Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 53, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Ítaca

Gases en la frontera
ahogan el espíritu.

Alambres de espino
rasgan el alma.

Muertos torturados en el refugio turco:
banco de sangre.

Miseria sobre miseria,
frío sobre muerte,
humillación sobre persecución.

Viaje que son viajes:
Ítaca sin final feliz.
leer más   
14
2comentarios 98 lecturas versolibre karma: 105

Los corderos

Veo a Mamadou,
negro entre corderos,
con un gran tajo rojo
desangrarse en silencio.

Giran la cara,
balan,
se tapan la nariz
para no ver
el gran tajo rojo
desangrarse en silencio.

La pelotilla blanca
del campo de golf vecino
un golpe le da
al negro entre corderos.

Ninguneado y solo,
los balidos le recriminan
haber manchado de rojo la pelotilla
de los pastores de corderos.
7
6comentarios 142 lecturas versolibre karma: 102

Lamento

¡Qué vida la que vivimos!
¡Qué vida la que morimos!
Años de lo políticamente correcto.


El ojo del Estado
abierto día y noche.

La sangre roja y negra
diluida en el mare mortum
se desliza entre concertinas.
Flota como un lamento
sobre las fronteras europeas
sin conciencia
ni memoria.
9
sin comentarios 127 lecturas versolibre karma: 92

Mar caníbal

Mar caníbal,
mare mortum.
Saludas circunspecto,
saludas en silencio.

Balanceo de crestas
de olas de sangre
bajo el cielo.

Mar caníbal,
mare mortum,
duro mar de ojos negros.

Mar caníbal,
mare mortum,
asesino de sueños,
¿dónde vas vestido de negro?
12
4comentarios 174 lecturas versolibre karma: 91

Mundo de adosadas

Europa: hipocresía que no cesa.
Mundo contaminado de adosadas.

Bajo un cielo testigo,
niños refugiados vendidos,
niñas forzadas,
adultos esclavizados,
mujeres violadas.

Mundo contaminado de adosadas.

Te quedas en casa,
en el gimnasio.
Conciencias anestesiadas
sin aventurarse por las calles
para no morir de vergüenza.
Mirando para otro lado
en este mundo libre
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Mundo contaminado de adosadas.

Una pelotilla blanca
retoza libre y alegremente
por un campo de golf
junto a la valla de Melilla.

Campo verde, joven, terso, pulido y suave

vs

Concertinas brillantes, afiladas y desinfectadas.

Bajo un cielo testigo,
mujeres porteadoras/mulas,
piel de barro mordida por el viento
y la resignación,
se rompen el espinazo.
9
sin comentarios 221 lecturas versolibre karma: 87

Fronteras Invisibles

Ayer-Hoy

Los-de-aquí
no los vemos.
Rostros transparentes,
bajan los ojos,
cuerpos presentes
nos rodean:
manteros,
basureros,
albañiles,
mujeres de la limpieza,
cuidadoras,
prostitutas,
prostitutos,
recolectores de fruta.
Sin nombre,
en nuestras ciudades y pueblos,
cuerpos colonizados.

Hoy-Mañana

Los-de-allí,
hijos sin nombre,
hijos sin rostro
alzan la frente,
nos miran,
directo a los ojos.

Nace el monstruo:
fronteras,
barreras,
límites,
concertinas,
vallas,
muros,
perros,
pasaportes,
torres de control,
sensores de movimiento,
cámaras térmicas,
Mare Mortum,
apartheid,
indiferencia.

Palabras-máscara
para ocultar la vergüenza de la visión infrarroja,
el aura de cuerpos vivos,
la energía de la supervivencia.
Líneas de sutura invisibles
para tapar la presencia de lo ausente,
lo invisible.

Son si son sin cuerpo, sin representación, sin historia, sin sentimientos.
Son si son una ilusión visual.
Son si son un eco de su voz.
Son si son la negación de la existencia del otro lado, del otro.

El monstruo es vidrio
que permite mirar sin ver,
que permite negar tanto si el otro me mira como si no.

Interior – Exterior

Nuestra realidad trampantojo
6
4comentarios 238 lecturas versolibre karma: 130

Haiku de la frontera X

Amanece ya,
más muros y fronteras.
Pasa el tiempo.
11
sin comentarios 134 lecturas japonesa karma: 91

Haiku de la frontera V

Mi cuerpo junto
al recuerdo de casa,
se estremece.
12
4comentarios 161 lecturas japonesa karma: 88

Haiku de la frontera III

Piso la arena,
olas contra las rocas.
Ruido de silencio.
16
sin comentarios 189 lecturas japonesa karma: 96

Haiku de la frontera I

El paso lento.
Nieve cae sin cesar,
sigue calando.
15
4comentarios 220 lecturas japonesa karma: 91

Haiku de la frontera IX

Días de infancia
entre muros, fronteras,
dudas y penas.
16
2comentarios 121 lecturas japonesa karma: 97

Haiku de la frontera VIII

La luna piensa
cómo te ayudará
en la frontera.
6
sin comentarios 125 lecturas japonesa karma: 75

Haiku de la frontera VII

En la patera,
en las vallas cortantes,
cruzan las sombras.
19
4comentarios 144 lecturas japonesa karma: 104

Haiku de la frontera VI

Hoja caída,
concertina pulida,
sangre brillante.
15
1comentarios 114 lecturas japonesa karma: 111

Haiku de la frontera IV

Estoy helado,
sueño con lo que dejé.
Dulce nostalgia.
13
4comentarios 148 lecturas japonesa karma: 110

Haiku de la frontera II

No sé dónde estoy.
Una nueva frontera,
siempre lo mismo.
11
1comentarios 179 lecturas japonesa karma: 104

Ciudades cerradas

Cuando la política
habla de solidaridad,
causa temblores.

El yo se oculta,
la luna se esconde tras las nubes,
el sol se eclipsa tras la luna,
el agua huye subterránea,
la lluvia se evapora a los cielos,
los rayos huyen despavoridos,
los fuegos crecen.
El humo oculta la vergüenza ajena
de nuestras ciudades sin brillo,
ciudades cerradas.
15
4comentarios 143 lecturas prosapoetica karma: 112

Brisa breve

Los refugiados, hermanos,
cual jabalíes cazados,
hunden el hocico
víctimas de perros burócratas
que se apagan
entre legajos de alegalidad
mientras se dan la mano.
Síntesis de su miseria
que el desprecio no toca.

Los párpados se cierran de placer
ante el beso húmedo de la tierra anhelada.
Brisa breve,
encuentro del estar con el no estar.
13
3comentarios 117 lecturas versolibre karma: 113

Discípulos del miedo

La inmensidad del estar despojado
te da valor.
La sospecha de amor sin recompensa
te presta amaneceres.
La melancolía sin duelo
mendiga amor,
tortura nocturna del no-me-olvides.
Clandestinidad que te devora
y vomita caridad.
Apetito humilde, hartazgo de promesas,
instantes de miseria sin papeles,
besos furtivos en el balcón
de la muerte.
13
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 109

El cortejo

Un cortejo de refugiados
pasa pidiendo aprobación,
la Santa Compaña entre ellos.
No la conocen.

Una piara de empresarios
se refocila en su pocilga
para decidir.
Una recua de políticos,
unos tras otros,
legisla.

Tú y yo obedecemos.
12
4comentarios 108 lecturas versolibre karma: 102
« anterior123