Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 156, tiempo total: 0.010 segundos rss2

¿Cuánta sangre cuesta...?

¿Cuánta sangre cuesta
ir del olvido al horror,
evitar la vergüenza,
la injusticia de la legalidad,
la esperanza traicionada,
la mentira institucionalizada,
la caridad de fin de semana,
convertirse en verdugo
siendo víctima del sistema?
7
1comentarios 144 lecturas prosapoetica karma: 93

รѻกɼٱรค ɗﻉ ρคץครѻ

Tan negada como la sonrisa del payaso
como ofrenda de felicidad ajena,
mi risa, dibujada en lazo desierto,
féretro de mi sombra
lleno de palabras encuadernadas,
con infinitos de te amo desnudos de prisiones,
infinito de besos envueltos en eclipses
grabados en nimbos de lo perpetuo.

Rostro impreso en ventanales,
en cristales, puzle de piezas infinitas,
viendo pasar sueños en reflejos rimados,
conformando un futuro huérfano de días,
sin piel que arrullar, sin muerte que amar.

Brincando entre culpas, remordimientos,
mordiendo piedras para escupir despedidas
cubiertas de lo incierto de cada sílaba,
faltando a la verdad de lo obvio,
que sin ti soy sonrisa desteñida
en colores de lunas andadas.

Las jarcias de silencios no pronunciados,
incrustadas en arboledas donde celar
todos mis sentidos deshechos en otoños,
de hojas verdeas, recuerdos lacrados
en canciones que destilan pena,
ésta que desposee mi risa pintada
en versos de pecho rasgado.

мє ℓєναηтαяé, ριηтαη∂σ мι ѕσηяιѕα ∂є ραуαѕσ,
ѕємвяαη∂σ мι αℓιєηтσ ∂є єѕ۹υιяℓαѕ, αηнєℓαη∂σ вяσтє ℓυηα ηυєνα.

αмéη
leer más   
15
10comentarios 129 lecturas versolibre karma: 101

Soy las gotas

Enraizado de mi memoria vives,
en vano he tratado de sacarte.
Lucho en inútiles quimeras y
un amor añejo que no acaba.
Dejé de combatir por entenderlo.
No dudo que me amaste, en mi savia
te adherirte, de mí hiciste lar.
Sorprendente para mi fue tu
llegada, entrando hasta arrecifes
en mi entraña. Sacudiste la estructura
de mi vida. Tu presencia, fugaz y transitoria
se enclaustró en la cavidad de mi pecho.
Que llegaras lo acepto. Que no te vayas,
no lo entiendo. Tú, quizá mi nombre
no recuerdas, de tu boca quise oírlo
antes de irte. Te diré cual es mi nombre
si olvidaste. Si en tu alborada, observas
gotas de agua arropadas en las hojas,
notarás, notarás son rocío...
leer más   
28
20comentarios 110 lecturas versolibre karma: 112

Penas astilladas

Clavo tu futuro en mi corazón de madera.
Y se me astillan veinte recuerdos
y unos cuantos por qués en mi ventrículo derecho.
El tiempo no entiende de besar a ciegas,
de olvidar a medias pretendiendo tenerlo todo
cuando hasta los segundos se nos escapan de las manos.
Y yo, para serte sincera,
no entiendo de otra cosa que no sean teorías y estrategias
de cómo tender tu mano sobre mis miedos
pretendiendo que soluciones algo que ni yo misma entiendo.
Se me ha olvidado dónde buscar tu nombre
y mis viernes saben a lo mismo que mi almohada desde que no huele a ti,
a nada.
Las paredes de mi cuarto ruegan derechos
para volverte a ver nacer
y los espejos me escupen en la cara
porque mi gesto cansado
no tiene nada que ver con tu cara desenfadada.
Cojo las pinzas de la caja de emergéncias
y me quito una a una
todas las astillas que llevan escrito tu nombre y todos sus sinónimos.
Si no olvido tu eséncia
no te olvidaré a ti.
leer más   
11
8comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 106

A la deriva

Y heme otra vez en el barco.
A la deriva de tus recuerdos.
Por encima de la marea alta.
Por debajo de tu cielo seco.

Ya la pasión quedó sosegada,
atrás ha pasado a tormenta.
Ahora sólo me arrulla el consuelo,
de comerme los celos y esta sal.

Navego sobre tu ausencia,
como naufrago de puerto.
A la espera de una tierra,
de un espacio sin mar.

He perdido las estrellas,
la noche de tu sonrisa.
He extraviado el rumbo
y no me se el camino a ti.

¿Y si me ahogo?
Me trago tus aguas .
Me hundo al olvido.
Hago un coral de mi.
leer más   
12
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 115

La flor

Yo tenía una flor,
delicada y suave,
tan tierna en primavera
tan poderosa en invierno.

En sus hojas verdes moró mi ilusión.
La quise tanto, tanto, que cuando la perdí me dolió
como un latigazo despiadado en las entrañas,
como una abofeteada en el alma.

Ahora la flor adorna otros jardines,
lentamente me ha dejado en el olvido,
a mí que la quiero tanto.

Extraño a la flor bella de mis mañanas y noches
aunque ella no me extrañe.
Sus pétalos coloridos
llenan de paisajes los corazones de otros.

A mí...
a mí solo me queda el recuerdo de lo que fuimos,
la mañana, la tarde y la noche,
unidos como amigos.


-Diana
leer más   
5
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 74

Dolor insoportable

Yo quería enterrarte en el olvido,
buscaba, para odiarte mil razones,
no volver a escuchar nuestras canciones,
dejar mi corazón siempre dormido.

Pero no quise darme por vencido,
y te ofrecí mi amor sin condiciones,
incluso renunciando a tentaciones
del fuego de otro cuerpo antes prohibido.

Y entonces, apareció otra, ¡sonriente!,
que me hizo descubrir la fantasía,
y antes de convertirme en un demente,

te hice ver, que mi amor no merecías.
Dimos forma a un sueño irrealizable,
que mudó en un dolor insoportable.
16
3comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 129

La luna huele a ti

Sé que soy una desentendida
en cuanto a despedidas se trata.
Que pierdo el equilibrio en la fina cuerda entre tu pelo
y mis tontas ganas de que te quedes.
Que no puedo mirarte la espalda
sin contar tus pasos de vuelta.
Sé que no puedo pedirte que no te vayas,
que te quedes cinco minutos más.
Pero ojalá tuvieras un rato
para deordenarme el pelo,
las ideas
y la vida.
Ojalá entendiera qué quiero
cuando sentada en tus pestañas
cuento los parpadeos que faltan para que me vuelvas a mirar.
Ojalá no te fueras tanto,
y ojalá no tuvieras que volver cada vez que consigo quitar tu olor de mis clavículas.
Y ahora
que no sé si te quedas
o te has ido ya,
la luna me huele a ti.
Y me cuenta historias para no dormir
donde tú siempre sales protagonista.
Y yo...
yo siempre salgo perdiendo.
leer más   
17
10comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 95

Mariposas negras

Siete mariposas negras anidaron en tu mente,
entristecieron tu corazón y marchitaron tu frente.

Nos mirabas y sabías que éramos parte de tu vida,
pero dichosas mariposas negras que no te dejan distinguir,
entre tus hijos y tus nietos, entre tus parientes y amigos.

Aún te vemos sentada en tu sillón,
con el cabello blanco y plata como la luna bella,
y en esos ojos de perdida mirada buscamos respuestas,
te buscamos a ti.

Nos miras fijamente, incorporas tu espalda,
y en un último esfuerzo se entreabren tus labios,
pero un balbuceo extraño enmaraña las palabras
y caes rendida de nuevo más entristecida y hundida.

Tu cabeza se ladea y ya por tu mejilla,
se abre paso una lágrima
que te aprieta la garganta con rabia y con dolor.
Malditas mariposas negras que oscurecen el Alma.

Y se duele el corazón, ¡cómo se duele!
Que no pudiendo expresar su dolor por dentro se muere.

Con el tiempo, fiel enemigo,
la oscuridad se hizo más grande.
Sólo al final del camino, quizás en tu último aliento
te sabemos ya libre.
Porque a tus pies les nacieron alas,
y tan alto has volado que tus negras compañeras
ya no te alcanzan.

Y aquí quedamos tristes,
sí, y también felices por saberte en paz.

Pero aún podemos verlas,
y si levantamos nuestros ojos
ahí están sobre nuestras cabezas,
revoloteando incansables y negras.

Malditas mariposas de fuego que nos negaron tu Alma.
15
12comentarios 66 lecturas versolibre karma: 101

amor molotov

Fuimos como un cóctel molotov,
una llama que arde en la fracción de un suspiro,
la mezcla perfecta de anarquía y fuego.

Nos lanzamos hacia la nada,
pasión inflamable expandiéndose en la noche,
inexorable.

Eras el combustible que me quemaba,
la rebeldía de un amor que apuñala el alma,
sin dar tiempo a exhalar siquiera un adiós.

Destruyendo todo a nuestro paso,
con el más breve de los besos
toda llama se extinguió.

Hay cenizas esparcidas por el viento,
danzando en el vértigo kármico del recuerdo.
14
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 88

Micropoema. Entierro

Llevaba un velo funesto al rostro que nunca note, sin saberlo, me habían sepultado en el olvido
leer más   
14
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 97

Mar de anhelos

Navegando en aguas lisonjeras,
que atrapan al incauto sin piedad,
se dibuja tu rostro sobre las olas,
y tus ojos envuelven mi ansiedad.

Tú, mujer misteriosa, impredecible, indescifrable.

Es la noche la que me embriaga
sumergiendo a mis sentidos
en un profundo mar de anhelos,
aquellos que provocan tu mirada,
ayer huida de mi ansias carnales
y hoy presente en mis lamentos.

Tú, mujer desdeñosa, envolvente, inescrutable.

Pero no son tus ojos los que veo,
sino una noche cubierta de luceros
que se reflejan brillantes en el mar,
arrastrando con su hechizo a los viajeros
que caen rendidos en la mayor perdición,
aquella que un amor no correspondido
provoca en el corazón de los débiles,
esos infelices que no saben olvidar.

Tú, mujer imposible, inevitable, omnipresente, irreal.
leer más   
12
3comentarios 78 lecturas versolibre karma: 94

¿Qué queda?

¿Qué queda después del ayer?
¿hacia dónde he de correr?

construiré un cobijo
hecho de hojas, de recuerdos,
donde descansará mi pecho
en lecho de espinas.

¿Qué queda después de la ausencia?
¿hacia dónde he de encontrarte?

con las manos de la tristeza
amontonaré mis piedras,
sendero que me conduzca
hacia la inevitable frialdad.

¿Qué queda después del olvido?
¿hacia dónde he de esperar?

zigzaguear mañanas de almagres
en alma herida, en miradas muertas,
el renuncio, la negación, amotinarse
ante auroras sin sus latidos.

¿Qué queda después de la muerte?
¿hacia dónde verter el dolor?


¿Qué queda después de la nada?
¿Qué queda después del abismo,
del crudo abandono, del opaco sentido?
¿Qué queda….?

Allí donde no llegue la memoria me despojaré de lo que queda….

Amén
leer más   
28
30comentarios 163 lecturas versolibre karma: 110

Te busqué

Hoy me di cuenta
que tu gaveta estaba abierta y del todo vacía.
Extrañada te juro,
que no sabía que ya nos quedaba tan poco.
Porque hace muchos recuerdos dejé de mirar tu espacio,
ese que hasta hoy supe que no me hacía falta.
No nos olvidamos tan rápido.

Es que el apuro era por marcharnos, no por olvidar.
Hoy te busqué en mis memorias y nada,
no apareciste.
Te busqué mis olvidos y ahí te encontré,
olvidándome también.

Empapelando todo nuestro ayer,
guardando tranquilamente
lo frágil que me querías devolver,
quedándote con lo que ya estaba viejo y demasiado empolvado.
Siempre tan caballero, hasta para dejar ir.

Así que decidí entrar a mi olvido de ayudarte.
Porque a un pasado como el nuestro,
lo debemos guardar los dos.
Tu levantando todas mis cajas
y yo cerrando todas las tuyas,
sin dejarnos más recuerdos que las huellas,
a esas ni el presente las puede borrar.

Entre risas, nos llevamos horas repartiéndonos las fotografías.
En todas sonreíamos con ganas de un para siempre,
y eso no se puede botar.

Guardémoslas donde solo tú y yo tengamos la llave,
y las encontremos cuando solo queramos recordar lo bonito.
Ya casi todo vacío, desechados todos los errores,
todos los rencores, bien guardadas todas las culpas.

Ya solo quedamos tú y yo abrazando al eco.
Encoges los hombros, y sonriendo encojo los míos.
Temeroso extiendes tu mano hacia mí.
¿Un apretón de manos?
Ven acá, dame un abrazo.
Te abrazo porque es la mejor forma
de perdonarnos todo eso que no se pudo.
Solo te abrazo, porque ya no nos queremos pero tampoco nos odiamos,
porque tú y yo nos olvidamos aunque a veces no se note.
leer más   
13
8comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 99

Estructura

Que pretenda irse por dónde ha venido,
canta el la mayor el viento del que me olvidé.
La estructura aguanta aunque caigan los tornillos,
me ahogo en el vaso que yo mismo colmé.

No vine a ser feliz sino a paliar con mis miserias.
Pone un uno en tu moneda
pero no vale lo que pagas por ella.

No es verdad que ante la luz sonría
me vislumbra en los ojos y parece felicidad
la cara que puse por alergia a la alegría
que tú besaste y ahora pretendes olvidar.
6
2comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 69

Desgano

La vida pasa muy rápido como el tren, aveces hay momentos que quiero estar en la estación y ver como la vida se va.
Hoy ya estoy cansado.

P.E.S.S
leer más   
10
6comentarios 42 lecturas versolibre karma: 95

Los olvidados

En las bolsas de basura abandonadas en el caño, los muñecos abandonados y mutilados, con dolor y esfuerzo han logrado hacer salir, en un angustiado gesto de auxilio, pedazos de piernas, nalgas huecas y hombros sin brazos. Hay alrededor suyos regueros de suciedad y soledad. Su grito, aunque fuerte y dolorido no lo escuchan los despistados peatones cuando van por la calle.
6
sin comentarios 56 lecturas relato karma: 64

Recuérdame tu nombre

A veces ni su nombre
me viene a la cabeza,
más no olvida mi mente
su cara de tristeza.

Reflejos en sus ojos,
que miran con fijeza,
de daño y de soberbia,
de orgullo y de vileza.

Y aguanto su mirada,
quieto con mi cerveza,
de tripas corazón,
e impostada entereza.

Su rostro otrora dulce,
hoy muestra de dureza...
Y al pasar por mi lado
le escucho una lindeza.

Se que querías más,
a mí me dio pereza,
pero he intentado siempre
limar las asperezas.

Después de tanto tiempo,
no me causó extrañeza,
su olvido sin perdón,
sus aires de grandeza.

Pero a pesar de todo,
te digo con franqueza,
quizás su nombre no,
recuerdo su belleza.

Hermoso su semblante,
sus labios de cereza,
los ojos, dos turquesas,
la piel solo pureza.

Precioso todo el cuerpo,
los senos con firmeza,
caderas cadenciosas,
y fluir de sutilezas.

Con eso yo me quedo,
con su delicadeza,
las noches en su coche,
su ardor y su destreza.
18
2comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 112

Un día

Un día te vas a olvidar.
Un día los atardeceres anaranjados como ese van a ser una excepcionalidad constante, van a perder su gracia.
Un día se van a desteñir los colores sintéticos, el tiempo se los va a comer.
Un día la sorpresa va a ser insostenible, el asombro imposible y la emoción díficil.
Un día te vas a cansar de mirar el sol caer, de admirar los matices
de esperar lo increíble, de buscar lo exótico, de forzar los placeres.
Y un día el atardecer te va a encontrar mirándolo de espaldas
Un día los colores te van a sumergir en su extensión.
Lo increíble ya no será sorpresa, lo exótico no te va a a asombrar, la emoción no llenará los placeres.
Ese día vas a ver lo común que es lo distinto.
Ese día te vas a olvidar.
Acordate.
leer más   
8
3comentarios 79 lecturas versolibre karma: 92

Soplido

Quiero,puedo,olvido
Descuida, no tiene sentido
sufrir por algo perdido
Quiero,puedo,olvido
La fuerza de lo sentido
escucho,lamentos huidos
Quiero,puedo,olvido
Noches de oscuros zurridos
Longevos cuentos comedidos
Quiero,puedo,olvido
Amor, simple balido
no quiero descosido
el cariño de los míos
Quiero, puedo,olvido...

DÓNDE Estás POEMA. FransisDeAquí ✒
leer más   
12
sin comentarios 83 lecturas versolibre karma: 104
« anterior123458