Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 315, tiempo total: 0.022 segundos rss2

La pena de un hogar

A veces con el desgaste y la desidia
los cimientos se resquebrajan
y es allí donde
el frío habita en los besos
los silencios perpetúan las bocas
y las miradas hablan de ausencias
en lechos que respiran vacíos
y mesas con un único plato
mientras
en su decorada soledad
sus paredes visten penas
las cortinas no cubren desnudos
el sofá intacto en sus pálpitos
y tras sus puertas no se oyen risas

De repente, con la fortuna de un día
pintaron su fachada con el arco iris
para que la acariciaran otras manos
leer más   
6
7comentarios 49 lecturas versolibre karma: 96

El final es ahora + ze pequeño

En mi comienzo esta mi final
Thomas Elliot



El comienzo es sólo un final

el final es ahora
el tiempo se paraliza
. El silencio se detiene

los olvidos son momentos
los recuerdos son olvidos
.
Se fragua un nuevo camino
inconsciente
que no lleva a ninguna parte
. -Maravilloso sinsentido-
Crece y se encoge
, una palabra única
que no responde.

Aparecen los cómplices
el anciano tiempo
el ruiseñor enfermo
el mago eterno

y no sé luchar contra ellos
y no sé si quiero
, que me siento ajeno
en este silencio
que apenas comprendo

tengo miedo
Del pasado agreste
Del presente insulso
Del futuro ambiguo

tengo miedo hasta de mí mismo.
Y aun así, insisto en vivir
a pesar de la suerte
en la que nunca he creído.

Sobre el cielo eterno
Sobre el silencio efimero
Sobre el porvenir incierto
Sobre el pasado recorrido

A eso me aferro
leer más   
5
2comentarios 45 lecturas colaboracion karma: 83

Soledad

Hay un hoy,
hay un pasado,
bajo el umbral de estos arcos
naufragados entre mariposas rojas.

Hay la nostalgia de un hombre,
soledad de torre hundida,
Luna intensa
reventada una noche de abandonos.

Siguen cayendo los muros,
el silencio en las esquinas
horadando la paciencia,
sigue el frío visitando mis pies.

Es difícil el recuerdo,
huir de mis telarañas de memorias,
es difícil no soñarte
construyendo el horizonte
con tu sonrisa de Gioconda andina.

Duele.

Es tu pasión enferma,
es mi pasión que danza
entre estas peñas heridas,
es el pasado que brinca
con el ulular del viento.

Abandóname,
mi amor,
entre la niebla;
aquí quiero detenerme,
sintiendo que estos muros se derrumban.

Esclavo quedaré,
prendido de tus días,
aquéllos de recetas de amor presente
proyectadas en tus ojos heridos,
esclavo quedaré,
atenazado a tus espinas.

Ahora me iré con paso lento.

No alteraré tu fuga,
no inflamaré mi orgullo,
te dejaré en tu acera de esperanzas
callada como siempre,
con tu llanto acobardado,
con tu deseo de pasados inconscientes.

No estaré para contarte
que es el Sol llama en mi pecho,
que todo mi sentimiento es incendio
como hoguera de papel de poesía
o palabra impregnada por tus lluvias.

No queda tiempo para hablarte.

Sigue el Mundo girando,
muy despacio,
tú en tu orilla,
yo en la mía,
encogidos ante el fieltro
que creamos en latitudes diferentes,
en los amaneceres perdidos,
inclinados en mi cuerpo
como zarzas del desierto azaroso
que presiento
erguido con la Luna de esta noche.
11
11comentarios 99 lecturas versolibre karma: 118

Dos de azúcar, por favor..

Remuevo el café
Con mi dedo...
Te has llevado
La cuchara...
Dejando azúcar
En un sobre..
Que esparciré
Sobre la cama...
leer más   
12
21comentarios 123 lecturas versolibre karma: 112

Gajos de Sol

Extraño mi regreso
al vacío de la arena,
a mi propia alma solitaria
complaciéndome en otoño,
ardo en deseos
de volver a ser el ingeniero
de los caminos efímeros,
de cada uno de los versos
como gajo hijo de Sol
al que arrancar
de su ceguera incierta,
declaración litúrgica
de mis distracciones de horas,
y que cada sílaba
sea aleta caudal de un pez
gobernador de estrechos.
leer más   
13
9comentarios 99 lecturas versolibre karma: 96

Tú eres mi refugio

Tú eres ese refugio
de mis horas de nostalgia
donde mi sentimiento se esconde
cuando extraño tu compañía
cuando siente mi piel de tu piel melancolía
y se va secando sin tus suaves caricias

Tú eres ese refugio oculto
donde mi sentimiento vuela en busca de consuelo
cuando el silencio como niebla mi vivir ofusca
invadiendo y cubriendo mis días por completo

Tú eres ese refugio
donde escondo mi sentimiento
cuando la soledad viene y te reclama
en mis noches de insomnio y silencio
cuando sólo se escucha en la inmensidad mi voz,
mi voz que poco a poco se va apagando
que impaciente antes de extinguirse va llamando
a tu amor, mi amor eterno.

MMM
Malu Mora
leer más   
21
21comentarios 170 lecturas versolibre karma: 115

Noches

Noches quizá en una especie de lucro
de duelo y de soledad.
Vacías palabras escriben y regresan
solemnente sin tener siquiera prosperidad.
Noches oscuras, escasas, raudas y sin ánimo a brillar
Así son las mentes de muchos los cuales no se atreven a caminar.
leer más   
15
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 89

El lobo y la luna

Aullaba el lobo a su luna
que estaba radiante y de amor llena
la admiraba con locura de noche
la esperaba ansioso de día...

Y en la soledad la amo
dejando una noche muda
con tantos versos secretos
donde erraba sus rimas
deslumbrado por su luz
queriendo recitarle poesía…

Por admirar su nobleza
bajó una noche, curiosa la luna
una en la que fue y se sintió nueva
y a oscuras mientras él dormía
sintió frío de su insomnio
y a su fiel lobo soñando
bajo las estrellas se abrazó.
(Lola)
14
11comentarios 150 lecturas prosapoetica karma: 95

La Soledad

La soledad es el mejor momento para alcanzarte.

Cerrar los ojos y tocarte entre las sombras.

Llamarte entre latidos

agitando el pecho

desnudando los silencios

con caricias suaves.

La soledad es el puente

que nos conecta

voces sin ritmo

palabras sin pausas

Solo pieles perfumadas

Roce de almas.

~Yohelava D.L
14
11comentarios 86 lecturas versolibre karma: 93

En la soledad

Pienso... pienso tanto en que harás, a quien miraras o sencillamente en quien estarás pensando.
Mientras tanto yo estoy aquí, con mi piel que se destroza con el inclemente frío, con ganas de besarte como cuando me amabas de verdad... Cuando yo era tu luna, tu sol, tu todo.
Cuando no sabías si era ese peluche que siempre habías querido y que te era negado.
Llegué a ti... pero me estás perdiendo.
Llegaste a mi... pero ya te perdí...
Mientras tanto el rosado de mi piel y lo oscuro de mi corazón te extrañan en la soledad.
leer más   
4
sin comentarios 32 lecturas relato karma: 63

El nacimiento de mi muerte

¿Quién más que vos, primogénito,
merece tormentas de incógnitas? ¿Cuáles son los días
en las que mis noches
no caen en lo más profundo
de una sana decadencia?

Si se le puede decir sano
a algo que nos desvanece.
Si se le puede decir normal
a la esclavitud por opción,
cuando no tenés opción.

Cuando estoy sentada
en los primeros escalones
de un cielo,
de un circo corrompible.

Y sí,
soy la que se cortó la boca
con alambre oxidado
y escribió
a propósito
una declaración contra tu verdad
¿En qué me convertiste?

¿Por qué me desterraste?
leer más   
7
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 81

Depende de ti

Tu elección
no es tu apuesta,
es tu decisión.

Tú sabes qué debes hacer,
nadie decide por ti.

Tu soledad en la decisión
es tu grandeza.

Tú vales por lo que haces,
aunque nadie lo sepa jamás.

Tú eres aquí y ahora
lo que tú haces.

Tú vales
lo que tu quieres.
13
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 104

La Noche

La noche es una mordedura en el paladar. Un atajo a la mediocridad que supura de las manos. Prólogo que se escribe con sangre, humeante entre la corriente alterna de un resquicio, de una mentira, o de un borde de terciopelo cubierto de intrigas.

Me he quedado a tararear una canción que recuerdo como el patio del colegio. Esos acantilados que suben las sierras en verano, agonizando de destellos, de química y de verbo engendrar.

Si cierro los ojos. Siento el vacío lleno de un pisapapeles dormitando en el abdomen. Me gustaría coger la borrachera y escupir el vómito en las sábanas, me recordaría que entre la calor y mi cuerpo, existe solo el deseo, puro deseo encarcelado que no duerme ni cuando respiro.
leer más   
7
2comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 78

Caen las estrellas

Gimen las crías que sólo esperan,
golpean los mares las rocas del silencio...
caen las estrellas al fondo de la noche
para hacerse un manto lleno de deseos nuevos.
Y todo queda a oscuras,
hasta mi propio empeño en ser alguien que no soy...
y siento, muy despacio, uno tras otro,
los latidos de mi corazón.
leer más   
14
11comentarios 115 lecturas versolibre karma: 102

Luna

Testiga fiel de tristezas y melancolía
guardiana de sonrisas y alegrías
astro inspirador de imaginaciones
a ti escribieron mil canciones.

Y esos tristes versos
de poetas inmersos
en soledad y sufrir
hoy, finalmente, los comprendí.
leer más   
12
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 93

Clavado en ella

Acabé muriendo en tu últimos rincones
después; súbitamente,
el silencio.

Escribo porque tengo muy poco que vivir
leer más   
12
8comentarios 115 lecturas versolibre karma: 103

El cadáver de tu novia

Culpa a la lluvia, culpa al azúcar que altero un poco mis nervios, culpa al desvelo o culpa si quieres a esta costumbre mía de escribir tu nombre todo el tiempo, me duelen los hombros y las manos y los ojos, y se muy bien que le hablo a la persona equivocada,le hablo a alguien que evidentemente no está, pero no se trata de ti queriendo consolarme, se trata de mi, pidiendo una caricia... Son cosas diferentes si lo piensas bien.
Me cuesta mucho admitirlo, me cuesta pronunciarlo en voz alta pero la verdad me duelen los ojos de tanto no verte, me duelen los hombros de cargar todo el tiempo con tu ausencia y con mis llantos, de hacerme la fuerte y fingir que no me muero por besarte... Me duelen las manos de tanto que no hacen nada por tocarte, me duele ser Judith porque no soy más de ti, y es difícil adaptarse a un cuerpo que no es tuyo, unas piernas y unos brazos que no pueden aferrarse a ti, culpa a mi memoria, o a mi falta de ella, pues ya olvide y sin embargo no dejo de extrañar.
Deberia decirte ahora de la manera mas poética todo lo que deceo para curar estas heridas pero me gusta cuando me sorprendes, (aunque ya olvidaste como hacerlo) me fascinan tus locuras y se me van los días soleados y nublados en esperar una por mi.
Hoy vengo aquí a pedirla "de la manera mas atenta" pues por fin pude admitir que mi corazón está en pedazos, que mis poemas están en coma y de tu voz: sólo quedan los recuerdos, normalmente exigiría, vendría aquí a cobrarte lo que es mio pero, no quiero saldar deudas ni igualar los marcadores, quiero que seas quien me acomode el cielo y sus estrellas, ¿esta mal pedir que seas un héroe? Si se que tienes superpoderes.
Es difícil admitir que necesito tus caricias, que mis lunares se están desdibujando y mi cabello y mis cejas y mi cuello donde solías poner las manos, pero culpemos a este clima y al azúcar que me falta desde que no me preparas el café, desde que no me besas con cariño, desde que no me dices "eres mía"
Esto no se trata de obligarte, se trata de admitir que estoy rota y ya no puedo con la ausencia, ya me canse de andar deambulando sola con el cadáver de tu novia. Lo admito y te pido un par de besos y tal vez así termino de morir.
leer más   
6
1comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 81

Después de ti

Después de ti

la sombra inasible del tiempo,

el repiqueteo de tu mano abierta

oliendo a despedida,

la orden imperiosa de recordar,

la multitud acorralándome.

Después de ti

ni el orgullo,

ni el clavel,

ni yo mismo.



Alfredo Vento
leer más   
6
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 77

Vaivén

Si un dia vuelves recibe de mi abdomen la
insistencia para continuar y del fuego
de los amigos y de la voz
haz la poesía que se nos ha robado.

Porque entre esas cordilleras se esconde
el valle de tus piernas
y el regocijo de ir en vaivén
sobre tus muslos desnudos

Porque voy de par en par
contando tus lunares, desasidos
con la tinta sobre mis manos
y la piel sobre mi piel, inmersa.

Porque el rocío que pretendo en ti
es de mil luciérnagas
que soplando junto al viento
siempre anuncian mi llegada.
leer más   
11
5comentarios 84 lecturas versolibre karma: 101

Que el silencio nos una

Hay tanta naturalidad en nuestra despedida
que presiento que nuestra ausencia ya estaba escrita
leer más   
16
10comentarios 157 lecturas versolibre karma: 99
« anterior1234516