Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 16, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Los abismos de mi boca

Y caminas
de la mano
de la tarde

bailas
en mis ojos
que te cantan
una canción

y atardeces
en colores
en el crepúsculo
de tu cuello

las estrellas
de tu cuerpo
anochecen
en la noche
de mis brazos

y el cántico
de tus pechos
se hace leche
en los abismos
de mi boca.





~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-13
leer más   
24
30comentarios 167 lecturas versolibre karma: 93

¿Haiku 1? (imporvisado "in situ")

Tarde de oro
crepúsculo ardido
rosa naranja.


@ChaneGarcia
...
leer más   
13
1comentarios 72 lecturas versolibre karma: 103

Languidece la tarde

Languidece la tarde el sol se marcha
ya empieza a parecer el cielo estrellado
ven, siéntate a mi lado

después, toma mi mano
andaremos el sendero,
me gusta pasear contigo,
mientras el sol se va ocultando

recostados en la yerba
disfrutemos del crepúsculo
¿sientes al viento que refresca
estas tardes de verano?

El atardecer ha pintado
junto al sol desfallecido
nubes de lindo color rosado
de formas diferentes

¡mira esa parece un corazón!
¡y aquella en forma de elefante!
como si el cielo fuera un lienzo
de Van Gogh en sus comienzos

Lentamente la luz se pierde con el atardecer
por un ligero resquicio en el horizonte
se cuelan el último rayo de sol
llenando de luz tus grandes ojos

la noche en perfecto plenilunio
en plétora se mete en ellos
tus ojos, lindos destellos
al parpadear de fortunio

El camino se ha iluminado
al bañarse de luna llena
ven amor, aquí camina a mi lado
que ya la luna nos anda buscando.

MMM
Malu Mora

"campos de cipreses" Vincent Van Gogh
leer más   
18
18comentarios 87 lecturas versolibre karma: 109

Cascada de luz

Desde el cenit
y como una cascada
una luz grisácea levemente azul nos moja
y nos resplandece mortuorios
cual si estuviéramos impregnados de una extraña purpurina
esa escarcha indeleble del fuego fatuo.

La escalinata y el suelo
brillan de azules
como un claro de luna apastelado.
El jardín de siempre parece otro
como si...
sin darnos cuenta hubiéramos atravesado un umbral
y llegado a un sitio distinto
idénticamente irreconocible
donde a las cosas se les difumina el borde
allanándose el sexo en los acentos
entonces, los opuestos se anulan
en una igualdad plomiza y acuarelada.

Las flores de sombra brillaran fantasmas
los helechos se tuercen y murmuran sus escamas de armaduras pétreas.

La gota canta muda en el limbo de la hoja
ya no hay más abejas solares ni mariposas de fuego
sólo un manto de silencio nos cubre
y se teje un cascajo de grillos
con campanadas de ranas
haciendo goterones a lo lejos
intermitentes
en un sólo coro húmedo y desordenado.

La cascada de luz se seca
el bostezo del anochecer nos traga
y brotan las Wendys diminutas
hadas de fanales verdes
con ese extraño fuego de luciérnagas.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
5
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 69

Mi azotea

Sentada ando en lozas rojizas,
A mi vista veo toda una pista
de cielo, de naturaleza, de vida.

Sobre mi posas, negra,
viendo en ti el pasar de los años.
Disfrutando de tu mera sonrisa.

Disfrutando de tu mirada con la mía,
de escuchar a los pájaros cantar,
de como el viento roza mis mejillas.

De las nubes gozo
cuando el sol las llenas de colores,
mientras tú, pidiendome caricias
sentada en lozas rojizas.
leer más   
13
4comentarios 90 lecturas versolibre karma: 96

Destinos ondulantes

Tan redichos, pájaros humanos,
Tejen secuencias del tiempo,
En su panal anidado por ojos provocadores de diminutas y sigilosas verdades.

Sumergidos los pies en el cielo,
la grasienta luna nacarada,
empujada por la estrecha oscuridad,
obra pendulante sobre toscas ondulaciones, donde engendra su reflejo seduciendo la antorcha humectante.

Sincronía palpitante, vibraciones pavorosas, proscrita en un arrebato tenaz,
sorbe la roca hasta la muerte,
enturbiado néctar de silbidos luminosos,
deshacen siluetas.

Aleteos a la deriva, en el hiel de sueños que recorren con pudor el tacto de hilos perfumados.
leer más   
15
5comentarios 79 lecturas versolibre karma: 92

En el vértice de las agujas

El Sol es una manecilla que baja hacia el oeste
y la tarde se desploma en imperio de ocres
esa luz chabacana que no perdona el rostro
de los hombres blancos
que negros buscan dónde ocultarse.

Se acaba el círculo de lo que marca una hora
y el ocaso anuncia la hora en punto
disolviendo la esencia de ese ser diurno
en una especie de entidad sin sexo... sin Sol ni Luna
pero ambas cosas a la vez
y a cada segundo nuevo
se divergen...
separándose del equinoccio.

Otra hora comenza de otro sexo
y una nueva manecillla se levanta
por la raja donde nacen los astros
en el oscuro manto de la nada
sin entidad propia
con esa existencia dependiente
de que haya luz o no.

Manecilla de cara redonda
y con su clara tez de fantasma
que viene a lamerles a los hombres
las heridas del otro Sol:
Esa aguja fiera que circunda
el vértice
donde viven cromañones parados
que mueren de pie al acostarse
debatiéndose entre el bamboleo
de las dos manos del tiempo.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
sin comentarios 59 lecturas versolibre karma: 90

El día y la noche

Amaneceres y atardeceres,
son puertas transitorias
entre dos mundos paralelos,
el día y la noche.

El mismo lugar se transforma
en otro distinto según el punto
del movimiento de rotación
en el que te encuentres.

No son las calles,
no es la gente,
son sensaciones,
es el ambiente.
9
sin comentarios 104 lecturas versolibre karma: 70

Breve descripción del cielo

Porque cuando el cielo es más bonito
es con las luces de la tarde.

La espléndida flota real de galeras
se enjaeza de plata y viste de contrastes.
Brillan los bordes de las velas blancas,
y es tan alta y tan divina su incorpórea esencia
que se vuelven de oro.

Porque es por la tarde ya tranquila
cuando vuelven a volar las golondrinas,
rápidas e ilusorias,
que nadie puede decir cuándo aparecen
ni cuando se fueron.

Ahora están ahí,
y hoy, como ayer,
han vuelto,
igual que sopla el viento fresco,
y la hierba está húmeda
y la tierra huele a tierra.


Foto: A. Arias. Instagram: @pilagrimur
leer más   
6
4comentarios 349 lecturas versolibre karma: 13

Atardece en Sevilla

Por fin se respira.
La luna prepara la noche,
enciende bombillas
y estrellas.
¿Cuál será la mía?

La calle se anima.
Se besan copas y botellas,
hay risas volcadas
sobre la mesa.
Ventanas abiertas,
montones de piernas
caminan.
Oigo la alegría.

Por fin se respira.
No apresuro el paso,
reparo en las caras
todas con enigmas.
Desde que cambié
la pe por la be,
me lleva la brisa.

Sigo caminando,
se llenan terrazas
en toda la plaza.
A ver quién se anima
a cruzar el puente
a mi lado.
La noche avanza
tranquila.

Por fin se respira.


Fotografía reciente del Puente de Triana.
12
sin comentarios 103 lecturas versolibre karma: 46

Haiku (atardecer)

Laguna cálida.
Vasto paraje verde
y atardecer.


@SolitarioAmnte / vii-17
16
7comentarios 233 lecturas versoclasico karma: 91

Atardecer

Ya cae el sol,
la bandada de alas
me reconoce.
3
sin comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 50

Atardecer dorado

Hay un atardecer dorado
Entre las montañas de mi ciudad
¡Sí, soy osado!
por permitirme esta inusitada felicidad.

Termina el día y va cayendo la noche.
Y este presente sentimiento
no es más que un simple derroche.

¡Sí! Yo escribo
y esta pluma ahora es mi único abrigo
y esta hoja comulga en un extraño sentido…

Y allá lejos…
en la silueta del Ávila
Veo un contorno amarillo
Y en el cielo un imponente águila.

Y además de eso,
como si estas líneas fueran ya un exceso,
una lluvia cae con terquedad,
destilando en mi alma
gotas de soledad…



Damián Botafogo
6
3comentarios 90 lecturas versolibre karma: 49

Quédate

Como cada despertar que a mi lado estas,
como al atardecer que me abrazas sin querer,
como cada mirada helada que siento en mi sien,
cada roce que me hace estremecer.

Pero sin ti
no sabría vivir.

No me abandones si llega el fin.

Soledad, no me dejes ir.
leer más   
7
2comentarios 105 lecturas versolibre karma: 58

Dame la mano

Dame la mano,
quiero encender el fuego,
y que nuestras miradas ardan
en el atardecer de tus ojos.

La noche me hizo luna
Mi piel se llenó de estrellas
y todas brillan y todas tuyas
al roce de tu piel

Dame la mano
y no tengas miedo
y no digamos nada
dejemos que la noche hable
cuando cerremos los ojos...
leer más   
5
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 57

Atardecer locamente desolador

Cae la tarde y con ella mi ánimo se despedaza
Ya no me dispongo a levantarme de la cama,
El escritorio se ha vuelto mi hombro
El espaldar de mi silla ya no aguanta mis migrañas,
Ya no consigo vislumbrar asombro
En lo único que me mantiene vivo,
Ya no consigo propósito en activar alarmas.

Mi dolor de espalda está blindado
A cualquier masaje, a cualquier pastill
Duermo tan poco que cuando lo logro
No quiero despertar,
El antidepresivo sigue sin surtir efecto
Las glándulas suprarrenales trabajan a todo dar
Ya no vale de nada afeitarme,
Ya no vale de nada medicarme.

La tarde cae y espero...
Que mi cama no se vuelva ajena,
Que el paisaje no sea desconocido,
Que el aire no se vuelva frío,
Que las venas no se llenen de sondas
Y el tic-tac del reloj
No se convierta en el pulso de mi corazón.

Aspiro no estar desnudo y despeinado
Aspiro no usar ningún tipo de bata,
Quisiera no estar del todo sedado
Y estar un poco consciente todavía.
No quiero mucho...
Sólo quiero estar en mis adentros
Quizás en templos profanos
Pero que al menos sean seguros.
3
sin comentarios 80 lecturas versolibre karma: 24