Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 17, tiempo total: 0.039 segundos rss2

Despierta Castilla

Despierta Castilla
con la piel helada,
cegando su vista
por la niebla opaca.

En la noche fría
durmió acurrucada
por nueve provincias
en medio de España.

Se llena la pila
que lava su cara,
del agua bendita
que baja montañas.

Se viste sencilla,
de tierra, la falda,
de hojas amarillas
la blusa estampada.

Con mil margaritas
hilvana una tiara,
teje una toquilla,
de amapolas granas.

Al cuello una pizca
de aroma a lavanda,
en su tez cetrina
por toda fragancia.

Sonrisa escondida
en boca escarchada,
y con las retinas
a punto de lágrimas.

Y son sus mejillas
campos de cebada,
y el pelo se riza
de arbustos y matas.

No lleva sortijas
ni joyas más caras,
y solo le brillan
sudor y la azada.

Sobre la cocina,
mondas de patatas,
chorizo, morcilla,
y un poco de caza.

Ya tocan a misa
las tristes campanas,
va siempre afligida
al salir de casa.

Con velo y mantilla,
la mujer callada,
si va a la cantina,
son hombres con capa.

Doliente, sombría,
la Vieja y cansada,
mi tierra baldía,
la eterna olvidada.
17
5comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 96

Retrato en tinta azul de viejo barbudo

Con su cara de Gandalf en roble
azul bigote de madera
barbas cuyas lianas son un sauces
hundiendo las raíces falicas... venosas
sugiriendo el "miembro" sin vida
en el pecho de no sé qué arenas
hurgando...
buscando en el fondo la otra pepita
alimentándose de aquellas juventudes
para sustentar la llama
de esta... la experiencia antigua
¡Qué tanto cuesta mantener en pie y dolorosa!
como la diaria respiración misma
mirando aún
con su carpa de párpados
salvaguardando
ese par de ojos tristes
tramado de azules.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
18
1comentarios 109 lecturas versolibre karma: 104

La senda...

En esta senda
que nos hace
recorrer la vieja,
nos vislumbramos.

Tú con ése aire
del que gira en contra
de las agujas del reloj,
con la fuerza y descuido
de tu juventud como enseña.

Yo con mi cuerpo lleno de heridas,
de no sé qué batallas no combatidas
y mis ojos cargados de tanto personal
conviniendo las horas en punto.

Ejerciendo de padre, confesor,
consejero, descubrí otra manera
de medir el tiempo,
que la tierra también gira
en sentido inverso,
más arrebatada,
que mis heridas
son el resultado de mi lucha
contra una existencia inexpresiva,
que transite por el camino
de lo neutro, lo incoloro
y los relojes percusores
de nuestro futuro.

Que la Vieja no es destentada,
que lo que me arde en el interior,
no es solo la desazón
por lo cotidiano, sino,
por encima de todo,
mi pasión por la Vieja,
mi pasión por tí.

Amén
leer más   
11
4comentarios 68 lecturas versolibre karma: 107

Vida

Vida que transita por mis venas,
vida que me da vida,
vida que forja amaneceres,
vida reflejada en mis ojos,
en mis acciones cuerdas,
en equivocaciones
que me dan vida.

Vida ¿qué eres?
¿qué extrañas sensaciones
me recorren, haciendo
que te sienta, Vida?
¡Sentirse vivo!
viviendo lo que entregas
entregándote mi vida.

Vida, ¿eres una alegoría
de lo que puedo ser?
¿o tan solo un espejo
de acciones, ignorancias,
torpezas y sentidos
embotados de intuición?

Vida, quiero contarte la mía,
musitarte que me ardes
en el recuerdo,
que hielas mi espera,
que cada mañana
anhelo tu llegada,
que cada noche sueño
con entender mi vida
y que tú, Vida,
me des sosiego interior,
luz para sanar mil preguntas,
respuesta de porqué
la bruma invade mi vida.

Vida, acalla mi inquietud
por vivirte como si no
hubiese más vida que la mía,
como si mañana fuese a desaparecer
y no volver a tenerte en
mis palabras, en mis silencios.

Vida no me dejes,
aunque nunca sepa
qué me vas a confiar,
ni qué esperas de mi vida.

Amén
leer más   
23
sin comentarios 67 lecturas versolibre karma: 99

Muerte

Muerte,
¿me está buscando?,
si llamas a mi puerta
abriré, te miraré a la cara,
te contaré que mis maletas
están repletas de vivencias,
pero que aún no partiré.

Muerte,
si tienes premura,
parte sin mí, pues
aún tengo ilusiones sin conocer
y amores sin vivir,
aún mi corazón siente
que la vieja no me ha
enseñado lo suficiente.

Muerte
llévate en tu partida
mi angustia,
mi desasosiego
porque no me sorprendas.

Muerte,
no temo tu llegada,
temo que en tus amenazas
te lleves mis ilusiones renovadas,
que este amanecer de sensaciones,
desaparezca y me quede
solo con tu sombra.

Muerte,
si has de llevarme,
no esperes,
pero no atormentes más
mi pasión por vivir,
que tu manto no disfrace
mi esquiva felicidad
de amarguras y recelos.

Muerte,
¿me buscas?, parte y cuenta
que aquí no hay cenizas,
que si tengo que partir lo haré,
mirando tu faz,
amando a mis seres queridos,
amando a la Vieja.

Obligándote
a ese esfuerzo supremo
del que no se rinde,
del que su pasión por vivir
hará que te mire a los ojos
y te grite,
¡¡MUERTE!!
podrás obligarme a partir,
pero mi recuerdo te vencerá,
pues nunca me despojarás
de lo que fuí, de cómo amé,
de cómo viví, de cómo sentí,
que no me sometiste
y de cómo te acompañé
en este viaje indeseado,
mirando tu cruel
he impávido rostro,
susurrándote al oído
Muerte ¡¿me estás buscando?!

Amén
leer más   
26
3comentarios 87 lecturas versolibre karma: 92

Sólo Soledad

Papel mojado son mis versos
la tinta escurre por mi cara
papel mojado, que ya, no dice nada.

Papel que ya no habla,
de sirenas, flores y hadas
de barcos mar y agua.

De sueños felices y mañanas blancas
de noches horrendas, de sangre y violencia,
de muertes, muertos y velas.

Mi vida anudada a la tierra yerma
mi alma con arrugas viejas
mi delirio la tristeza
mi pesar, la soledad,
con que me dejas.

Sed y ansia de mis entrañas
de la guitarra, secas las lágrimas
de la pluma, pútrida tinta,
pequeño olvido del corazón
e infinito dolor el del alma.
leer más   
12
5comentarios 122 lecturas versolibre karma: 51

El viejo silencio de la soledad

El viejo silencio merodea la noche,
es frío porque la soledad
sube cautelosa por el alba
de unos días grises.

No puedo olvidar que estuve ahí
por mucho tiempo escondido,
en el aire espeso de mi propio miedo,
siempre tratando de ignorar a tus ojos
que no se les escapa nada.

No tuve miedo,
el miedo es un lujo momentáneo
que sólo acelera a los nervios,
esos que sudan desesperados
porque no pueden explicar lo que siento.

Quizás estoy cansado de buscar de nuevo
y comprender que el vacío
no es un estado incompleto.

Quizás se que en el olvido
nunca existirá una memoria rota,
y que se necesita por lo menos de dos
para poder saciar la zozobra
de un tiempo perdido en el odio.

Te has acostumbrado a devaluar tu memoria,
que solo sigues diluyendo
tus hermosos ojos en una mirada
que se pierde en el hastío vacío.

Nada puedo hacer por ti en esas horas
finales en las cuales estás encerrada
bajo la sospecha de un viejo tiempo tirano.

No puedo evitar que el dolor abandone
a un corazón maltrecho,
así que solo huyes de la tierna protección
de un fraterno abrazo.

Miserable es tu esperanza
en esa última oportunidad
para poder tejer un sueño amado,
nunca fuiste paciente
por ese beso anhelado.

Quizás estoy cansado
de tener que parar,
nunca fue mi baluarte la paciencia,
siempre preferí salir corriendo
y tratar de cambiarlo todo,
aunque en ese cambio
se quedará mi propia vida.

Nunca he querido morir
lejos de tus manos cariñosas,
odio verme en el olvido
de un amor pasado
que solo se quedo con mis confusiones
de un viejo silencio que merodea a la noche.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
14/07/2017.
15
7comentarios 310 lecturas versolibre karma: 76

Interés

Bueno, como ves,
siempre hay prescindibles.

Puede ser por viejo,
demasiado nuevo
u obsoleto.

El tema es el interés
leer más   
12
4comentarios 98 lecturas versolibre karma: 87

Tu poesía...

De toda tu poesía no fui más que un verso insignificante, sin gracia ni importancia en tu libro de vida. Intenté mejorar con proeza mis palabras para cautivar tu alma, abrazar tus tristezas, conocer tus temores, y sobre todo, buscar tu felicidad. Pero tú estabas ahí, me mirabas sin observarme, ni siquiera me leías y yo con el afán de enamorarte cada día te perdía, más nunca te tuve, tu poesía fue siempre... para alguien más.
2
sin comentarios 11 lecturas prosapoetica karma: 36

Espejismos «micropoema»

Apareciste ...
y aullaron los añejos anhelos,
revivieron espectros viejos
en otros espejismos nuevos
leer más   
5
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 37

Faltan faltas

La palabra no llega a lo que el significado pervierte,
ya no se escriben viejas canciones hoy en día,
no solo nos falta toda aquella nostalgia
si no también el acompañamiento que estuvo presente.
4
sin comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 52

Viejo como el diablo

Voy a tatuar mi piel
cuando esté vieja y marchita,
cuando suelta y enjuta
no desmerezca el maltrato...
y para eso, para eso
no falta mucho.

Dibujaré sobre sus grietas secas,
pintaré de gótico color las arrugas,
inyectaré de pigmentos exóticos
y grises arcoiris mi cuero,
cuando ya no corusque.

Voy a tatuar mi piel,
de rojo y negro mi rostro
para confundir a Belcebú,
para ser su reflejo en el espejo,
para gozar de su espanto.
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas versolibre karma: 73

Haikus

Abril florido
vereda de soleada
primavera sal.

Viejo dolor sal
del cielo vente sólo
te esperamos.
leer más   
6
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 73

Los viejos y muertos

Los viejos construimos días sin parar,
para seguir viviendo.
Y nuestros muertos,
crean continuamente sueños desde donde están,
para que nosotros,
Soñemos.
leer más   
6
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 66