Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 150, tiempo total: 0.036 segundos rss2

A Clementina

Entre diez caritas hermosas,
andan tus poemas chilenos,
catorce amapolas traviesas,
entre veinte infantes tiernos.

¡Sopla, grita el más pequeño!
¡Que llegue a un madrileño!

Y allende los mares cruzando,
parten los pétalos jugando.

Pero piensa un pétalo arribando,
¡yo me viro a mi Chile nadando!.

Y en mis manos multicolor,
deja este pétalo un dolor,
allende los mares gozando,
aquí queda Andrés llorando.





Para ti, amiga @Cleme_Eternamente, por leerme. (Permíteme este pequeño juguete poético)

@Inmalitia, Andrés García. ©
Foto: Párvula chilena en un campo de amapolas.
leer más   
11
9comentarios 82 lecturas versolibre karma: 110

La cura siempre es el mar

Si tu alma besa el suelo,
y ha dejado de brillar,
para remontar el vuelo,
y surcar de nuevo el cielo,
sigue las huellas del mar.

Túmbate sobre la arena,
teje lazos con su sal,
no existe mejor condena,
que ir a desbrozar la pena,
desnudo mirando al mar.

Si el eco de lo vivido,
no te permite avanzar,
si tus sueños malheridos,
cayeron en el olvido,
ven y cuéntaselo al mar.

Si perdiste las agallas,
si has llegado a tu final,
ven a remendar tus alas,
curtidas en mil batallas,
la cura siempre es el mar.
leer más   
6
1comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 81

Marinero sin mar

Como marinero sin mar navego en el aire,
donde mis olas surcan majestuosas.
Y desde el arado alado
vacío mis ojos para veros,
y sin ellos viajo a la cima de un olvido penetrante.
Como un gran surco arado profundo
dejando en él la semilla
del amor.
leer más   
9
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 100

Ojos de un niño de mar

Guarda,
envuelta en el pañuelo,
una peseta como paga de domingo,
ve a adquirir las pipas
en la tienda vieja de la anciana
a la que sisarás galletas despìstadas.

Regresa a la lectura
de los libros de aventuras de Tom Sawyer
y de Huckleberry Finn,
al puzzle inacabado
a resguardo bajo la cama de tus padres,
y al chispazo en una hoguera
sin vanidad y sin prisas.

Recuerda la cruz de ceniza
cuando se manche tu frente de miércoles,
el vestido de almirante
con el que disfrazaste tu primera comunión,
el picor estrenado en el Domingo de Ramos
con un pantalón de felpa,
las mangas dobladas de tu camisa.

No abandones nunca,
entre las cajas destempladas del olvido,
las tardes lluviosas de abril,
ni tampoco los agostos tórridos
hinchados con polvo y con pólvora festiva,
no olvides jamás,
dentro de tu desván de renuncias,
el vapor de las mañanas nubladas de sábado
o el zumbido de la lonja
en la subasta de un noviembre cualquiera.
9
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 92

Apnea

Buceo hacia mi propia tormenta.

Siento mis latidos bajo el agua,
oigo únicamente el estallido de las burbujas contra mi cuerpo,
cuando entro en el ojo de mi tormenta.

Nado bajo mi propia sombra.

y veo únicamente corrientes de luz saliendo de mis venas,
atrayéndome en un abrazo de fuerza,
lucen cual rayos de sol los hilos de sangre que me sujetan,

pero consigo zafarme y me rompo
en mil pedazos de burbujas que pelean contra mi propia frontera

y efervesco hacia el cielo.....
leer más   
13
10comentarios 96 lecturas versolibre karma: 98

Parpadeos

Ven
Abanicame
Con tus pestañas

Déjame
Sentir la brisa

De ese mar
Donde tus ojos
Se bañan
leer más   
10
12comentarios 133 lecturas versolibre karma: 97

Ikigai

Dime aquello que mirabas
cuando las ondas veías,
cuando,
risueño entre las peñas,
te rodeabas por entero
de su brisa rota,
cuando,
al escuchar las gaviotas,
se disolvía tu desolación
entre la espuma.

Háblame de los grilletes,
desmenuzados,
entre las burbujas blancas
del crujido de tu popa,
háblame de tus cañas,
de tu pesca,
de tu barco.

Cuéntame
de cómo fuiste patrón
sobre la voluntad de tu nave,
y que una marejada turbia
elevó a tu cubierta
el milagro de la inundación
de peces brillantes,
reflejo de paz
en tu tez de salmuera.

Dime que,
cuando se rasgaron tus redes
al rematar la singladura,
fue generosa
la canción de las sirenas.

Cada noche le harás guardia,
sostenido sobre el mar
que antaño navegaste,
a la luz de una casa
dormida en el puerto,
a su ventana azul,
y al zumbido suave
del enjambre de unos remos.
leer más   
6
4comentarios 86 lecturas versolibre karma: 103

Haiku (mar azul)

Ligera brisa
sopla la blanca vela.
Mar azul cálido.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-30
leer más   
14
9comentarios 64 lecturas japonesa karma: 89

De Todos Los Destinos En Mi Corazón

¡Echar anclas!, mirad aquella sinfonía en piano
Escuchad a nuestro leal silencio, siendo él
Sientan las sabanas, impregnadas de buen augurio
Contemplad aquello, presagiando querer

¡Mi amada!, contempladme acudiendo al recuerdo
Mermando ideas de olvido con banalidades
Abrigando en mis manos un caudal de momentos
Trayendo tempestades a tus otorgados mares

¡Escuchen todos!, negaos a concebirla Quimera
Aceptad este fragmento de realidad sin mezquindad
Vean lo cierto en la farsa
Aunque hiriente resulte esta contrariedad

¡Señores!, Ostentosos lugares cobijo en este mundo
Un orbe que una vez entregue
¡Mi amada!, te cristianizaste en mi mundo
Un mundo en el que anclas eche
10
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 105

Y nado...

Y nado
en los mares de tu boca,
desemboco
en las costas de tus pechos,
tu vientre
el océano en calma,
y al sur
tempestad y tormenta;
y me anego
y me inundo
y me hundo
y me muero
y revivo
y nado...






~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-23
leer más   
21
20comentarios 158 lecturas versolibre karma: 102

Entre el mar y el cielo

Una parte de mi
viene de un pueblo pequeño
dónde huele el cielo a aceituna
y los trigales sonríen al viento.

Mientras cae el sol de la mañana
el olor a hierbabuena y violetas,
se cuela por las ventanas, cantan
ruiseñores, abejarucos y pardillos
balan, que casi hablan los corderillos
junto a cerdos y gallinas,
los sonidos del establo,
la música de mi cocina.

Junto al rocío de la mañana,
rosas, gitanillas,
claveles y buganvillas,
jacintos, y pilistras,
todas hacen de mi patio
un jardín de las delicias.

Mi otra parte del Atlántico,
la sal, el gran azul, el azul del mar,
olas violentas, rugiendo como leones,
corrientes, ballenas, atunes, y tiburones
tambores que gritan en mi alma
negra África de mis entrañas.

Annobón del golfo africano
qué no me vio nacer
Annobón la cuna de mis padres
tierra donde moriré.
leer más   
24
5comentarios 142 lecturas versoclasico karma: 98

Amor a la orilla del mar

Un día te despertare con una caricia suave,
será como el beso de una ola a las rocas del mar.
Sentirás silbidos, estruendos y gruñidos
de mi boca para tus labios al rozar.

Te tomare con un abrazo de mis olas
y rodeare tu cuerpo como él sol al atardecer.
Sera un baño de sentimientos bajo el océano
y todos nos miraran besarnos al amanecer.

Nos encontraremos en un estuario de pasión
donde se unirán nuestros ríos y mares interiores.
En un solo cuerpo agónico y en una misma
noche de ilusiones seremos muy felices.

Habrán movimientos de olas en nuestros
cuerpos y me ahogare en tus besos eternos.
Una noche estrellada helada la convertiremos
en calor y habrá un delirio en nuestros interior.

Entre dos botecitos nos dormimos y de telón
de fondo pequeñas nubecitas nos verán al pasar.
Las estrellas nos miraran a lo lejos y nuestra cama
de arena será nuestro refugio a la orilla del mar. 

Con tu cuerpo hare un castillo de arena
para que todos lo contemplen. En el centro
pondré un corazón de perlas cultivadas
con tu nombre, mi nombre y un “te amo”.

Así será nuestro viaje al atardecer, con tu
cuerpo formado de olas, ondulado, suave
y a veces tormentosa; como es usted, como tú,
como te veo…… hermosa a la orilla del mar.
leer más   
3
sin comentarios 56 lecturas relato karma: 31

Tormenta y calma

Suave mar en calma
Olas que con furia se estrellan
contra mi faro en noches oscuras
agitando a mi cansado corazón
que con vehemencia palpita todavía
porque sabe que aún en noches de tormenta
existen mares apacibles como suave melodía

Luego al nacer el alba
hermoso es mirar a los pies
la inmensidad del mar por la mañana
desde lo alto del faro por la ventana,
y oír la suave música del vaivén
de sus olas tejiendo espuma cual guipur,
anoche como fuerte tañido de campanas
hoy paz, voz del alma, suave mar en calma.
leer más   
18
19comentarios 137 lecturas versolibre karma: 98

Regreso

El mar.
Y su naturaleza.
Su simpleza mas a la vez no tan simple.
Con sus corrientes.
Aquellas que se marchan,
mas vuelven con remordimiento para despedirse por última vez de la orilla.
Y así sucesivamente.
Porque no se cansa de regresar,
una y otra vez.
Con su dulce y espectacular voz.
Al encontrarse con ella.
leer más   
12
5comentarios 110 lecturas versoclasico karma: 107

Agua ~~~~ [con @rebktd]

Cae el sol
sobre la mar
y la calienta
la reinventa
la deshace
la rehace
la acaricia
la incita
la tienta
y la invita
a viajar
al firmamento;
y mira la mar
al cielo,
y se lanza
contra el cielo,
se vierte
se derrama
hacia el cielo,
sueña con hacerse
y se hace;
cielo...

Y una vez,
ya la mar
siendo cielo,
se cobija
en los brazos
del aire,
y se expande
se enfría
se estremece
se agita
se acurruca
y le envuelve...
Y le mira
le provoca
le seduce
y le funde,
y el aire
se rinde
suspira
la abraza
la eleva
y la besa
y la hace
nube...

Ve la nube
los campos
los prados
las flores
los ríos
las vacas
los perros
los hombres
la tierra
el musgo
los grillos;
y se antoja
de palparlos
de sentirlos
de volver,
de bajar
de caer
de ser
parte
con ellos...
Hace frío
siente frío,
un viento helado
arremete
contra ella
la golpea
la estremece
la condensa
la maltrata
la hace llorar,
y ella;
se derrite
se derrama
se vierte
y cae...
de nuevo
al suelo.

Y la tierra
se alegra
y sonríe;
la acaricia
la mira
la absorbe
la muerde
y la bebe...
Y el agua
complacida
responde;
fluye
la recorre
la empapa
la humedece
la baña
se desliza
se eleva
en cascada
y al caer...
un recuerdo
un sentir.
Una imagen;
un instante
un azul
penetrante.
Una línea
un amor
fulgurante
la entristece
la acongoja
la envuelve
y un llanto
salado
la cubre
la recoge
la arrulla
y consuela
en un cálido
vaivén;
que la mece...





~~~~~~~~~~~~~
@Rebktd &
@AljndroPoetry
2018-jul-5
leer más   
20
38comentarios 283 lecturas colaboracion karma: 94

Las Olas, el Mar y Yo (Declamado por el gran locutor: A. Laboreo, amigo Luna)

Ayer apenas te vi., caminando sola, mis pasos dirigí
a la soledad de la noche,
a la orilla del mar,
en silencio contemplé
las olas al chocar y
el rumor del agua mar.

Sola, sola sin más, permanecí unos
momentos pensando...
¿qué será el más allá?.
Volvieron mis pensamientos,
volvieron mis recuerdos,
su imagen me envolvió, y pensé...
un recuerdo bueno,
vale más que un mal momento.

El romper de las olas,
en la arena se posaban,
y la espuma blanca y pura
formaba como un manto
de nácar y de púrpura.

El susurro de esas olas,
cantaban una canción,
que es el mayor tesoro,
que guardo en mi corazón.

Un solo momento invadió mi corazón,
recordando aquel día que tu recogiste mi cuerpo.
¡qué escalofrío sentí¡
¡qué ahogo me invadió¡
de nuevo siento tus manos
en mi cuerpo alrededor.

La luna me ilumina,
sentí tu rostro acariciar,
y solo de pensar,
que eso nunca ocurrirá,
una lágrima tontona resbala sin cesar,
cayendo lentamente al suelo,
llevándoselas, el agua mar.

Una tras otra cayeron,
el mar las recogió,
llevándolas y mezclándolas
con el resto de sus aguas.
Lejos de mí las llevó.

De nuevo tu imagen
¿dónde estarás?
Si tu supieras esto,
pero nunca lo imaginarás,
esto que por ti yo siento,
no lo sabría explicar.

Aquí sola en la playa,
contemplando el mar,
sentada sobre la arena,
miro sin ver,
queriendo saber, si algo ocurrirá.

No me di cuenta en mi soledad,
en lo tarde que era,
de lo sola que estaba,
sólo tu me acompañas,
y ya puedo decir:
“Sola no me encuentro,
conmigo alguien está,
él con su recuerdo,
Tu Dios Mío, con tu ayuda estás”

Una ola ha vuelto a mí,
tan cerca se paró,
que me pareció oír,
hablar alguien a mi lado,
alguien que me dijo así:
“Linda es la noche,
sola tú no estás,
nosotras te acompañamos,
vuelve una vez más.

Con nuestro sonido haremos,
una dulce melodía,
que invada tu corazón,
y mueva tu rebeldía,
Vuelve una vez más,
vuelve amiga mía,
Que yo te ayudaré
y sabré comprender...

Algo que tus labios digan,
algo que en tus manos muestres,
algo que esos ojos claros,
Solo amor envuelven.

Yo con mi sonido,
El Mar, con su grandeza,
quizá hagamos saber
un día a ese querer,
que pase por aquí
y mire el lugar, donde..
Tú un anochecer sola te encontrabas,
pensando...
¿qué estará haciendo él?

Me vuelvo amiga mía,
El Mar me está llamando,
pero te prometo volver,
el día que tú de nuevo
estés aguardando,
que alguien te comprenda.


Me vuelvo amiga mía,
mis hermanas Las Olas
me están llamando,
para formar todas juntas
el paisaje que solo Dios ha formado”

Y vuelven las olas
al chocar en la playa,
se acercan lentamente,
queriendo acariciarme,
como queriendo decirme:
“Nosotras estamos contigo,
siempre que nos llames,
y te acerques a esta playa
que sabe más de ese amor,
que has hallado y no saben valorar.

Ese querer un día lo sabrá,
quizá sea demasiado tarde,
pero tu querida niña,
sin tu inocencia perdida,
entregas tu primer amor,
y lo guardas en el corazón.

Contempla esta naturaleza
que Dios ha creado,
para que ojos como los tuyos,
con amor y pureza,
los mire y comprenda:
Dios Existe, lo hizo por Ella.

Derrama esas lágrimas,
que en tus ojos brotan,
Déjalas resbalar por tus mejillas,
piensa que lindo es amar,
aunque tu ahora no lo sepas
esas lágrimas como perlas
de tus ojos se separan,
pero algún día volverán.

Reza y piensa,
quizá a él le pase igual,
aunque tu ahora no lo concibas,
y no lo quieras creer,
puede sentir por ti algo,
que nació y vio crecer,
poco a poco como las plantas,
como la luz del sol al Amanecer.

Eso que por ti sentía,
lo vio florecer día tras día,
al ver tu infancia,
Al ver tu niñez, al comprobar que..
Algún día, te enseñará a querer.

Quizá pase mucho tiempo,
quizá no lo puedas vivir,
quizá él con su orgullo
deje morir, amor como el suyo
tan fuerte e intenso
Que os podría unir.

Piensa querida niña,
que Dios no te abandona,
te rodea con sus brazos,
y te acoge en su poder,
y pase lo que pase,
Quizá sea por tu bien.

Aquí nos tienes a nosotras,
Las Olas en el Mar,
nos separamos lentamente
para chocar en la arena de la playa
y volver al Gran Mar”.
@ Katy Domínguez Gómez
5
2comentarios 78 lecturas versolibre karma: 72

Del mar y la roca (Colaboración con @sarrd8r )

En todos sus mares de roca se abrieron fisuras
por donde se filtraba cada gota de melancolía.

Escondiéndose del sol en una periferia de estrellas ya apagadas,
certezas tintinean en silencio,
el rumor de recuerdos súbitamente inalcanzables.
Globos que se escapan entre mis sueños,
volviendo a su cosmos,
ilusiones de azules y blancos
de su falda al viento.

Dime norte,aire de runas,
eres aliento del pasado labrado en mi roca?

Soy lo que escribiste en la arena
y el mar no quiso borrar.


Lloraré hasta vaciar la sal de cuantos océanos nos distan,
cada ola será latido de reloj acercando nuestras manos.
Voltearé crepúsculos en la yema de mi lengua
por pronunciar tu nombre.
No quedarán valles ni cimas sin bautizar,
tallaré tu figura en cada cumbre,
en mi roca,
en tu ausencia.

Entre aullidos desbordados,
alcanzarán mis ojos a tus ojos
y a través de tu mirada,
regresaré a tu alma.

Amen.
leer más   
13
17comentarios 128 lecturas versoclasico karma: 118

La mar entera

¡Cuánto tiempo esperando llevaría
allí arriba con ansia tu llegada!
Tanto tiempo temblando allí parada,
soportando las olas de agua fría.

Silla de socorrista por el día,
regia torre en la noche plateada,
cuando apoyas en ella tu salada
silüeta de joven energía.

Te admiras de tu inmenso, vasto imperio
y sabes que ningún triste gandul
puede enfrentar así su rostro serio.

Dos luces en el fondo de un baúl:
negros faros tus ojos, gran misterio,
cornucopias que reinan en lo azul.

(A Demelsa).
15
5comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 89

Mar caníbal

Mar caníbal,
mare mortum.
Saludas circunspecto,
saludas en silencio.

Balanceo de crestas
de olas de sangre
bajo el cielo.

Mar caníbal,
mare mortum,
duro mar de ojos negros.

Mar caníbal,
mare mortum,
asesino de sueños,
¿dónde vas vestido de negro?
12
4comentarios 175 lecturas versolibre karma: 91
« anterior123458