Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1689, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Calíope y el poeta

¿Porque me siento poeta?
oigo el susurro del viento,
las voces en el silencio
siento tu actitud coqueta.


En charla muy emotiva
Calíope entusiasmada,
con su discurso animada
disertaba muy altiva.
Dirigió muy alusiva
como si fuera una treta,
una mirada repleta
de una ambigüedad sin par,
y me vino a preguntar
¿Porqué me siento poeta?.


Atónito y sorprendido
por la pregunta tenaz,
de una musa perspicaz
que piensa haberme vencido;
Le respondo persuadido
porque como dios,ostento
estar vivo y con aliento
veo el mar, manto de ensueño,
y cual si fuera su dueño
oigo el susurro del viento.


La irrefutable verdad
de la certera respuesta,
varió la actitud expuesta
por la elocuente deidad.
Y con insigne bondad
preguntó ¿como sentencio,
si es que acaso diferencio
lo que puede o no inspirar?,
le respondí; -Al escuchar
las voces en el silencio.


Mi argumento satisfizo
a la impoluta beldad,
que con grácil sobriedad
mi voluntad ahí deshizo.
Con apolo rivalizo
en enemistad secreta,
no es la norma de un poeta
me reclama la deidad,
le digo -es que en realidad
siento tu actitud coqueta.

Osvaldo B. Páez ©

Copyright ©
leer más   
13
5comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 87

Consejos

No se quiebre tu confianza
ni desprecies los honores,
la posesión de valores
es lo que tu honor afianza.
Acepta toda alabanza
con verdadera humildad,
medita con seriedad
si con hechos la ganaste,
no pienses la conquistaste
por pura casualidad.

A Eróstratos siempre esquiva
si te intenta seducir,
pues no podrás resarcir
su consecuencia lesiva.
Mantén tu mirada altiva
sin llegar a la arrogancia,
pues es poca la distancia
en virtud y desvarío,
necesitas mucho brío
para eludir la jactancia.

No llegues a apostatar
de la tierra en que naciste,
pues de donde tú partiste
no te podrás alejar.
Cual Teseo has de marchar
a conquistar Minotauros,
tal vez te ataquen centauros
en tu mítica odisea,
no importará lo que sea
a tu pueblo trae los lauros.
19
12comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 111

Vida

Vida impredecible
un amor me entregaste
saciando mi sed y mi hambre

Vida que a veces regalas
pasiones envueltas en locuras
sellando así tu hermosura

Vida cubierta de sueños
de besos, de encuentros
de fracasos y de aciertos

Vida para vivirla
con sus espinas y rosas
y en libertad cual amapolas

¿Vida? tan solo hay una
vivir el presente con pasión
pues el pasado son recuerdos
y el futuro una ilusión.
leer más   
15
5comentarios 53 lecturas versolibre karma: 107

Quisiera

Quisiera regalarte la luna
si la luna la acunaran mis dedos
sin estrellas que acompañen
ni sol que brille en el cielo
solo la luna llena y radiante
arropada por un mar negro
y en su centro mi amplia sonrisa
un beso y un te quiero

Quisiera regalarte mis manos
si mis manos van a tu encuentro
y en su cruce de miradas
despliegan todos sus deseos
deseos que hablan sin boca
pero con labios, ojos y cuerpos

Quisiera regalarte la noche
si la noche fuera eterna
para jugar bajo las sábanas
a caballeros y doncellas
y entre risas ganar la partida
susurrando mis locos poemas

Quisiera regalarte mi muerte
si mi muerte fuera a tu vera
sin lloros, ni flores ni misas
con tu amor por bandera
y de epitafio un canto a la vida
junto a ti, alegre y plena
leer más   
15
12comentarios 117 lecturas versoclasico karma: 111

Visiones

Visiones que son ráfagas de viento
presentes a lo largo de mi vida
son huellas con recónditas heridas
que guardo en mis cajones secretos

¿ Me Nublan la razón o la liberan?
¿quizás presagios que tal vez se cumplan?
para muchos trastornos de locura
para otros son verdades venideras

Visiones que se escapan de la mente
para vivir intensas las pasiones
al igual que si fuésemos quijotes
donde las ilusiones nos sorprenden

Locos son los que sufren las visiones
como nuestros caballeros andantes
que vagan por el mundo con coraje
quitando las espinas de las flores.
leer más   
8
4comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 99

Recordándote

Quise tocar tu ausencia
y sólo encontré vacío
Quise abrazar tu espacio
y sólo encontré el frío
Quise respirar tu perfume
y sólo encontré hastío
Quise sentir tu cuerpo
aquí, muy junto al mío...

Me olvidé que te fuiste
antes de la madrugada
como ladrón te escondiste
bajo la noche estrellada
y en esta agonía incipiente
hoy me he vuelto casi nada.
leer más   
13
9comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 88

Poesía

Te colaste en mi vida de repente
para aliviar la pena tan intensa
cual escudo dispuesto a la defensa
eres mi fiel refugio, felizmente

Imprimes sentimiento confidente
de tristeza y amor de forna densa
llegando al corazón cual luz intensa
para sanar la herida recurrente

Vuelas con libertad de pensamiento
removiendo conciencias como losas
con versos esparcidos por el viento

Poemas con profundo aroma a rosas
sembrando su semilla con aliento
para resucitar almas medrosas
leer más   
12
4comentarios 52 lecturas versoclasico karma: 88

Ausente

Extraviada en un mundo de emociones
he olvidado el amor que me cultivas
obviando las congojas tan lesivas
he herido tus recónditas pasiones

Quisiera reparar esas lesiones
con muestras de ternuras afectivas
que fueran lo bastante comprensivas
con el fin de limar las erosiones

Es preciso cuidar el sentimiento
a diario con cariño y sutileza
para evitar amargo desaliento

Su pérdida ocasiona gran tristeza
de un querer desplazado por el viento
que lo esparce con toda ligereza
leer más   
12
6comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 99

Poker face

La inexpresiva mirada
de una faz como el acero,
y en emociones austero
nunca le fue descifrada.
Si era un alma atormentada
o reía en su interior,
si lo embargaba el dolor
o felicidad extrema,
era tan solo un dilema
nunca hubo un traductor.

Su sonrisa era una mueca
sin dulzura ni rencor,
no despertaba el temor
era una señal muy hueca.
Parecía un alma seca
cual un inmenso desierto,
sin sueños,vivía despierto
sin enojos ni alegrías,
sin iras ni algarabías,
sin estar vivo ni muerto.

Más, llevaba un gran tormento
en su hermética armadura,
que su indecible bravura
ocultó sin un lamento.
No mostró resentimiento
a nadie a su alrededor,
tampoco fué un agresor
de nadie que lo juzgara,
lo que la gente pensara
no alteraba su dolor.

No juzgues a las personas
tildándolas de indolente,
pues serás muy imprudente
si su dignidad lesionas.
La empatía que pregonas
practícala con cuidado,
no agobies al desdichado
con comentarios soeces,
pues sé pagarás con creces
el daño que tu has causado.

POKER FACE - CC by-nc-nd 4.0 - ESPECTRO
5
2comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 46

Amor de hombre

El hombre ha de llevar,aunque agotado
ingente lid por siempre en esta vida,
y al sentir el dolor de su alma herida
por momentos rendirse anonadado.

No es indigno sentirse acongojado
por el deseo de una flor prohibida,
que cual maná por Dios es bendecida
aunque adorarla sea tu pecado.

A la insigne belleza que reclama
la paz que con anhelo cultivaste,
dale de tu pasión la última llama.

Fue por renuencia tú te esclavizaste
dale al amor el triunfo que proclama
que cuando él te derrota , tú ganaste.

AMOR DE HOMBRE - CC by-nc-nd 4.0 - ESPECTRO
8
6comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 62

Los versos

Todo verso es protegido
por ilusiones de ensueño,
y que carentes de dueño
hacen del alma su nido.
Es el lenguaje prohibido
para razones banales,
es manantial de ideales
ya épicos ,ya amorosos ,
que en aluviones hermosos
asemeja a varios griales.


Y en sagrados juramentos
que herejía es quebrantar,
va el poeta a perpetuar
sus diáfanos sentimientos.
Incólume a los tormentos
de la insana sin razón,
en desborde de pasión
le esperará la ventura,
y verterá la hermosura
en versos del corazón.
9
9comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 78

La Venus arrepentida

Hermosa , radiante , bella
desfilaba por la calle,
como si cada detalle
estudiado fue por ella;
parecía ser la estrella
en la premier de la vida,
provocaba la estampida
de miradas lujuriosas,
que en caderas cadenciosas
le daban la bienvenida.

Su templo era su belleza,
todo el mundo era su altar,
la tenían que adorar
esa era su certeza.
Poseía la firmeza
de lozana juventud,
y con grácil actitud
despertaba las pasiones,
que olvidando las razones
obviaban la rectitud.

Era pues el sol naciente
que en su inmensa majestad,
prodiga solemnidad
a un deseo ya creciente.
mostrando ser indolente
ante nobles sentimientos,
carecían sus momentos
de alma y de corazón,
y fue en esta situación
que empezaron sus tormentos.

la idónea seguridad
que adornaba su existencia,
en mermada resistencia
sucumbió a la realidad.
la vacía vanidad
que regía su destino,
no parecía el camino
que sabiamente escogiera,
del mundo idea pareciera
y no un designio divino.

Libidinosas miradas
que alimentaban su ego,
y que encendían el fuego
de sus razones pasadas;
agredían despiadadas
un rubor recién nacido,
que solo buscaba un nido
para su amor aun no nato,
que su proceder ingrato
le negó haber existido.

Aquellos que la adoraron
frívola ,cruel e indolente,
por necio cambio vigente
unánime condenaron.
Hoy todos se preocuparon
por la falsa castidad,
cuando la única verdad
es que fueron descubiertos,
en sus instintos perversos
y en su irracionalidad.

La humanidad insolente
en su auto destrucción,
siempre busca la razón
de culpar al inocente.
La premura de la gente
por castigar la cordura,
a este mundo solo augura
una justicia a la inversa,
premia persona perversa
y castiga a la más pura.

Osvaldo B. Páez ©
4
4comentarios 43 lecturas versoclasico karma: 38

A mi hijo

Te equivocas
si piensas que quiero
realizar mis sueños en ti,
o que te considero tan solo
una extensión de mí.
Igual que muchos padres
puedo equivocarme
sobre protegerte
por temor a perderte.
Pero no quiero
robar tu autonomía
aprenderás de tus errores
día con día...
No te quiero arquitecto
médico o contador,
escritor o jugador,
youtuber o programador;
puedes ser si quieres
tan sólo un aprendiz
pero antes que todo
quiero que seas feliz.
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 57

La familia escogida (Pequenho_Ze & _Sejmet_)

La familia escogida
en aventura
y batallas del diario.
Sonrisas mutuas,
mano en el hombro
acompañando lágrimas.
Vida y reposo.

Vamos sumando anécdotas,
restando pullas,
sonrisas dibujadas
sobre la punta
del miedo tosco;
refugio sin palabras
en ambos ojos.

Guardianes de secretos
que a mis preguntas
siempre tienen respuestas
de esas que curan;
paz en su rostro,
suavizan mis anhelos,
cosen mis rotos.

¡Cuánto aprecio en un guiño!
Riel de locura
que deshace los nudos.
Recelo nunca.
Son mi tesoro.
Son mi apoyo y mi fuerza.
Con ellos, todo.
leer más   
22
32comentarios 226 lecturas colaboracion karma: 100

Huida

No te cobijes en mi madriguera
donde la luz de la vida se apaga
y la libertad aparece presa
en un corazón que carece de alma

Vuela, vuela libre como las aves
oteando todos los cielos y tierras
como si descubrieses nuevos mares
entre aventuras fogosas e inciertas

No sucumbas en mi tela de araña
donde surge un mundo sin aliento
y tienes perdida toda batalla
a expensas de recibir mi veneno

Corre, corre libre como los vientos
que van, vienen y desaparecen
jugueteando como niños traviesos
para vivir la vida intensamente

No, no escuches mis cantos de sirena
que seducen a seres inocentes
mediante perspicaz estratagema
para satisfacer mis intereses

Vive, vive libre sin ataduras
como la imaginación de los magos
como las apasionadas locuras
como las amapolas de los campos
leer más   
4
sin comentarios 38 lecturas versolibre karma: 51

Lentejas

Recuerdo las lentejas desde niña
mi madre las guisaba con esmero
con sus cebollas, ajos, zanahorias
jamón, chorizo, tomate y pimiento

Lentejas que como ojitos pequeños
flotan campantes estando en remojo
absorbiendo el agua con mucho anhelo
tanto, que superan el aforo

Lentejas una vez a la semana
casi siempre miércoles o jueves
que suponía para mí todo un drama
prefería más patatas con filetes

Lentejas que son buenas para todo
por sus nutrientes, hierro y vitaminas
y para crecer tan fuertes como osos
debemos comerlas bien calentitas
leer más   
3
sin comentarios 30 lecturas versoclasico karma: 50

Gracias

La sencillez de tu mirada,
tu sonrisa cautivadora,
vienen a mi como si nada,
durante horas y horas.

Paz, tranquilidad, armonía,
paciencia, belleza, alegría
es lo que tu ser me transmite
cuando estoy en tu compañía.

Tu me enseñas perspectivas,
distintas maneras de pensar
para que todo pueda lograr.

Gracias por todo y por tanto,
que tu partida no sea llanto
porque no será la última.


[Para una gran maestra de la vida, gracias]
leer más   
17
4comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 104

Te sigo esperando

Quiero decir esta noche que espero su regreso.

 Que vive en mi memoria; mi mente no la olvida,
y por más que lo intento, persisto en recordarla.

 La luna inmensa en el cielo, me mira y me acompaña.

 Quiero decir esta noche que espero su regreso.
Deseo tomar sus manos, otra vez, y quedar en ellas preso.

 Cómo olvidar las tardes en que me dio sus caricias.
Conservo en mis recuerdos, como un tatuaje, la paz de su sonrisa.

 La amé como nadie la ha querido, y aun la quiero,
porque ella también, como a nadie, me quiso.

 Quiero decir esta noche que espero su regreso.
Que lloro por su ausencia y que vive en mis recuerdos.

 Alzo mi rostro. Pregunto por ella al cielo.
Nadie escucha. Mis palabras se pierden en el viento.

 Abro de mi alma y de mi corazón las puertas;
que donde ella se encuentre, sepa que están abiertas.

 Eres mi esperanza, mi plenitud. Faro del náufrago perdido.
Sin ti la lucha diaria, el esfuerzo; la gloria, no tienen sentido.

 La busco en cada lugar donde quedaron sus recuerdos.
A las calles pregunto. Divago porque a veces la veo y siempre la pierdo.

 Sin embargo mis ansias la buscan sin descanso.
Mi cuerpo frío pide su abrigo; mi inquietud, su remanso.

 Una a una sus imágenes llegan viajando del ayer.
La suavidad del polvo, de la niebla, me recuerdan su piel.

 Tal vez mañana, cuando te encuentre, los dos seremos otros.
Pero mírame bien. Soy el mismo que te ama, Tú, la que vive en mis ojos.

 No importa si hemos cambiado. Si el pelo tiene canas.
Se que los años pueden envejecernos, pero no a nuestras almas.

 Recuerda el compromiso que deposité en tus manos.
Aunque termine el mundo. Aunque todo se acabe, seguiré esperando.

 Arena y sol de mis playas, gaviota de mis mares,
en mi soledad; en las frases cansadas de mis últimos versos,
enredado en la madeja de tus recuerdos,
te sigo esperando.
leer más   
13
sin comentarios 78 lecturas versolibre karma: 91

Tiempo

Somos los hijos y frutos del tiempo
que camina imparable a su destino
para morir y comenzar de nuevo
con otras vidas y otros objetivos

Tiempo para crecer entre juegos
donde brota la espiga del futuro
dejando a su paso muchos recuerdos
que en el alma pentran como surcos

Tiempo para volar libres como aves
disfrutando de todos los placeres
que nos concede la vida en su viaje
picando en cada trayecto el billete

Tiempo para germinar nuevas rosas
alimentadas por nuestros cuidados
que florecen entre espinas y rocas
y se marchitan cediendo sus granos

Tiempo que se consume sin retorno
y se despide tras dejar su herencia
entre olvidos, menciones y sollozos
formando parte de cada existencia
leer más   
5
4comentarios 42 lecturas versoclasico karma: 60

Al soplo de tu voz

Te amo, hombre,
sobre todo lo viviente
y lo espiritual...
Te amo, cierto,
sobre cada idea
o vacilación del origen del amor...
Te amo, llama,
a cada minuto
del latido
en el fuego de mi inconsciente
para que sientas
cómo tu sangre, incansable,
grita mi nombre...

Te amo, total,
en las dimensiones
donde la nada,
hace eco
desde nuestros cuerpos
durante todos los segundos
que penetras la razón
y compenetras con la mía.

Te amo, íntegro,
hasta el cansancio
que no agota el remanso
con el que cobijas
la nostalgia de mi frío
cubriéndolo
del tenso lino
de tus dedos
y el licor canela
de tus labios.

Te amo, absorta,
poro a poro.

Te ama
toda la desnudez de mi alma;
el universo que te clama;
ese en el que ardes intransigente
y humedeces
sin lágrimas
permaneciendo
a la guarda
de sus viandas claras.
Te ama fresca,
la aún sequedad
de aquellos besos
que me dormitan
en la dulzura de tu apetito.

Te amo, aquí;
mujer tuya,
ansia líquida.
Te amo, yo,
apasionada
rosa de los vientos
que habita,
que siente
y perfuma mi vientre...

a todo soplo de tu voz.



Yamel Murillo



Amantísimos.
Las Rocas del Castillo©
D.R. 2018
7
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 105

El tomate escondido

Veía una vez

mil frutas y hortalizas,

todas frías y unidas,

menos dos con vitamina C.

Este misterio me aturdía,

pues, ¿dónde sino en la nevera

iba a estar la roja fruta

que buscaba para comer?

Anduve hurgando

hasta en los rincones

más inhóspitos

e insospechados

de nevera y congelador,

hasta que al fin

la bombilla se incendió.

Llamas por todas partes,

y ningún extintor cerca.

Lo único rojo que había

era el fuego de la heladera.

Sacando la maldición de casa

lo vi claro en mi memoria:

aquellos tomates por los que moría

estaban en la despensa,

junto a las zanahorias.

Ay de mí. La casa en llamas,

el pasillo a cenizas,

la nevera derretida,

y en mi negro cuarto las llaves.

Larga vida al tomate;

corta existencia la mía,

pues cuando piten los oídos

de la casera

no tendré para correr

ni una calle.
5
5comentarios 47 lecturas versolibre karma: 83

En Honor a la Verdad

Instituida con una fuerza tradicional que ata,
Un lugar muy difícil de correrse…
Nos recubre como una sombra,
La Verdad,
más allá de su propia crisis.
Vigencia de verdades, que aunque perimidas,
sin nuevas ideas que logren su reemplazo, aún persisten.
Las verdades son siempre fantasmales.
que escapa al pensamiento binario,
ni vivo, ni muerto… ni verdadero, ni falso.
Es la presencia de una ausencia,
paradójicamente insoportable….
Una… una sola verdad absoluta,
que será así por la eternidad de los mundos.
¿Quién puede decir que existe?
Una casuasiverdad no es verdad,
no es un absoluto.
Las verdades que creemos,
las derivadas del relativismo,
las que se relacionan con algo,
relacionada a un contexto, en una época,
que le hace perder su absolutismo.
Un absoluto… Donde todo cambia…
Donde todo es contingente.
Si hasta la propia naturaleza
no es idéntica a sí misma,
donde la evolución la modifica.
Todas la verdades son relativas y
si lo afirmo y lo confirmo no hago más
que aprobar el argumento
me conduce a su oposición.
La verdad relativa me condena a
la aceptación la realidad de lo que soy hoy
y todo lo que soy puedo serlo de otra manera,
La insaidad de las cosas
no es más que la verdadera parcialidad,
construcción de la propia imagen de lo real.
Es lo incierto,
el más concreto desierto de la ausencia.
Un mundo aparente donde yo existo,
en la completa complejidad de en mi misma.
Una construcción de escenarios que evidencian
la creación de mi propia mente que
concibe mi realidad que me cohíbe.
En la búsqueda de una correspondencia,
lo concreto no es lo que necesito sino
lo que modifico en mi propia realidad,
para ser fiel a mi verdad que sigue sin ser absoluta.

A.B.A. 2017
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
4
2comentarios 42 lecturas versolibre karma: 68
« anterior1234550