Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 53, tiempo total: 0.022 segundos rss2

¿De qué sirve huir?

La tarde despuntaba como una triste alegoría del alba. En su claridad todavía potente un niño paseaba, explorando el pisar del suelo, el crujir de las ramas y el revoloteo de las aves. Caminó y caminó hasta que el camino se encontró frente a un espejo en el que se hundía y se perdía. La tarde era clara, no parecía que la noche aguardaba, siempre escondida, siempre tan poderosa. El niño jugaba con los brillos y relámpagos de aquel espejo que reflejaba más de lo que realmente había con una sinceridad cegadora. El niño perturbaba los reflejos y nada pasaba, pero llegó para apoderarse de las aguas el brillo de plata de la luna. La noche se acercaba pensó el niño, pero la noche ya estaba allí, huyó por el mismo camino intentando que la noche no se acercase, mientras una garza, el último ave del cielo, volaba, la luna vigilaba.
El niño corría, jadeante exploraba los silencios del bosque y los ruidos de la noche. Lo que dejaba atrás lo perseguía y acechaba, maldito camino de huellas y recuerdos se decía. El niño corría y corría, pero el camino siempre lo seguía, le tocaba la espalda y le susurraba: soy la sombra que acecha y el miedo que persigue. El niño seguía corriendo y tuvo horizontes nuevos, pero siempre el mismo camino le desgarraba la espalda. No tenía ninguna posibilidad de escapar, salvo, tal vez, dejando de huir.
leer más   
7
2comentarios 61 lecturas relato karma: 73

Yo persigo las huellas de sus letras, en el amor de su tintero(...)

(...) Pero créanme que he cometido el gravísimo error de ofrecerle un oído analítico cuando él tan solo necesitaba un oído.
Pues yo quise extirpar de su obscuridad todas las flores, quise acotar su camino, y hasta me atreví a invitarlo a que venga a dormirse conmigo…y quien soy yo?

Deje mis oídos a su merced y no hicieron más que estallar ensangrentados ante su silencio...
El corazón de mis tímpanos se derramó enrojecido convirtiéndose así en su alfombra enaltecida,
que quedó en la espera de los pasos del príncipe inexistente.

Altivo! Jamás pudiste ver la alfombra que te llevaba en vuelo a mis oídos, hiciste caso omiso a ella y preferiste caminar en espinas.
(Dulce almita pues no conoces lo que es el amor de las palabras de a dos, solo te quedas siempre, en tu nebulosa oscuridad)
Yo caprichosa al querer quitar su velo, pues quiero verlo desnudo sin oxígeno esta vez!
(…pero quién soy yo para quitarle las investiduras del misterio? Quién soy yo para obligarlo a desenvainar?)

La alfombra aún espera al príncipe que busque la talla de los zapatos de esta maldita princesa.
(Princesa olvidada en realidad)
Palabras de nada nadan en mis oídos, piruetas de fuego! Oscuridad…

Dijo , " Buenas noches!" Y huyó a su sarcófago hostil.
Bebió el puñal de café que dice, él ama... pero no es más que el metafórico lecho
y duerme frío y vacío solo en su cama.

Quien soy yo? Ángel de luz que se infiltra a la distancia…Oscuridad.
Corto mi cuerpo quebrado en tinta… aquí te esperan todos mis fantasmas, en castidad!
leer más   
13
2comentarios 85 lecturas prosapoetica karma: 75

Bajo la larga escalera

Cuando el silencio se apaga
sin una ventana abierta,
la noche ya no es tranquila.
Algo muerto se despierta.

En el oscuro pasillo
resuena afinando un eco;
Grita por unos segundos
y tras ellos para en seco.

Mas incansable es el llanto
de eso que siempre duerme.
Y si despierta con Luna,
hace que la vida merme.

Enfría toda la sangre
y hasta el corazón se para.
Lo que abajo está llorando
malas nuevas me depara.

Bajo la larga escalera.
Un miedo viejo se asoma.
El mismo que nunca muere
se levanta de su coma.

Pasados los escalones
hago que se calle el llanto.
Pongo su boca en mi oreja.
Mensajero del espanto.

Le susurro dos palabras,
Al otro lado un suspiro.
En el mío una pregunta
y por respuesta un gemido.

El tiempo se para en seco
frente a caras olvidadas
de parientes muy lejanos;
de mis viejos camaradas.

Encerrados tras el cristal.
Por siempre jamás cautivos:
Los que moran en el muro
de momentos ya vividos.

De pronto el cuerpo me pesa
y en los huesos siento el frío.
Lo que en la mano sostengo
salta de pronto al vacío.

Y quedando suspendido
como un péndulo se mece.
Recreando el triste baile
del que en la horca perece.

El dolor rompe mi rostro.
Oprime todo mi pecho.
Pesa como cien medallas
y me deja más maltrecho

que tres años en trincheras
bajo lluvias de metralla.
He perdido más ahora
que durante la batalla.

Esta noche sin estrellas
abandonó mi morada
todo lo que antaño tuve:
Su perpetua luz dorada.

Fue mi faro en la tormenta,
mi ardiente antorcha y mi bastón.
Primavera de mi vida.
Hoy, invierno en mi corazón.

Pues se convirtió en recuerdo
lo que significaba amar.
Si la vida fuera un sueño
hoy querría despertar.
leer más   
6
3comentarios 96 lecturas versolibre karma: 64

Sextillas desesperanzadas

"La esperanza es el pilar que sostiene el mundo"
Pliny The Elder


La esperanza está dormida
a la sombra de un cajón
Ay! La llave está perdida
y ella en la desolación
sin fuerzas, está abatida
esperando un corazón.

Ella grita compungida
pide su liberación
esta humanidad dormida
no ven qué es la perdición :
¡Encuentren ya una salida,
o no tendré salvación!

¡Maldita llave perdida!
¿Cuándo hará su aparición?
No me dejes malherida
apartada sin razón
devuélveme ya, a la vida
haz que suene mi canción.

Depresiva y muy dolida
- " Nadie oye su petición ' -
La esperanza se suicida
solitaria en su rincón,
no le queda hilo de vida
yace en su oscuro cajón.



@rebktd
leer más   
14
10comentarios 116 lecturas versoclasico karma: 87

Luz de relámpago

Rompe el relámpago
la quietud de la noche,
calma nocturna
que me sosiega el alma
aunque haya tempestad;
late intensa la luz
y reverbera el trueno,
lámpara enciende
en mi interior oscuro
que ahora brilla.


@SolitarioAmnte / ix-17
leer más   
18
10comentarios 111 lecturas versolibre karma: 86

No hay luz

Noche gris
el alma pijama negro.
Oscuros pensamientos;
encarcelan el sueño

Las estrellas no brillan
la sonrisa se estira.
Pálidas comisuras ;
duerme la alegría

No hay luz ...
los ojos se entornan.
Tenue mirada;
apaga el día .


@rebktd
leer más   
14
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 89

Profundidad

Llegó profundo
en donde habita la soledad del silencio
ahí ninguna ventana está abierta
no existe memoria que se acongoja
por lo que ha olvidado ayer.

Solo se borró para dejar espacio
a otra historia que nace,
como ese suspiro que duele
porque es un camino que no tiene un final placentero
es como una vida que no quiere ser recordada
de esa manera tan triste en donde sólo los murmullos tienen su combustible para poder incendiarlo todo.

Nada se puede hacer para evitar lo que es inevitable,
el mundo sigue girando sin detener su marcha,
no bastaran los buenos deseos,
tampoco será suficiente el corazón que es bueno,
simplemente pasará
y en el desierto incierto de la calumnia
esperaremos el olvido
este pasará sin detenerse en el tiempo
para poder entonces olvidar.

Llegó profundo
en donde habita la soledad del silencio
ahí ninguna ventana está abierta
no existe memoria que se acongoja
por lo que ha olvidado ayer.

Profundidad.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
27/08/2017.
14
4comentarios 186 lecturas versolibre karma: 91

El gato negro

Le tenía pavor al gato negro de mi vecina, su caminar y su mirada daban escalofríos, la indiferencia de éste ante el ojo humano me ponía a temblar.

Una tormentosa lluvia se desataba aquel día.


Tratando de ignorar ese panorama tan tétrico, me senté en la hamaca y encendí un cigarrillo, estuve sentada tarareando letras de canciones mientras las colillas del cigarro formaron una enorme montaña.
Me aburría y el sueño de la tarde atacaba sigilosamente, me dispuse a acostarme en la hamaca me balanceé unos segundos y caí como muerta...

Un ruido bastante inquietante molestaba mi siesta. Mi mente no paraba de pensar por lo que estaba sucediendo, más grande era mi sueño que mis ganas por levantarme a averiguar. Un espantoso golpe sentí a la altura del pecho, sentí como si el espíritu escapaba de mi cuerpo, me levante gritando y al abrir los ojos una mirada fija y amarillenta me estaba observado, era el infeliz felino que se encontraba trepado encima de mí.

Peleando con otros gatos cayó justamente allí.
Hasta el sol de hoy el susto aún sigue impregnado en cada parte de mi cuerpo mientras los nervios me carcomen la tranquilidad.
7
sin comentarios 125 lecturas relato karma: 79

Oraculum Tenebris

La vida es triste sueño
un pestañeo
un grano de arena en el desierto del olvido.

Todo pasa, lo mundano cesa.
Yo hablo del futuro
de la muerte
de oscuridad y quimeras
cosas inusuales
de las que nadie habla por temor a desatarlas.

Existencias nostálgicas,
dolorosas
opacos habitantes de la sombra.

¡Oh, frutos pensantes de la Tierra, tan pequeños e inseguros!

Atrapados en las oscuras manos del destino
parece como si vivieran
sin embargo, no son nada más que muertos,
cada uno un pedazo de sueño
resucitando de vez en cuando
en nuestro inmemorial recuerdo…


Heclist Blanco
16
3comentarios 80 lecturas versolibre karma: 73

¿Los oyes?

Se rien las penas de mi cráneo
de los mensajes escupidos al óleo
que pretenden dignificar la vida.
¿Qué importa? Sólo somos una inadaptación evolutiva.

Las venas de tu voz encauzando mi sangre
hacia tu corazón o al mio
propagandose por el aire
saliendo ardientes y volviendose frío.

Este final de enero que huele a primero de octubre
este tiempo que todo lo pudre
será mejor cuanto menos dure.
Vivos exaltando su fracaso
en una vida agonizada,
sería mejor morirse.
Dime ¿tú escuchas a los muertos quejarse?

La oscuridad refleja el vacio,
será por eso que nuestra sombra nos sigue siempre.
10
1comentarios 49 lecturas versolibre karma: 80

Fotografía

Secuelas de una noche muda
acompañan al horizonte
paralelo del mar.

Imágenes galopan fijas,
movimientos corporales necios
acompañan luces.

A distancia posa para el sol,
a triples pasos
se queda en el lugar.

Enfoque
Oscuro
Enfoque
Tambaleos.

Curvas cerradas a los movimientos
salida en picado fuera de la imagen,
punto de mira a la fría boca,
sin palabras...

De vuelta a la imagen real,
conocida o por conocer
las líneas coloridas del viento.

Enfoque
Oscuro
Enfoque.

Marfiles entredentados
cuelgan tesoros personales.

Prohibido...
Privado...

Movimientos corporales
vuelven a quedar fijos.
leer más   
11
3comentarios 117 lecturas versolibre karma: 84

Tú conmigo sí, pero yo contigo no

Es que tú conmigo sí, pero yo contigo no.
Entonces comenzó todo, los pensamientos, los quebraderos de cabeza, las preguntas sin respuestas, las lágrimas sin voz, los gritos que rompían en un silencio, las situaciones inestables, las quejas sin fin...
No se dio cuenta hasta que ella volvió a aparecer, le volvió a tender su mano, gélida, huesuda y oscura, y ella, como vieja amiga que era de ésta la abrazó, porque ella esa su soledad, su amiga, la más vieja y la más fiel. Fue entonces cuando lo comprendió:

Él contigo sí, pero tú con él no.
leer más   
6
1comentarios 74 lecturas relato karma: 55

Aroma oscuro

Es duro saber que en este mundo
ya no existen los milagros,
que el corazón es duro,
que debe aprender a saborear las alegrías
sin tener que abandonarse por nada.

Que en la pérdida un aroma oscuro
que los poetas llaman misterio,
te llegará al cuerpo
con un sentido de urgencia,
que te dolera porque es pasado
y eso duele
porque simplemente es historia vieja,
es como un recuerdo que te abandona
sin pausas, sin remordimientos,
por no tener que decirte adiós
en ningún momento.

Todo te he creído,
desde la angustia ausente
siempre te he escuchado,
y así en un lamento
sencillamente todo te lo digo,
soy como un niño inocente
que confía en tus oídos,
que vacila en mostrar
sus ojos hinchados de tanto llorar
por las cosas sin importancia,
que ignora muchas cosas,
porque ustedes no le dicen
todo lo que saben.

Es duro saber que no te atreves
a sostenerme la mirada,
que prefieres ignorar mis desdichas
que tomar mi mano tibia
en una mañana,
que yo no tengo la culpa
por no seguir buscándote,
que no me arrepiento de nada,
que es muy noche
y hasta el silencio descansa.

Es duro mirar como se escurre la vida,
cuando de una herida mortal
solo intentas salvarla.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
09/07/2017
11
4comentarios 340 lecturas versolibre karma: 83

La sombra que se extiende

La sombra que se extiende
El murmullo que no cesa
Solo opina quien entiende
Las cartas en la mesa

Lo políticamente correcto prevalece
No existe luz sino sombra que se extiende
Todo lo que ves en mí tan solo es mi corteza
Me desvío del camino, el murmullo en mi cabeza

Un silencio que me ahoga, un silencio que me ahoga
Tú no lo puedes ver, has sido como Lorca
Yo como Baudelaire, eso ya no importa
Eso ya no importa

No, no solo opina quien entiende
El ignorante es el que parla
El sabio lo demuestra
La sombra que se extiende

No hay canon ya, no hay formas ya
Rimas que no pienso atar
Palabras que vuelan, las lleva el viento
Por no preocuparte es por lo que miento

Cierro los ojos, te veo desnuda
Mi cajón vacío, como el monedero
Tú tan Neruda
Yo tan Panero

Comparaciones siempre odiosas
Conversaciones tan tediosas
No me tengo por poeta
Solo hablo con mis letras

Medio minuto, así va la vida
No tengas prisa
Da igual el destino
Mantente en la vía…
5
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 52

Vacío

Oscurece.
El tiempo me mira
con sus ojos inexorables
desde el fondo del reloj,
desde lo hondo del espejo,
desde la repisa
donde está la foto,
donde nos vemos
tan felices en otro tiempo.

Supongo que amanece
en este momento,
en algún lugar,
en alguna ciudad,
en algún pueblo.
Y espero que ahí estés.
Porque aquí,
en el rincón que te reclama,
en el vacío donde desvanece
la llama de tu mirada... oscurece.
leer más   
13
12comentarios 165 lecturas versolibre karma: 72

Espejismo

Era el sol,
no eran tus ojos.
Era la brisa,
no era tu voz.
Era el mar,
no era tu cuerpo.
No era la oscura noche,
era la negra realidad.

MMM
Malu Mora.
leer más   
10
4comentarios 96 lecturas versolibre karma: 90

ying&yang

Dime donde termina tu ausencia y te diré donde comienza mi presencia.
-Le dijo la luna al sol una tarde cualquiera-
leer más   
4
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 59

Líquido, oscuro y espeso

Líquido, oscuro y espeso
el tibio aliento de la noche
me abraza en la sombra,
a las estrellas lleva mi ánima.

Serena soledad que abraza,
su silueta recorta la luna,
agridulce llega su memoria
conmoviendo ... consolando

Osado compañero de vuelo
intrépido de mundos idílicos,
allá donde aventura llame
exploraremos un cielo nuevo
leer más   
6
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 54
« anterior123