Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Ni te imaginas

Ni te imaginas cómo me tiemblan las piernas,
imaginando tu aliento creando un camino entre ellas.
Ni te imaginas cómo respiro,
imaginando tu pelo entre mis manos, sudado, rizado.
Ni te imaginas cómo jadea mi mente,
imaginando que tocas todo lo que no me han sabido tocar.
Ni te imaginas mi curiosidad,
imaginando todo lo que creía que no me llegaría a gustar.
Ni te imaginas mis ojos,
imaginando los tuyos, buscándome, con lujuria.
Ni te imaginas mi boca,
imaginando la tuya, sobre cualquier recoveco que exista.
Ni te imaginas mis ganas,
imaginándote a ti,
conmigo,
en mi cama.
leer más   
11
2comentarios 80 lecturas versolibre karma: 74

Te necesito

Contorneando tu silueta
cual pincel, con mi mirada,
como planta deshojada
o convertida en libreta,
que te observa resignada
escribiendo tu receta
de belleza confitada,
que seguro, es secreta.

Me sentí conmocionado
al llegar a tu coleta,
reposada con cuidado
en la curva que más tienta,
que vista así de lado
mis deseos incrementa,
me hace sentir abrumado
y mi mente desorienta.

Esos trazos que te han dado
los dioses más entendidos,
el sentido me han dañado.
Me han dejado recluido
en un jardín desflorado,
como joya entre bandidos.
La cordura me han robado.

No pretendo ser tontito
con versitos ni rollitos,
aunque debe ser delito
si tus calles no transito.
Y es que con tu piel me incito,
te adoro, sí, lo admito,
con ardor, te necesito.
leer más   
13
6comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 88

Pasión apagada

Juegos sexuales de un tiempo olvidado,
ansias carnales acarician tu piel,
tentando, palpando, el sexo mojado,
besando y lamiendo…sabiendo a miel.
Vicio y lujuria que se han apagado,
extinguida ofrenda de la amante fiel.
Pensé: -de entre ellas, una especie rara…
Me desengañó que no fuiste clara.
10
sin comentarios 53 lecturas versoclasico karma: 53

Sobran las palabras

Me desnudas con la mirada. Aquí y ahora. Un bar, una botella de ron y tú y yo, dos desconocidos que no ven más allá.

Me coges del cuello y me besas. Tu lengua la siento dentro.
Me provocas tocando mi nuca, acariciando mi cintura.
Se me cae la copa encima de la falda. Voy al baño, te dejo en la barra. Me limpio como puedo y al salir te encuentro acechando. Me empujas hacia el interior del baño. Me aprietas contra ti y me besas de forma lasciva. Con deseo. Con atrevimiento. Me desnudas rápidamente. Estoy con medias y tacones desnudándote, besándote.

Sentimos que no hay tiempo para pararse. Me sientas y me abres de piernas. Empiezo a gozar. Mi bello se eriza. Me tapo la boca, no puedo más. Tus dedos comienzan ha hacer su función, tu lengua les acompaña con deseo absoluto. Paramos.

Te bajo el pantalón y toco la estaca que me va a atravesar con tanto deseo, con tanta emoción. Empieza a hacer mucho calor. Está dura, caliente.

Entras dentro de mi sin complicación y empezamos a empujar, a rompernos. Tocan a la puerta y me tapas la boca. Seguimos como si nada. Así hasta estallar los dos de pasión.
leer más   
8
2comentarios 90 lecturas prosapoetica karma: 41