Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 41, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Haiku de la frontera VI

Hoja caída,
concertina pulida,
sangre brillante.
13
1comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 111

Haiku de la frontera I

El paso lento.
Nieve cae sin cesar,
sigue calando.
6
sin comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 92

Haiku de la frontera IV

Estoy helado,
sueño con lo que dejé.
Dulce nostalgia.
12
4comentarios 121 lecturas versoclasico karma: 110

Haiku de la frontera II

No sé dónde estoy.
Una nueva frontera,
siempre lo mismo.
10
1comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 104

Ciudades cerradas

Cuando la política
habla de solidaridad,
causa temblores.

El yo se oculta,
la luna se esconde tras las nubes,
el sol se eclipsa tras la luna,
el agua huye subterránea,
la lluvia se evapora a los cielos,
los rayos huyen despavoridos,
los fuegos crecen.
El humo oculta la vergüenza ajena
de nuestras ciudades sin brillo,
ciudades cerradas.
14
4comentarios 136 lecturas prosapoetica karma: 112

Brisa breve

Los refugiados, hermanos,
cual jabalíes cazados,
hunden el hocico
víctimas de perros burócratas
que se apagan
entre legajos de alegalidad
mientras se dan la mano.
Síntesis de su miseria
que el desprecio no toca.

Los párpados se cierran de placer
ante el beso húmedo de la tierra anhelada.
Brisa breve,
encuentro del estar con el no estar.
12
3comentarios 111 lecturas versolibre karma: 113

Discípulos del miedo

La inmensidad del estar despojado
te da valor.
La sospecha de amor sin recompensa
te presta amaneceres.
La melancolía sin duelo
mendiga amor,
tortura nocturna del no-me-olvides.
Clandestinidad que te devora
y vomita caridad.
Apetito humilde, hartazgo de promesas,
instantes de miseria sin papeles,
besos furtivos en el balcón
de la muerte.
12
4comentarios 82 lecturas versolibre karma: 109

El cortejo

Un cortejo de refugiados
pasa pidiendo aprobación,
la Santa Compaña entre ellos.
No la conocen.

Una piara de empresarios
se refocila en su pocilga
para decidir.
Una recua de políticos,
unos tras otros,
legisla.

Tú y yo obedecemos.
12
4comentarios 103 lecturas versolibre karma: 102

¡Niño, cambia de canal!

Te veo

muerto en el plasma
entre arenas de espanto.

Lagrimas congeladas
en inviernos de niñez
que se niegan a correr.

Vacío y desolación,
hedor de realidad,
hambre de hormigas,
furor de miseria.

¡Niño, cambia de canal!
15
3comentarios 159 lecturas versolibre karma: 112

Hechos

El temor normaliza
la indefensión del otro.

El burócrata asesina
legalmente al débil.

La lengua justifica
la represión al diferente.

Las banderas ocultan
la crueldad al de afuera.
16
3comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 105

Haiku de la frontera V

Mi cuerpo junto
al recuerdo de casa,
se estremece.
5
sin comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 81

Haiku de la frontera III

Piso la arena,
olas contra las rocas.
¡Qué solo estoy!
5
sin comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 88

Páginas de mi isla

Vivo en una isla
donde las espinas son rosas
las piedras peldaños,
las puertas horizontes,
el ahogo suspiro.

Vivo en una isla
de montañas de arena
en veranos fríos,
de pájaros de tull
y flores esquivas
de esperanza
en la maceta del tiempo.

Náufrago de costumbres
que habita en cuevas de versos
alimentados de silencios,
distancias, perennes olvidos.

Cerniendo palabras
secas de sentimiento,
riego el cielo de mi isla
con perlas saladas.

Sentado en ventanas opacas,
con los pies de la constancia
colgados, cual esquirol,
de los latidos vírgenes,
refugio todo presente
en las páginas de mi isla.

Vivo en una isla
donde las espinas son rosas
las piedras peldaños......


Amén
leer más   
14
16comentarios 86 lecturas versolibre karma: 109

En la frontera sur

Paredes de barro, suelo de barro,
hospital de barro.

Olor a sangre
y a cloroformo.

Frío.
Madrugada.

Hombres y mujeres con heridas,
niños y niñas también.

Heridas resecas,
gangrena negra entre los músculos.

Sangre a borbotones,
hemorragia que no cesa.

Vendajes roñosos
pegados a la piel.

Olor a mierda,
intestino abierto.

La vida se va como se apaga la vela:
queda y suavemente.

¿Quiénes son?

Ayer tus abuelos.
Hoy tus compañeros.
Mañana tus hijos.

Ayer violadas.
Hoy violadas.
Mañana tus hijas.

¡No los compadezcas!
La piedad humilla.

El dios del negocio:
concertinas.

Ellos, hermanos de sangre.
Nosotros, compañeros de crimen.
13
5comentarios 147 lecturas versolibre karma: 93

Farewell, proud world!

Farewell, proud world!
I'm going home,
a terrible festival of dead leaves,
the last shelter of trees that talk quietly among themselves,
as a refugee.

Hunger into madness,
shrinking forests,
thunder harsh and dry,
gleams and glooms.

I travel by your side,
you lead me through a dark hope,
hope beyond hope.
Waiting for someone to show me the way.

Through the waves and the barbed wire,
one of us is sobbing.
You and I will never see again.
Who knows when you'll be dead.

Lines I'm writing for the last time.
Nothing else
have I to give you,
but respect.

Farewell, proud world!
I'm going home,
a terrible festival of dead leaves,
the last shelter of trees that talk quietly among themselves,
as a refugee.
2
sin comentarios 56 lecturas english karma: 65

Migrantes


@AljndroPoetry @MiguelAdame & @Malulita_


¿Es que te molesta acaso el color de mi bandera
el color de mi tierra o el color de mi piel?
¿O el que viva en una tierra prestada?
¡Tu rincón del mundo, le dices!
¿Acaso no es el planeta entero
un regalo para la humanidad toda?

Mochila al hombro emigré al norte
pionero con esperanza que dejé el pasado
por el sueño dorado, las calles de lodo y techos de paja
la guerra, ella quedó atrás en un martirio pasado.

Sé que es muy triste estar lejos de la patria
muy lejos de los seres queridos,
sé que con nostalgia recuerdo los llanos,
atrás quedaron praderas, montañas y playas;
el terruño donde había nacido.

Los años en la distancia nunca se olvidan
los padres, los hijos la sangre querida
mis manos son huella del esfuerzo trazado
vale la pena ante un sol iluminado
vivo con fe todos los días luchando.

Partí con esperanza
a un país que hoy me acoge
refugio seguro encontré en sus brazos
como aquel de una madre cuando arropa a su hijo
la tierra volverá a ser nueva patria.

Tengo el corazón partido entre dos tierras:
la que me vió nacer y crecer,
la tierra de mis padres y antepasados;
y la tierra que ahora me ve desfallecer,
ante la injusticia, ante la discriminación,
ante los ataques infundados.

Tu tierra es mi tierra en la que el cielo nos cubre con su manto
mi piel es morena, pero no más indigna
que el sentir el sol y respirar esos cielos
plegados de aves que vuelan con sus alas
libres de las cadenas del ego.

Y me llaman extranjero, no entienden
que no busco contienda que defiendo el honor
en estas tierras trabajando, así voy honrando
a mi gente a mi patria.
Mi corazón lleva el color de tu bandera
y por mi sangre corre la de mi país.

Y con el sudor de mi frente
gotas rojas de sacrificio bombea mi corazón,
engrandezco estas tierras tanto como tú;
con mi trabajo honrado,
con mi actuar honesto,
día a día me gano el pan y el derecho
de llamar a este terruño, país mío.
================================
Mesa compartida
@AljndroPoetry @MiguelAdame & @Malulita_
leer más   
25
20comentarios 198 lecturas versolibre karma: 109

Los refugiables

Hay niños con ojos de escarpelo
-como de acero azulado-
y hay hombres con manos de escofina
-como de lija azabache-
que escarpan
       sueños
           en el horizonte
-sin saber que solo son
           comida para peces-.


concursorefugio
22
9comentarios 122 lecturas versolibre karma: 124

Se rompen los ojos

Dónde huir cuando en el mar habitan bestias y en la tierra monstruos
cómo explicarte que en mi viaje se va secando mi raíz
hasta dejar de saber quién soy, hasta romper mi identidad.
Que me duele la boca por no hablar mi lengua
que se me rompen los ojos de inventar horizontes entre tanta mierda.
Cómo explicarte que este mundo invierte más en que odies, que en que comprendas
cómo explicarte que me siento culpable por estar vivo
cuando los que estaban a mi lado cayeron
y ahora puedo correr y corro.
Corro porque mataron a mi novio por ser homosexual.
Corro porque explotó una bomba siempre fabricada en Occidente.
Corro porque me querían casar a la fuerza.
Corro porque los militares venían a por mí.
Y ahora me convierto en un despojo cuando la policía me trata como tal
me convierto en mercancía cuando las leyes me convierten es eso.
Y maldigo a los hipócritas que ahora se rasgan las vestiduras
pero antes legalizaron las devoluciones en caliente, mantienen los CIE
y callan y callaron cuando en Ceuta, quince inmigrantes murieron
entre balazos de goma de la guardia civil mientras intentaban nadar hasta la orilla.
Algún día la historia juzgará nuestro silencio y nuestras vallas
Y las nuevas generaciones preguntarán por qué no hicimos nada.
13
4comentarios 90 lecturas versolibre karma: 118

Fronteras Invisibles

Ayer-Hoy

Los-de-aquí
no los vemos.
Rostros transparentes,
bajan los ojos,
cuerpos presentes
nos rodean:
manteros,
basureros,
albañiles,
mujeres de la limpieza,
cuidadoras,
prostitutas,
prostitutos,
recolectores de fruta.
Sin nombre,
en nuestras ciudades y pueblos,
cuerpos colonizados.

Hoy-Mañana

Los-de-allí,
hijos sin nombre,
hijos sin rostro
alzan la frente,
nos miran,
directo a los ojos.

Nace el monstruo:
fronteras,
barreras,
límites,
concertinas,
vallas,
muros,
perros,
pasaportes,
torres de control,
sensores de movimiento,
cámaras térmicas,
Mare Mortum,
apartheid,
indiferencia.

Palabras-máscara
para ocultar la vergüenza de la visión infrarroja,
el aura de cuerpos vivos,
la energía de la supervivencia.
Líneas de sutura invisibles
para tapar la presencia de lo ausente,
lo invisible.

Son si son sin cuerpo, sin representación, sin historia, sin sentimientos.
Son si son una ilusión visual.
Son si son un eco de su voz.
Son si son la negación de la existencia del otro lado, del otro.

El monstruo es vidrio
que permite mirar sin ver,
que permite negar tanto si el otro me mira como si no.

Interior – Exterior

Nuestra realidad trampantojo
5
3comentarios 106 lecturas versolibre karma: 73

Tu sombra en silencio

Contemplo a la luz del fuego,
tu perfil dormido,
sombra cimbreante.

En la vigilia de tu éxodo
en pos de una nueva vida
o muerte.

Tu sombra,
compañera de viaje,
también me abandonará.

Con un tizón,
trazo el contorno de tu sombra
que me abrazará
cuando tú no estés,
en silencio.
14
4comentarios 393 lecturas versolibre karma: 78
« anterior123