Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 130, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Melancolía

Resbalones

por la vía

de la melancolía

por las tardes

de lluvia.

-

Me encuentro
tan

desierto,

vacío,

árido.

-

Impotente

inaceptable

cada gota

llena

se desborda

y se

vacía.

-
Soy

hijo

de la lluvia,

en la tormenta,

lugar de reunión,

de mi paz interior.

Che-Bazán.España
leer más   
13
10comentarios 100 lecturas versolibre karma: 138

A La Melancolía Le Gusta La Compañía

A la melancolía le gusta la compañía.
Al igual que a la soledad le gustan las tardes y noches frías...

Me pregunto ¿Cuál habrá sido su verdadera razón de quedarse?
Si su desinterés por todo siempre la mantiene distante...

A la melancolía le gusta la compañía.,.
Y qué curiosidad,
La soledad es su mejor amiga...

Ambas tan desdichadas y al mismo tiempo llenas de vida...
Piezas que se atraen y pueden dar vida.

¡oh soledad!
¡oh melancolía!
Ambas tan partes de mi vida...
Aunque decidan quedarse
Devuélvanle al alma un poco de alegría...
leer más   
20
3comentarios 96 lecturas versolibre karma: 135

Ya llega el invierno

Otra será la canción que cante el cielo,
Otro será el color de mis ojos.
Ya llega el invierno
Y con él los lobos.
Pues muchas son las penas,
Que en las caras recojo.
Se asoma el frío
Y mil sentimientos acojo,
Aún me siento vacío
Y la ilusión se pierde con poco.
Observo las gotas en el portal
Cuestionandome si estoy loco.
No es un invierno normal,
Es un invierno rojo,
Donde mi amor y tú odio
Se besan bajo el foco.
leer más   
4
sin comentarios 27 lecturas versoclasico karma: 54

Corazón de juguete

Noche joven de ojeras viejas,
pensamiento loco que dormir no dejas,
que buscas que no encuentras,
que quieres que aún no tienes,
que sabes que yo no sé,
de que me avisas, ten cuidado,
no hagas daño a mi corazón,
que todo lo cree y en todo se mete,
y luego rompe, como juguete.
leer más   
3
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 41

Se me acabó la poesía

Se me acabo la poesía,
como se seca una fuente,
la llamarada que ardía,
se consumió de repente.

Se me acabo la poesía,
del reflexivo desvelo,
la inspiración fenecía,
al colapsarse mi cielo.

Se me acabó la poesía,
queda en cenizas la hoguera,
marchitando la ambrosía,
de su anhelada quimera.

Se me acabó la poesía,
en la agónica esperanza,
la ilusión que sostenía,
con el olvido hizo alianza.

Se me acabó la poesía,
nada me surge del pecho,
comenzó a morir el día,
que abandonaste mi lecho.

Se me acabó la poesía,
cuando causaste la grieta,
que sustrajo la alegría,
al corazón de poeta.

Ya agotado el yacimiento,
que en arrebato bullía,
extraviado el sentimiento,
¡se le acabó la poesía!
leer más   
18
7comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 107

Memoria distante

Un fulgor incandescente
se viste de noche repentina
y en las altas torres escribe
voz de sombra y de fantasmas.
Y allí se asoma entre las ventanas
un recuerdo de pétalos vivientes,
ojos, manos, letras, huidas.
Trueno y memoria de los resistentes
se levantan en las miradas,
ocultas bajo la luna y entre las fuentes,
y se exponen frente a frente
la noche de los fantasmas
y la sombra de las fiebres.
7
sin comentarios 20 lecturas versoclasico karma: 65

Fado Abandonado

Mi corazón tiene ojos
que miran hacia al pasado,
más una nube de tristeza
en el pecho mutilado.

La mano de la nostalgia
acaricia mi espalda,
llevo un naufragio invisible
por los rincones de Alfama.

Es una sombra que brilla
mi dolor desgarrado,
el llanto es otro silencio
en mis párpados inundados.

Si pudiera encontrarte
con la misma mirada,
en Coimbra no vería
las cenizas del alba.

Lisboa, rúas empedradas
para mis pasos desgastados,
tu recuerdo es el quebranto
de este fado abandonado.


©Alejandro P. Morales.
(Oporto, 2018)

**********************
Dulce Pontes - Cançâo Do Mar
www.youtube.com/watch?v=v_2fyB4dj4U
leer más   
21
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 130

El Rastro

Domingo plagado de años
y de melancolía en sus andares
acude puntual a su cita
como ese joven enamorado

Deambulo perdida entre sus puestos
acaparando cada artículo, cada libro
otrora objetos y colecciones
que vivieron sus tiempos de gloria

Ahora se venden a otras manos
con sus pestañas de colores
de miradas seductoras
rindiéndonos así a sus encantos

Quizá algún día
cuando mis ojos se sequen
acuda con mis versos
para que vibren en otras bocas
impregnados
con las cicatrices de mi piel
y mi sentir anclado en sus latidos
leer más   
12
7comentarios 88 lecturas versolibre karma: 111

Tú eres mi refugio

Tú eres ese refugio
de mis horas de nostalgia
donde mi sentimiento se esconde
cuando extraño tu compañía
cuando siente mi piel de tu piel melancolía
y se va secando sin tus suaves caricias

Tú eres ese refugio oculto
donde mi sentimiento vuela en busca de consuelo
cuando el silencio como niebla mi vivir ofusca
invadiendo y cubriendo mis días por completo

Tú eres ese refugio
donde escondo mi sentimiento
cuando la soledad viene y te reclama
en mis noches de insomnio y silencio
cuando sólo se escucha en la inmensidad mi voz,
mi voz que poco a poco se va apagando
que impaciente antes de extinguirse va llamando
a tu amor, mi amor eterno.

MMM
Malu Mora
leer más   
21
21comentarios 178 lecturas versolibre karma: 115

Un casa sin palomas

La profunda tristeza de tus pasos en mi cabeza,
la melancolía de tu movimiento por la casa,
el fatal presentimiento, ¡oh Dios!,
de la desgarradora certeza de lo imposible.

Sonidos,
ruidos,
aromas exóticos,
risas enamoradas,
el ardor de unos cuerpos
de poetas obscenos.
El calor de nuestro hogar.

…. y ahora, embriagado por tu exceso
deambulo entre gentes ignorantes de tu presencia,
testigos anónimos de mi existencia,
y ahora, solo.

¡Aparta onza lujuriosa!
que tapas el iluminado monte,
trayecto y límite,
de mi esencia celestial.




@Inmalitia, Andrés García. ©
leer más   
14
8comentarios 144 lecturas versolibre karma: 102

Quizás nunca

Quizás pude salvarte
quizás pudiste quererme
pero el precio de tenerte
era entre ilusión perderme.

Dirán que la ilusión es pura
sin recordar con cordura
que la tuya era venenosa
pero en lugar, se mostraba piadosa.

¿Como no caer entre quimeras?
Si estás tú seduciendo sin querer,
prometiendo eternas primaveras
que al final todas voy a perder.

Mejor mírame con indiferencia
que aunque más me lastimas
tal vez podré engañar a mi consciencia
para que entre sombras no me oprimas.

Pero antes de irte
dime si al menos no mentiste
aquella primera vez que me sonreíste
y entre tus manos me hundiste.
leer más   
22
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 112

Buscaría un cuerbo pequeño

Si no fuera lo que soy ahora,

buscaría un cuervo pequeño,

para buscar en tus ojos; lo que era mío,

melancolía inconsolable.

Che-Bazan.España
leer más   
5
1comentarios 34 lecturas versolibre karma: 87

Melancolía

La añoranza de tus besos,
recordar cada caricia,
aflicción por no sentirte
a mi lado cada día.

Con el canon Pachelbel
anegarse las pupilas,
y ser ondina en mis sueños
y musa en mis poesías.

La nostalgia de tu cuerpo,
evocar cada sonrisa,
el desconsuelo porque hoy
noto más tu lejanía.

Sentimiento de tristeza,
que quede el alma vacía,
soledad y muchas lágrimas,
dime si es melancolía.
13
6comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 83

Delirios

¿será que mi destino es este?,
¿como hago para renunciar a él?,
¿que hago aquí en sentado en la ruina?

¡que alguien me explique por qué!
las veces que escribo se calma mi sed,
como el alma de una sirena cantando baladas prohibidas.

yo que le tenia fobia al papel,
termine siendo lo que no quise ser,
y me acostumbré al silencio que causa la intriga.

Dicen que ningún amor de septiembre es fiel,
pero no puedo evitar dejar escribir este mes,
si cuando más siento que muero más me lleno de vida...

Debe ser porque cuando escribo
plasmo hasta el último repelús en pie sobre la carne de un ser insensible.
Aceptaré mi destino el día que muera y reencarne en inspiración
para hacerle el amor al odio, como en este preciso instante.
leer más   
5
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 42

Soy el mismo, no he cambiado

Soy el mismo, no he cambiado.
Mis ojos verdes siguen llevando a rastras
millones de años de llagas y lamentos,
y frágiles deambulan recuperando pedazos
de aquellos sentimientos que se rompieron
con el paso del tiempo.
El resto de mi cuerpo es una mera cicatriz
que todavía sigue cicatrizando,
y que quizá, con el paso de los días,
se acabe arrojando azufre y alcohol
para hacer que hierva por dentro
y muera todo lo necrosado que aún quedaba vivo.
Las miradas inútiles se proyectan sobre mis párpados
y se refractan de la misma manera sobre las almas de los niños
que yacen en el suelo, por debajo de mis miedos
y mis enormes pesadillas; a cada cual más terrible,
a cada cual, más despiadada.
Sigo teniendo pesadillas con todo lo que me rodea.

¿Y si el mundo, preso de la desesperación
acaba por sumirme en una vorágine de sentimientos
que van en contra de lo establecido?
Permítanme entonces decirles que ya soy algo fuera de lo establecido.
Que nunca me arrepentiré de haber dado el paso
y que quizás ya no soy el mismo.

Ahora he cambiado. He abierto las puertas de este armario
y he dado un paso al frente a la vida,
al no tener miedo por lo que uno siente
a simplemente dejarse llevar por los vientos,
como veletas ondeando en las finas rocas
de una fina colina, varadas frente al mar.

Nunca me cansaré de decirlo.
Soy el mismo, no he cambiado
pero a la vez lo he hecho.
Han pasado unos años desde que he descubierto mi nuevo yo,
y me arrepiento tal vez de no haberme dado cuenta antes.
Pero ya es demasiado tarde para seguir culpándome
por algo de lo que ni siquiera tengo culpa.

Esta es la hora:
la hora en que tengo que empezar a quererme por lo que soy,
sin miedo a decírselo al mundo, pese a las represalias.
¡Qué represalias! No puedo callarme más.
Me estalla la boca cada vez que tengo que cerrarla por miedo
a sus odiosos qué dirán.
Harto de sus juicios de valor, harto de sus sinsentidos.
Harto de que no nos dejen amarnos seamos como seamos.

Soy el mismo, no he cambiado.
Mi poesía me acompaña en el camino,
mis letras son la musa,
mi corazón un velero viejo,
y mi alma vaga buscando todavía
un amor de verano, un amor eterno.
De esos que solo se encuentran una vez,
aunque sea en París, o en una calle de Toledo.
leer más   
19
6comentarios 86 lecturas versolibre karma: 87

amor de aventureros

Yo borracho en manhattan,
fumando hierba barata,
escribiendo con hojalata
en mi piel.
Tu alérgica a ropa barata,
de traje y corbata,
dibujando en lienzo de plata
con el mejor pincel.

Aveces odio que me digan pobre,
pero que sabe de valor el hombre,
odia escuchar pero ama que lo nombren.
!que trágico¡.
Que prefieres entonces,
bosquejar el triple o que te amen el doble,
recuerda ningún aplauso es noble
cuando no se trata nostálgicos.

No se si envidio como te aman,
u odio amarte porque no me amas,
yo divagando en las calles más conocidas
sin tener ni siquiera una gota de fama.
Tu rondando en callejones inhabitables,
donde el misterio florece por la mañana,
y aun así hasta la victima del peor alzheimer reconoce tu cara.

Amor platónico, amor de aventureros.
Pero amor al fin y al cabo.
leer más   
8
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 70

No consigo olvidarme de ti

He estado reflexionando, preguntando, buscando en todas partes algo que me haga dejar de sentirte dentro de mí.
No lo he conseguido.
Me he echado la culpa a mí.
¡Por tonta! ¡Por tonta! ¡Por tonta!
He sacado mis sentimientos, los escribí en un papel y los quemé.
Tampoco funcionó.
Entonces le pedí a las estrellas, a la luna y al cielo nocturno que por favor fuera yo por la que quisieras venir.
No pasó.
Harta de sufrir intenté entender qué es lo que me gustaba de ti, y no encontré nada.
Busco y busco pero no hay nada.
Solo sé que hay amor.
¡Si no hay nada no hay amor!
No paran de repetirlo en todos lados.
Si no hay amor, que alguien me diga qué es la pena y qué es el dolor.
Si no hay amor, decidle a esos ojos que no me miren más por favor.
Si no hay amor
¡Ay si no hay amor!
Si no hay amor,
Entonces no hay ni tú,
Ni yo.
leer más   
5
2comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 65

Un lugar el cual debo llamar hogar

Naces frágil en un mundo imperfecto
con llantos
y la necesidad que te protejan.

Con el sueño de un padre responsable
y una madre presente
así será , me cuidaran
hasta cada amanecer.

Dos años mas tarde
desde el nacimiento
el sueño yace roto
empiezan a quebrar mi ser
una familia rancia
que me acogen en su nido
con escasees de amor
y con odio en sus interior.

Seres rotos
que te añaden a su colección
de una casa vacía
donde queman tus alas
y la llama no deja de arder,
pero es mi lugar
el cual debo llamar hogar.

Frías mañanas
que se vuelven cansinas
con cada nota de su voz,
mis sentimientos amanecen taciturnos
esperando ser salvado
de esta agonía.

A mis dieciséis
mis ganas de vivir escasas,
cansado de sentirme un error,
tuve un intento
pero el deseo de un buen viaje
a lo desconocido,
me friso
escogí perderme en los ojos de nadie
y contemplar el eterno cielo gris.

Mi piel lastimada
el dolor mudo
y la inocencia robada
no era suficiente para ser defendió
por algún desconocido,
solo quería sentirme amado
y tener con quien hablar en las tardes nubladas
como aquel día que un señor mayor me toco sin permiso
solo era un niño,
quizás no lo entendías
pero le debo llamar hogar.

Me sentí olvidado
y entendí que era un crío abandonado
en la casa de los amigos de su padre,
el sueño de que regrese
aunque fuera demasiado tarde.

Crecí en cases
con miedo y agonía
sin una voz propia
con marcas en mi cuerpo
perdí mi color
en la batalla
y aun cubro los moretones
por el que dirán.

Llegue al final
agradecido por su labor social ,
me marche sin odio a mi tirano
olvidando los detalles
A punto de iniciar un viaje
Aunque me convierta el villano
de esta antigua historia.

escritor:
jhonbellido
7
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 104

Qué importa...

Y qué importa ya no haber sido eternos,
cuando hemos tenido cientos de momentos,
qué puede importar lejanos sabernos,
sin haber tenido un final de cuentos,
que en nuestra mirada pese el desengaño,
ahora que el desgano toca nuestra puerta,
dejando que pase, provocando daño,
que hasta nuestra alcoba la deje desierta.

Y qué importa ya si el tiempo ha sellado,
algunos recuerdos de lo que vivimos,
pues lo más valioso que nos fue otorgado,
no fue la intención, sino qué nos dimos,
en ese sentido, debo confesar,
que cuando el amor guiaba nuestros pasos,
no tuve otro sitio mejor para estar,
nunca otro lugar como nuestros brazos.

Y qué importa ya si nos cuestionamos,
en cada respuesta se nos haga un hueco,
los buenos momentos que nos regalamos,
se quedan grabados en un recoveco,
que si bien es cierto en dolor resulta,
de alguna manera sí valió la pena,
haber intentando la vida conjunta,
aunque nuestro ensayo se grabó en arena.

Y qué importa ya que el destino falle,
desprender pasajes de lo cotidiano,
que más da si ahora al cruzar la calle,
se congela el alma al darnos la mano,
porque nadie sabe cuánto esto ha costado,
que esta historia nuestra resulte tan corta,
este bello sueño dar por terminado,
empezar de nuevo, en verdad, qué importa.
leer más   
6
1comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 75

Fantasma

Mece el cielo las nubes
en un infinito lecho
iluminado por las estrellas.

Arde el dulce fuego
de tus ojos grises
quemando mis entrañas.

Enreda maliciosamente mis dedos
el negro profundo de tu pelo,
desatando una peligrosa tormenta.

Despojas de poder a la armonía,
situando en su lugar al caos
e implantando tu severa ley.

Pienso en ti y te desvaneces,
como una fugaz ilusión
como un sueño presente.
leer más   
14
3comentarios 70 lecturas versolibre karma: 95
« anterior123457