalando algunas mariposas que entran a la casa…

–por ahí debe estar llegando la prima y en efecto al rato llega ella…
12
16comentarios 166 lecturas relato karma: 113
« anterior123457