Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 232, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Oda a la noche

Bajo las estrellas,
hago un soliloquio,
en el que recito
mis versos más hondos.

Le canto a la luna,
al cielo le elogio,
exalto a las sombras
con júbilo y gozo.

Hago un panegírico
a modo de encomio,
lleno de lisonjas
en alegre tono.

Al tardo crepúsculo,
al silencio sordo,
al ocaso pleno,
y al velo borroso.

Quizá algunas veces,
cegado está el ojo,
pero ni una crítica,
ni siquiera oprobios.

Si el brillo es de plata,
yo digo que es oro,
si tu no ves nada,
yo percibo todo.

Entre la penumbra,
mil besos hermosos,
la tiniebla oculta
el rubor del rostro.

Ensalzo a la noche,
tiempo de reposo,
retiro sereno,
sentirse bien, solo.

Se apagan las luces,
soñar otro poco,
hechizos y magia,
vivimos los locos.
12
6comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 128

Esta noche

Esta noche te escribiré un poema para decirte te quiero.
Con cada palabra abriré mi alma, porque sólo tú estás en mis pensamientos.
Esta noche bajaré la luna para alumbrar con ella tu cuerpo.
Le pediré un deseo al cielo y escribiré todos mis anhelos.
Esta noche amaré el silencio, encerrado en la cárcel de tus besos.
Y caminaré sereno hasta donde se unen la tierra y el infierno.
Porque sólo tú arrullas mis sueños, con la nana de tu voz de terciopelo.
Sólo tú calmas los demonios que encienden mis miedos.
Esta noche mi amor, correremos más veloces que el vuento.
Y haremos de una nube nuestro refugio eterno.
Esta noche y no otra, será nuestro momento.
leer más   
9
2comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 107

Noches de aguardiente

...

Voy de sombra en sombra recubriendo con papeles muertos a la mía.

...

He visto el cielo caerse a claveles
y he visto las muertes enterradas en todos los jardines.
No hay salvación. Las letras van buscando sus muertos
Y los poetas van buscando su gloria
Y llega en invierno, inesperado.

Porque la soledad de un desierto árido;
se unió a esta tristeza mia de piedra y sol.

Porque anduvimos por caminos abiertos.

... unos huelen a esclavitud y cadenas
y los otros a vino y aguardiente.
14
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 158

Permutable inveterado...(Neosurrealista experimental)

PERMUTABLE INVETERADO
(Neosurrealista experimental)


Pasan por las calles toda una noche por delante,
una calesa caduca, y la luz de los cielos que bebí en los ojos,
sonrisa de los vientos, bañada,
en la dulzura de sus labios rojos, bajo la amenaza de ser cosa sin concepto.

Guardado, escondido en su oscuridad, en la oscuridad propia,
mientras todo da vueltas, en la nada incomprensible,
y más vueltas da, muchas veces, y donde van los cuerpos,
camino de un ensoñador antojo, como milagro,
mientras yo, invisible, soy la promesa de la espina.

Con la fidelidad de claros remolinos, donde navego,
celebrando los puntos cardinales,
que mudarán mi origen, en la predera del mundo dormido,
porque sucede el naufragio que debe,
en la vida, que es el barco del paisajista,
que sabe oír y ver, las caprichosas letras,
siempre entre líneas,
y reconoce a solas su destino, en los devaneos del rocío,
y se insinúa en las palmas de una gélida caricia.

Seré para el cuerpo el lino apaciguante, brío prolífico.
Y ya no más mi ruego sollozante, devorará lo recibido,
ni irá a turbar la indiferente calma...

Ya nada sana, ni perdona.
Donde pasan semanas, en la pared sentadas,
como una sola y libre flor del prado,
dejando preciosas piedras,
y sólo un milagro más entre la hierba.

Me dueles,
carbón del breve engaño, no es nada del vespertino bostezo,
en el cuerpo,
antes que muera de amor la prisa,
y en otra carta, la propia consistencia,
pensándolo bien, no endulce,
aquello que quiero a las diez.

Se hace lentamente eso que pintamos, muchas veces,
en el suave vuelo de la huerta, con sus puertas,
sin saber cómo es, ni cómo será mañana,
el baluarte de la noche.

Las polillas en la ventana, anudan el delirio,
corriendo entre las piernas.
En cuanto se fecunden sus resquicios,
la primavera endulza y endurece,
eso que si se ensalza hiere.

Porque el mundo quedará alumbrado de un horizonte,
donde perderse parece inevitable, en el duelo del andén,
que hiere con un rayo que despierta más allá de lo sostenible,
al silencio, una voz en cada paso, gozoso de la mirada de la luz,
rojo nace, y podría nacer, entre los amarillos un gris.
Porque ha nacido una y otra vez, en un pensamiento sin memoria,
de sentir la fuerza del polvo.

Que solo ciñe los rosales de pura eternidad, en la permanencia inmóvil,
al quedarse vacías, las vidas ajenas,
y otras, como puños enfebrecidas,
prisioneras,
que no conservan nada,
de lo que debieron,
y no hicieron al destino,
en su canto eterno.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez
leer más   
12
9comentarios 82 lecturas versolibre karma: 128

Noches

Es por la noche,
cuando más nos acordamos,
de la persona que no deberíamos acordarnos.

Nos acordamos de la manera que tenía de mirarnos,
como si fuéramos las dos únicas personas que había en este planeta,
nos acordamos de su sonrisa amplia y sincera,
cuando le sorprendíamos con cualquier tontería,
nos acordamos de la manera que tenían sus manos de recorrer nuestro cuerpo,
como si estuviera intentando memorizarlos
(porque sí, esa persona ya sabía que al final terminaríamos separados),
nos acordamos de como sonaba su voz,
cuando una noche de sábado nos llamaba para ser su salvavidas y su refugio,
nos acordamos de la manera que tenía de reírse cuando nos oía a nosotros hacerlo,
nos acordamos de esa canción que era NUESTRA canción ,
y que todos los días bailábamos juntos,
o separados…

Es una lastima que tengamos que acordarnos,
por la noche y solos,
de cosas que podríamos recordar,
por el día y en compañía.
4
2comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 61

canción de adolescencia

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


La risa me dio al verlo
no supe si frotarlo o coserlo
no pude quitarlo, ni moverlo
pero la risa me daba si lo miraba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


Aquel recuerdo tuyo me quedó,
y el de la falda que contigo rompió,
tal vez la noche de ayer ardió
mientras se iba la razón que quedaba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


Mi labio querías zamparte
y el mordisco quisiste quedarte
pero mis ojos solamente saciaste.
Mi labio en la mañana quemaba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.
leer más   
12
6comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 118

A cielo abierto

Y en la noche, del autobús a cielo abierto
caminaste hacia el horizonte, y yo debajo de él.

Varias personas, en su ilusión de tenerte
se quedaron calladas, inmutes

Gritando entre la multitud tu nombre

Ellos condenados a no tenerte, a esperarte;
a entonar suaves melodías con un violín viejo,
a escuchar relatos debajo de un puente.

Y quizás en esa noche y en todas las noches
el amor así es:

Descubrirte bajando del autobús y, esperarte
con los sueños resplandecientes, unos segundos

Y la noche avanzando
Y final.
12
11comentarios 80 lecturas versolibre karma: 119

La noche se rompe

Te miro en la cara -
encontrando calma en tus ojos.

La noche se rompe
como nuestro dulce abrazo.

Lucho para descubrir por qué,
estaba destinado a dejar ir,
hundirse más profundamente en la noche.

Lo que la luna nos concede
el sol no puede quitar.

Todavía nos desvanecemos
en la luz.

Ya no hay nada nuevo
todo está arrugado y sin brillo.

Eras con tu cuerpo, una vez el epítome de la poesía.
Y ahora eres una foto amarilla en mi pared.

Che-Bazan.España
leer más   
12
5comentarios 57 lecturas versolibre karma: 118

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Viven de abrazos de sal, de saltar los mares para agarrase, y a veces el salto no alcanza, caen en pedazos, y el abrazo le roza eróticos los dedos, y los dedos juegan a juntarse, y a la sal le agregan un poco de pimienta, y pica y arde…

Él siempre cae, y no siempre bien parado, a veces cae él y cae su todo, pero nunca su buen humor con el que se ríe del mundo, mientras lo mira dolorido desde el suelo… pero ella siempre lo levanta, cuando él desde el suelo mira bajo la falda…

Cada noche se aman con todo y no dejan nada, por si al otro día no se encuentran, pero siempre a la madrugada los ojos se sonríen, las bocas se miran y no necesitan decirse más nada…


Hay días que no la soporta, que se escapa de la vista de su llanto, porque le inunda las calles, y aunque le gusta bailar en los charcos, se le arrugan los dedos y las chanclas le quedan flotando, entonces vuelve y la abraza para que deje de llorar, a la llorona…

Y se echan de menos, y a veces de más, se echan encima el uno del otro, caen al piso y llenan de polvo… y vuelven a echarse, para volver a empezar…

Nunca fue perfecto, pero la arrastra a la locura y ella se monta en la espalda y cuando se cansan cambian, y cabalgan y cabalgan, sin importar a donde ir, porque no quieren llegar …

A ella le encanta cuando el tocando le desafina las cuerdas vocales, y canta un tango desafiando los oídos de todo el vecindario, que los miran como bailando se van tocando las orquesta, hasta que afinan la lengua en la garganta, mezclando graves y agudos, en el final…


y al final del último cuento ya se acabaron para bien y para mal…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-8 (Lola)
15
7comentarios 104 lecturas relato karma: 115

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Él es el mal de todos los males, por eso la cura porque no hay remedio bueno que tenga el veneno de su boca…

Y Siempre se piden sonrisas, y de tanto pedirse se besan, y de tanto besarse acaban en el suelo, y muriéndose de risa…


Por las noches juegan a pillarse durmiendo, se turnan, entran por la ventana que se dejan abiertos a los sueños, y si alguno se despierta el otro se pilla de nervios, y el uno de risa… y se despierta entero el edificio…

Y les encanta romperse los corazones, haciendo piruetas con las lenguas en los aires para secarles las palabras obscenas, y entonces pegarse hasta dolerse de no poder separarse, aunque le duelan los pies, y las piernas y mueran por sentarse…


Y cada noche, Ellos sueñan con ellos, aunque algunos espíen y quieran saberlo, no pueden dice él, riéndose, agrega: “No los dejo… ”

También, había días de esos tan feos que no quieren ni mirarse por la ventana, y hasta el avatar les sacaba la lengua, sobre todo si era un día de miércoles, y si se veían en línea, se escondían, pero siempre volvían bien peinados los días jueves, a buscarse, otra vez, la punta de la lengua…

Todo fue culpa del calor, de esas noches de verano, cuando saltan los fusibles y las velas encendidas quieren que las soplen una vez más, y las sombras, y las bocas soplando y encendiendo la mecha de las velas…

Cuando escribe, se cuelga las rimas imposibles en la boca, y las exprime, y las escribe raspando con su barba cada coma, por eso no las usa, Y cuando ve que gozan las palabras, las mira y las mira hasta volverlas locas…


Se quieren, se olvidan, se celan y provocan, se odian en silencio hasta quemarse enteros, y cuando el fuego está que arde quieren reconciliarse, porque se quieren, pero se celan y se provocan…

Una noche muy tarde le dijo: “No te distraeré con cuentos, iré directo a los besos, deja la ventana de tu boca abierta, que así me acuesto, en el colchón de tu lengua y de almohada préstame los labios…” y quien sabe como termino…

Le encanta abrazarlo tan fuerte que más que bronceado quede azulado, para darle respiración boca a boca, mordiéndose los labios, mientras los recuerdos se enroscan y se enroscan hacia adentro, y vuelven a latir sin dejarse salir, de entre las piernas, que se abrazan fuerte tan fuerte, que otra vez nos respiran… y quedan atrapados hasta el próximo cuento, que no sabe el camino, pero promete venir…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-6-cuentos-para #TusCuentitosDeHoy Lola
12
2comentarios 85 lecturas relato karma: 122

El día me sigue latiendo

...

La noche sigue enluciendo en su bello espacio.

Las estrellas pálidas, innumerables;
el día muerto de sueño participa del festín.

De la noche, del ocaso, del negro
 De los matices resollados

Y de las estaciones inconclusas.
leer más   
14
10comentarios 102 lecturas versoclasico karma: 147

La nada...

Me apropia la nada,
el gesto único
en la cumbre exacta del recuerdo,
La luz envuelta en el cabello.

El incierto rumbo del tiempo
anida en sus ojos negros.

Derrumbe de pieles y formas
ya nada es imaginado.

Vuela el beso dado a nadie
rozando el viento.
Geometría de un escalón vacío a mitad del cielo.

Me apropia la nada
y me usa de escudo
me repone lo caído.

Gesto suave de postergadas esperas
viene a mí, la vida.
Absoluto.
Hecho.
Terminado.

Apropiado,
puedo ser ya
el reflejo en su ojo izquierdo.

Su voz,
su callada noche desnuda.

No hay
sino todo.

Ceniza.
Arena.
Reflejo.
leer más   
13
8comentarios 72 lecturas versolibre karma: 123

Cuando tú te haces noche

La noche se viste
con tu blanca piel
y en tu pelo
se enreda el cosmos
y en tu boca
nace el silencio
de un billón de estrellas,
y en mi corazón;
el big bang, el latido,
el origen de los tiempos,
tú.


~~~~~~~~~~~~~~~~~

@AljndroPoetry
2018-ago-28

leer más   
25
31comentarios 149 lecturas versolibre karma: 119

Periplo

¿Y si esta noche
nos tomamos un cohete
directo
sin escalas
a la luna?
Yo invito
Vos traé
tu abrazo
leer más   
12
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 108

Hacedme tuyo

Soy tus memorias
Quien cata color en tus besos
Quien demanda geometría de tu sonrisa
Soy tu, en agasajos, en silencios

Si a mí, olvido
Perdonadme
Si a ti, contemplo
Dibujadme

Hacedme trizas en tus luceros
Silenciadme las heridas
Negadle realismo al amor
Mi bipolar amor proclive a ruinas
10
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 111

Infieles astrales

Dejamos dejamos la tv encendida, las cortinas entre abiertas y el todo en los pómulos de la incertidumbre, un beso volcánico en los glúteos de la noche, mientras la razón danzaba en los genitales de la locura. Entre miradas que se diluían en una desnudez precipitada el corazón desde una micro SD de 8 GBS optó por dormirse, y salimos de ese cuarto oscuro donde colgamos la piel en el frío del espacio, para olvidarlo todo incluso nuestra existencia, y cruzamos el cableado, la radio, los posters, las personas que confusas caminaban entre la espesura, nos besamos, nos miramos, la luna no estaba, éramos dos almas, dos avenidas paralelas, un par de velas derretidas, o algo más que un par de lenguas rotas y asfixiadas, nocturnas, insípidas e incoloras como el agua o el viento, tan perdidamente encontrados en cada taza de té que Laura prepara, en las todas de Juan o en los calcetines de Fernando, estuvimos en todos lados en las migajas de Gretel, en los brazos de una Alicia que muere en la país de las maravillas, en la caja de Pandora de Sabina o en los tobillos de Jackson, tal vez nadando como peces tras las abejas irritadas de Bécquer, de tú, de yo, de nadie, explorando el universo en los laberintos de la humanidad nos convertimos en los dioses de nuestras fantasías y de este secreto que nadie imaginaría. Mañana amanecerá y regresaremos a nuestras vidas, yo bajo las mismas sabanas de Laura, ella junto a las almohadas de Fernando, locos porque caiga la noche para desdoblarnos otra vez
leer más   
4
1comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 51

Poema de anoche

Anoche te vi
mis párpados oscuros
soñando inquietudes
de niños desnudos.

Anoche te dije
saborear nostalgias
repleta de besos
y nuevas madrugadas.

Anoche te quise
claro abrazo nuevo
robando la luna
bailando en deseo.

Anoche te fuiste
y no pude despertar.

Fragmento de CLARA ~ Cuentos & Poemas
Susana Illera Martinez
13
1comentarios 47 lecturas versolibre karma: 100

Poémulo

Unas letras juntas hacen poema,
que diga quien sepa rimar
penas, noches, luz de velas,
y el aire azul del blanco mar.
leer más   
14
sin comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 89

Noches

Noches quizá en una especie de lucro
de duelo y de soledad.
Vacías palabras escriben y regresan
solemnente sin tener siquiera prosperidad.
Noches oscuras, escasas, raudas y sin ánimo a brillar
Así son las mentes de muchos los cuales no se atreven a caminar.
leer más   
15
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 89

El lobo y la luna

Aullaba el lobo a su luna
que estaba radiante y de amor llena
la admiraba con locura de noche
la esperaba ansioso de día...

Y en la soledad la amo
dejando una noche muda
con tantos versos secretos
donde erraba sus rimas
deslumbrado por su luz
queriendo recitarle poesía…

Por admirar su nobleza
bajó una noche, curiosa la luna
una en la que fue y se sintió nueva
y a oscuras mientras él dormía
sintió frío de su insomnio
y a su fiel lobo soñando
bajo las estrellas se abrazó.
(Lola)
14
11comentarios 158 lecturas prosapoetica karma: 95
« anterior1234512