Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 207, tiempo total: 0.013 segundos rss2

La subjetividad del tiempo y espacio

La subjetividad del tiempo nos enseña que no se trata de años para querer, que basta meses para vivir una vida y horas para conocer a una persona.

Aquella subjetividad que juega con nuestra percepción de la realidad, aquellas horas eternas lejos de esa persona especial y los efímeros y a la vez fugaces instantes cuando se está cerca de ella.

Y ahí es cuando el amor se burla del reloj, de la física y lo real. Logra hacer lo imposible y rompe las leyes del tiempo y espacio.

Logra que un suspiro acorte las distancias y un te quiero detenga el mundo.

Logra que no haya verdad escrita para él o barreras que detengan su crecimiento exponencial.

Con amor, mirar atrás no tiene sentido, mirar el futuro ya no es suficiente y contemplar el presente es un recuerdo de lo que realmente es relevante.

Vivir el infinito, vivir lo inexplorado, vivir lo mágico será el nuevo destino para un corazón enamorado.
leer más   
7
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 79

¿Qué es el tiempo?

El tiempo es eso tan
insoportablemente
lento
que transcurre entre
el momento en el que
nos despedimos
y en el que
me vuelves
a sonreír.
leer más   
16
6comentarios 114 lecturas versolibre karma: 97

Desde la distancia

Con las manos en los bolsillos de su gabardina y el sombrero calado hasta las cejas, caminaba lentamente por la calle.
Llovía con fuerza pero no le importaba. En el suelo se formaban grandes charcos, que buscaba intencionadamente pisando fuerte sobre ellos.
Paró frente a un escaparate, donde una pantalla gigante, emitía un vídeo musical que no podía oír.
En la imagen reconocía a la cantante bailando una coreografía muy sexy.
Dos bailarines le acompañaban y sujetándola por debajo de los brazos, la levantaban una y otra vez.
Sonreía recordando lo poco que pesaba; prácticamente una pluma para aquellos dos fornidos y musculados muchachos.
Cuando estuvieron casados, él podía llevarla en brazos por toda la casa, hasta acabar en la piscina los dos, entre arrumacos, pasión y deseo.
¡Qué lejos quedaba ya lo que fue su vida...!
Lo había perdido todo, su trabajo como actor, su familia, sus amigos; a sí mismo y sobre todo a ella.
Ese último viaje le alejó para siempre.
Ajustado el cinturón de seguridad, el avión emprendió su vuelo a ninguna parte. Una explosión, una luz muy fuerte cegó sus ojos, y se acabó.
Ahora vagaba bajo una lluvia que no le mojaba y entre unos charcos que no salpicaban sus pantalones.
Y mientras, ella, bailaba tras un cristal.
10
10comentarios 79 lecturas relato karma: 101

No estamos hechos para durar

Nada está hecho para durar.

La única verdad del poeta
es perdonarse su sed de inmortalidad
en las traidoras capillas literarias, pretendiendo
una belleza, una poesía
tan fuera de lugar, que sólo consigue ver
la sencillez del iluminado.

Ante esta revelación
sólo nos queda esperar, entre otras cosas,
que el sol de mayo se filtre en nuestras hojas
y nuestra voz sea la brisa
que antes de desaparecer deja un escrito
que pueda hacer sonreír a un niño;

que el beso más lento
alivie nuestra soledad, para desembocar
en un renovado oleaje de amor,
sin más orilla que la de una mente fiel
junto a la que expirar serenamente;

y que el infinito nos preste,
otro dia más, el flamante oro del tiempo,
para que el espejo no nos reclame
la deuda pendiente de no haber sabido vivir
ante este fuego que envejece,
como cualquier poema.
leer más   
11
11comentarios 119 lecturas versolibre karma: 92

Imposición temporal

El reloj sigue caminando , no va a parar,
los días van pasando para todos igual.
Jovenes van descubriendo exceso en vanidad,
algunos buscan la mejora , la dignidad.

El tiempo sigue huyendo, no va a esperar
por aquellos que reciben de todo la mitad,
conformistas o luchadores sin distinción.
Vivir en esta vida es injusta imposición.

Bendita vida de quién de su madre nació,
pues yo vine a la vida en dicho dolor.
Y no sé qué de la vida ambiciar
para hayar para todos felicidad.

¿Me ayudarían ustedes sin más?
Quizá prefieran ver a la envidia hablar...
A veces me pregunto si saben quizá
que si la comparto pueden de ella disfrutar.

Quizá lo prefieran o sepan amar.
leer más   
12
2comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 97

Cuán poco

Sentí tu caminar
por el gris de esta ciudad,
el amanecer en tus pies
mis dudas en tu cabeza.

Soplé las cenizas
que dejaste en mis páginas,
nos hicimos humo
duramos un soplo
en la turbulencia
de estos andares.

Por un momento
dejó de importar
si mis pulmones
respiraban tu aire
si mi corazón
latía tu vida.


María M. Martell
leer más   
18
8comentarios 87 lecturas versolibre karma: 117

Reloj fue prisión

No hay peor martirio,
Que despertar despojado,
De tus labios amargos,
Esos que aún no probé,
Maldito desencanto,
Saber,
Que de nada me vale,
Contar los días que quedan,
Para poderte ver,
Recorrer tu piel,
No fue fácil,
En día laborable,
Fuiste la alguacil,
De esta cárcel,
A la que me condenaron ayer...
Y yo que fui juez,
De mil condenas,
Incisiva me parece la pena,
Avanzan las agujas lentas,
En esta milla verde,
Corazón inerte,
Alma en un puño,
Me arruinó,
No tenerte,
Y aquí engrilletado,
A quererte,
Agrietado a diario,
Pendiente de un calendario,
En pausa...
3
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 38

Sin título...

Aquél momento,
fue tan fugaz,
único y a la vez
precioso...

Qué hasta el
tiempo se
detuvo,
solo para
ellos dos...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
11
8comentarios 64 lecturas versolibre karma: 102

Chicas, estereotipado

Chicas con melenas de cien cepillados,
delante de espejos de bordes enmarcados,
tiempo para pensar en futuros concertados
que dan lugar a enredos, ya desenredados.

Chicas con loocks de efecto despeinado
buscando un futuro incierto, desenfocado,
de interior inseguro, emponderado
agradecen al espejo su enmascarado.

Chica con aspecto meditado,
de espejo en espejo van pensando
como tornar lo seguro en lo aclamado,
en medio descansa su look apagado.

Chicas que mujeres ya son,
ejercen su poder en discreción,
y aún siendo las más deseadas,
su fama reclama: ¡Están desplazadas!
leer más   
17
9comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 113

Conciencia

Hoy tomo conciencia
de los soles que ya se me apagaron,
y de los que pueden quedar por alumbrar(me).
Me prendí un par de rayos;
uno en el pecho y otro en el pelo.
Iluminada me limito a volar
por entre los bocetos que hice
de algunas noches lunáticas
y varias tardes ocasionales.

La luz no siempre guía.
En ocasiones deslumbra, ciega
y desvía la mirada que busca un camino certero.
¿Dónde guardé la brújula de buscar(me)?

Acaricio un vacío repleto de recuerdos
que doblé con mimo y guardé
una mañana de nostalgias voladoras.

Las gotas ocasionales que se desprenden
de algunos abrazos tardíos,
apenas humedecen las ganas de sentir.
El frío instauró un régimen de gélidas mantas
que cubren la vista del horizonte.

Ya no me quedan ganas de calentar más intentos.
Ya no me quedan más intentos.
Ya no me quedan ganas.

Conciencia, hoy tomo conciencia de
lo efímero y frágil del tiempo.




Hortensia Márquez


Imagen: del libro "El problema de los tres cuerpos" de Cixin Liu
24
20comentarios 183 lecturas versolibre karma: 110

Lo que es el Tiempo

Las canas son
las caricias de la muerte en el pelo.

Odioso Tiempo
que no giras sobre tus propios talones,
que haces pasar
todos los momentos, que son únicos,
sin valorarlos.

Tú, que haces
las cosas una sola vez, y jamás repites,
que bajas
por una pendiente, lento y constante,
como el lodo.

Te veo rozarme,
y me desespero,
el consuelo de que en cada "ya"
haya un "luego".

No, no es así, ni es eso,
te temo porque cada momento
es un momento menos,
y no estoy amando en ninguno de ellos.

Déjame y vete, Tiempo,
no me robes más besos.
leer más   
12
7comentarios 72 lecturas versolibre karma: 98

28

28

28 días faltan para 28 años
Me vuelvo/ Me siento/ parezco
Anciano
Con Barba blanca

El 26 de Enero del 2017
Es el vigésimo octavo día del nombre mío
Solamente mío
24, 25, 26, 27,28

Cada año quemo una etapa
La vejez
Viene a mí
Como el aire que respiro

Me vuelvo/ Me siento/ Parezco

sabio
millonario

Único

Un pequeño recuento de mi vida
1 titulo universitario
0 novias
500 amigos

28
29
30
31

El tiempo corre
No hay parada
Para la vida
Vivir es solo

Un digito más
leer más   
3
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 47

Cuestión de tiempo

Soy ese náufrago que se está muriendo de sed,
rodeado de agua salada de labios
deseando el agua dulce de los tuyos
que me ayude a sobrevivir por enesima vez.
Porque cariño,
soy un kamikaze y lo sabes,
siempre acelero antes de estrellarme,
siempre cierro los ojos y abro el corazón antes de un beso,
y lo hago sabiendo que lo siguiente que viene es el desastre,
de quererte sin llegar a decirte lo que siento.
Aunque es cuestión de tiempo,
en algún momento explotará todo lo que llevo dentro,
y manchare mi vida de fracaso y sentimientos vacíos,
por qué no sé cómo decirte que si no te tengo al lado me muero de frío
cada noche en la que se aparece tu recuerdo por mi pasillo.
Y recuerdo la última vez que te vi,
tus piernas bajaban aquellas escaleras con un ritmo acelerado,
y ahí me encontraba yo, paralizado,
porque veía muy capaz de hacerte feliz
pero por mi cobardía tu felicidad y la mía nunca iran de la mano.
Recuerdo que aquel día te escribí un poema cuando volvía a casa,
me decía a mí mismo una y otra vez que no te dejase escapar,
pero yo que tiendo a autoengañarme siempre
Pensaba que esas alas tan bonitas tenían que volar en la dirección que ellas quieran,
no en la que el viento le obliga.
Y no soy perfecto, ni mucho menos, de hecho soy perfectamente imperfecto,
tengo pocas virtudes y miles de defectos,
y es cuestión de tiempo que descubras que mi mejor virtud es que siempre hay verdad en cada uno de mis te quiero.
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 36

El idioma de las flores

"Si hay algo que una flor no puede permitirse es perder el tiempo.
En el jarrón o en el parque de la ciudad, hace señales de auxilio con su belleza."

El país de los pájaros que duermen en el aire”

Mónica Fernández-Aceytuno.


El color blanco me da miedo
si pretende, entre las nubes,
derramarse sobre mi frente.
Si ese deseo llegara a cumplirse,
moriría en un campo desierto
implorando con los ojos primaveras
que siempre están por venir.

Hago del entusiasmo un nido
acotando el vuelo al pensamiento
más allá del horizonte,
porque allí ─me han dicho─
la distancia lo hace viento;
y el viento, siempre olvida.
«Recuerdos... florecéis conmigo.»

Estas ramas protectoras
que limitan mi memoria por el aire
sirven, también, para el descanso
de mi mirada cosida al espanto,
que solo entiende la vida
cuando habla el idioma de las flores.
leer más   
14
9comentarios 82 lecturas versolibre karma: 99

Mi ceguera

Intento escuchar el tic-tac del reloj
que marca el ritmo de mis pasos,
de mis pasos a oscuras,
perdidos en el túnel de grises nubes
chispea, llueve, diluvia
y sigo pegándome con el mismo muro,
el mismo muro que construí con mis manos.
Intento observar, pero no puedo,
abro los ojos y veo que estoy ciego.
Solo puedo escuchar el tic-tac del reloj
que, en aquel momento, se quedó sin pila.
me quedé yo ciego.
leer más   
27
2comentarios 103 lecturas versolibre karma: 99

La tierra de las palabras

En la tierra de las palabras,
hay muertes que dan vida
El lenguaje hiere de metáfora a la escritura,
al mismo tiempo la nombra.
Palabras memorables,
violentas, tiernas, cotidianas,
con tonalidades y sutilezas,
con soledad, con amor,
con vértigo, con ruptura,
con calles y recovecos de la ciudad
con sueños y recuerdos,
con enfermedades, con tiempo, con indiferencia.
Y no solo las palabras, sino muchos silencios, los precisos
como aquellos abismos de quietud entre las notas,
entre el laberinto y la salida.
leer más   
4
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 33

Latidos entre piedras

Latía entre piedras
construídas desde historias
de almas indomables en su virtud,
de brazos que sostuvieron
la dignidad de permanecer de pie.

En lo alto de una calle sin horizonte
permanecía inmóvil, ausente,
mientras la lluvia regaba el rostro
de ríos de agua,
de recuerdos encerrados
en el vidrio de sus fanales.

Su escudo olía a azahar, a chocolate,
su deseo le invitaba a espumar en estatua,
fundirse con las pedruscos de pasados
hermanados en distancia, en soledades,
fingir el presente, a falta de enredaderas
que le devolviese cada vocablo guardado
en paños, con el temor de repetirlos
en letanía de tañidos entre piedras.

Corazón propio en pecho ajeno,
lloviendo por exceso de lágrimas,
inmóvil por falta de futuro inarmónico
rasgueador de sonrisa encubridora,
en tanto sus latidos furtivos
se lacraron cual musgo entre piedras.


Amén
leer más   
30
17comentarios 171 lecturas versolibre karma: 108

Secretos en Pincel

Si en cada poro de tu piel, llevaras la fibra de un pincel, entonces que tu cuerpo me atrape, y seré tu obra de arte.

Ojalá se lo crea el poeta… si la realidad fuera tan bella como la pintan tus labios, me quedaría en cada cuadro, como en un beso congelado.



¡Cuántas vidas me han contado!

Me crucé tantos libros en el bar, por azar, en la calle y todos terminan con un punto y aparte.

¿Y yo tengo que seguir la corriente? ¿Por qué no puedo ser feliz para siempre? O amarte con tanta intensidad me dejen.

Porque al final del día todo termina… el sol envejece cuando no ilumina, el corazón recita pero no palpita, el invierno nos llega y muy deprisa.

Por eso quiero vivir en un segundo pintado, quiero vivir en los cuadros de tus labios.

En un campo sembrando caricias que nunca termina, donde el amor desliza en una curva infinita.



No le dedico un poema a la muerte, concretamente, sólo tengo miedo a perderte, lentamente.

Como un recuerdo moribundo que no muere, como un dios olvidado te suplica que reces.

Solo quiero que plasmado en un cuadro me dejen; besando tus labios, eternamente.

Sr. Nube
3
2comentarios 62 lecturas prosapoetica karma: 71

Lecho

El tiempo detiene la savia
y el tronco se desnuda sin miedo.
Sabe que su lecho de vida
siempre le espera.
Sereno, fiel.
Dejando su fuerza,
abandonado,
entregado al ser
y repleto de paz.
leer más   
6
2comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 73

Tardes de luna nueva

Tardes que el tiempo desdibuja,
minutos garabateados en el cuaderno
de las rayas de mis manos,
abandonado por mi mirada
que salta por la ventana
chapoteando entre charcos,
mientras la lluvia da color
al tedio de mis latidos.

Los segundos del reloj
coquetean con mis dedos,
se detienen, saltan, ahora corren,
tardes por pesar, densas,
hilando recuerdos de punto de cruz
con alientos pasados
y éste presente aparcado
entre nichos de palabras.

tardes que escaman nuestra vida riéndose del calendario...

Renunciar a bosques de cielos,
de olas tatareadas en el silencio;
tardes de soluciones solubles,
de angustias encuadernadas
entre los lirios de mi habitación,
esconderme en la intimidad
de mi luna nueva
para poder bailar con el futuro.

Amén
leer más   
24
17comentarios 125 lecturas versolibre karma: 107
« anterior1234511