Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 279, tiempo total: 0.005 segundos rss2

No merecía amor

Llene mi piel de versos
vacié mi alma dolida
y me acaricié con calma
y me bese cada herida.

Me descubrí desolada
en lagrimas bañada
de nostalgia me vestía
y con pena me rendía.

Me sentí casi vacía,
me enmudecía y caía,
sigilosa desaparecía,
y mi lamento esparcía.

Pude sentir las cadenas,
que habían atado mis manos
pagando muchas condenas,
por amores insanos.

¿No merecía amor?
O es que no supe encontrarlo
Yo solo pedía clamor,
Pero me hicieron ahogarlo.

Ya no quiero sentir
prefiero ser ausente
y tratar sin el vivir,
aunque en mi viva presente.

Las letras de mi alma.
leer más   
10
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 126

Tristeza en Mi mayor

Estoy aquí, triste...triste de ti, de mi, de nosotros.
Estoy buscando tus ojos, tu amor, tu mirada triste y ausente.
Te busco en lugares concurridos, en los sitios donde acostumbras llorar y enla plaza donde dejaste un día abandonada tu tristeza.

Estoy aquí, triste, buscando tus ojos, tu amor, tu tristeza de mi, de ti, de nosotros.
Estoy aquí, tú eres la que me falta.
Mirándome de cerca podrías decirlo todo con un beso.
Mirándome de lejos sólo podrías matarme.

Pero yoestoy aquí, triste de tu boca, de mi boca y de ti.
A donde llevasté mi corazón herido de tu nombre?
A la noche que enmarca mi tristeza?
Al aire que me evita y pide espacio?
El abandono mío cerco mi tristeza y tu, la que yo amo, no está aquí.

Pero yo estoy aquí, sin ti, triste...triste de tus ojos, de tu pelo, de tu cintura y de mis brazos que extrañan tu vida.
Pero cuando tu estés triste, dolorosamente triste, aprende a llorar y busca mi boca.
leer más   
12
2comentarios 70 lecturas versolibre karma: 124

Vive tú

Cuando yo muera, amor,
despide mi vida con tú mirada abierta
y con tú sonrisa fresca,
que amé desde que se extendió en mi corazón.

Cuando tú veas que se marchita
el árbol que te daba sombra,
resiste la tempestad de tal dolor
y repite mi nombre el tiempo que puedas.

Algún día me quitaran la luna,
mi boca será un desierto para entonces
y tú, la que yo amé,
tendrás que aprender a volar ya sin mis manos.

Sigue tu colocada en esta tierra,
mientras yo, dormido bajo la hierba,
me quedaré esperándote en el sueño.

Pero cuando yo muera, amor,
sigue el camino que te llevó
hasta mi pecho y canta en el viaje.
Lo que no te permito
es que sigas amando mi sombra.
leer más   
16
10comentarios 82 lecturas versolibre karma: 138

Soledades

De mis perdidos amores protegidos por la nostalgia,
no le he sabido ocultar a mi alma,
el aroma herido de sus labios ausentes.

El recuerdo húmedo de su cercanía
le susurra un dolor antiguo a mi corazón.
En mi pecho el eco de mi soledad no repite más que sus nombres.

Y ahora, abandonado y sediento,
mi errabundo criterio insano
le pide explicaciones claras,
a la noche, a la vida y al amor.
leer más   
7
3comentarios 25 lecturas versolibre karma: 100

Te fuiste

Porque te fuiste de tantos sitios

 De tantas manos mías.

Porque debiste quedarte
en paisajes hermosos
asumiendo el control de lo que respiramos
de lo que debimos ser.

Asumiendo que seriamos lo que necesitemos
Asumiendo que esperábamos lo que buscamos.
14
11comentarios 64 lecturas versolibre karma: 128

Vuelve

Vuelve y regálame tus brazos otra vez.

Estoy perdida y sola en este universo de desdicha,

la vida se me escapa cada día

y el alma está cansada de ser la misma.


Quiero vivir fluyendo por tus ríos,

desembocar en el abismo de tus mares

y que me lleves sumergida y en el frio

hasta llegar a conocer todas tus sales.


Sal divina que tu cuerpo trae

quiero gustar grano a grano tus sabores

y enredarme de tu cuerpo mientras cae

tu miel y me empapa de sudores.


Poderoso has sido en mi destino,

remeciste cada gramo de mi carne,

me trajiste a la vida dividida

entre alegría y penas para darme.


Todo lo que soy se ha vuelto tuyo

y el dolor que ahora tengo lo merezco

por dejar que me ganara el orgullo

viviré todo dolor mientras perezco.
leer más   
13
8comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 128

De buenas ganas a malas ganas...

¡¡¡Tengo ganas de vivir!!!
Veo las cosas con ternura
tengo el mejor sentimiento a mi lado,
Espera...¿Que pasa?
me estoy volviendo malo,
algo me esta contagiando...


¡¡¡Tenía ganas de vivir!!!
Cada vez que lo veo me da ganas de matarme
tengo ganas de morir,
el odio me consume y me dan ganas de dañarme,
el dolor que siento es mi acompañante...


¡¡¡Ahora hay ganas de morir!!!
Mis días son noches y lo bueno es malo,
no quiero nada,ahora solo veo nublado,
y deseos de para siempre dormir...
leer más   
5
sin comentarios 32 lecturas relato karma: 57

El final de la fiesta

La última orquesta baja el telón,
las luces se apagan,
apenas ecos desafinados
de cuatro borrachas
que, alborozadas, gritan los éxitos
de cada charanga,
y cuando se rompen,
afónicas callan.

En el camino, tan desandado,
que me lleva a casa,
es mi compaña, la soledad,
y la luz del alba,
y una pareja de bellos jóvenes
muy enamorada,
que antes se besaban
y ahora..., separan.

Vasos rotos, alcohol tirado,
allí hubo jarana,
y solo quedan cuerpos cansados,
tristeza en la cara,
el gris recuerdo tornasolado,
de días de farra,
y la mayor pena...,
las fiestas se acaban.
26
12comentarios 156 lecturas versoclasico karma: 111

Silent Hill

Silent Hill



En la ciudad eterna,
Dónde la niebla es dios
Y dios es una bestia,
Que se alimenta de dolor.

En este páramo,
Dónde la oxidada nieve
Mueve el paisaje
Y trae un fétido hedor.

En este paraíso torcido,
Reino de memorias fragmentadas,
De almas ya olvidadas
Que aún pueden gritar.

Aquí me encuentro,
A veces.
Puedo escapar,
Pero las alarmas me adormecen.

Y las enfermeras empiezan a chillar
Y la podredumbre a arrastrase
Y mi piel comienza a calcinarse,
La oscuridad me engulle una vez más.

Despierto de nuevo.
Reo de este tiempo circular,
El lago Toluca veo
Y tu silueta más allá.

Bienvenido a casa,
Bienvenido a tu hogar.
María aguarda,
No le hagas esperar.
leer más   
8
2comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 94

Estoy cansada

Estoy cansada, de tus besos a cortina en la mejilla, de los "te quiero" a media orilla del " tres puntos suspensivos...amiga" en tus despedidas, y me rehuso a tus apretujones de manos que ya no llegan ni a la suela de mis abrazos.

Estoy cansada, de que rasgues mi latidos con tus -dame tiempo-, porque hace mucho que quedaron cortos mis segundos para amarte a medias, porque mientras dices que "te purgas" en tus limbos, yo me quemo en el infierno en espera de que (te) vengas... y te consumas conmigo.
leer más   
8
6comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 102

Aquella tarde...

Aquella tarde fría y naranja,
conocí a una chica muy linda...
con una mirada tan cálida,
con su piel suave y unos ojos que brillan...

Aquella tarde mi alma contempló,
al ser más bello que pude ver...
Tenía unas manos que la tarde endulzó,
tanto así,eso que me hizo arder...

Aquella tarde no supe que hacer,
no supe expresarme como lo hago aquí,
no supe que decir y no pude sentir,
ese momento que me tocó vivir...

Aquella tarde no se repetirá,
y no volveré a encontrar a alguien igual...
leer más   
8
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 84

Corazón de juguete

Noche joven de ojeras viejas,
pensamiento loco que dormir no dejas,
que buscas que no encuentras,
que quieres que aún no tienes,
que sabes que yo no sé,
de que me avisas, ten cuidado,
no hagas daño a mi corazón,
que todo lo cree y en todo se mete,
y luego rompe, como juguete.
leer más   
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 61

Pero siempre estuve muerto

Tal vacío abismal no sólo habita en mi almohada,
también en mi pecho, también en mi mente.
Las acolchadas plumas de porcelana me recuerdan a una felicidad
que tuve en mi pasado y que ahora adolece mi presente.

Dulce mirada, pupila fúnebre color nube,
¿Por qué te despides de la anhelada alegría?
Si tanto la quieres no la dejes ir entre llantos.
Sé muy bien que la cicatriz se quedará por siempre;
y que la niñez, a través del retrovisor, es una hórrida agonía.

Amargura, ahora que te conozco tanto, no sé porque huyes.
Yo no quiero decirte adiós y menos ahora que hemos hecho nuevos amigos
desde que Llanto se marchó dejando una sequía en nuestros corazones.
Hoy siento que no necesito a nadie más,
no quiero al sol, detesto el viento, aborresco el suelo
y desprecio a todas y cada una de las estrellas.

Todas, todas y cada una de éstas cosas me recuerdan a cuando era niño,
todo brillaba, la infinidad era un azul cerúleo bañado en caramelo
y derrepente ese caramelo llenó de caries mi techo estrellado,
ensució mis blancas vestiduras con su maldad azucarada
y mancilló un pedazo de mí,
haciéndome descender en el más oscuro cielo silente.

Aún con los labios sellados
recuerdo haber clamado por ayuda, pero nadie llegó,
la desolación era eterna y entre numerosos recuerdos flotantes que hallé en el lugar,
desenterré el único objeto con vida que aun perduraba:
Mi alma mutilada.

La sombría realidad, lejos de traerme paz,
me acercó a la más lúgubre miseria dentro de mi ser,
el ave de carroña que consumía lentamente cada parte viva y llena de esperanza.
Era un descenso grotesco y lleno de resignación.

Hoy moría, pero siempre estuve muerto.



Más poemas acá: frank-ruiz.webnode.com.ve/poemas-y-escritos/
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 30

Asolado

No me hagan caso,
no soy nadie al que importen,
no existo en el tiempo, no ando,
no ceno de la vida,
no poseo nada de lo extraño.
Olviden mi ser,
mis cosas, mi destino malo,
mis bondades que una vez fueron perfectas,
y ahora todas han terminado,
por culpa de Dios y su perfume de ego.
Bendito juego de mano,
busquen alguien nuevo,
yo ya no sirvo, soy en vano,
pues me han destruido,
me han devuelto al fango.
Me han tratado como una bayeta
que ni es capaz de limpiar el fracaso,
solo se moja más de ponzoña,
de odio, rencor y más asco,
solo merezco vivir en otra muerte.
Allí en soledad, repudiado,
con dedos de justicia a mi alrededor,
todos ellos me apuntan, acusado
de ser el peor ente de la vida,
de un tiempo maleducado.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
9
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 118

Una sonrisa de sufrimiento...

Detras de esa sonrisa,
Hay una oscura realidad...
Una realidad,que no se compara
a las demás...
Una realidad,que nunca va a cambiar...
Solo se dejara llevar las cosas con el tiempo,
Y así olvidar,este sufrimiento...
Un sufrimiento,que ha marcado su vida...
Un sufrimiento que recordará, día a día...
Un sentimiento,
Que se volvió un sufrimiento...
leer más   
10
4comentarios 50 lecturas relato karma: 91

La pena de un hogar

A veces con el desgaste y la desidia
los cimientos se resquebrajan
y es allí donde
el frío habita en los besos
los silencios perpetúan las bocas
y las miradas hablan de ausencias
en lechos que respiran vacíos
y mesas con un único plato
mientras
en su decorada soledad
sus paredes visten penas
las cortinas no cubren desnudos
el sofá intacto en sus pálpitos
y tras sus puertas no se oyen risas

De repente, con la fortuna de un día
pintaron su fachada con el arco iris
para que la acariciaran otras manos
leer más   
11
7comentarios 82 lecturas versolibre karma: 97

Los hombres sin nombre

Sin memoria ni nombre
andan esos pobres hombres
en el ocaso de su vida
ansiando ya su partida.

Ve pasar los días
varados en los andenes,
se han tirado a las vías
pero ya no pasan trenes.

Ya no sienten odio o amor
han perdido el corazón
en su pecho hay un motor
que funciona sin razón.

Y a diario piensan con calma
romper el vitral de su alma,
cortar ese hilo rojo de su dedo
y anudarlo en su cuello.

Les susurra aquel barranco
a volar lejos del pasado,
sus vidas son lienzos en blanco
que jamás fueron pintados.

Pero no pueden pintar
aún el punto final,
ignoran que lo que mueve montañas
no es la fe, si no la guadaña.
leer más   
8
7comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 97

Estrellas de cristal

Cristalinas nostalgias
Lleva prendidas
En la mirada

Se reflejan
En sus manos
Como si
De estrellas
Se tratara
leer más   
15
8comentarios 102 lecturas versolibre karma: 114

...y me duele

…y me duele tu aliento en mi sangre, isla mía,
tu último grito sin voz, esa que te quebraron,
y te dejaron inmersa, arrodillada en tu adiós…

Maricel 05-08-2018
leer más   
19
21comentarios 237 lecturas versolibre karma: 120

Cobardía

Los poetas somos tantas palabras,
tanto romance y pasión
pero al momento y hora de enfrentarnos
realmente al amor somos tan cobardes,
teniendo en frente mil y una oportunidades
de gritar los sentimientos derramados en papel
sólo nos retraemos
y encerramos en la habitación del silencio
y allí perecemos
lamentándonos el haber desperdiciado el momento dado
y volvemos a llorar entre hojas todo lo que sentimos
y gritamos con toda nuestra alma en nuestras letras,
en cada palabra una utopía,
y dejamos florecer un poco más ese amor guardado,
y por Dios,
dónde esconder tanta cobardía.
leer más   
10
4comentarios 52 lecturas versolibre karma: 98
« anterior1234514