Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 217, tiempo total: 0.019 segundos rss2

3:33

Aliso las arrugas del tiempo
con la piedra de mi soledad.

Une Ceci
leer más   
9
4comentarios 40 lecturas versolibre karma: 90

Tempus fugit

Acabas de leer este verso y ya es pasado.
Breve momento de tu presente ya olvidado.

El tiempo fluye.

El presente cesa de ser en el pasado
sin desaparecer.

Misterios del tiempo.

El próximo verso es futuro,
no es real hasta que sea pasado,
mediante el presente.

El tiempo pasa, pero no es pasado.
Viene, pero no es futuro.
Pasa, viene y llega el presente.

El tiempo es mientras cesa de ser.

El presente lo tengo siempre: permanece y cambia.
El futuro falta a veces, todavía no es.
El pasado es nostalgia, ya no es.

Existir es resistir, pensar es crear,
vivir es actuar en el presente.
15
6comentarios 160 lecturas versolibre karma: 99

Agua viva

Pretendo inútilmente desafiar a la muerte. No resisto más la Tierra.
En el espacio del Espacio, el «it» es la luz que irradia mi estrella interior. En mi cápsula atemporal, en la que los instantes importan y ya no importan, me siento junto a Clarice, mientras escribe su poesía matérica y musical.

Son las 2:43. Pienso en mi imperfección silábica;
son las 2:44 y la luna panza abajo llora sus cráteres vacíos.
Son las 2:45 y faltan quince minutos para las tres.
¿Por qué tanto deseo de abrazarte?

Necesito que sean las 3:00.

Flotando en mi cápsula en el espacio, faltan diez minutos para las 3.
El frío y el silencio de la madrugada es azul y es aurora boreal que ilumina mis torpes aciertos.
Soy un espejo roto en cinco pedazos; un pedazo por cada minuto. En este primer minuto pienso en la calidez de la respiración, tan corta como tu caricia pasajera. Ya estoy en el minuto dos. Ahora el minuto tres. ¿Qué estoy haciendo?
En este minuto par se dividen las células de mi soledad. Queda un minuto. Ya son las 3. No cambió nada. Sigo viendo a la luna, pero un poco más arriba. Tuve la sensación de no haberme movido, pero yo no estoy manejando, mi cápsula sabe a dónde ir.

Maga, no te voy a mentir ni a dar excusas torpes. Como puedes ver, necesito este libro conmigo en el Espacio, porque quizás sea en lo único que piense durante mi último respiro, cuando mi «it» sea comandado por la cápsula hecha de pétalos de páginas de libro.
Cualquier dispositivo electrónico que pueda utilizar como sustituto, me puede abandonar en medio de la eternidad; las baterías duran menos que el pensamiento de una mariposa recién salida del capullo.

Une Ceci
leer más   
15
7comentarios 58 lecturas prosapoetica karma: 99

Tiempo

Dedícame un minuto de tus labios,
sólo unas caricias de tu tiempo,
o préstame las horas sin agravios,
detén mi mundo, que pase todo lento.

Dame un intervalo de miradas
con tus ojos entornados por el viento,
quiero un lapso largo de pestañas
y sonrisas que me invadan el momento.

Sesiones intensivas a diario
con los gestos de tu rostro es lo que quiero,
etapas de mi vida con tus manos
apretándome la mía en un sueño.

Entrégame un segundo en dos mil plazos
del enredo de mis dedos en tu pelo,
épocas si quieres en abrazos,
o eras concentradas en un beso.
leer más   
18
10comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 110

La subjetividad del tiempo y espacio

La subjetividad del tiempo nos enseña que no se trata de años para querer, que basta meses para vivir una vida y horas para conocer a una persona.

Aquella subjetividad que juega con nuestra percepción de la realidad, aquellas horas eternas lejos de esa persona especial y los efímeros y a la vez fugaces instantes cuando se está cerca de ella.

Y ahí es cuando el amor se burla del reloj, de la física y lo real. Logra hacer lo imposible y rompe las leyes del tiempo y espacio.

Logra que un suspiro acorte las distancias y un te quiero detenga el mundo.

Logra que no haya verdad escrita para él o barreras que detengan su crecimiento exponencial.

Con amor, mirar atrás no tiene sentido, mirar el futuro ya no es suficiente y contemplar el presente es un recuerdo de lo que realmente es relevante.

Vivir el infinito, vivir lo inexplorado, vivir lo mágico será el nuevo destino para un corazón enamorado.
leer más   
7
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 79

¿Qué es el tiempo?

El tiempo es eso tan
insoportablemente
lento
que transcurre entre
el momento en el que
nos despedimos
y en el que
me vuelves
a sonreír.
leer más   
16
10comentarios 131 lecturas versolibre karma: 97

Desde la distancia

Con las manos en los bolsillos de su gabardina y el sombrero calado hasta las cejas, caminaba lentamente por la calle.
Llovía con fuerza pero no le importaba. En el suelo se formaban grandes charcos, que buscaba intencionadamente pisando fuerte sobre ellos.
Paró frente a un escaparate, donde una pantalla gigante, emitía un vídeo musical que no podía oír.
En la imagen reconocía a la cantante bailando una coreografía muy sexy.
Dos bailarines le acompañaban y sujetándola por debajo de los brazos, la levantaban una y otra vez.
Sonreía recordando lo poco que pesaba; prácticamente una pluma para aquellos dos fornidos y musculados muchachos.
Cuando estuvieron casados, él podía llevarla en brazos por toda la casa, hasta acabar en la piscina los dos, entre arrumacos, pasión y deseo.
¡Qué lejos quedaba ya lo que fue su vida...!
Lo había perdido todo, su trabajo como actor, su familia, sus amigos; a sí mismo y sobre todo a ella.
Ese último viaje le alejó para siempre.
Ajustado el cinturón de seguridad, el avión emprendió su vuelo a ninguna parte. Una explosión, una luz muy fuerte cegó sus ojos, y se acabó.
Ahora vagaba bajo una lluvia que no le mojaba y entre unos charcos que no salpicaban sus pantalones.
Y mientras, ella, bailaba tras un cristal.
10
10comentarios 82 lecturas relato karma: 101

No estamos hechos para durar

Nada está hecho para durar.

La única verdad del poeta
es perdonarse su sed de inmortalidad
en las traidoras capillas literarias, pretendiendo
una belleza, una poesía
tan fuera de lugar, que sólo consigue ver
la sencillez del iluminado.

Ante esta revelación
sólo nos queda esperar, entre otras cosas,
que el sol de mayo se filtre en nuestras hojas
y nuestra voz sea la brisa
que antes de desaparecer deja un escrito
que pueda hacer sonreír a un niño;

que el beso más lento
alivie nuestra soledad, para desembocar
en un renovado oleaje de amor,
sin más orilla que la de una mente fiel
junto a la que expirar serenamente;

y que el infinito nos preste,
otro dia más, el flamante oro del tiempo,
para que el espejo no nos reclame
la deuda pendiente de no haber sabido vivir
ante este fuego que envejece,
como cualquier poema.
leer más   
11
11comentarios 122 lecturas versolibre karma: 92

Días Consumidos

Exprimo estelas
que a millones de años luz
han cesado en su brillo.

Es tu vida una corriente
de aire púrpura en el alba;
ese viento que en las noches
me hace suspirar tranquilo.
Y que por las tardes
me provoca risas solitarias.

Cuando el crepúsculo palpita
añoro los recuerdos post meridiem
en que nada era importante.
Cuando en inocentes juegos
mi vida transcurría.

Y el tiempo pasó
y las sonrisas guiñadas
poco a poco se agotaron.
El ritmo de los días
ya me consumía.
leer más   
8
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 62

Imposición temporal

El reloj sigue caminando , no va a parar,
los días van pasando para todos igual.
Jovenes van descubriendo exceso en vanidad,
algunos buscan la mejora , la dignidad.

El tiempo sigue huyendo, no va a esperar
por aquellos que reciben de todo la mitad,
conformistas o luchadores sin distinción.
Vivir en esta vida es injusta imposición.

Bendita vida de quién de su madre nació,
pues yo vine a la vida en dicho dolor.
Y no sé qué de la vida ambiciar
para hayar para todos felicidad.

¿Me ayudarían ustedes sin más?
Quizá prefieran ver a la envidia hablar...
A veces me pregunto si saben quizá
que si la comparto pueden de ella disfrutar.

Quizá lo prefieran o sepan amar.
leer más   
12
2comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 97

Cuán poco

Sentí tu caminar
por el gris de esta ciudad,
el amanecer en tus pies
mis dudas en tu cabeza.

Soplé las cenizas
que dejaste en mis páginas,
nos hicimos humo
duramos un soplo
en la turbulencia
de estos andares.

Por un momento
dejó de importar
si mis pulmones
respiraban tu aire
si mi corazón
latía tu vida.


María M. Martell
leer más   
20
8comentarios 90 lecturas versolibre karma: 117

Soy concepto del ser

Una vez fui
y ahora no.
Crecí para ser
lo que ahora soy.

Olvidando aquello
que ya pasó.
Que parte de mi
no formó.

Soy concepto
del hacer y el haber.
Lo que siento,
mi saber.

Soy concepto
por querer.
Unos ya saben,
otros a aprender.

Olvidando aquello
que pasado fue,
que en el hoy no hallo
ni en el saber.
leer más   
6
2comentarios 63 lecturas versolibre karma: 74

Sin título...

Aquél momento,
fue tan fugaz,
único y a la vez
precioso...

Qué hasta el
tiempo se
detuvo,
solo para
ellos dos...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
11
8comentarios 69 lecturas versolibre karma: 102

Chicas, estereotipado

Chicas con melenas de cien cepillados,
delante de espejos de bordes enmarcados,
tiempo para pensar en futuros concertados
que dan lugar a enredos, ya desenredados.

Chicas con loocks de efecto despeinado
buscando un futuro incierto, desenfocado,
de interior inseguro, emponderado
agradecen al espejo su enmascarado.

Chica con aspecto meditado,
de espejo en espejo van pensando
como tornar lo seguro en lo aclamado,
en medio descansa su look apagado.

Chicas que mujeres ya son,
ejercen su poder en discreción,
y aún siendo las más deseadas,
su fama reclama: ¡Están desplazadas!
leer más   
17
9comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 113

Conciencia

Hoy tomo conciencia
de los soles que ya se me apagaron,
y de los que pueden quedar por alumbrar(me).
Me prendí un par de rayos;
uno en el pecho y otro en el pelo.
Iluminada me limito a volar
por entre los bocetos que hice
de algunas noches lunáticas
y varias tardes ocasionales.

La luz no siempre guía.
En ocasiones deslumbra, ciega
y desvía la mirada que busca un camino certero.
¿Dónde guardé la brújula de buscar(me)?

Acaricio un vacío repleto de recuerdos
que doblé con mimo y guardé
una mañana de nostalgias voladoras.

Las gotas ocasionales que se desprenden
de algunos abrazos tardíos,
apenas humedecen las ganas de sentir.
El frío instauró un régimen de gélidas mantas
que cubren la vista del horizonte.

Ya no me quedan ganas de calentar más intentos.
Ya no me quedan más intentos.
Ya no me quedan ganas.

Conciencia, hoy tomo conciencia de
lo efímero y frágil del tiempo.




Hortensia Márquez


Imagen: del libro "El problema de los tres cuerpos" de Cixin Liu
24
20comentarios 184 lecturas versolibre karma: 110

Lo que es el Tiempo

Las canas son
las caricias de la muerte en el pelo.

Odioso Tiempo
que no giras sobre tus propios talones,
que haces pasar
todos los momentos, que son únicos,
sin valorarlos.

Tú, que haces
las cosas una sola vez, y jamás repites,
que bajas
por una pendiente, lento y constante,
como el lodo.

Te veo rozarme,
y me desespero,
el consuelo de que en cada "ya"
haya un "luego".

No, no es así, ni es eso,
te temo porque cada momento
es un momento menos,
y no estoy amando en ninguno de ellos.

Déjame y vete, Tiempo,
no me robes más besos.
leer más   
12
7comentarios 75 lecturas versolibre karma: 98

El idioma de las flores

"Si hay algo que una flor no puede permitirse es perder el tiempo.
En el jarrón o en el parque de la ciudad, hace señales de auxilio con su belleza."

El país de los pájaros que duermen en el aire”

Mónica Fernández-Aceytuno.


El color blanco me da miedo
si pretende, entre las nubes,
derramarse sobre mi frente.
Si ese deseo llegara a cumplirse,
moriría en un campo desierto
implorando con los ojos primaveras
que siempre están por venir.

Hago del entusiasmo un nido
acotando el vuelo al pensamiento
más allá del horizonte,
porque allí ─me han dicho─
la distancia lo hace viento;
y el viento, siempre olvida.
«Recuerdos... florecéis conmigo.»

Estas ramas protectoras
que limitan mi memoria por el aire
sirven, también, para el descanso
de mi mirada cosida al espanto,
que solo entiende la vida
cuando habla el idioma de las flores.
leer más   
14
9comentarios 87 lecturas versolibre karma: 99

Mi ceguera

Intento escuchar el tic-tac del reloj
que marca el ritmo de mis pasos,
de mis pasos a oscuras,
perdidos en el túnel de grises nubes
chispea, llueve, diluvia
y sigo pegándome con el mismo muro,
el mismo muro que construí con mis manos.
Intento observar, pero no puedo,
abro los ojos y veo que estoy ciego.
Solo puedo escuchar el tic-tac del reloj
que, en aquel momento, se quedó sin pila.
me quedé yo ciego.
leer más   
27
2comentarios 106 lecturas versolibre karma: 99

3:30

Reverso adiestrado,
mi lienzo sigue en blanco.

Une Ceci
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 59

3:00

Son las 2:43.
Pienso en mi imperfección silábica;
son las 2:44 y la luna panza abajo
llora sus cráteres vacíos.

Une Ceci
leer más   
4
3comentarios 26 lecturas versolibre karma: 69
« anterior1234511