Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 36, tiempo total: 0.036 segundos rss2

Tormenta y calma

Suave mar en calma
Olas que con furia se estrellan
contra mi faro en noches oscuras
agitando a mi cansado corazón
que con vehemencia palpita todavía
porque sabe que aún en noches de tormenta
existen mares apacibles como suave melodía

Luego al nacer el alba
hermoso es mirar a los pies
la inmensidad del mar por la mañana
desde lo alto del faro por la ventana,
y oír la suave música del vaivén
de sus olas tejiendo espuma cual guipur,
anoche como fuerte tañido de campanas
hoy paz, voz del alma, suave mar en calma.
leer más   
18
19comentarios 133 lecturas versolibre karma: 98

Sensaciones

Evoco sensaciones que un día hallé

en una calle repleta de flores ,
en un bosque a rebosar de gente...

cuando los pájaros hablaban
y pequeños seres diminutos
construían rascacielos
en un mar tranquilo sin tormentas.

Sensaciones superpuestas
que caminan erguidas
por un camino repleto de luces brillantes,

que contienen mis vaivenes
como pilares de un reino recién hallado
después de la tormenta...

justo cuando el cielo se empieza a abrir.
leer más   
13
12comentarios 113 lecturas versolibre karma: 101

Cadaqués

La luna en tus ojos,
tu pecho en mi mano,
arena en tu piel,
sabor a verano.

Mirada brillante,
y yo, ilusionado,
el sol perfilando
tu cuerpo dorado.

Y fue de repente,
la tarde, al ocaso,
sentados de frente
al Mediterráneo.

Tormenta en tu pelo,
el viento temblando,
locura en el mar,
el cielo un relámpago.

Las nubes que lloran,
se esconden los astros,
mi luna y tu estrella
dos cuerpos mojados.

Llora Cadaqués,
amor acabado…
Un beso en mi boca,
¡Adiós! en tus labios.
16
9comentarios 107 lecturas versoclasico karma: 104

Rosas azules

Rosas azules bañan tu cuerpo
cuando tu mirada arquetípica
chirría palabras de lamento.
Que el cielo no es azul, que es tormento.

¿Gritas entonces al decirte
mi alma roñosa, melancólica
cuánto y desde cuándo te quiero?
Abre desde el susurro tu voz
porque tu mente ya la he descubierto.

Rosas azules bañan tu cuerpo,
azules como el que mira
un mar de remotos recuerdos.
10
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 102

Tormenta

Deseo que en este día
recibas una gran lluvia
de los "te amo" que te envío
empapándote con mi amor
por la tarde la tormenta
de mis caricias líquidas
hasta apaciguar tus ganas
en el calor de mi cama
con la noche como testigo
de mi felicidad contigo.
leer más   
10
15comentarios 104 lecturas prosapoetica karma: 90

arte poética (soneto)

quería hacer un libro de sonetos
y me salió un folleto de mentiras:
unas piadosas, otras sibilinas,
pues no me importa el grado cuando miento.

quería hacer del verso mi tormento
y, a la vez, con perfecta alevosía,
arrojarlo a lo alto de una pira
y desgarrarme en el dolor del fuego.

y cuántas veces la llama se aviva
brindándome su calor pasajero
de yunques livianos, de flor cautiva,

y cuánto, cuánto amo yo esa calima
que me abrasa la yema de los dedos
prendiendo los cimientos de mi vida.
leer más   
17
13comentarios 144 lecturas versoclasico karma: 86

Pánico

Una tormenta de inseguridad y miedo le invadía y barría por dentro como un huracán. Consumido en la soledad de su camerino se veía incapaz de asumir su futuro más inmediato. El concierto debía comenzar y seguía sin reunir las fuerzas necesarias para salir al escenario.
"Un ídolo del rock&roll nunca puede mostrar debilidad frente a su público" – Le dijo su mánager mientras tiraba sobre la mesa unas cuantas papelinas.
Hoy el pánico era más fuerte y unas rayas de coca no serían suficientes.
Una pequeña pistola brillaba en su mano; la metió en su boca y cerró los ojos.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/03/escribe-tu-relato-de-junio-i-con-las-pala
13
14comentarios 80 lecturas relato karma: 90

Granizos

Se ha desplomado el cielo en forma de puñados de hielo redondo. Las nubes se hunden con su propio peso, repletas de agua helada súbitamente.

Mi pelo anda revuelto. Abro la ventana y huele a tormenta. Huele a truenos. Sabe a regocijo del campo.

Los charcos no dan abasto para dejar su protagonismo a la caída narcisista de cada gota. Ellas quieren precipitarse con magia en su recta final, antes de descomponerse al estrellarse en el suelo, con la finitud propia de cualquier hecho fabuloso.

Se mezclan con el líquido curvo en el contoneo de las fuentes.

Miro hacia arriba, la luz reflejada entre blancos y plomizos me baña los ojos. No abarco el mundo. No llego a tanto.

Y danzo entre rayos, me despeinan sus ecos, se arranca de cuajo el telón de nubes, se deshilachan en forma de cintas plateadas, espejos de vida, pociones de magia.
leer más   
13
13comentarios 114 lecturas versolibre karma: 95

Sueños

Sueños grandes y pequeños sueños
que no tienen alma, que no tienen dueño,
que viajan en nubes o gotas de fuego,
que caen desde el cielo,
en gotas pequeñas, en plan aguacero,
o en grandes tormentas de rayos y truenos.

Algunos, sueños buenos, serenos,
en los que tu eres el rey, el dueño,
del mar y del cielo, señor de los vientos.
Del amor y del fuego, de los elementos,
de las sonrisas y cuentos, vives feliz.
Eres de la naturaleza el aliento, señor
de la algarabía, el silencio y los besos.

Algunos, son malos sueños, de penas,
tristezas, de lugares oscuros,
pesadillas de muerte y perdición.
Infiernos infectos, de rabia y dolor.

Y todos caen hacia el mismo mundo
con distintos nombres bajo el mismo sol,
es el hombre quien cambia el prisma,
quien elige abismo o quien elige amor,
somos amigo mío,
tu y yo.
leer más   
20
10comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 114

Tormenta

Llueve fuera y llueve adentro. Lo que un día fue mujer, ahora es tormento. Se enciende con el rayo y resuena con el trueno. Se irá diluyendo con el agua que sin parar llueve del cielo. Y es tan fuerte que barre todo, fuera y dentro.
leer más   
13
4comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 110

Tormenta de Enero

Quiero una de esas tormentas… que me colapsan el suelo, que todavía hacen eco.

Si, desgarran el cielo y hacen sangrar, hasta los mismos cimientos. Pero, no la quiero en tus ojos.

Que me agarre… desprevenido, en la confusión, aún dolido.

En el lodo, rojo enfermo, en calles que… no conocemos. Déjame perderme sólo, en tus recuerdos.

En las cenizas del “te quiero”, yacen los intentos. Fuertes madrugadas que, no dejan ni restos.

Empújame, grítame, dime que es real lo nuestro.

Saldremos de este invierno, con el barro hasta el cuello, empapados, delirando, extasiados…

Tranquila, sólo es arte en dos cuerpos; que el amor, jamás sea miedo.

Nunca pasa el tiempo, en esta tormenta de enero.


Sr. Nube
14
8comentarios 104 lecturas prosapoetica karma: 109

Tormenta

Entendí que te ama cuando el reloj marco las dos de la mañana, sentí que te necesitaba estar enojado contigo me carcomia el alma.

Necesitaba tus berrinches y tus alegatos, tus audios donde me decías flaco o papi.

Pero más necesitaba tus besos, caricias, el calor de tu cuerpo, ver tus ojos llenos de picardía, escuchar cada una de tus palabras.

Te necesito tormenta para que llegue la calma a mi ser. Porque nunca antes me había enamorado como hoy ni necesitado la presencia de una mujer tormenta.
leer más   
7
1comentarios 72 lecturas versolibre karma: 89

Enamorados

Enamorados
sorprendidos besándose
por un relámpago.

Foto: Israel Orlandi (flic.kr/p/pJKHMG)
leer más   
13
7comentarios 190 lecturas versolibre karma: 15

Tormenta

Adoraba mirar la lluvia a través de la ventana, sabía que el arco-iris siempre saldría, y el sol le seguiría. Le daba esperanza y la mantenía viva.

Más amaba salir a la calle, extender los brazos y mirar al cielo cuando llovía, para sentir como las gotas de lluvia que se deslizaban lentamente por su cuerpo, iban borrando las heridas que un día fueron sonrisas.
7
sin comentarios 120 lecturas prosapoetica karma: 10

No hay días grises

No hay días grises
en el fondo de tus ojos,
ni tormentas que tus manos
no sepan calmar.
No existe el abismo
si camino a tu lado,
ni el tiempo erosiona
la dicha de amar.
leer más   
15
6comentarios 483 lecturas versolibre karma: 63

Búscame

Búscame en la tormenta
o en el la tempestád,
búscame en el infierno,
o búscame en el huracán
sino me encuentras,
búscame en el desierto,
en la sombra o en el movimiento.

Estoy en todos los corazones,
en las pasiones,
soy la fuerza elemental
igual muevo el mundo
que al agua del mar,
recojo una lágrima
o una sonrisa sin más.

Si me quieres encontrar
poco has de buscar
seguro que por ti
puedes empezar.
leer más   
14
4comentarios 115 lecturas versolibre karma: 52

Cristales rotos

A pies descalzos camino,
entre los cristales
de mi corazón roto,
en la habitación de mi alma.

Vacío de tormentas,
inundado de tu ausencia,
vacío de sentires,
colmado de ecos mudos.

El silencio me envuelve
en su manto atronador,
los cristales blandos
se clavan como agujas
en el abismo de mi alma.

No hay dolor,
pero hay un sabor,
dulce amargo claroscuro.

No hay dolor,
pero hay un aroma,
fétida caricia estridente.

@SolitarioAmnte
iii-17
leer más   
11
6comentarios 106 lecturas versolibre karma: 57

Versos agazapados

Traigo los versos agazapados.
Hechos nudos naúticos en marejadas, garganta de mi inconsciente.

Traigo poesía arremolinada en los tsunamis de lunas en mis entrañas.

Cascadas de estrellas destellan letras en las tormentas cósmicas de Casiopea.

Génesis de rimas emergen de la singularidad cuántica de uno de mis latidos.

Sinfonía armónica de estrofas diluviando de nubes de vapor de fuego.

Violentos agujeros negros devoran galaxias de verbos y escupen universos, en verso; sentires en grafos primigenios.

Magma crepitante hincha mi aorta creativa.

Nitrógeno amniótico, embrión simbiótico, gestación dual, mutación natural; la nada engendrando el ser; el ser concibiendo el sentir; el sentir pariendo la expresión.

@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
9
8comentarios 138 lecturas prosapoetica karma: 65

Enamorándome de la tormenta

Te acercaste a mí y las nubes grises se asomaron a tu espalda, anunciando la tempestad que se avecinaba.

Tú eras la Luna.

Yo la marea.

¿Cómo no iba a sentirme atraída por ti?

Pero esto iba mucho más allá de la fuerza de gravedad.

Te abalanzaste sobre mí, como una gran ola tragándose un pequeño barco perdido en alta mar. Me besaste, hiciste que izara mis velas con el viento acariciando mi rostro, volando nuestra ropa, llevándonos hasta nuestro camarote, dándome la valentía para hacerte mía, ¿Qué más daba? No había problema en que el agua y la arena se juntaran.

Entonces escuché el canto melodioso de las sirenas, y en tus ojos pude ver gaviotas volar, delfines saltar, peces fuera del agua respirar. Mi corazón salió a cubierta y se empezó a bambolear, el radar emitió su señal de alarma, su aviso de peligro, pero ya estaba muy lejos de la orilla, no había manera de regresar, ya me encontraba navegando en tu salvaje mar.

Yo solo quería ser un náufrago en tu océano. El pirata que conquistara tu inmensidad.

Que bien se sentía la lluvia en mi cara. Que bien se sentía danzar al son de la corriente.

Mis pies sintieron el agua helada entrar por la proa,

dijiste que todo estaría bien.

Empecé a ahogarme, a sumergirme en ti,

suplicaste que no te dejara.

Oh, mi Poseidón,

y yo no tenía el valor para dejarte.

Tomé el timón.

Giré a babor.

Mis labios dispararon un “te quiero“,

proclamando mi condena.

Y me adentré en el ojo de la tormenta.
15
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 77

Me llueves tormentas

Me llueves tormentas, yo sin paraguas, sentado, tomando mi café amargo; en la pieza oscura de mi alma. La que uso para encontrarme con tu recuerdo.

Me diluvias arcas de animales sin pareja. Yo sin báculo, sin milagro. Desteñidos mares rojos, resucitados mares muertos. Palomas al viento, jamás regresan.

Me queman tus soles, yo sepultado en arenas del Sahara. Soy castillo de arena sin torres, sin dragones. Sin el aposento de la princesa. Sin ogro, con los enanos crecidos hasta el techo.

Me pides un deseo, yo de mal genio sin lámpara maravillosa. Hadas madrinas sin alas ni varita. Merlín sin su chistera. Conejo sin pata de la suerte.

Me pides un beso, dejé mis labios en el armario, el de letras sin abecedario.

Me llueves tormentas, yo sin barca, en un mar sin planeta.


@SolitarioAmnte
v-2017
leer más   
11
9comentarios 171 lecturas prosapoetica karma: 66
« anterior12