Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1582, tiempo total: 0.037 segundos rss2

despiertame...

despiertame...
con la suavidad de tus manos
con la dulzura de tus caricias.

despiertame...
como lo hace un ruiseñor en la mañana
lanzando al viento su tonada.

despiertame...
y no lo hagas con mentiras dulces, de las que quiero escuchar
sino con palabras verdaderas, de las que sueles pensar.

quisiera seguir durmiendo, soñando con esta ilusión
que aunque parece verdadera, el tiempo revelará su intensión.
leer más   
11
4comentarios 27 lecturas versolibre karma: 90

Concertista

Medianoche brusca.
El dolor se sienta al piano.
Tachó melodías ascendentes
quitándole verso a la canción.

Quisiera hermanarme lúcido
con tanta luz.

Como toda primitiva idea
abaniqué el verano
esperando poder respirar
con exactitud.

Aquel tiempo sin aire
deshojó rehén su plegaria
la flor de vida que creció
en el pastizal del sueño.

Como extravié los ojos
intimidantes oteando el sol
si el piano aún suena,
aún no calló su ignición.

Soy una melodía más
cavándome mi propio acorde.
leer más   
12
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 85

Cosmología

Imposibles conceptos derribados en
la esencia verdadera de éste loco espacio.
Deslizándome entre cuerdas, salvaje Oeste,
cambia mi comprensión de límites inertes.
Estaticidad, forzado llano y destino,
admitido y aceptado, un lugar de caos.
Mi música entre cuerdas espera paciente
la valentía de asomar a la locura.
Entre partículas concretas explotando
estallan al vibrar de versátiles cuerdas.
Unidas en la sinfonía universal,
menos es más… suceso sorprendente asoma,
paredes de espejos, enfoques de un concepto.
Mágica, Misterio o Matriz de ese cambio….
limitada capacidad de comprenderlo...
y en la comprensión, la certeza ya no importa.
Asomada a dimensiones imposibles…
tiempo, espacio, las invisibles, lo imposible...
Adicionalidad novedad admitida
ondula mi piel y vibra trémula el alma.
Grados de libertad que derriban los límites,
reto de tamaños astrales de membranas,
conteniendo la humanidad ávida de huir,
Poderosa gravedad que me contiene y
a su vez mi voluntad pudiendo vencerla.
Tu sensual voz ridiculiza la apariencia,
extravagante son moviendo la membrana
trasciende formas en apertura de cuerdas,
debilidad aparente, aviva el sentido.
Intercambio de paralelismos endebles.
Desde la diminuta pequeñez de la nada,
hasta esa, la gran explosión de tu mirada.
Las leyes se derrumban, se vuelven ilógicas,
el estallido en sí mismo, explicando el cómo
pero sin poder esclarecer el principio.
Universos paralelos precipitándose,
crasa colisión uniendo realidades.
Y tus huellas y mis huellas en nuevas huellas
supersimetría total de nuestras huellas
dejando marcas cósmicas en las estrellas.

A.B.A. 2016 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
leer más   

etiquetas: versos, libres, cuantica
3
sin comentarios 9 lecturas versolibre karma: 53

Haikus

#1

Versos ardiendo
en el frío silencio
muerden mi alma...

#2

El sufrimiento
transmuta las lágrimas
en manantiales...

#3

Es la pasión
espejismo de fuegos
en el vacío...

#4

En el incienso
otoñal de las horas
sangra la vida...

#5

Hondos abismos
en vano se estiran
sobre tus ojos...

#6

La eternidad
se expande y vibra
en tu mirada...
leer más   

etiquetas: haikus, versos cortos, versos
2
sin comentarios 7 lecturas japonesa karma: 13

Dios de los misericordiosos

Esa casa donde lloré en los bolsillos del invierno
caída la hojarasca de las horas
un martillo en las sienes refusila
recuerdos en los corceles de las sombras.
Bordando el hambre entre los dientes
mamaba el amanecer que tiritaba
en la falda de la sangre siempre ausente
regalando un rayo entre ventanas.
Allí crecía la felicidad mortecina
entre los huesos sufridos de los días
arrastrados en el barro doloroso
bajo el Dios de los misericordiosos.
leer más   

etiquetas: prosa, poética, versos
2
sin comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 32

Es el aire

Es el aire el que silba por los resquicios de tus ventanas,
resopla sin más, buscando una salida, una abertura,
no es la brisa pues entra con fuerza y arrasa si no la encuentra,
y se da la vuelta revolviendo todo a su paso si se ve encerrado.

Es el aire el que empuja las paredes y las puertas de esta mañana,
encerrado entre muros suplica una rendija por la que salir con premura,
orquestando sonidos imposibles que suben y bajan de tono cuando entra,
por los huecos desnudos, sin encontrar respuestas, ha quedado atrapado.

Es el aire el que entra en tus pulmones cargado de rabia temprana,
inflama tus venas e infla con su fuerza las velas de la locura,
hace girar y girar todo a su paso, si no le facilitas andar mientras
recorre todas las estancias y las venas de tu cuerpo con paso decidido.

Es por fin el aire que ve un resquicio, una brecha, una grieta vana
por donde escapar esa mañana, respirando de nuevo puro con locura,
viendo el camino que continúa hacia el siguiente lugar en el que entra,
descargando de nuevo su ira, si un hueco por ventura no hubiera encontrado.



Fdo.: Alfonso J.Paredes
SafeCreative/Copyright
4
5comentarios 27 lecturas versolibre karma: 63

Abreme tu alma (Dedicado a todas la mujeres maltratadas)

Ábreme tu alma escondida en tu pecho
y dame paso para que entre a mirar
¿qué escondes dentro de tus sentimientos?,
son palabras que vienen de otros mundos.

¿Quién dijo que al entrar me daba derecho
para poder en todas tus cosas espiar
y hurgar como alimaña en tus pensamientos,
de proxenetas, chulos, gente y moribundos?

Ábreme tu alma escondida tras tu mirada
que refleja el paso del tiempo y la tortura
que se esconde tras un muro de sonrisas,
lágrimas disimuladas, suspiros sustentados en el aire.

¿Quién dijo que al entrar podría estar donde quisiera
y jugar al escondite sabiendo que murmura
tu alma, que llora por los rincones sumisa,
de tu ser que me consiente con todo el paire?

Ábreme tu alma y déjame entrar en silencio
y caminar por sus recovecos, espacios sin límites,
huecos saturados de ripios sentimientos,
para llegar allí donde está la herida y poderla restañar.

¿Quién dijo que en tu alma no influencio
ni siquiera para poderte ayudar y darte un ápice
de esperanza, de vida, de amor en el precioso momento
en que en este lugar a tu ser me dejaste entrar?

Ábreme tu alma y dejame jugar,
déjame que te quiera y te susurre al oído
que eres mi esperanza y mi mundo,
eres la cura de este juglar que vaga sin rumbo,
de este poeta vagabundo.

Dedicado a todas las mujeres maltratadas psicológica y físicamente por aquellos que no tienen alma, ni corazón, ni vergüenza, aquellos que perdieron el respeto por la vida de los demás. Va por todas ellas. ¡NO ES NO!

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyaright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
12
12comentarios 96 lecturas versolibre karma: 102

Roto

Han resucitado los espejos
en oprobiosas imágenes de olvido
rotas las hojas blanquecinas
cuyos rostros dormidos asesinan,
el rayo de sol empecinado
piedra oculta en la marea
rueda la ruda cabellera
azabache mirada sin frontera,
en los riscos callados y fríos
lujuriosos los pájaros ondean,
¿cuanta sangre derrama una bandera?
con cuchillos en sus venas
derrotan al gigante de Aramea
alaridos al cielo gris que nos congrega.
leer más   
15
13comentarios 105 lecturas prosapoetica karma: 98

A todas horas sueño contigo

Sueño, sueño contigo a todas horas
más me desvelo cuando me veo a solas,
sin tu presencia ya no tengo testigo
y tu olor se fue con el viento que dejaste
al abandonar el lugar, de los hechos furtivos.

¿Quien ocupa ahora el lugar que dejaste
vacío? Sueño, sueño contigo a todas horas,
en mis sueños te sigo queriendo, libando
de la flor el néctar y de tu esencia el olor,
solo me falta cuando me desvelo y no estás.

Sueño, sueño contigo a todas horas
Y en todo momento cerca de ti, te sigo
Y te persigo a todos lados, como perrito faldero.
Pero tu no estás, desapareciste cuando desperté
Y comprobé en una ensoñación que te alejaste,
me dejaste inerte en ese sitio vacío.

Sueño, sueño contigo a todas horas
Y sigo soñando, ahora despierto te veo,
te veo conmigo, acariciando mi pelo
mi cara mi espalda. Y sigo soñando contigo
ya no te oculto con los ojos cerrados, me doy cuenta,
que solo sueño contigo, desesperado por tu ausencia
ya no tengo refrendo, solo estoy conmigo.

Sueño, sueño contigo a todas horas,
pero ya me he acostumbrado a estar solo
y ya no te persigo, solo sueño y, a veces,
desapareces de mis sueños y sigo dormido.

Alfonso J Paredes
SafeCreative/Copyright
13
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 102

sábado...

por el hueco sin techo
sobre el cuarto vacío de ventanas
desnudo gotea el desconsuelo
y no entiendo apenas el paraguas
pues me moja la frente este suspiro
cuando me obceco en despuntar el lapicero
desmenuzando la palabra «sábado»
y pasan de las siete...y no has venido
y se me hace repetir-te como un cuento
entre esa bruma crónica
que paciente va meciendo
como a un niño de niebla
mi cerebro
13
4comentarios 94 lecturas versolibre karma: 103

Desencajada

Vida sin vida de un escenario que esquiva
la alegría de cualquier persona a la que el sol ilumina.
Entre cajas, cajoneada, intentando encajar
en cubos diseñados por verificadores de correcciones.
Encajadores de medir exacto, mirar correcto, de vivir perfecto.
Entre gente encajada en cajas de certeza estricta e
intemperancias innegables de contexto de tutela.

Y hoy vencida… te lo pido, alma mía,
no me encajes en cartones, no me encierres en maderas,
ni siquiera los cristales van para tantas sinuosas penas.
Pues yo, vistiendo la piel empuntillada con jazmines frescos,
de redondas ilusiones de elevados y ambiciosos sueños,
con esa manía mía, de rizar ideales en insensatas utopías.
No hay caja en la que encaje este corazón auténtico,
ni cubo en donde encube la realidad de este ser convexo.


A.B.A. 2016©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 48

Lentamente

Lento, muy lento, lentamente
despacio, muy despacio, apaciguado
llegas como el caracol al sol saliente
porque sabe que al final todo ha terminado.

Calles estrechas donde te quedas encajado
campos llenos de barro donde correr es un milagro
¿para qué correr si al final sabes que habrás llegado?
y te perforas la mente con preguntas que yo mismo avinagro.

Lento, muy lento, como el caracol cruzando
el madero de lado a lado
porque al otro lado anda buscando
lo que en el lado contrario no ha encontrado.

Rápidos ríos ¿para qué si acaban en remansos?
Lento caminar porque tengo prisa y no me quiero perder
lento caminar si hace falta hasta que llegue el anochecer
para recoger la recompensa y degustarla en largos descansos.

Lento pensar meditando cada palabra
que emiten mis labios, sordas y cargadas
ora de veneno, ora de perfume, ora amargas,
lento pensar haces esperar al atracar galizabra.

Lento, muy lento, lentamente.
tan despacio como el caracol
que saca sus cuernos al sol
de las mañanas tibias o calientes.

Piensa despacio, tranquilo y repite
cada pensamiento para no errar
cuando tengas que tomar
una decisión que no vuelve atrás ni lo admite.

Lento, muy lento, lentamente
despacio, muy despacio, apaciguado
llegas como el caracol al sol saliente
porque sabe que al final todo ha terminado.

Fdo. Alfonso J. Paredes
SafeCreative/Copyright
imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
10
6comentarios 74 lecturas versolibre karma: 90

Píntame

Píntame

Toma tu paleta,
busca tus colores y píntame;
píntame en sepia y luego hazme tornasolada.
Toma tus pinceles,
mezcla las texturas y úsame de lienzo,
pinta mis piernas en ámbar y hazlas reflejo.
Toma tus espátulas,
también tus pasteles y mi cuerpo entero,
hazlo azulado, verde, naranja y plata.
Toma tus manos,
llénalas de oleos y úntame de luces y
abrillanta mis canas con polvo de estrellas.
Toma tus blancos,
ilumina mis pechos con dulces jazmines
que alimente jardines de infantiles sueños.
Toma tus brillos,
y llena mi vientre de azules mariposas,
que en vuelo de génesis confundan al tiempo.
Toma carmines y
tiñe mis labios con rosas sedosas
con besos de raso que arrullen al verbo.
Toma lo etéreo,
lo puro, lo bello y pinta mis pelos
hazlos con plumas y remontemos vuelo.
Pinta distraído, pinta todo el cuerpo.
Tomaré mis gubias y
tallaré en tu pecho un corazón nuevo.
dejándole impreso profundo Te Quiero.

A.B.A.2016 ©
Buenos Aires
Argentina
leer más   
11
8comentarios 67 lecturas versolibre karma: 93

Rostros

Tu rostro murió.
Todavía extraño el reflejo
palabras aparte, te olvido
espejo que reserva mi mente
laterales quietos que lastiman
mueven el mundo importando
el ciclo urbano de las esquirlas
que hallaron sitio en mi corazón.

El dibujo es un croquis
diseño austero de ese dolor
caminas sigiloso en los agujeros
por donde atraviesas tu sur
un surco abierto en las flechas
imagen conductora del sentimiento.
Tu rostro murió, hace tiempo.
Se olvidó el norte aquí.
leer más   
13
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 87

En Honor a la Verdad

Instituida con una fuerza tradicional que ata,
Un lugar muy difícil de correrse…
Nos recubre como una sombra,
La Verdad,
más allá de su propia crisis.
Vigencia de verdades, que aunque perimidas,
sin nuevas ideas que logren su reemplazo, aún persisten.
Las verdades son siempre fantasmales.
que escapa al pensamiento binario,
ni vivo, ni muerto… ni verdadero, ni falso.
Es la presencia de una ausencia,
paradójicamente insoportable….
Una… una sola verdad absoluta,
que será así por la eternidad de los mundos.
¿Quién puede decir que existe?
Una casuasiverdad no es verdad,
no es un absoluto.
Las verdades que creemos,
las derivadas del relativismo,
las que se relacionan con algo,
relacionada a un contexto, en una época,
que le hace perder su absolutismo.
Un absoluto… Donde todo cambia…
Donde todo es contingente.
Si hasta la propia naturaleza
no es idéntica a sí misma,
donde la evolución la modifica.
Todas la verdades son relativas y
si lo afirmo y lo confirmo no hago más
que aprobar el argumento
me conduce a su oposición.
La verdad relativa me condena a
la aceptación la realidad de lo que soy hoy
y todo lo que soy puedo serlo de otra manera,
La insaidad de las cosas
no es más que la verdadera parcialidad,
construcción de la propia imagen de lo real.
Es lo incierto,
el más concreto desierto de la ausencia.
Un mundo aparente donde yo existo,
en la completa complejidad de en mi misma.
Una construcción de escenarios que evidencian
la creación de mi propia mente que
concibe mi realidad que me cohíbe.
En la búsqueda de una correspondencia,
lo concreto no es lo que necesito sino
lo que modifico en mi propia realidad,
para ser fiel a mi verdad que sigue sin ser absoluta.

A.B.A. 2017
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
14
14comentarios 135 lecturas versolibre karma: 90

Al soplo de tu voz

Te amo, hombre,
sobre todo lo viviente
y lo espiritual...
Te amo, cierto,
sobre cada idea
o vacilación del origen del amor...
Te amo, llama,
a cada minuto
del latido
en el fuego de mi inconsciente
para que sientas
cómo tu sangre, incansable,
grita mi nombre...

Te amo, total,
en las dimensiones
donde la nada,
hace eco
desde nuestros cuerpos
durante todos los segundos
que penetras la razón
y compenetras con la mía.

Te amo, íntegro,
hasta el cansancio
que no agota el remanso
con el que cobijas
la nostalgia de mi frío
cubriéndolo
del tenso lino
de tus dedos
y el licor canela
de tus labios.

Te amo, absorta,
poro a poro.

Te ama
toda la desnudez de mi alma;
el universo que te clama;
ese en el que ardes intransigente
y humedeces
sin lágrimas
permaneciendo
a la guarda
de sus viandas claras.
Te ama fresca,
la aún sequedad
de aquellos besos
que me dormitan
en la dulzura de tu apetito.

Te amo, aquí;
mujer tuya,
ansia líquida.
Te amo, yo,
apasionada
rosa de los vientos
que habita,
que siente
y perfuma mi vientre...

a todo soplo de tu voz.



Yamel Murillo



Amantísimos.
Las Rocas del Castillo©
D.R. 2018
11
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 105

Calíope y el poeta

¿Porque me siento poeta?
oigo el susurro del viento,
las voces en el silencio
siento tu actitud coqueta.


En charla muy emotiva
Calíope entusiasmada,
con su discurso animada
disertaba muy altiva.
Dirigió muy alusiva
como si fuera una treta,
una mirada repleta
de una ambigüedad sin par,
y me vino a preguntar
¿Porqué me siento poeta?.


Atónito y sorprendido
por la pregunta tenaz,
de una musa perspicaz
que piensa haberme vencido;
Le respondo persuadido
porque como dios,ostento
estar vivo y con aliento
veo el mar, manto de ensueño,
y cual si fuera su dueño
oigo el susurro del viento.


La irrefutable verdad
de la certera respuesta,
varió la actitud expuesta
por la elocuente deidad.
Y con insigne bondad
preguntó ¿como sentencio,
si es que acaso diferencio
lo que puede o no inspirar?,
le respondí; -Al escuchar
las voces en el silencio.


Mi argumento satisfizo
a la impoluta beldad,
que con grácil sobriedad
mi voluntad ahí deshizo.
Con apolo rivalizo
en enemistad secreta,
no es la norma de un poeta
me reclama la deidad,
le digo -es que en realidad
siento tu actitud coqueta.

Osvaldo B. Páez ©

Copyright ©
leer más   
14
7comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 87

El tomate escondido

Veía una vez

mil frutas y hortalizas,

todas frías y unidas,

menos dos con vitamina C.

Este misterio me aturdía,

pues, ¿dónde sino en la nevera

iba a estar la roja fruta

que buscaba para comer?

Anduve hurgando

hasta en los rincones

más inhóspitos

e insospechados

de nevera y congelador,

hasta que al fin

la bombilla se incendió.

Llamas por todas partes,

y ningún extintor cerca.

Lo único rojo que había

era el fuego de la heladera.

Sacando la maldición de casa

lo vi claro en mi memoria:

aquellos tomates por los que moría

estaban en la despensa,

junto a las zanahorias.

Ay de mí. La casa en llamas,

el pasillo a cenizas,

la nevera derretida,

y en mi negro cuarto las llaves.

Larga vida al tomate;

corta existencia la mía,

pues cuando piten los oídos

de la casera

no tendré para correr

ni una calle.
5
5comentarios 49 lecturas versolibre karma: 83

¿Que es la vida?

Retorno cada día después del anochecer
lleno de experiencias nuevas,
duermo tendido hasta el amanecer
y deséo que otra vez aprenda.

¿Qué es la vida, acaso un frenesí
como decía Calderón?, es tiempo
y nada más que tiempo y recuerdos.

No le faltaba razón
al poeta, librepensador Calderón,
pues frenesí es tiempo y recuerdo ilusión.

Me levanto cada mañana pensando que un día pasó
y ayer no vuelve,
mañana quizá no llegue,
por eso sueño como Calderón,
pues los sueños como el dice, ya sabeis qué son.
Vivo el momento con toda pasión,
como si mañana, no existiera nada más que en mis sueños.

Y los sueños solo son eso, solo sueños
de diversas formas, colores, terrores, amores e ilusión.

Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
15
2comentarios 113 lecturas versolibre karma: 97

Cuando éramos poetas

Aún recuerdo aquel día que me dijiste:
“escríbeme un poema como si le hablaras a la luna”
¿un poema yo?, si ni siquiera sé cantar
como lo hacían los trovadores a los niños de alta cuna.

Cuando éramos poetas recitábamos al hablar,
sin que hiciera falta la denostada lira con que nos dibujan
los pintores de poetas de alta alcurnia,
los labradores de palabras de los que nunca supiste.

¡Ay cuando éramos poetas!, qué felices nos sentíamos
apiñados todos juntos defendiendo la poesía,
cuando éramos poetas nos hablábamos con versos
y nos uníamos en locales de tertulias.

Todavía lo recuerdo como si fuera ayer:
¡escríbeme un poema como si le hablaras a la luna!
Todavía me emociona la palabra verso,
verso, como cuando éramos poetas.

Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
11
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 101
« anterior1234550