Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 151, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Depredadores

Era mi inseparable y yo su retorno
Ella tomaba el camino de vuelta
Y yo iba ya de regreso.

De nosotros y nuestras manos
El principio y el fin…

Éramos lo mismo y a la vez lo de nadie
Éramos como las estaciones.

La una viene y la otra se va
Tú te quedas y alguien vuelve.
leer más   
11
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 98

Me soltaste

Una tarde como estás
Te llenaré las manos de mis lunares

En una tarde como estás
imaginarás...
lo que es tener el corazón en puntadas
con todas las estaciones en tus manos
sin barreras, sin salidas, y sin abismos
sin aire y sin límites;
sin respiraciones y, sin palabras
y sobre todo sin pedirlo.

Una tarde como estás
te aprieto contra mi cintura
y nos vamos a recoger las flores
que brotan del suelo en la montaña.

Una tarde como estás nos
arriesgaremos a vivir con soledades.

Una tarde de estás
cuando te sientas así
sabrás que soy yo
que el inicio de todo
lo empezamos nosotros.
leer más   
9
4comentarios 66 lecturas versolibre karma: 103

Amarillo

Y por qué?

Si no eres tú, no es nadie.
Porque solo tú me haces pintura,
me conviertes en color;
me haces pincel, paleta, espacio.
Me conviertes en tu retrato.

Porque cuando recorro tu recorrido
y vuelvo de tus memorias
me haces paisaje.
Nos hacemos naturaleza.

Por eso te quiero a ti.
porque todos tus cuadros están en amarillo
y eso es mucho para alguien
que ha visto toda su vida en gris.
leer más   
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 104

Conteo Regresivo

Yo escribí 1 vez que te quería;
ahora lo recuerdo 2 veces y,
de las 3 memorias mías
4 veces tus olvidos!
leer más   
13
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 104

Des (habitarnos)

Habitarnos:

Me pregunto si recuerdas esto:

Las palabras que nos cobijaron a las 3 de la mañana,
las notas de voz de los celulares desvanecidas y,
el mínimo sudor que exhalamos desde dentro y,
tu
intención
que
ya
es
mía.


Mi piel debajo de tus rodillas,
la mano inexperta tendida sin rozar apenas.
El cuerpo mío y tuyo desvanecido;
un silencio apaciguado en la oscuridad de tu habitación y,
la nostalgia
de
nuestros
cuerpos
atraídos
esa
madrugada
leer más   
5
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 66

Amar y vivir es la misma cosa

¡¡¡Dios!!! Acabo de leer un poema oscuro; pero hermoso sobre ella.

La hermosa oscuridad de la Muerte —vista de lejos, obvio— con su languidez espárrago virginal, no tocada nunca por labios de soles terrenos.

Fría... indiferente... implacable... inesperada... insólita e intrusa además.

Arrebatando las ganas de amar a destiempo. ¡Si!, cuando nos descubrimos ya tarde que podemos amar, que sabemos hacerlo, torpes; pero lo hacemos como dando pininos de quien comienza un juego que quiere y no sabe... tras haber perdido el tiempo de la vida así como el miedo a nosotros mismos y arrojar al viento toda nuestra suerte en un "No tienes nada que perder. La cosa es aquí y ahora".

Es ese riesgo de exponer el cogollo, ¿sabes? La cebolla hecha de pétalos núbiles buscando el afán en el sabor de otra boca tierna; amalgamándonos (como el mercurio) en el metal de otro cuerpo cautivo en ese mismo miedo que nos tirita a todos.

Y entonces... llega ella y nos corta el hilo dorado desde la raíz del ombligo, y ¡¡¡Zas!!!, un sólo corte en seco, apagando de un soplo esa vela vital como quien espanta una pelusa que viene a estorbar al rostro, o sea, sin miramiento alguno.

El verdadero miedo que yace en el fondo de la vasija no es a la Muerte misma sino al miedo a no amar... a no poder vivir porque que amar y a vivir, a fin de cuentas, es la misma cosa. La Muerte lo sabe y ella —en su carencia íntima— viene y nos lo arrebata.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
3
sin comentarios 19 lecturas prosapoetica karma: 54

Retazos

Una tela larga y perfecta,
se entrelazaban pedazos de aquella tormentas amargas,
así... como el corazón cuando tiene miles de emociones.
La melodía de aquella canción que hace bailar, que hace cantar.
Nos hace lanzar al viento poesías incompletas, adornadas de carjadas,
nuestras caras desnudas con miradas fijas al cielo que se llevan los huracanes del alma,
dibuja para mi un te amo y la silueta de la nada.
Me quema vivir entre letras porque el silencio es lo que más se oye...
leer más   
14
4comentarios 148 lecturas relato karma: 103

Sigo aquí (en tu conciencia)

Se acercaba a mí y me derrotaba.

Me miraba y caía en el abismo de sus manos
me abrazaba y se detenía mi sangre
me susurraba y yo me volvía fractal;
peor aún,
me tocaba
y se anunciaba mi muerte.

Siempre acababa pidiendo que fueras de mis letras
pero siempre te ibas;
siempre volabas,
siempre dejabas un vacío,
siempre temía los “siempres”.

Y nuca acababa de limpiar tus huellas
leer más   
10
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 105

El tiempo en ti

A veces me siento como
invierno
muerto y dejado llevar por la corriente

Otras, en cambio, soy de otoño
marrón,
pálido y muerto hasta un suspiro.

Pero hoy, hoy en cambio,
me siento ausente de ti;
sin respiración.

Me siento lejano, quizá distante.
Me siento distante, quizá de ti.
Me siento de ti, quizá hoy
Me siento hoy, quizá en la vida
Me siento en la vida y quizá
solo quizá
en
la
muerte.
leer más   
11
2comentarios 60 lecturas versolibre karma: 88

Fractales

Y ahí estaba
Yo; de nuevo,
Metiéndome en tu piel,
De rodillas
Como rogando
Al cielo
Tú.

...

Y ahí estabas
Tú; de nuevo,
Entregándome tu piel,
De pie
Como concediendo
El deseo
Yo.
leer más   
15
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 106

Los pasillos de ayer

Pasillos.

De camino
a casa
tu regreso.

Por entre tus vértebras;
mis huesos.
De entre mi. Tú
De entre tantos. Yo

Yo también tengo luciérnagas en el corazón
que no supieron alumbrar los pasos cansados.
leer más   
13
sin comentarios 39 lecturas versolibre karma: 97

¡Ah la tarde que aparecía en su pelo¡

Amanece y me busco hasta debajo de tus zapatos;
Es duro. Lo sé.
Me duele el movimiento,
hiciste brotar de mis ojos agua sal.

Agua en donde podrían vivir hasta cangrejos que después se comerían mis entrañas.
Su ritmo me incitó a bailar, me condujo placer.

¡Ah la tarde que aparecía en su pelo¡
quemando el tiempo de algunos momentos que ya vivimos.

¡Ah el sol a cántaros en su piel¡
en ocasiones mi voz salía de sus memorias.
leer más   
4
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 66

El quiero

El quiero sin saber
con el saber querer
nunca dejar de amar.
Amar siempre sin decir
jamás amaré.

Quiero saber amar
amar siempre
sabiendo
querer.
leer más   
12
sin comentarios 77 lecturas versolibre karma: 75

Clavado en los huesos

Se ha detenido un pájaro en tus pupilas.

Me exiliaste a tu soledad
y regrese con tempestades.

Me exiliaste de tu cuerpo
y regrese con tus valles.

Me exiliaste de tu vida
y regrese con tu existencia.

Se ha detenido un pájaro en tus pupilas.

Me exiliaste de los textos
y regrese con más preguntas.

Me exiliaste de las balas
y regrese con más pólvora.

Me exiliaste de los adultos
y regrese con los niños.

Se ha detenido un pájaro en tus pupilas.
leer más   
11
6comentarios 93 lecturas versolibre karma: 83

Tu despedida

Ha llegado el momento de despedirnos

Las heridas.  
Por millares y hasta debajo de las uñas
Los recuerdos. Caen en forma de agua salada del cielo

Tú: el movimiento perfecto
Yo: el azar que no sabe a dónde ir.


Mi soledad es un movimiento que no tiene
fin, pero;
Sin duda,
tuvo un inicio
Tú.
leer más   
3
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 55

Solo quería el silencio que nos separa

Solo deseaba recostarme,
recibir tu abrazo,
pensar en las cosas de los Universos posibles;
descubrir las otras figuras cuadradas de este mundo redondo.
Pensar en ti. En mí.

No decir ni una palabra, no realizar ninguna acción para el mundo.

Solo disfrutar de tu presencia,
dormir a tu lado:
despertar a tu lado, sin haber hecho nada…
en la nada absoluta y en el todo comprensible.

Solo quería recibir tus manos. Estar presente. Quedarme ahí.

Dormir en el sitio, encontrar el espacio irregular bajo las mantas tendidas.

Solo quería disfrutar de tu presencia, de tu respiración, de tu instante.
Solo quería soñar en la nada, soñar en los números y en las posibilidades.
Solo quería empaparme de las arterias de tus manos y de la sensibilidad de tu piel.
Solo quería amanecer contigo.
Solo quería inspirarte a ser tu mismo,
Solo quería quedar atrapado en tus horizontes, en el borde de la mirada.
Solo quería encontrar un lunar más en tu rostro.
Solo quería borrar las líneas de mis manos por entre las tuyas.
Solo quería un consejo más, un trato mejor.
Solo quería tus palabras lanzadas con arcilla hacia mis labios.
Solo quería tus lunares bajo las estrellas.
Solo quería tu perfume en mis sueños y pesadillas.
Solo quería tu cintura por entre el reloj.
Solo quería tu cabello en la almohada.
Solo quería abrazarte. Despertar.
Solo quería minutos para contar las galaxias.
Solo quería los números para contarlos en tu piel.
Solo quería unas manos diferentes a las mías en mi espalda.
Solo quería un abrazo. Dos. Así.
Solo quería una mirada que me diga que aún estamos a tiempo.
Solo quería un espacio para volver a ser niño.
Solo quería despertar para seguir soñando:
para volver a cometer los mismo errores con respuestas inesperadas.
leer más   
11
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 95

Tú, todo tú

Tú, todo tú
Yo. Siempre tú.
Tus manos. Siempre tus manos
Mis manos, Siempre tus manos.
Tú. La voluntad
Yo. Dos veces voluntad.
Quieres. Me quieres
Te Quiero y no quiero
Tú. Esa noche
Yo. Tú noche.

El cielo perplejo

Tu. Siempre tú
Y en tus siempre tús
Siempre yo.
Y
Así
Al infinito.

Rezagos de mi voluntad
leer más   
7
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 79

Desastres Desiertos

Jamás sentí el verano tan cerca de mis manos cuando te acercabas.
Jamás sentí el olor de las violetas y de los ríos como cuando estuve contigo.

Jamás llovió tan fuerte como cuando me dijiste que no dormirías conmigo.

Sabes? Yo solo pensaba en adivinar otro regreso a las hojas y a los parques blancos.

Solo deseaba dormir.

¿Sabes? Solo planeaba contar las nubes en el techo de tu habitación
¿Sabes? Solo pensaba en las cuatro horas de sueño aún por conquistar
¿Sabes? Solo pedía un abrazo y disipar las sombras que nos cubrían
¿Sabes? Solo necesitaba tu respiración del otro lado de las cobijas
¿Sabes? Solo pedía tus manos.

Jamás sentí la lluvia tan atestada en mis ojos.

Jamás sentí que el viento soplaba tan fuerte desde que ya no estás aquí.

Jamás sentí que esas golondrinas que yo sembré en el parque con mis letras
hoy ya no volvieran a regar mis jardines
ni mis hojas
y que se esfumaron y te acompañen ahora.

Jamás llovió tan fuerte como cuando me dijiste que no dormirías conmigo.

Sabes?
Yo solo pensaba en adivinar otro regreso a las hojas y a los parques blancos.
leer más   
11
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 72

Te Amo. Esencia

Ahora entiendo. Te amo.
Vuelas y muero. Vuelvo
A la vida de ahora
A la sonrisa mía. La de antes
Te amo.
Vienes y suspiro
Más aún; vienes y respiro.

 Muchas veces quisiera
con todo el perfume de las flores
que me des tu mano y,
recordar el recuerdo de lo que eres tú.
leer más   
5
3comentarios 45 lecturas versolibre karma: 75

Llamando el Otoño

Los rendidos jardines de un sueño prometido, con la vid madura en las manos y las tardes llenas de vientos en espirales con las hojas llamando el otoño.
Quejidos de un verano pasado y un invierno venidero.
Abrir siempre nos alivia, y cerrar nos provoca aislamiento
un fino hilo nos amarra de por vida, amar

SIEMPRE...
leer más   
12
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 82
« anterior123458