Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 230, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Las noches de azúcar (Colaboración con @garros_b )

Remuevo el café que
has dejado con todo el azúcar de ayer sobre mi espalda.

Con mi dedo alcanzo a
topar las olas del mar de agua salada en mis pupilas.

Te has llevado
ya todos los poemas y letras de mis yemas.

La cuchara dejando azúcar es
mi suspiro naciendo de un palpitar tuyo.

En un sobre que esparciré sobre la cama te diré:

Eres ya todo en mi casa, como ríos
que nacen de mis instantes cercanos...

cuando ya todo es silencio
leer más   
11
6comentarios 47 lecturas colaboracion karma: 118

Poema de los desastres

Tienes la tinta de los años y
yo los poemas de los desastres

No quiero mi boca, si ya no ha de ser a ti a quien suspira
No quiero lastimarme, si no ha de ser a ti a quien corra mi sangre.

No quiero una cicatriz más, si no es a ti de quien lleve su nombre
No quiero ser estrella, si no es a ti de quien sea la luna.

No quiero ser camino, si no es a ti a quien obedecen mis andares
No quiero ser años, si no es a ti a quien obedece mi edad.

No quiero ser vida si no es a ti a quien obedece mi existencia

No quiero ser roble de la montaña si no obedece a los muebles de tu casa

No quiero ser cascada, si en tus párpados ya no hay flores amarillas
No quiero ser espuma, si no es a ti a quien me hago mar

No quiero ser prisa, si no es en ti en quien me hago eterno
No quiero ser frágil, si no es en ti en quien me rompo.
leer más   
14
21comentarios 110 lecturas versolibre karma: 109

El ángel del bar

Tras la barra del bar, juro que no te vi y que fuiste tú quien me buscó. ¿Cómo no ibas a encontrarme si cada palabra que me decías sonaba perfecta, si encajaban en mi cabeza como lo hacen las piezas de un puzle?

Tú me buscaste con la mirada y me encontraste con frases que sonaban a las de un ángel que había caído a mis pies.

Ahora…, soy yo la que trata de hallarte, y es que siento que busco la llave de una cerradura rota, pues por más que trato de entrar a tu corazón no llego a hacerlo, siento que tu alma es como una habitación fría y vacía de amor y por más que miro en tu interior es como si una bola de demolición hubiera hecho un magnífico trabajo. Por más que trato de buscar tu llave presiento que no importa, pues la cerradura ya no funciona…

…y, cuando te vas, te olvido, juro que te olvido, pero mis dedos tienen memoria propia. Son ellos los que recuerdan el tacto de tu pelo; son ellos los que recuerdan tu boca, tu lengua…, tu piel; son ellos los que recuerdan tu aroma; los que recuerdan tu risa mientras yo gemía; son ellos los que recuerdan porque ellos son los que sujetaban tu cabeza mientras jugabas entre mis piernas, porque ellos son los que acariciaban tu cuerpo leyendo los poros de tu piel.

No, yo no te recuerdo, lo juro, son ellos los que me hacen gemir sin tu risa en mi oído, y por ellos siempre trato de que regreses a toda costa, de que regrese el ángel.

Tengo que saberlo, tengo que saber si puedo arreglar el estropicio de tu interior, si puedo amueblarte el corazón, si puedo reparar tu cerradura… Sólo eso, sólo saber si es posible, pues si lo es estoy segura de que la llave seré yo y de que te haré feliz, como lo eres cuando recorro tu cuerpo con besos y encuentro al ángel que calló tras la barra de aquel bar.
7
6comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 71

El comienzo de mi guerra

No dueles
pero todo en tu casa es un arma.

La piel es el lugar de donde ya no escribo.

Tantos otros vuelos y pájaros encerrados
Y elijo a tus jaulas y sus manos.


Contaban que el extraño mundo abajo se me venia
Cada vez que veía venir tu espalda.
El único consuelo perfectible era el de otros veranos,
otros vuelos, otras manos y,

de ese mundo de hombres que son pájaros en sí mismos.
leer más   
10
5comentarios 62 lecturas versolibre karma: 96

Quizá hoy

Mi poesía.

Eres tu despedazado en letras.
Eres el sonido del viento
y el agua de las violetas

Eres el arado de la tierra y
el vino de las piedras.

Sus piernas, valles del placer de la carne.
Cabía todo el oro en su mirada.
Miles de caminos y cruzadas

Al final, el verso eres tú

Soy joven, muy joven, es un buen comienzo para morir.
10
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 97

Raíces

Porque así es

solo aprendemos a volar en nuestra primera ilusión;
luego, ya solo hacemos intentos por despegar del suelo...


...sin resultado.
leer más   
10
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 110

Camino al sur

Las extrañas dudas que me vienen sobre ti
son de mil telarañas...
duelen y duelen de verdad.

Más que el frio
son cicatrices que lloran
sin un final cierto.

Tembloroso es el cuento y
las palabras mal dejadas.

Las cobijas ardientes se marchitarán.
Y el fuego
de lo que fuimos
en la nieve.

Yo lloraré. Espacio y tinta.

El viento se lleva letras
y espacios como tú.
La hojarasca es el suelo blando por el que pisas tú.
Te vas dejando al invierno
Y en el invierno, inevitablemente yo.
leer más   
15
10comentarios 72 lecturas versolibre karma: 108

Imperceptible

Se me acaba la muerte
Si ya no escribo de ti

Y se me acaba la vida
Si vuelvo a escribir de ti


Soy tantas veces yo, y en todos ellos, me has lastimado
leer más   
9
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 101

Desastres Desiertos

Tú,
tan quieto y conmovido
adelantado por el sol del invierno y
de la primavera que viene sin avisar.

Yo,
tan inspirado y sobrio que
me niego a ser el último deseo
del que muera en tus muslos

Nosotros
desastres desiertos
leer más   
11
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

Nacimiento

El árbol
enraizado desde el humus
hasta la penúltima hoja.

La última; no, se ha quedado conmigo,
en mi lecho, sirviéndome de recurso,
de inspiración, de movimiento
para adelantar un nuevo poema

o a un nuevo poeta.
leer más   
11
4comentarios 43 lecturas versolibre karma: 103

De tantas violetas

Y guarde tus momentos para otros momentos.
Quemé los días desperdiciados.

Desnude mi mente
amé lo blanco
construí muros y,
resucite la espera.

Te quedaste
…vacío, nada;
comimos despacio y,
amamos en silencio.

Me fui acabando. Solo pupilas
de ti, ya nada.

Manos destrozadas.


Por primera vez perdí la vida que tanto quise
"La vida en ti"

De tantas violetas viene mi nombre
leer más   
11
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 112

Tus labios

Tus labios, esos que me besaban creando un tsunami en mi cabeza. Esos labios que barrían todo lo que había en mi mente, dejando sólo su imagen. Esos labios a lo que podía mirar durante horas, sólo a ellos, sólo ellos en mi mente. Esos labios, que me resultaban tan míos, tan propios que se fundían en mí, que eran sólo para mí. Esos labios que siguen barriendo mi mente para dejar tan sólo su presencia cuando me pierdo en mi soledad.

Quiero confesarte algo: sueño con ellos, sueño que los beso, que los hago míos nuevamente, que me pierdo con y en ellos, que los saboreo y los degusto. Sueño que los amo, sueño que los observo mientras duermen sin que me vean, no quiero que sepan que los amo, aún despierta no sabría darle una razón a este hecho, puede que nadie llegue a saber que el temor perturba su amor. Sueño que los contemplo, que me acerco despacio para que no se despierten, que inhalo su aroma, ese que todavía no he olido en ningún otro lugar, ni en otros labios. Sueño que permanezco a justamente un milímetro de ellos con el corazón encogido por querer moderlos de la pasión, pero sin poder hacerlo por no perturbarlos. Sueño que estoy frente a ellos durante minutos, sueño que vuelvo a ti y a la forma en la que te despertaba los domingos.

¿Puedo confesarte otra cosa? Cuando despierto necesito quedarme en la cama durante un tiempo, para poder reponerme de tus recuerdos, de tus labios. Te juro que intento no llorar, pero hay veces que la lágrima cae sin poder evitarlo…

Mi última confesión para tus labios es que antes de dormir le digo a mi mente que sueñe con ellos, porque ellos son lo que quiero, ellos son amor, simplemente amor, puro deseo encarnado en unos labios que no tienen cara, que no tienen cuerpo, que me aman tanto como yo a ellos. Por eso le pido a la Luna que me los dé todas las noches, con la promesa de que yo los encontraré, con la promesa de que sólo veré unos labios enamorados a los que amaré, y no un color, un sexo o una religión, con la promesa de que volveré a amar sin temor.
5
2comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 52

Centinela en tu balcón

Deja que detenga el viento por entre tu pelo negro.
Tú serás poema y seré poesía
Centinela en tu balcón.

Y es la realidad como la primavera
embárcate en mis manos que a soñar te llevaré

Tú me tocarás, yo ye escribiré
y navegaremos en un idilio de papel.

Letras de colores en el firmamento
y paisajes en el mar;
deja que esta noche yo te invente sueños
y en mis brazos…dormirás

Desde las noches de mi poesía
todo ya lleva tu nombre
deja que te envuelva mi melancolía
y asi me quieras como yo.
leer más   
8
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 88

Tamia

Tendré que esperarte como se esperan los años y
los viernes de Mayo.

En invierno, a solas y entre tempestades.
Caminado como cuando nos vamos de
este mundo

A retazos.

Tendré que quererte como se quieren los viejos amores
sin salir del cuarto.

Sin ventanas.
Sin obligaciones.

Recorriendo los sábados de Mayo.
quemados por el sol y la lluvia.
leer más   
13
13comentarios 114 lecturas versolibre karma: 101

Blanco en lo blanco

Llega.
Me abraza.
Sus piernas.
Su boca
Se va, se queda en mí.

Natural.

Y de repente vivo la tristeza,
como el mar al olvido,
como lo dulce en la miel,

como blanco en lo blanco.
leer más   
14
8comentarios 59 lecturas versolibre karma: 104

Versos bajo el agua

Intentamos:

Hundir a versos lo que estaba empezando
y definiendo...
que si quieres volar ahora
ya no es conmigo.


No me mires; si lo aceptas, no me toques.
No me incites más; yo dormiré afuera.

Yo soy la pluma de los versos que te faltan
Y tú eres eso que no escribo.



Tendré que esperarte como se espera la lluvia de Febrero
A retazos, en la oscuridad y con miedo.
Soñando como cuándo nos acostamos
y acaricio tu espalda.

Ahí, de los mil silencios, tú.
Debes saberlo:
Cuándo me olvide de tu cintura
o tu piel...
...de las historias detrás de tus párpados
o de tu espalda...

Y de esos viernes por la noche.
Y de todas esos instantes que retrocedimos
por ya no mirarnos.
leer más   
17
10comentarios 71 lecturas versolibre karma: 117

La poesía sin ti

Mientras dormías
espero haber guardado el olor de tus manos.
Tu desnudez en mí.

En las yemas de tus dedos, mi boca

Y espero
un dia cualquiera
que recuerdas aquellos versos
que deje dormidos dentro de ti;
y entiendas que la poesía
no puede haber escapado consigo mismo
sin llevarte a ti.
leer más   
17
18comentarios 107 lecturas versolibre karma: 107

Volver

Me replicó el instante de ayer;
pero olvidó...

que el mañana es ahora.
leer más   
12
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 92

Balazos al alba

Aun me faltan golondrinas para escapar de ti

Me viene tu nombre con sabor a limón
A dulces frutas que cortaron el otoño
Por el suelo, de mil en mil
Cubren tu beso enterrado de raíz

Dulces parpados que enrojecidos me miran
Dulces miradas que al cielo aclaman
Dulces revoltijos de tu vientre en mí
Y dulces las manías que nos poseen.

Suaves noches de luna esparcida en las cenizas
Suave el fuego de la piel de nuestras manos
Suave el rocío con el que apagaste el fuego
Y suave las lágrimas que jamás se derramaron.
leer más   
6
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 81

Honores Callejeros

Porque esas cenizas de lo que fuimos fuego
Son reclutadas de nuestros amores muertos.

Porque estaba lloviendo sudor por entre nuestras manos

Éramos sangre,
piel,
luz,
barco,
velas y
mar.

Porque esta noche he escrito para ti
Lo que siempre he escrito para mí.
leer más   
16
12comentarios 116 lecturas versolibre karma: 106
« anterior1234512