Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Después de la fiesta

Por solidaridad debía acercarse hasta su casa. No sentía amor por ella, pero se sabía culpable de haber invitado a tanta gente a la fiesta. Le ayudaría a arreglar los desperfectos, demostrándole así, su entrega y colaboración. En la vida hay que asumir responsabilidades. - Pensó
Desde la verja del jardín resultaba evidente el descontrol de la noche anterior. Entró, y el golpe del portón le sobresaltó cerrándose a su espalda. Un extraño silencio y una ligera brisa le estremeció. Desde el porche, el cadáver de ella vestida de novia avanzaba hacia él.
No había sido buena idea volver en plena resaca...





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/17/escribe-tu-relato-de-junio-iii-palabras-d
15
20comentarios 163 lecturas relato karma: 113

A esa gente maravillosa

Fraternal empeño
que atiende y cobija
aquellas manos
que se extienden vacías.

La solidaridad y el aliento
de una tierna mirada,
que necesita abrazar,
besar y acariciar otras vidas
de futuros inciertos.

Y sin pedir nada a cambio
poner el corazón entero,
que sin esperarlo siquiera
de dicha quedará pleno.

Seres de Almas limpias;
solidarios, imprescindibles,
que encadenando historias
de Amor y de Paz,
redimen lo feo y lo zafio
que habita en este mundo.

A esa gente maravillosa…
Gracias por existir.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/04/08/escribe-tu-relato-de-abril-ii-padre__ange
15
11comentarios 115 lecturas versolibre karma: 113

MAYDAY-MAYDAY! Aquí planeta Tierra, tenemos un problema

El Presidente dio libertad para elegir si querían acompañarle a salvar el planeta. Arriesgar la “buena vida”, era un acto desinteresado de solidaridad y valentía reservado a unos pocos elegidos.
La estabilidad planetaria se desintegró como un azucarillo en un vaso de agua. La tolerancia, el amor y el respeto, habían muerto. Entre la gente crecía la desconfianza y la aprensión, escudriñándose como extraños y sospechosos. Debían hacer algo, ¡ya!
Desde hoy ocuparían sus escaños desnudos. Ni trajes, ni corbatas, ni chándales, ni túnicas, ni barbas, ni uniformes, ni coletas...
Sin bolsillo trasero, ni navaja trapera sectaria.

"Circunstancias obligan al Presidente... a lucir una eficaz camisa de fuerza."




Publicado en:
cincopalabras.com/2017/08/06/escribe-tus-relatos-de-agosto-ii-con-las-
8
4comentarios 155 lecturas relato karma: 78