Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 120, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Las piedras de Luna

Cuando en la intimidad de los días ordinarios
emergen los conspiradores
se multiplican sobre las calles los sarcófagos,
se abrasa en las calzadas
el aparente andar anarquista del tiempo,
y en las plazas los ciudadanos son inscritos
en una lista para su compraventa,
conducidos por la falacia
de la intromisión del purgatorio.

Mientras tanto
el mesonero de la pensión amarga
dilata la perfección geométrica,
descompone con las gotas de su trementina
los trámites escabrosos de los mensajes
con la intención de hacernos descifrar
el remoto jeroglífico áureo.

¡Milagro!,
gritan desde sus altas torres obispos beodos,
¡sacrilegio!,
reivindican arrinconados tras los púlpitos
los educadores de cilicio sádico,
¡a las armas!,
arenga aguardentoso el general en jefe
de un ejército de cartón piedra,
¡resurrección!,
aúllan al observar las nubes de tormenta
los cipreses del cementerio.

Ahora ya lo sabemos;
si queremos reconocer la realidad
hemos de preguntarle a las piedras lunares.
leer más   
11
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 104

Sabiéndonos presentes

Se hincan de rodillas las nubes
ante el fragor sereno de tu transparencia,
se postran con el diálogo permanente
del vuelo de tus flores aladas.

Soy tuyo
cuando con la amanecida
se transforman tu Luna y mi Fuego
en patria de eclipses creadores
de un mismo caudal casual de voluntad,
eres mía
en la búsqueda con tus pensamientos
de cualquiera avalancha cálida y vibrante
entre tus labios,
somos nuestros
con la charla plácida donde cerramos,
abandonadas,
las ventanas maleducadas del ayer,
somos nosotros
al hacernos barrenderos de las hojas secas
y en la confesión de las aceras.

Es entonces nuestra la lumbre,
tú las pavesas,
y yo la ventolera
que las eleva hasta donde cruje
nuestra madera sagrada,
eres entonces perfume indomable de acacias,
perímetro constante a conquistar
en mis tardes y en mis noches
congestionadas ante el poder de tu pasión,
es para entonces nuestro también el azar
cuando se afina con el anochecer
en nuestro lecho de distancias.
leer más   
13
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 113

Como Adán

Con el frío en sus rodillas el constructor de rutas
crece hundiendo su calzado,
esparto de sus alpargatas viejas
en el viejo barro.

Oculto en la humedad de su mirada prófuga,
humano fugitivo,
con la sorpresa y el asombro de sentir
el fuego en sus pulmones,
el arte de vivir respirando a puñaladas
la conciencia de pertenecer al aire,
inicia desde el rincón de su desidia
la marcha hacia las nuevas coordenadas
que aún no reconoce.

Avanza al pairo,
sin su brújula,
abandonando entre la noche que se nutre de cigarras
las huellas atrasadas,
despojando de los matorrales de sorderas
las veredas,
las nuevas advertencias de las Lunas,
desoyendo en las estrellas las palabras,
olvidando.

Va sin rumbo.
Eso piensan los que observan sus harapos.

Cuando lo llama la distancia
desaloja los alfanjes y las dagas,
las aleja,
y frecuenta la frecuencia de su lecho,
concierto inocente
de rastrojos arrojados por corrientes
ante las puertas del atardecer del tiempo,
inocuo aspersor inerte de vericuetos sordos,
aspereza del poeta oculto
en la residencia humilde de su pecho.

Haciendo lagos
con las huellas que sus pasos han dejado
hurga en el desenlace de los puentes
y la presencia entre las mantas
de las banderas acalladas,
intuyendo los diluvios enmendados,
confirmando,
desde unos pies escritos,
la sequía abandonada
en el rincón donde hablan los incendios.

Con un pedernal enciende yesca
para iluminar ante el calor de la mañana
el canal donde moran
los secretos y el olvido,
y sin saberlo recauda un manantial de lágrimas,
y esquiva los alfanjes y las dagas;
se las regala al tiempo.
leer más   
13
13comentarios 122 lecturas versolibre karma: 114

Apnea

Buceo hacia mi propia tormenta.

Siento mis latidos bajo el agua,
oigo únicamente el estallido de las burbujas contra mi cuerpo,
cuando entro en el ojo de mi tormenta.

Nado bajo mi propia sombra.

y veo únicamente corrientes de luz saliendo de mis venas,
atrayéndome en un abrazo de fuerza,
lucen cual rayos de sol los hilos de sangre que me sujetan,

pero consigo zafarme y me rompo
en mil pedazos de burbujas que pelean contra mi propia frontera

y efervesco hacia el cielo.....
leer más   
13
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 98

Sobre la isla (para Mandela)

Te encierran otra vez en un rincón angosto,
y desde esa celda vuelas,
gorrión que te internas entre anhelos
de veinte años imaginando sin cesar
un mundo blanco y negro,
sin distinguir ni disfrazar el origen
ni la meta de tus pasos.

Quieren borrar tu nombre como rompen tu mensaje,
con un número mudo,
pero el hombre subsiste en las ideas,
no muere cuando se alimenta
de la verdad de vivir la igualdad de los deseos,
y los barrotes no te inhiben
si los conviertes en hilo transmisor de tus correos.

Van flotando tus palabras
a la búsqueda de las palomas mensajeras
que las acerquen a los guetos
de nuestros hermanos apresados
por las leyes engañosas,
hasta dar su fruto en las chabolas de hojalata
y en la libertad que se les niega.

Eres tú, prisionero libre,
el condenado al exilio en el templo de su mente,
aquel a quién se abren los oídos a la escucha,
aquel que es escuchado en su silencio
a la espera del instante y la señal
para izar las banderas hacia el aire
de nuestros universos indistintos.

Eres tú,
desde tu silla de las mañanas sucias,
necesarias para la redención del hoy
que brillará entre tus canas vigilantes.
leer más   
10
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 108

Para cuando regreses

Recordarás el día
en el que conociste en las anclas
la mixtura de la sal
con la corteza de las ostras,
(la mar colmada de tu alimento añil),
el día en el que un pueblo de redes
se convirtió en tus adentros
en habitación bárbara de llagas,
navegación pérfida de fachadas solemnes
y podredumbre sobre su mármol.

Harás memoria de aquella tarde
en la que la voz del matorral
pronunció por vez primera tu nombre,
cuando asentiste a su llamada
con la voluntad enjuta,
abandonaste sin una lágrima la costa,
y ligera,
sembrando de camelias cada paso,
partiste hacia las selvas
apurando tu andar converso.

Tejiste entonces un cesto
con mimbres olvidados por almas funestas,
lo rellenaste de tejidos de ilusiones,
te hiciste costurera,
maestra de lanas y de hilos.

Ahora extiendes en los prados
una enorme sábana blanca
redactada con millares de nombres muertos
para que jamás
nadie les vuelva a prohibir la vida,
elevas con tu aguja el compromiso
de saborear una sonrisa,
derribas la esclavitud de las mordazas
en el amanecer sin fin de tus laderas,
das las gracias por el aire que respiras,
cubres con colores vivos
nuestros muros,
tus espejos.

Cuando regreses a los puertos
susurrarás de nuevo tu nombre;
lo harás al oído
de aquéllos que en su ignorancia
te insultaron,
resquebrajarás sus encuestas falsas
haciéndote presencia
dentro de sus cráneos huecos,
y mirarás al frente,
sonriente,
sin esconder tu rostro.
leer más   
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 118

Un poema en la calle

Hoy redacto este mensaje
camuflado con la horma de unos versos
para contarte de toda la tortura
que en días grises amontoné en mis fauces,
de mis disculpas y culpas
trasladados en vida al refugio sombrío
de una choza de secas cañas.

Hoy desde la libertad te hablo
de aquellas veces que quemé las lanchas
con las que abordé islas negras
envuelto en el misterio de aprender,
convencido de que en la soberbia
se escondía la verdad,
de la travesía y escozor perdidos
en la existencia salvaje
que por instantes pensé sentir
sobre mis lagos angustiosos.

Ahora sé que he de informarte
de la escuela que es mi habitación,
del saber de sentirme un ermitaño,
de ese momento en que sorbo frases
y remuevo mi árbol fértil
para ver que sus frutos se desprenden,
tras dejar en el correr del tiempo
todos los murmullos esclavos
que fueron mi difusa propiedad.

Termino esta misiva
confirmado en el saber que nada tengo,
que no le exijo a los demás su coherencia,
y que todos poseemos un archivo
donde ocultar contradicciones,
tal y como disperso de mi despensa
la memoria de la asfixia y del veneno
perdidos en el siroco desplazado
a la frontera y abandono de la nada,
exhalada en las ascuas del pasado,
respirada en el rocío del presente.
leer más   
15
4comentarios 86 lecturas versolibre karma: 96

Mi esperanza es una bandada de pájaros

Mi esperanza es una bandada de pájaros que migra hacia el lugar que haga probable lo imposible. Nada de jaulas. Qué hermosa la palabra libertad, cómo se unen sus letras para terminar en aguda, como un golpe contundente, sobre la mesa. Si no fuera por el vértigo que produce la ausencia de cadenas, de reglas que miden y ordenan cada paso que damos... Qué curioso, es motivo de protesta y, a la vez, mejor excusa para obrar de esa manera que no gusta; pero tampoco obliga —a cavilar, a probar, a resolver—. Quién se atreve... Mantenerse en la cueva acaricia con oscuridad los párpados en un continuo vaivén dubitativo, que espera ser espejo de lo que no ve.

Son pocas veces, aunque son. Mi razón indecisa, enterrada bajo tierra con la raíz hacia fuera, salta de júbilo. Ella se acerca y me convierte en renuevo del árbol que fui o quise ser. Trae una lengua de seda que pincha cuando habla en silencio. Entonces, me revuelvo en lo dañino y malgasto los abriles comprando incógnitas. Que no sé ni lo que quiero ni lo que pienso y, mucho menos, lo que debería querer, pensar, hacer, decir... Soy desorden y podría representarme en una gráfica con subida constante. Me pregunto cuándo empezará la caída, el derrumbe... mi derrumbe. Se resbala el oxímoron por la ventana y no hay cristal. Soy la espera desesperada que no sabe, ni siquiera, lo que está esperando. Cambio. ¿De qué, a dónde, cómo y... para qué?

Amarro las preguntas al mástil de una prosa que delira. Naufrago siempre. Ojalá pudiera seguir la ruta de una golondrina de mar, ponerle alas a sus alas, dejármelas crecer yo.
17
12comentarios 109 lecturas prosapoetica karma: 96

El AMOR es AMOR (Libre)...

El amor es
ARTE. abrazar,
acariciar,
besar, amar..

El amor es...

LIBERTAD.

Cada uno es
libre de amar
a quien quiera
amar.

El amor no
tiene que ser
juzgado, ni
señalado, tiene
que ser
LIBRE, y
RESPETADO...

El amor no se
esconde, se
muestra.

Qué el amor, no
entiende, ni de
razas ni de colores,
ni orientación
sexual

Todos tenemos
derecho a amar
y a ser amados,
y no ser
JUZGADOS, por
lo que sentimos
en el corazón...

Todos merecemos
RESPETO...

El amor es...

LIBERTAD.

No importa a
quien se ame,
lo importante,
es lo que abunda,
cada uno
en su corazón...

Nos gusta amar,
nos gusta que
nos amen.

¿Acaso importa la
orientación sexual,
de los demás?

Si lo que importa
es quien eres

TÚ,..
de verdad.

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
7
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 58

No podéis

Me podréis obligar a cruzar cien fuegos,
pero, no a encender la llama.
Podéis hacerme callar,
pero, no por ello me mantendréis en silencio.
Tenéis el poder de hacerme vuestra esclava,
pero, nunca seré vuestra.
Habéis levantado un muro entre mis sueños y yo,
pero, mis sueños no se miden a lo alto.
Soy libre,
pese a vuestro infierno de sueños rotos,
de fuegos tácticos,
de cárceles sin almas,
de silencios lapidarios.
Y esta mi libertad,
no está al otro lado de vuestros muros.

A.M.G
19
15comentarios 72 lecturas versolibre karma: 105

Antesala

La noche es la antesala del mañana
es el día que fluye en el ahora
es el instante casi eterno
en que dos almas se sienten
como dijo Bequer,
confundidas.

Marijose
leer más   
10
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 93

Incómoda libertad

La gente del pueblo se lame sus heridas
ásperas e irreconciliables,
con veneno hacia el cambio.
Levantan la mano para condenarme
en un juicio social,
donde soy el desarme.

Ataduras férreas y corsé,
aguja para sonreír,
camino de espinas al ralentí.

Besos con paredes grises,
que delatan a los labios rojos,
prueba del delito,
macabra libertad.
leer más   
10
6comentarios 82 lecturas versolibre karma: 94

Amor sin condiciones

La libertad en el amor debe ser el regalo de aquellos que saben amar, porque no debe haber condiciones cuando el amor lo es todo, no deben haber restricciones para aquellos que quieren amar, para aquellos que se entregaron a la libertad de sus deseos.
leer más   
5
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 61

Despertar

Quisiera despertarme
Despertarme un día, y sin saber por qué, alegrarme.
Alegrarme de saber estoy completo.
Completo sin mentalmente necesitar de capital o amor.
No necesitar de nada más que el aire que respiro, la comida que como y el agua que tomo.
Ser libre, mirarte y que me mires.
Y no verte por tu ropa o por tus tetas
Verte por lo que siento cuando estoy con vos y sientiendo que sentís lo mismo por estar conmigo.
Decirte gracias por venir o por recibirme.
No mentirme ni te.
Que lindo sería despertarme y ser consciente de que mi vida es así.
Que feo que viva en una pesadilla.
leer más   
10
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 95

Libertad

Se libró del dolor de la muerte
de vivir una vida de sueños
Se cansó de tirar a la suerte.
Se volvió su señor y su dueño.

Se cansó de las bellas durmientes
que se creen princesas de un cuento
que no buscan al hombre decente
sino bestias que rasguen su velo.

Ya no quiso seguir la corriente
solo para agradar a las masas.
Trabajar olvidando el presente
sin poder disfrutar el mañana.

Se cansó de escalar a la sima
de los sueños de la sociedad,
que inculcaron de niño en su vida
con el faro de la vanidad.

Empezó a fabricar su colina
de lo que le llenaba por dentro:
compartir el amor de familia,
dedicarse a su propio talento.

Se libró de su ego y su ira.
se canso de portar la mentira
que aunque se le acompañe con liras
solo logra ocultar las heridas

Ya no quiere sentarse en la silla
de los reyes, bañadas en oro,
porque encuentra en las cosas sencillas
su más grande y valioso tesoro.

Porque lo material se caduca
y es efímero en la eternidad
Porque oyó de una piel con arrugas:
"la belleza no es superficial"

Porque más vale un libro que educa
que el dinero que pueda comprar
mil amigos que estén en tu gula
pero nunca en tu necesidad.

Ya no quiere alcanzar su futuro
para poder la meta tocar,
porque está en los pequeños segundos
del presente, su felicidad.

Ahora el mismo fabrica su senda.
Ha logrado por fin despertar.
Cual corcel que han dejado sin riendas
alcanzó por fin la Libertad.


(Dibujo de mi autoría)
13
8comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 96

El final

Hoy tenía ganas de escribirte un poema,
Será el último en mi vida para ahogar ésta pena amarga, el fin de la escena...

En cada recoveco de mi alma siempre habrá espacio para la tuya,
Y entendí que amar es albergar en el corazón tu memoria y siempre ahí existirás.

Gracias por ser la cicatriz más limpia que pude tener,
Y logré comprender que la podía haber pasado peor con otra persona, pero me tocaste vos y aunque amar es dolor, aliviaste esa dureza con tus caricias y tus besos directos al corazón.

Ahora me doy cuenta de cuanto amo tu libertad, verte libre y feliz es lo mejor que puedo desearte, no sos de nadie, sos del aire y eso me encanta...

Hasta nunca,

Hasta siempre (en mi memoria)

Hasta la eternidad, primer amor...
leer más   
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 87

Mujeres

Por ser una mujer
de los pies a la cabeza,
miramos cara al futuro
con ojos de fortaleza.

Labramos la tierra,
plantamos las semillas,
valientes e indispensables,
luchamos cada día.

La igualdad de sexos
en el ámbito laboral,
con salario equitativo,
un derecho fundamental.

Salir con la minifalda
o lo que queramos llevar,
no quiere decir que un hombre
sí nos tenga que violar.

Muchas mujeres han sido
pioneras en la historia,
lograron cambiar el mundo
quedando en nuestra memoria.

Distintas injusticias
se deben penalizar,
no cometer más errores
y poder evolucionar.

Seguiremos batallando
contra la discriminación,
por cada mujer hermosa,
por la libertad de expresión.

AUTORA: ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
16/4/2018.
leer más   
12
11comentarios 90 lecturas versolibre karma: 100

Hogar, dulce hogar

Rozo con la punta de los dedos las ramas más altas
que besan el cielo
con la misma dulzura que lo acarician
y lo amansan.
Los pájaros le han declarado la guerra a las nubes
por intentar ponerle un límite a su infinita imaginación.
Y cantan burlones
que son libres y rebeldes,
que ni ellas
ni la peor de las tormentas
podrán jamás atrapar sus alas
sino desearlas,
como se desea la imposibilidad de todo aquello
que no se puede tener.
Y que su única patria
es y siempre será el viento
por ser el único capaz de amar su libertad.
Huele a enero y a tierra mojada.
Me he empapado los pantalones de barro hasta las rodillas,
y he rugido hasta doler la garganta.
La brisa es fresca
y me susurra al oído que me suelte el pelo,
que deje libres a todos mis monstruos,
porque hoy
mi instinto animal
se siente más salvaje y puro que nunca
y es capaz de dejarlos en bragas
en las mil y una batallas
que les proponga el viento.
He abrazado a la luna
con el corazón abierto de par en par,
y sin darme cuenta,
ha llenado sus esquinas de flores
y de toda la belleza y vida que tengo a mi alrededor.
Para que cuando sienta que no soy de ningún sitio,
que el único que me acompaña es el viento,
entienda que mi verdadero techo lo tengo dentro.
Que todo esto forma parte de mi
porque yo soy parte de todo esto.
Y que nunca estaré sola
mientras los pájaros sigan siendo libres y rebeldes,
el suelo, de vez en cuando,
siga oliendo a tierra mojada,
y la luna siga llenándome el pecho de flores mientras duermo,
para que nunca olvide quien soy
ni de donde vengo.
leer más   
9
8comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 89

Si tu amor no me acompaña

A tres besos de distancia,
entre el perdón y la tolerancia,
se encuentra la fragancia
en que bañas tu elegancia.

Y a un paso del gesto
de mirada encrucijada,
está tu sino honesto
e inocencia camuflada.

Es por ello que detesto,
verte así de arrinconada
al haberte recompuesto
tras pregunta complicada.

¿Qué retiene aquí en el suelo,
tal que águila encallada
que no puede alzar el vuelo
sin sentirse desgarrada?.

Son los brillos de tu pelo
a contraluz por la mañana,
las curvas del violonchelo
que resuenan, orquestadas
con el tacto a terciopelo
de tus labios en mi espalda.

Es el color de tus ojos
a principios de verano,
del salitre, medio rojos…
..es el roce de tu mano.

Es el viento en tus pestañas,
es mi vida entre tus dedos,
que se encoge cuando arañas
lo más hondo de sus miedos.

Y no es por meter cizaña
pero es que sin ti no puedo,
hoy mis alas no despliego
si tu amor no me acompaña.
leer más   
22
15comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 105

En tus dedos

A través de tus telares
veo resucitar los días,
despierto con tu balada.

Dime,
esposa de los juncos,
¿dónde acomodas tu lecho
de ocaso de primaveras?.

Tus ojos evaden arroyos
para desembocar traviesos
en vértices de tus pestañas.

Dime,
amada de albas,
¿cuáles son los secretos
que conmueven serranías?.

En la costa extiendes oro
con el roce de tu nácar
para convertir en verso
las conchas de tu canción.

Dime,
mujer de tardes del Norte,
¿cómo utilizas la magia
embalada de templanza?.

Tus pasos sobre las rúas
borran el vapor insano
de las callejuelas áridas.

Dime,
dama de helechos,
¿dónde guardas las tinajas
con las que lavas recuerdos?.

De CANTOS DEL LLANO (EN LLAMAS).
leer más   
5
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 75
« anterior123456