Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 53, tiempo total: 0.013 segundos rss2

No quiero

No quiero amor de paso,
ni cáscara de invierno,
quiero sentir el tañido de tu mirada
horadando la roca
de mi ahogo.

No quiero más quejío
que tu inequívoca distancia,
ni el ruido de la nostalgia
en cada reencuentro ambarino
manoseado por el tiempo.

No quiero corazón de arena
reo de tus latidos,
ni sentidos a tiempo parcial
caminando sobre la aguja
de tu reloj de polvo.

No quiero mirada sin horizonte,
que mi voz retumbe en el muro
del cementerio de mis palabras,
no quiero esperanza sin piel
ni piel sin el yerro de tu boca.

No quiero eclipse ni sigilo,
quiero el ruido de lo venal
ancorado a tu pecho,
no quiero alas de ángel
no quiero… no quiero…no quiero…..

Amén
leer más   
18
20comentarios 117 lecturas versolibre karma: 122

Té Con Versos de Miel

Me dijo muy coinfidente,
-para este frío congelante
te invito un té caliente-
con su voz apasionante.

Y cubiertos con frazadas
nos pasamos la velada
echandole cucharadas
de letras de miel al té

( Sí, sé que no rima
pero que bien la pasé! )

Entre otras cosas...
Bebímos a sorbos sus versos
lo acompañamos inmersos
con un trozo de pastel
y mucha poesía para leer .

MMM
Malu Mora
leer más   
16
14comentarios 140 lecturas versolibre karma: 122

Amiga

Me encanta conversar contigo
aunque sea hablar por hablar,
hay días que no te lo digo,
pero te quiero tanto.

Los silencios solo nos enseñan
a mirarnos más de cerca,
a inducirnos por el recuento de los días incomunicados,
ha disfrutarnos en ese lapso del día que parece para siempre.

Sin rumbo fijo tus palabras me hacen reír,
en las risas estentóreas nace el amor
y se me quedan las sonrisas por días.

Tus ocurrencias me parecen divinas,
podría escuchar tu risa toda la vida.

Incluso cuando todo se pone imperfecto
me calmas el alma.

Creo que nos entendemos,
nos vemos y las risas se abrazan
no hay chiste por el cual no ría junto a ti,
aunque parezca mentira
te quiero para toda la vida.
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas prosapoetica karma: 53

Si un día te vas

No podrás quitarme tu recuerdo
ni el tiempo que hice nuestro,
ni tampoco podrás quitarme tus besos
pues se quedaron tatuados en mi cuerpo.

Si te vas, no podrás olvidarte de mi,
pues fuimos tormenta y calma,
Fuimos días buenos y amargos,
y un secreto compartido por ratos.

Si te vas, mi recuerdo te acompañará,
por donde vayas en tu alma anidara,
y como eco en tu mente mi voz vagará,
pues mi nombre tu mente no arrancará.

Si te vas, en silencio mi risa escucharás,
pues despacio en tu cama me sentirás,
y como brisa hasta tu cara llegará,
para sentir las caricias que te di al besar.

Si te vas, aunque quieras
Mis ojos no podrás olvidar,
ni el sonido de mi voz,
cuando te grite mi amar.

Las letras de mi alma.
12
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 109

El aire que respiro

Si te digo que te quiero
quitale al amor su velo
terminá ya mis desvelos
con tus besos que prefiero.
Por vos soy aventurero
que respiro tras respiro
o en el brillo del zafiro
soy luz de tu firmamento.
Juro que a cada momento
¡sos el aire que respiro!


@AljndroPoetry / xii-17
leer más   
14
6comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 99

Carta a mi niña

Otra noche más aquí.

Sentado en el sofá.

La tele está encendida, pero sin volumen. Pues estaba escuchando a Ferreiro ahora mismo.

La chimenea está en marcha, me quedo mirando al fuego, con la mirada perdida y me cae una lagrimillla.

Vuelvo a sentir esa sensación de ansiedad.

Miro a mi derecha, Maya me mira como pidiéndome permiso para salir al corral.

Seguro esta noche me cuesta dormir también.

Te pienso a toda hora.
Cada día me doy más cuenta de lo mucho que te quiero. Cada día te necesito más.

No es que no sepa vivir sin ti, es que no quiero vivir sin ti.

Ya entra Maya.

La verdad es que intento ser positivo y no lo llevo tan mal, pensaba que me iba a dar algo jajja. Pero aun así te echo mucho de menos.

Me doy cuenta de lo feliz que soy cuando estás aquí y quiero eso para siempre.

Hoy me duele mucho la espalda,, me he tomado ya dos pastillas y no se me pasa.

Si te das cuenta intento no hablarte a no ser que lo hagas tu. Pero me cuesta mucho.... Sabes que me encanta mandarte besos y tonterías, contarte todo lo que hago y ahora me cuesta no hacerlo.

Espero disfrutes mucho con Virginia y que os pongáis al día de todo.

Espero que el viaje te valga al menos para desestresarte un poquito y aclarar alguna idea.

Eso sí. Quiero que me eches tanto de menos que cuando me abrazes la próxima vez no me quieras soltar... Jeje...

Bueno mi niña, ya te dejo.
Voy a tomarme otra pasti y a dormir....

Te quiero con locura...
Buenas noches vida.. que descanses...
Te amo Laura

"Gigi"
leer más   
6
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 71

Peces te sueñan

Voláis tan alto y desde mi refugio
parando al tiempo os evocaré un día más.
Lo extraño de este letargo
sería sin duda, no volver a aquel regazo
cuando siempre vuestros peces,
asilo a mis olvidos dieron.

**Ilustración; Amanda Cass
10
sin comentarios 73 lecturas versolibre karma: 79

Tú te escondes

No sé cómo encontrarte,
Te busco por los lugares que recorrimos jun-tos,
Y no te encontrare,
Entonces el firmamento y veo que la luna y las estrellas se esconden,
No entiendo por qué,
Sede que te fuiste no sé si quiero encontrarte para amarte u odiarte.
leer más   
4
sin comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 59

Te nombro y te vuelves breve

Te descalzas con la delicadeza
de un silencio

y te conviertes en canción.

Te abrazo y te vuelves viento
en una ciudad escondida.

Te nombro
y te vuelves breve

tan breve como los sueños
que siempre recordamos.
11
1comentarios 63 lecturas versolibre karma: 89

Recuerdo

Recuerdo como jugabas con el mar desafiando sus olas,
recuerdo como jugabas con las olas,
desafiando su mar.

Recuerdo que te ganaron un día y que te pude salvar,
que echando un pulso al destino, desafiamos las
olas y desafiamos el mar.

Al mando de este barco, que no tiene donde anclar,
a la deriva navego, entre tu mar y mi mar.
12
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 91

El recuerdo de dos manos que jamás se juntan

Te deseo que duela.
Que me eches de menos.
Que yo no esté.
Que creas que yo te amaba
y un día comprendas,
como la patada que despierta del sueño
en la peli Origen, que NO,
que no era cierto, que nunca te amé,
que fui un producto de tu imaginación.
Que nunca estuve ahí como tu si.
Que ojalá fuera verdad
las veces que parecieron verdad,
pero resulta que los ojalás son cosa de dioses
y como conjunto resulta que tu y yo nunca lo fuimos,
aunque hubieras perdido la mano
si la hubieras puesto por apostar por esa verdad,
que resulta que ya no lo es.

Te deseo esa sensación,
la de entender que nunca fuimos dioses,
que nunca fuimos dos.
Ese extraño vacío de asumirlo.
Y si hablamos de dimensión
también te deseo la misma.
Exactamente el mismo espacio
que ha ocupado en mi alma; tu ausencia.
Exactamente la misma ausencia.
Y te deseo que aparte su mano de la tuya
y que se te quede grabado a fuego ese instante
en el que estuviste a milímetros de distancia de sus manos,
distancia que nunca jamás consiguió corromperse.
Porque “un jamás” existió en ese instante de distancia
en el que vuestras manos apenas llegaron a rozarse
junto con ese gesto de desprecio o de rechazo
que solo tus ojos y tu alma fueron capaces de apreciar
y que cuando ese recuerdo se te venga,
cuando sin querer se te venga
de nuevo ese instante al pensamiento,
se te caiga alguna lagrima de esas gilipollas
que unen la ausencia que tienes en el alma
con el recuerdo de dos manos que jamás se juntan.
Te deseo que todas las soledades
parezcan la misma pero no,
ni de coña, para nada lo son.
Has madurado tanto.
Has crecido tanto por dentro,
que ya no duelen ni la cuarta parte,
y te deseo
que dentro de los trozos de la soledad mas hermosa,
la soledad de estar contigo
y amarte a ti mismo con todas tus fuerzas,
sientas las fuerzas para continuar
con tus sueños, tus metas y aspiraciones,
que no dejes de amar jamás,
que no te rindas, por favor, no te rindas.

Sobre todo, ámate hasta la extenuación,
hasta llorar de amor.
Y lo mas importante;
deseo que a ti
si te sirva de algo mi ausencia,
por que a mi.
no me ha servido
para absolutamente nada
que tenga que ver con avanzar
hacia alguna parte que merezca la dicha,
la tuya.

(Si entras en el link podrás ver estas letras locutadas en video)
10
3comentarios 74 lecturas versolibre karma: 82

Te vi marchar

Te vi marchar... abandonando en el olvido tus recuerdos, engañando a tu corazón.

Te vi marchar... luchando en contra de esas emociones, dejando mi alma vacía.

Tu sombra se fundió en la noche oscura.

Te vi marchar... sin dar vuelta atrás, olvidaste mis sentimientos, abandonado mi corazón llena de emociones.

Te vi marchar... sin decir adiós, sin dejarme hablar.
4
sin comentarios 16 lecturas prosapoetica karma: 46

Una noche como otra cualquiera

Enciendo una barra de incienso —el tabaco de imitación usado por los que no fumamos— para recrear las nubes en nuestra habitación. Deben ser las tres y media, por lo menos. No voy a comprobarlo. He puesto el despertador de espaldas, contra la pared, lo he castigado. Eso le pasa por correr. Le he dicho mil veces que no vaya tan rápido, que me mareo siguiendo los giros de las manecillas, pero él, a lo suyo.

El flexo encorvado mirando hacia el folio, parece una réplica de mi propio cuerpo cansado. Debería acostarme. Seguro que encuentro en la cama algún sueño que aún no he soñado. La infusión se ha enfriado en el vaso. A falta de ron, un té verde haciendo las veces de pócima encantadora. Quería brindar esta noche, beber de un trago, de un golpe, de un daño que arañe la lengua y reviente el estómago. Quizá, en ese idioma, el de la embriaguez, pueda aborrecerla por un rato, escupiendo sus protestas, sus promesas, sus propuestas que dejaban la puerta abierta al ensayo sin importar el desastre que vendría a ahogarnos. Aún recuerdo sus discursos de palabra enérgica, siempre posada sobre la oportunidad, con la razón indiscutible por bandera. Verdaderos soliloquios disfrazados de altruismo y sinceridad, con zapatos de respeto y chaqueta de bondad. Ojo, que no la odio, el odio se lo debo —todavía—. El rencor nunca ha tenido sitio en el sofá de mis enfados. En su caso, me gustaba respetar los pretextos que me daba, mientras maullaba su nombre subida al tejado, gastando esas vidas que ya luego, ya nunca, he recuperado. A lo mejor —no es seguro—, me duele recordar su asombro hecho pregunta. Que por qué no pude seguir esperando... Me acabo de beber el té de un trago y me ha sabido a tequila de primera. Ahora, ahora me gustaría gritarle al oído la respuesta a su incógnita: ¡Me cansé de aguardar en el banquillo a la espera de oír el cambio! Se me enfriaron los músculos, se entumeció mi ilusión. Jugó el partido sin mí.

Embriagada con el agua sucia que acabo de beberme, a estas alturas de la madrugada donde solo la luna parece despierta, soy capaz de entender los regates que me hizo, sus entradas, sus goles, sus ansias, sus marcas. Supongo que el tiempo transcurrido tiene algo que ver, también. Las dudas, los miedos, incluso, la culpa... en frío, se llevan mejor.

Me he asomado a la ventana, ni una estrella. Corre brisa. Me recuerda al aire que ella rompía a su paso. Lo digo otra vez para ver si me oigo: debería acostarme. Si quiere que la olvide, no quiero. La poesía está de mi parte.
11
13comentarios 167 lecturas prosapoetica karma: 92

Senryu (fuego para dos)

Un café, un té
y fuego para dos.
Romance al alba.


@SolitarioAmnte / vi-17
leer más   
12
sin comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 93

En tus ojos

Duermo hasta las horas donde nace la fantasía,
apareces en el aire,
en la luz,
en la oscuridad,
en el fuego,
eres mi lluvia favorita.

Camino siempre cerca de ti,
y a tus pasos nace la magia.

Recuento los días mágicos contigo,
te vuelves un regalo de bolcillo
aún siendo inmensa,
que llevo siempre conmigo.

Puedo endulzar el cielo hablando de ti,
puedo crear estrellas diciendo tu nombre.

No he encontrado un amanecer
que despliegue tan bellos colores
como cuando firmas el mundo con tu risa,
tu voz retumba en el corazón del mundo.

Debe ser tan pura la luz que te despierta,
que se digna a pausar tus sueños
y encender el mundo nuestro,
en tus ojos.
3
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 38

Se escucha

Solo se escucha un reloj y el silencio,
solo se escucha el tic tac y un lamento,
se escucha una voz a lo lejos
que parece el susurro de un te quiero.
leer más   
10
2comentarios 56 lecturas versolibre karma: 60

Ya te conocía

Y en mi nueva manía hablar de ti
Sin conocerte,
Entiendo tu vida en el arte complejo
Reconociendo mi alter ego
En tu equilibrio de belleza en pensamientos.

Desapegado de mis deseos,
Logro desatender el encuentro de nuestros egos,
Porque existías de antes del tiempo,
Con este conocimiento vuelo tranquilo 

Pensar en ti se ha vuelto mi arte,
Las cuerdas suenan más fuertes
Mientras conecto en pensamiento
De este instante de apego;
Esto es
- Me haces en demasía presente -
Y a la vez eterno
- Existiendo desde antes y para siempre.-

Y en este estado de eternidad
Me confundo y empiezo a crear,
Altero mi universo con palabras
Vibrando con arpegios,
Esperando que algún día
Escuches esto. - Intento de verso -

- Conspiro a que mi alma llame a la tuya -

Vuelvo a aterrizar en mi casa,
- y en mi estado de ser humano / Apegado a respirar -
Reposo mi vuelo en una nube de humo,
Se van los pensamientos de miedo
- ¡Cómo si los pensamientos decidieran por mi! -

Y es que en las lagunas
Donde se va a descansar nuestra consciencia,
- Ahí durante el sueño -
Y Antes de ir,
Visito a tu ego sin mayores deseos que saber
A quién decidiste gobernar

Lo que veo es el complemento perfecto...
Entre tus artefactos de mamífera
Donde reside tu alma,
Donde aflora tu silencio,
Donde tu rebelión toma forma
Y hace juego con tu nombre

- En este complemento -
Libero mis pensamientos,
Busqué el sinónimo de apego,
Pero no encuentro más que falacias,
Porque la verdad de mi alma
Es que te quiere de antes.

Algún día,
En un desapegado encuentro
- Cuando solo nuestras luces brillen -
Sin carne de por medio,
Volveremos,
Pertenecemos.

Con solo imaginar volver a ver el brillo de tu alma
Disfruto como cual humano
Vuelve a ver al familiar exiliado.
Con este extraño desgarre
Espero.

Por eso quiero desesperadamente
Recuperar mi memoria,
¿De dónde te he visto?
- Que resuenas como yo -
Que en una unísona vibración
Te vi bailar
En otro plano,
Uno que disfruto
Al cerrar mis párpados.

Porque te amo y no te amo
Porque me apego y desapego
Porque te deseo y no lo hago
Porque no existe arriba ni abajo
Porque no hay al lado, ni el otro

Porque como dije,
Finalmente me vuelves a hacer eterno
Finalmente acordándome de ti,
Haces que se caiga una cáscara de mí,
- Que si más bien recuerdo -
Era la última para salir flotando,
Para ni si quiera esforzarme en saltar,
Porque entiendo que ya te conocía.
7
sin comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 64
« anterior123