Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 40, tiempo total: 0.028 segundos rss2

Me volé los sesos

Del hombre del pasado, del que conocí hace 5 años, es de quien sigo enamorada y mi espíritu, cuerpo y alma le pertenecía.
Ahora queda nada de esa mujer de hace 5 años, al igual que no queda nada del hombre de quien me enamoré.

¿Cuántas veces me tuviste que destruir para saber que era lo suficiente?

Sigo sin entender por qué insististe en no amarme, yo te amé y te entregué mi corazón prácticamente inocente, y decidiste pulverizarlo, tuviste que tragártelo para dejarme vacía.

¿Era necesario el dejarme así?

Ahora me pregunto, ¿cuántos corazones voy a tener que romper en el futuro para poder desquitarme?, no me importaría romper algo que no es mío.

Creí que me había volado los sesos, pero me los volaste primero.
leer más   
7
4comentarios 53 lecturas relato karma: 82

Generaciones

Hijos de las costumbres
encadenando nuestras mentes
a las rutas del pasado
sin descubrir otros sabores
ni arriesgar la piel

Anclados a unas miradas
que el reloj diluye a su paso
lentamente y sin preguntarnos
pues brotan nuevas bocas
con hambre de futuro

Tan solo somos fotografías
de un suspiro del tiempo
que guardamos
en el baúl de la nostalgia

Nada permanece inmutable
ni se congela la vida
todo fluye, todo evoluciona
agarrándonos de su mano
a un incierto destino
leer más   
12
10comentarios 73 lecturas versolibre karma: 114

Acordes

Me pierdo por tu universo
tan infinito de miradas
donde el sol escucha tus risas
y la luna seduce con su embrujo
tu cuerpo enamorado

Dedos que acarician tu cabello
cada uno de tus cabellos
retozando temblorosos
como un torbellino de pasiones

A veces suspiras silencios
mientras resbalan tus lágrimas
con nudos en la garganta
por la soledad de unos ojos
por el recuerdo de unos besos

Otras desprendes locuras
desgarrando tus entrañas
con tu boca sedienta
en ese último grito

¿Quién no añorado
una melodía
un verso
un acorde de guitarra?
leer más   
5
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 88

Comprendo

A veces noto que siento
sólo un ápice
un atisbo de viento....
un regalo de tiempo...
y sólo entonces comprendo
lo que vengo sintiendo...
lo que he estado escondiendo
bajo un largo silencio.
leer más   
17
13comentarios 87 lecturas versolibre karma: 97

Los versos

Todo verso es protegido
por ilusiones de ensueño,
y que carentes de dueño
hacen del alma su nido.
Es el lenguaje prohibido
para razones banales,
es manantial de ideales
ya épicos ,ya amorosos ,
que en aluviones hermosos
asemeja a varios griales.


Y en sagrados juramentos
que herejía es quebrantar,
va el poeta a perpetuar
sus diáfanos sentimientos.
Incólume a los tormentos
de la insana sin razón,
en desborde de pasión
le esperará la ventura,
y verterá la hermosura
en versos del corazón.
28
19comentarios 176 lecturas versoclasico karma: 99

Los valores perdidos

Sentado y meditabundo
en el quicio de un portal,
Me pregunto ¿que está mal
con las cosas de este mundo?.
Parecido a Segismundo
yo pienso que estoy soñando,
pues no puede estar pasando
lo que a diario todos vemos,
solo animales seremos
si nos seguimos matando.

Perece la humanidad
sumida en todos los vicios,
todos buscan beneficios,
carentes de identidad.
Abunda la liviandad
en todos los estamentos,
no existen entendimientos
entre los seres humanos,
y actuamos como profanos
ante nobles sentimientos.

Cuál la caja de pandora
que encierra todos los males,
con acciones inmorales
la maldad domina ahora.
Ya no tenemos aurora
en las tinieblas del alma,
nos abandona la calma
en medio de esta tormenta,
que la indiferencia aumenta
y a las personas desalma.

Es tiempo de comprobar
lo que en verdad deseamos,
¿nos rendimos o luchamos
para las cosas cambiar?.
Todo puede mejorar
en las lides de la vida,
mantener la frente erguida
es la actitud primordial,
para poder ser leal
a la batalla emprendida.

LOS VALORES PERDIDOS - CC by-nc-nd 4.0 - ESPECTRO
11
6comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 100

De sol a sombra

Una llamada de emergencia...
Solicitan en mi empleo mi presencia...
Qué puedo hacer ? A mí reputación hacerle el honor !

De sol a sombra y días arduos de trabajo he tenido,
estoy algo cansado, pero pienso que otros
ya desearían esta bendición.

Mi espalda me reclama, unas suaves manos que
se deslicen, con bálsamo para este estrés,
pero ella no está... ya lo pensé,,, en un dos tres,
mejor un buen baño, pan, queso y vino,,,
y como piedra sobre la cama caer...

Qué buen día!! De sol a sombra, estas manos,
cuánta satisfacción Oh Dios! Gracias vida,
por darme siempre razones hermosas
para bien vivir...!

Letizia Salceda,,,
leer más   
17
14comentarios 112 lecturas versolibre karma: 120

Jardines oníricos ( con @lidianny)

Me pierdo en los jardines
donde el agua canta
y el viento silba…melodías oníricas.
Arroyos de pececillos
que llevan a lomos
duendes y ninfas.
(Jardín de sueños)


Descubro a la fantasía
sentada junto a una fuente
y de la mano de un duende
le pintan besos al día.

Entre las alas de un hada
juegan luciérnagas grises
se bordan sueños felices
en el límite de la alborada.

Cascadas de enredaderas
dan cobijo a pajarillos enanos,
mientras miles de mariquitas,
se cuentan los lunares
entre risas y juegos.
(Jardines de ensueños)


Me recorre un viento travieso
haciendo mapas en mi espalda
y la infancia que me falta
se me devuelve en un beso.


@lidianny
@horten67

Un placer poder colaborar con un ser tan bonito como Lidianny, gracias¡¡
leer más   
14
11comentarios 108 lecturas colaboracion karma: 98

Que no bailen los fantasmas

Que no bailen los fantasmas
con tu mente y si lo hacen
que sea a tu ritmo.

Maricel 18/06/2018

www.youtube.com/watch?v=ZoEwR9_Sy_M
20
20comentarios 197 lecturas versolibre karma: 118

Quizás

Simbad el marino,
quizás Willy Fog,
Lawrence de Arabia
o el gnomo Gruñón,

puede que Espinete,
o en pleno esplendor,
Alaska y su bola
que lo adivinó.

¿Sería Chanquete?
¿Sería el temor
que "El exorcista"
en mi cuerpo infundió?.

Quizás sean la pista
"Los Goonies" o "ET",
o el ciego budista
de "Kung Fu" tal vez.

Madona, Mecano,
Sabina o Buñuel,
quizás Michael Jackson,
los Beatles también,

No hablemos de Lorca,
Quevedo o Dalí,
Beethoven y Mozart
y genios así.

Y más Buenafuente,
o Pepe Rubianes,
o Eugenio de frente
y su copa en los bares.

Quizás todos ellos
inspiren en mí
poemas de ahora
que son lo que fui.
leer más   
13
18comentarios 131 lecturas versolibre karma: 99

La ciudad de los malditos

El sonido martilleante y repetetitivo de las teclas golpeadas por los dedos se filtra por la rendija que deja la ventana entreabierta y se confunden con la sangrante lluvia que hace languidecer la ciudad maldita en cortinas de supurantes lamentos.

Es noche cerrada y la densa negrura teje un tupido velo que oculta el bosque de luces que caracteriza a la solemne nocturnidad diaria del parapeto infundado sobre el que se sostiene la llamada sociedad.

Mientras el viento se arremolina en abruptos giros inconscientes, el cielo escarlata secreta su dolor en forma de fulgurantes truenos y atronadores relámpagos que tiñen de fantasmales siluetas las sombras que se yerguen orgullosas en el camposanto que es la vida en las urbes.

Escuece, escuece la noche en las gargantas degolladas por litros y litros de sangre bombeada a diario al ritmo intermitente que marcan los incongruentes horarios que limitan la jornada a meros trámites burocráticos con los que obtener un pedazo de pan al son de títeres manejados por manos invisibles nunca vistas por las miserables almas que sostienen el mundo.

Las televisiones escupen toneladas y toneladas de ligeros paquetes de masticable información con una amplia gama de sabores a gusto del consumidor, y los periódicos martillean las moldeadas mentes con titulares segregadores con los que aderezar los descansos de media mañana que se filtran por las rendijas de ese presente que disfrutamos describiéndola como vida.

Los libros ya no son portadores de almas, sino meros repartidores a domicilio de ideas precocinadas para mantener una hegemonía dominante sostenida sobre monumentales recuerdos al pasado y rebosantes fosas consagradas al olvido.

Y entre lágrima en el campo y lágrima en el mar, el pueblo se olvida de quien era y solo tiene en mente que ahora todos ellos se llaman ciudad; el progreso dicen, aunque los estómagos vacíos y las hipotecas sin pagar siguen señalando como culpables a meros elementos en los que un día se vieron reflejados como un igual.

Dejando de lado que quienes martillean las teclas y marcan los calendarios no son otros que los que siempre han mandado y reordenado el mundo a su antojo.


* * *


Es noche cerrada y la densa negrura teje un tupido velo sobre el bosque de sombras nocturnas conocida como sociedad.

Aunque a veces, si prestas mucha atención, se escucha el martilleante y repetitivo sonido de las teclas al ser golpeadas por supurantes dedos (ya sean del narrador o del patrón), mientras la desesperante lluvia se descompone en afiladas cuchillas de sangre que hacen languidecer las miserables almas que habitan en esta sucia vida.
5
4comentarios 102 lecturas prosapoetica karma: 72

El abismo del olvido

En el abismo del auto convencimiento
En un estado que apunto de fallecer
Observo las decisiones del cerebro
Conduciendo la iniciativa de la observación.

Casi convencido
Gatillo un posible diálogo
Con los fantasmas,
Y sin querer,
Decido y veo el futuro.

Pero hoy está nublado
Y permanentemente olvido
Descifrar las neuronas de acero.

Pero me distingo entre el quehacer
Y la dispersión en los eventos
De nuestra vida.
Perplejo del susto,
Consigo durar un poco más con mis gustos,
– 5 años -.
Con las nauseas que esto provoca,
Esta vez olvido tirarme con una bolsa
Que acelera su velocidad
Mientras caigo en el precipicio
De la decisión.

Aprovecho de olvidar los motivos
De la prisión de los 5 años
Y persigo los vibrantes recuerdos
Que me hacen regresar a los encantos
De los olvidos.

Qué más vivo que el último
Suspiro del alma(?),
Que abanica toda sustancia
Inerte en la tierra(?).

Al perecer entre los que vinieron y vendrán,
Mastico el plástico y falso amanecer
De los olvidados que olvidé perseguir:
– Los sueños –
Llenos de señales que consigo
Recordar porque estoy aquí
Y no allá.
9
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 83

Fiel como la espina

Estás ahí de fiel como la espina
dispuesta siempre a hacerme daño
tu amor es como esos odios antiguos
de cuya brasa no fenece.

Enemiga como la mejor de las amantes
de dedicación diminutiva
es que nada se le escapa a tu ojo de águila
que con la palabra sabes justo dónde herir.

Así eres tú: una rosa deshojada
pero aún fresca
verde primitiva
con el garfio siempre a punto
en lo de tu largo tallo de espárrago.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 56

Mi sentido Animal

Leona: para proteger de la amenaza a mis críos.

Oveja: humilde y obediente a la voz de mi señor.

Cabra montesa: para huir lejos a un recoveco de la gran montaña cuando
me rompan el corazón.


Camaleón: para pasar por desapercibida ante el peligro.

Osa: para darte un rico abrazo en el crudo invierno.

Petirojo: para cantarte una melodía en tu siesta del mediodía.

Gacela: para correr con agilidad cuando te vea cruzar el portal y con simpatía darte la bienvenida.

Delfín:para hacerte una fiesta de encanto cuando triste estés.

Murciélago: Mi radar en operación, para detectar a tiempo la calamidad. (ese me está fallando últimamente)

Hormiguita: pequeñita pero trabajadora para construir un hogar.

Colibrí: con ágil aleteo para llevarte buenas noticias.

Minino: para ronronearte cuando no puedas conciliar el sueño. (aunque este no le guste a Alejandro)

Caballito de Mar: Leal hasta siempre cuando mi amor verdadero llegue en un barquito por altamar.

Letizia Salceda,,,
leer más   
11
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 89

Sábana de lija

La que me abrasa la piel
cuando quiero navergar sola.
La que me arranca jirones
cuando sueño despierta.

La que me abriga el alma
cuando ésta da voces.
Cuando encuentra cien pasos
marcados en la arena.
La que borra entre pliegues
tus huellas.

Quisiera arrancarte de una vez.
Lanzarte a la órbita de Júpiter.
Así, levantando planetas en vilo,
me sacudes la inconsciencia.

Y no pienso. No quiero pensar.
Porque si doy
rienda suelta a los caballos,
me darán tantas coces
que ni yo me reconocería.

Así que vete.
Agarra tu maleta
de quebrantos
y camina raudo.

Me quedan las olas.
Me queda la piel
dorada por el sol.
Las manos
llenitas de cariño,
apenas sin estrenar.
El que no desenvolviste
siquiera.
Aquel al que puse
el mejor de mis lazos.

Ya no te revolotearé
como una mariposa.
No te daré mis risas,
me muero poquito a poco
cuando me las cortan.
No te dedicaré
la tinta de mis venas.
No te abriré mi alma
como si fuese
el nenúfar tranquilo
más remoto del mundo.
No te abrigaré más
tu pecho.
Mis palmas
quedarán huérfanas,
pero no desaparecerán
del todo.

Volaré lejos
como una
pequeña
mota
de
luz.

Violeta. Azul.
Verde. Naranja.
Se me antojan mil colores.

Y en su vuelo y su trayecto,
igual le cuente a las flores
que aún te quiero.
leer más   
15
30comentarios 152 lecturas versolibre karma: 97

LAS SIRENAS, EL MAR Y YO (Recitado por A. Laboreo)

LAS SIRENAS, EL MAR Y YO @ Katy Domínguez Gómez

¡Cómo se refleja la luna en las aguas!
¡Qué bello paisaje en la oscuridad,
Parece una mar de plata,
da a mí vida una profunda claridad.

Pienso en el tiempo perdido,
Allá en la lejanía el océano está tranquilo,
noto que despierta mí corazón dormido.

Santander del alma mía,
siempre contigo sueño
ya sea de noche o de día,
cuando lejos estoy de ti
sigues siendo mí dueño.

Tu calmas mis inquietudes,
das energía a mí ser,
que suspira continuamente
con verte de nuevo otra vez.

Cuando lejos estoy de ti,
todo es cotidiano y duro,
tengo siempre la esperanza de volver
y ver el baile de tus verdes aguas,
esas olas que forman
el manto blanco sobre las rocas.

La leyenda de las sirenas
a lo largo de los siglos,
han fascinado a los hombres del mar,
que por oír sus dulces cantos,
a sus brazos querían llegar.

La belleza de las melodías,
las voces en su cantar,
atraían al ser humano
que por acercarse
eran capaces de naufragar.

Santander ejerce en mí,
lo que las sirenas al navegante,
por estar cerca de ellas,
son capaces de extraviarse,
para recibir los abrazos del más puro amor,
cobijándose bajos sus brazos.

Hay autores de la antigüedad que dicen
que nunca fue pez, sino ave,
da igual lo que escribieran,
los pescadores darían la vida
por encontrarse con su SIRENA.

Ninfas marinas, con busto de mujer,
cuerpo de pez o de ave,
dicen que os afincáis en los riscos
liberando vuestro canto embriagador
esta noche yo os ruego,
y a orillas del mar espero.

Hijas de Nereo y Dórides,
Nereidas de la mitología clásica,
Sirenas o no,
venid y optad por llevarme,
a ese reino oculto.

¡Dadme la sabiduría de nunca irme!
es un modo de quedarme para siempre
en mí querida Santander,
y no tener que pensar nunca en volver!
12
7comentarios 105 lecturas versolibre karma: 103

~Parpadeo canción... ~~~

Un parpadeo
que me lleva hasta ti ;
besas mis ojos
Y yo miro tu boca;
Un suspiro se escapa
Su destino en la piel ;
Susurro y corazón;
latido y voz ;
Un pálpito en canción
Un te quiero; mi amor...



@rebktd
leer más   
23
22comentarios 134 lecturas japonesa karma: 119

~ Ven~

Ven, desenrédame;
mis miedos y mis nudos;
Suélta mis hilos~ ~
mis cosidos, mis dudas ...
~ Es lo único que quiero ~
Si, ven, hilame en ti
sobre esta oscuridad
y en esta noche
de excelsa luna plata
ven a mi; ven a ser...

@rebktd
leer más   
22
18comentarios 127 lecturas japonesa karma: 117

Regando distancias

Distancia que cimenta clavos
entre mis sentidos, bajo su silencio,
distancia que riega espinos
entre mis pies y sus pasos,
distancia amiga por familiar,
reconocible terrizo de olvido.

Dolor forjado en el cáliz de la distancia,
vertiendo hiel en las coyunturas
de mi voz rota entre las letras de su nombre,
oscuro amanecer entre tulipanes secos de color,
como cuentas de promesa furtiva en sus labios,
rezando porque su presente y la derrota
se fundan en el pecho de mis entrañas.

Distancia regada susurrando despedidas entre mis manos....


Renuncio como salida al camino,
como bálsamo grapado a la cicatriz,
conjugando verbos como imperdibles
prendidos en cada estación, en estantes,
donde refugio sus palabras en paño de papel.

Futuros revolcados sobre púas de la distancia,
devorando deseos en mueca risueña,
esperanza mesnadera, amarilla por la constancia,
certeza cual raiz de recuerdos,
cristales desmenuzados en sigilos
en versos sembrados,
sangrados en la vereda de su puerta
y el rasgueo de mi pluma muerta.


Amén
leer más   
23
22comentarios 164 lecturas versolibre karma: 112
« anterior12