Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3, tiempo total: 0.013 segundos rss2

Felicitación con tarta de hojaldre y nata con guinda (Para Letizia, en su?...xx cumpleaños)

¿En qué me debo fijar? ¿En su sempiterna sonrisa? ¿Sus pendientes ¿Su cabello? ¿Su collar?
Voy a ignorar todo eso, y algo de su prosa publicada, dedicarme a repasar.
Veo que describe a un soñador, Y lo que esa hermosa dama piensa, para él es un honor.
Sobre sí misma dice, que el cielo es su tope para soñar, hasta donde por amar a alguien, ella es capaz de llegar
¿Y si por llegar tan alto caes?
Los cimientos del suelo no podrás traspasar, los brazos de tu ángel querido, al instante te van a atrapar, abrazarte, besarte…Y luego, una polka norteña, jarana de Yucatán, la bamba de Veracruz, la flor de piña de Oaxaca, y jarabe tapatío, bailar
Tienes muy buena estrella, desde aquella pubertad, vestida de inocencia y encomiable ingenuidad, Igual que de talento, ya llegados a ésta edad
A veces no estás en vena, Y te invade, titilante pena; pero no es eterna condena, como la del ángel triste del jardín, cuyo inesperado desenlace feliz, consiguió una tarde la musa, inspirarlo precioso en ti
Ahora eres una señora, con espacio de juventud, con tiempo para un te amo, aunque eso no lo digas tú
Nos invitas a escuchar cuentos, Y cuando estamos la mar de atentos, dices que es puro cuento, y no nos lo puedes contar. ¡Qué nobleza! ¡Qué honesta sinceridad!
A mí, que entregué a la radio, tres cuartos de mi vida profesional, me has recomendado, música de Enigma escuchar; hace tiempo que - ¡Le roi est mort VIVE le roi ¡ - es el eco que reverbera en las paredes del monasterio de mi alma, y gira y gira el disco, como una noria sin parar.
¿Y esa sensación del deja vu?
La he experimentado al subir a una montaña, donde dibujándolo en la cima estabas tú.
¿Cuándo? Cuándo te atreviste a amar un todo. El día de la tierra, a la que yo, desde un satélite sentado, he llamado, gota azul.
Revélanos ahora tu secreto letizia, guardado en un cofre revestido de tul
Confiésanos sutil amiga: ¿De quién son esas manos que tú dices escriben versos y prosa, libros de ensayo y rapsodias hermosas?
Toma también las mías y si eres zíngara que estudia enigmáticas runas, descífralas. Son manos de un curtido en mil batallas, guerrero, de noble estirpe montaraz, aspirante a capitanear la guardia, de tu almenado palacio real.
Toma si quieres éstas manos, y veas lo que veas en ellas, no huyas, aunque al rozar la piel de las tuyas, salten centellas y rayos.
Responde en el estrado Letizia, al maestro buscador de la verdad ¿De quién son esas manos sin identidad, que tus jóvenes labios quieren besar? ¿Tal vez de ese ser que con su palma abierta, una mañana de primavera recién estrenada, se adelantó a recoge esas gotas de rocío, para ofrecértelas de regalo?
Si no es así, yo mismo, por la presente, desde Europa, hasta el nuevo continente, aun habiendo de por medio un inmenso océano, y sobre él, supersónicas águilas con alas de acero, volando, te mando en valija diplomática, gotas de agua transparente recogidas de las primaverales hojas de un cerezo en flor.
Y ésta puntual misiva, escrita en prosa de ensayo, para publicar en Poémame, el 17 de mayo.
leer más   
9
6comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 96

"Al filo de mi soledad"

Abismo de mi soledad,
Con tus aires sabios,
Mentora de mi intelecto,
Madrina de mi pensar.
Acosas mi ser endeble,
Mi alma de alas rotas,
Más en tu presencia tosca,
Ideas parciales se resuelven.
Me sujetas mientras caigo,
Mientras me pierdo,
En mis constantes delirios,
Me salvas del impacto.
Zona árida de mi existencia,
Te entonas con el ocio,
Descansas en mis prados,
Se intensifican con tu fuerza.
Soledad sobria y prudente,
Silencias mi agitación,
Conductora hacia el exilio,
De mis escritos la fuente.
Pintora de paisajes serenos,
Con tu melancólico pincel,
Retocas finamente,
Hasta que todo se prensa.
Acabas con vanas relaciones,
Resaca de la vida y su mecánica,
Atraes lo que sugiere tu semántica,
Cuando mueres suelo llevarte flores.
leer más   
5
1comentarios 38 lecturas versolibre karma: 71

"Sátira vital"

Caudales indulgentes,
como retóricas compasivas,
como consejos al aire,
para un alma perdida.

Quise ser y sentirme,
pero un ala rota estancó mi vuelo,
¿qué sabrá quién se intoxicó con la realidad?,
y la hizo parte fundamental e irreprochable.

Muchos guardianes de la vida presurosa,
con un semblante estoico,
con las miserias tatuadas en sus memorias,
me gritan: ¡Pronto!

Pronto para correr buscando un cebo,
para cortarme con el filo rutinario,
de la semana muerta,
así la queremos...

Indigesta contaminación,
caras insatisfechas,
Sigue el ritmo del reloj,
Haz caso nulo a tu criterio.
leer más   
2
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 26