Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 90, tiempo total: 0.018 segundos rss2

Aguas

¿Has visto una piedra caer en el agua?
Así se propagó tu ausencia dentro de mí.
Un mazazo inclemente
que llevó sus ondas
a todos los rincones de mis aguas.
leer más   
13
11comentarios 82 lecturas versolibre karma: 105

Sin título...

Ella despertaba
y a su lado,
él no estaba...

Sus mañanas se
teñían, con
esa canción
que no paraba
de sonar en la
radio...

La canción de
ellos dos...

Días nublados.
para ella.
Aunque el sol,
deslumbrará
ahí afuera...


Y ese café, que
ella tomaba,
le sabia ausencia...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
13
12comentarios 89 lecturas prosapoetica karma: 83

Quise ser

Quise ser, arena movediza
entre tus manos
que deslizara y quede pegándose
a tu piel cual musgo,
y bebiera de manantiales
que de tus raíces surgen.
Quise ser, río crecido y
solo en ti encontrar calma,
que tú hubieras sido
el mar donde mi caudal,
desembocara lo bravío
de mi corriente.
Quise ser, nube cargada
de gélido granizo
y esa furia tú calmaras.
Que tus aguas termales
se encontraran con mi frío,
y se tornaran cálidas.
Quise ser, desierto
y vertieras en mí:
rocío, lluvia,
cada fluido que de tu ser surgiera,
hasta que en mi desierto
corran venas cristalinas
con tus aguas.
Quise ser,
luz que tu sendero alumbrara,
para guiarte a mí,
en cada oscuridad de tu alma;
en toda madrugada
ser ese rayo de luz
que tu rostro alumbrara.
Quise ser todo,
fui casi nada.
Solo un suspiro
en el viento,
solo un recuerdo olvidado.
leer más   
14
11comentarios 100 lecturas versolibre karma: 83

El cadáver de tu novia

Culpa a la lluvia, culpa al azúcar que altero un poco mis nervios, culpa al desvelo o culpa si quieres a esta costumbre mía de escribir tu nombre todo el tiempo, me duelen los hombros y las manos y los ojos, y se muy bien que le hablo a la persona equivocada,le hablo a alguien que evidentemente no está, pero no se trata de ti queriendo consolarme, se trata de mi, pidiendo una caricia... Son cosas diferentes si lo piensas bien.
Me cuesta mucho admitirlo, me cuesta pronunciarlo en voz alta pero la verdad me duelen los ojos de tanto no verte, me duelen los hombros de cargar todo el tiempo con tu ausencia y con mis llantos, de hacerme la fuerte y fingir que no me muero por besarte... Me duelen las manos de tanto que no hacen nada por tocarte, me duele ser Judith porque no soy más de ti, y es difícil adaptarse a un cuerpo que no es tuyo, unas piernas y unos brazos que no pueden aferrarse a ti, culpa a mi memoria, o a mi falta de ella, pues ya olvide y sin embargo no dejo de extrañar.
Deberia decirte ahora de la manera mas poética todo lo que deceo para curar estas heridas pero me gusta cuando me sorprendes, (aunque ya olvidaste como hacerlo) me fascinan tus locuras y se me van los días soleados y nublados en esperar una por mi.
Hoy vengo aquí a pedirla "de la manera mas atenta" pues por fin pude admitir que mi corazón está en pedazos, que mis poemas están en coma y de tu voz: sólo quedan los recuerdos, normalmente exigiría, vendría aquí a cobrarte lo que es mio pero, no quiero saldar deudas ni igualar los marcadores, quiero que seas quien me acomode el cielo y sus estrellas, ¿esta mal pedir que seas un héroe? Si se que tienes superpoderes.
Es difícil admitir que necesito tus caricias, que mis lunares se están desdibujando y mi cabello y mis cejas y mi cuello donde solías poner las manos, pero culpemos a este clima y al azúcar que me falta desde que no me preparas el café, desde que no me besas con cariño, desde que no me dices "eres mía"
Esto no se trata de obligarte, se trata de admitir que estoy rota y ya no puedo con la ausencia, ya me canse de andar deambulando sola con el cadáver de tu novia. Lo admito y te pido un par de besos y tal vez así termino de morir.
leer más   
3
1comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 48

desde la oficina

seguramente, ahora
te estés levantando
de la cama.
me alegro tanto por ti
los días que no madrugas.
que no tengas que ir
a doblar ropa
o a probar zapatos,
que puedas pasear con las perras
sin prisa
y cocinar con el fuego al mínimo
mientras canturreas
tu banda sonora favorita.
seguramente, otro día
me tocará a mí esperarte,
mientras escribo cuánto te extraño
y lo mal que se me da
olvidarme de tu ausencia.
seguramente, y como dios
últimamente siempre quiere,
el momento de los dos
pronto llegue.
por ahora, desde la oficina,
no tengo más que decirte
salvo que me esperes.
leer más   
18
8comentarios 81 lecturas versolibre karma: 94

Días raros...

Día triste,
día raro,
las nubes
desaparecen,
el cielo teñido,
de gris, el sol de
nuevo sale. y al
rato se esconde...

Días raros, como
este cielo, al igual
esta el corazón...

Siento de repente
a tu ausencia,que
se sienta a mi
lado, y siento
como me coge
de la mano.

Algo siento dentro
de mí, al pensar
de que...
De alguna manera,
yo te tengo aquí...

Por mi mente
divagan esos
recuerdos,
lágrimas inundan
mis ojos, y yo
te escribo versos,
no puedo evitar,
recordarte, así
sin más...

Afuera ha
empezado de
nuevo a llover.
Al igual que
este corazón,
triste, desolado
al recordar tu
recuerdo...

Y otra vez de
nuevo sale el sol...

¡Vaya día! Loco y
raro, al igual que
estos recuerdos
atacando a mi mente
de nuevo...

Estos recuerdos,
esos versos que
escribo me acompañan,
en este día algo
raro y loco, y
esta ausencia
tuya, a mi
lado de nuevo esta.
Cogida de mi mano,
y sujeta a mi alma...

Este corazón no
entiende, lo que
hoy, esta pasando...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
11
4comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 112

Amar a golpe

Amar a golpe

La cercanía del espacio esta sin limite, una brisa mañanera nos invade la mente

y siempre el color es un camino nuevo en el horizonte.

No hay silencios en las texturas, nos regala un poema en el soporte

lleno de sabor a olores tempranos que nos despierta de mañana.

Surcos de arados oxidados y el hierro que fue de una fragua sin tiempo.

En las manos, solo una ausencia presente del pasado

nos llena la vida a golpe de sentimientos amados.
leer más   
4
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 50

Sin querer

Se han borrado las caricias
que en mi piel se dibujaron,
y un desierto despiadado
me abre en canal esta brecha
de un erial desamparado.

En tu ausencia detenido,
duele el tiempo que vacío
va muriendo por segundos,
deshaciéndose entre ríos
de incontables soledades.

Mil veces me he prometido,
silenciarte en los recuerdos
y acallar mis sentimientos;
no he podido y sin querer,
sigo presa de tu aliento.

Ya no espero que regreses,
ni tan siquiera lo sueño,
sólo intento componer
de entre tanto oscuro infierno,
todos mis cristales rotos.

Y en la imagen del espejo
fiel reflejo de mi llanto
y mi pálido sentir,
lágrimas gritan tu nombre
en silencio y sin querer.
22
16comentarios 111 lecturas versolibre karma: 115

Love en Spanglish

I can feel the time.
Tu ausencia se siente más
Pesada que él.

Your voice is running around me.
Cruzando mi oído de lado
A lado.

It's possible you dare to hear what I need to say?
Audio en standby, yo creo que no.

I'll we see our eyes again?
Aunque ya te haya dibujado
Nuevamente aquí.

Your are the moon... Maybe her brilliance.
¿No lo crees?

Maybe, you are shining more than the sun.
Quizas por eso me cega verte.

I can see you in the silence,
I can hear you in the darkness
I can feel you in the madness

Tal vez sea ese el problema
I only can do it in my head.
Real? Or fake?

You are some miles away from here
Why I seeing you so close to me?
Me vuelves sanamente loco.
leer más   
2
6comentarios 48 lecturas versolibre karma: 21

Del amor y esos miedos

My worst habit is my fear and my destructive rationalizing.
Sylvia Plath

Dentro del miedo no hay donde esconderse.
Benjamín Prado


Hoy le tengo miedo a nada, que debe ser igual o parecido a perderse por las calles de la única ciudad que has recorrido un millón de veces. Ya me encontraré, te dices a ti misma, avanzando con el paso decidido de unos pies que no solo no reculan, mucho menos, se detienen. Un despiste, eso es. Seguro que ha sido cuando iba pensando en... ¿qué más da? Ya me encontraré, repites sonriéndole al error que ya casi has olvidado, aunque es pronto todavía para saber dónde estás.

Hoy es uno de esos días que se empeñan en gustarme. Y lo intentan a mi estilo, como cuando trato de agradar poniendo empeño y consigo, con maestría, lo contrario. Pues igual...

Que por qué odio el mes de marzo, me pregunta el desconsuelo. Porque atrás quedan dos meses que debí haber vivido y no guardo ese recuerdo. Me pasa todos los años. No me extraña el arrastre de apatía que acarrean las semanas. Me divierto por las tardes deseando para luego, de manera más segura, cuando ya estoy dormida —el momento pertinente que utiliza mi ambición, la ocasión que dibuja en el aire los mejores castillos—, y creo que logro, algunas veces, pisar el rabo de la esperanza.

Hoy me infunde respeto esta ausencia de miedo. ¿Qué le pasa a las cuerdas del trapecio? ¿No está el viento soplando su molesta cantinela? ¿Ya le aburre la partida al descontento? ¿Y el naufragio?

¿Debería preocuparme?
13
8comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 98

Escarcha

Probamos el equilibrio térmico,
te presté un poco de este fuego
y tú, me permitías ocultarme un rato de mis demonios,
perderme en tu helada geografía.

Dos cuerpos en contacto,
A diferente temperatura, conectando.

Yo masticaba tu escarcha con dentelladas de auxilio
Y tú acelerabas los relojes para sacarme de quicio,
Apagabas el incendio con gasolina,
se calcinaban los márgenes de lo correcto.

Convertimos lo pagano en sagrado,
Lo trivial en urgente.
Extirpamos en secreto palabras selladas,
Que mantenían a salvo el engranaje que hacía girar el mundo.

Recorrimos Kilómetros a ciegas,
En autopistas invisibles que rodeaban tus cavidades
Perdiéndonos para encontrarnos,
Y separándonos (separándonos de todo, justo en medio de la gente)
Para descubrir que los pactos más duraderos
No entienden de declaraciones (y si esto lo es, es una declaración post-mortem)
Que las etiquetas y los deberes no unen,
Separan.

Quisimos probar el equilibrio,
Pero el equilibrio es imposible
Y cuando sales de debajo de las mantas
Para no volver jamás,
El equilibrio es desequilibrio
El orden es desorden
Los esquemas se rompen
Y yo me marcho helado a casa, con tu frío en mis huesos,
Las manos echándote de menos y la garganta atravesada
por los cuchillos inclementes, retenidos,
por el grito silencioso que ahogo por orgullo
y por tí.
y por mí.
Y por salvar el universo a cualquier precio,
incluso sacrificándo-me/te/nos

Con solo el recuerdo de tu TODO,
Con todo el peso sobre mis hombros de esta asfixiante NADA.

Probamos el equilibrio térmico.
Lo probamos, pequeña niña rara.
5
2comentarios 28 lecturas versolibre karma: 67

Equivocada

¿Lograré terminar este poema?

Una vez pensé que la felicidad éramos nosotras
y cuán equivocada estuve.
Siento mi voz apagándose
y una vez más se extingue ese fuego de mi cuerpo
que alimentaba tu sonrisa.

Puedo sentir el aguacero sobre mí,
mis nervios tensos
y el fuerte tirón de la cuerda que me hace
retroceder al sitio que jamás pensé visitar,
otra vez.

Una vez pensé que la felicidad éramos nosotras
y cuán equivocada estuve.
Siento las pesadillas acrecentarse en mi pecho
porque ya tu mirada no las muerde al pasar
y siento que el mundo se me viene encima arrasando
todo al paso por la ausencia de tus manos en mi piel.

Pensé que la felicidad éramos nosotras...
Ya no me invade la aventura porque de las dos,
eras tú quién empujaba las fronteras,
ahora tengo el alma deshabitada
y el recuerdo de tu silueta flotar en la noche.


Una vez pensé que la felicidad éramos nosotras
y cuán equivocada estuve.
Ahora no puedo terminar este poema
Porque se me condensan las palabras
Los recuerdos me invaden como un remolino
Y mi cuerpo me pide a gritos descansar...


Una eternidad.
leer más   
4
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 43

Incertidumbres

Aquí, en este Oeste
en el que vivo
siempre es tarde y es Otoño
y las nubes, algodón azucarado rosa y chicle.
Hay mucho silencio, hondo, y muchas aves, libres.
Y yo miro por la gran ventana,
miro el desplomado mundo
que descorazona y duele.

¿Qué haremos con las certidumbres?
¿Dónde olvidamos la bondad?
La dejamos desgraciada y triste abandonada en la basura.
Tú te fuiste una tarde de Mayo
y te llevaste el Sur soleado
y todos los días amanecemos sin Norte,
perdidos, latiendo timoratos de no saber
qué hay más allá. Desorientados.

Más allá del mar.
Más allá de las luces, del humo,
del ruido de esta ciudad de tejados azules
que regurgita pequeñas vidas invivibles, invisibles, inviables.

¿Qué haremos con la tierra?
Se escapa entre nuestros dedos,
seca , agotada, emponzoñada.
Sin germen ni simiente.
Apenas podemos retenerla en las manos
y no hay caricias que la anclen ni la florezcan.
Tú te fuiste, y hubieron abrazos, estaciones intermedias
pero al fin miro por la gran ventana que mira al Oeste
y el hielo del Ártico que no vuelve me apremia,
nos apremia.

Y esta mañana que detona
en sangre y piedras,
oscurece nuestro Este.
Y miramos más allá del mar del horror
donde los niños, los gatos, los pájaros
están muertos de estruendo,
muertos de olor a ruina y polvo.
¿Qué haremos con los fantasmas de su llanto?
¿Quedarán bajo el escombro?
Adivinaremos entre tanto abrazo líquido,
inaprensible,
quién nos presta una silla y un pedazo de pan
y una mesa puesta y el sol
y una almohada donde descansar
y paz, mucha paz.

Me mudé al Oeste y por la gran ventana
temo la noche del mundo,
es oscuro y da miedo.

He de nombrar,
-repite en letanía infantil-,
he de nombrar y cuidar todos los robles que encuentre
en mi camino.
9
7comentarios 144 lecturas versolibre karma: 99

Confeciones anochecidas

Cae la noche y junto con ella todos mis ideales.

La neblina insaboreable se mezcla con el vino,

la noche se presta para poemas de amor,

pero vengo a violentarla

así como él violentó mi corazón.

Unas voces desatan debate en mi contra,

el cielo quebrantándose se precipita en mis ojos.

Alboranas cantan su nombre y mi pecho atraviesa trasfondos.

¿Acaso es poco el dolor de su ausencia?

Escaso el vacío en los huecos que dejaron su clavículas.

(Llaves de liberación de lo más oculto yacido en mí.)

¿Acaso por siempre tendré que soportar esta soledad anochecida?

Tan sabio será el silencio que calla sus respuestas

por no verme desesperanzada y derrotada.

Tan ciega seré yo que aún sabiendo la realidad

espero una señal o quizás tu llegada.
12
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 80

Sin título

a LH

Sol gris y nubes
Que semejan lápidas
Si tú no estás.
leer más   
13
3comentarios 40 lecturas versolibre karma: 89

Celos de mi ausencia

Celos, celos de tu pintalabios, celos de aquella blusa, de aquellas medias, de tus dedos, del aire que respiras, de la luz que te acuna, de la sábana que te acaricia. De mi ausencia.
5
1comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 70

No quiero

No quiero amor de paso,
ni cáscara de invierno,
quiero sentir el tañido de tu mirada
horadando la roca
de mi ahogo.

No quiero más quejío
que tu inequívoca distancia,
ni el ruido de la nostalgia
en cada reencuentro ambarino
manoseado por el tiempo.

No quiero corazón de arena
reo de tus latidos,
ni sentidos a tiempo parcial
caminando sobre la aguja
de tu reloj de polvo.

No quiero mirada sin horizonte,
que mi voz retumbe en el muro
del cementerio de mis palabras,
no quiero esperanza sin piel
ni piel sin el yerro de tu boca.

No quiero eclipse ni sigilo,
quiero el ruido de lo venal
ancorado a tu pecho,
no quiero alas de ángel
no quiero… no quiero…no quiero…..

Amén
leer más   
18
20comentarios 144 lecturas versolibre karma: 122

Helada

Estoy aquí, fingiendo que miro tus paisajes
Y que te bebo en un café,
Porque en la distancia hace frío, Y aquí,
donde dejaste mis huesos sepultados
a veces te respiro.

Tu olor se derrite y entibia mi alma
Le ayuda a deslizarse sobre riscos,
a escapar de la niebla.
Por más alto que llegue
Tratando de quemarme en el sol,
Cuando se acaba tu esencia, me congelo.

Sigo aquí, como me dejaste
Gélida al tacto, de semblante entumecido
Con la piel hecha nieve, los labios quebrados
Y todo el cuerpo estremecido.

No estás, ni siquiera
Para contarme cómo lo has hecho
Cómo he de romper este hechizo
O si será mi destino perecer en el hielo.
leer más   
17
12comentarios 97 lecturas versolibre karma: 94

Autosupresión

Ya no sé dónde está mi casa,
mis recuerdos, mis ideas,
mis sentimientos cabales,
mi ausencia pertinente.

Adolezco de la vida inconclusa,
disruptiva, sin razón aparente.
Enfadado vivo con la nostalgia,
sin poder mirar atrás apenas,
porque se hace falaz el futuro.
El hambre aprieta estas sienes
y baja por todas partes,
consumiéndome de a pocos.
No es un hambre presente,
es la inexistencia de vida.
Vivir sin haber vivido y no ser,
pero poder seguir siendo.

Me asumo como un yo ajeno
y cada palabra expresa ausencia.
La poesía aturde como una yaga
profunda en la inconsistencia.
La pérdida de inocencia no es
mi mal ausente ni mi presencia.
Busco ligar el futuro con mi yo,
que abunda en el pasado vacío.
Ya no sé dónde está mi cama
ni lo que se hace al anochecer.

Turbia es la existencia para quien
se acerca permanentemente
a su propia extinción.
leer más   
13
3comentarios 77 lecturas versolibre karma: 94

Nostalgia

Anoche di vueltas
por distintos lugares
que me resultaban familiares,
pero sin hallar
una sola cara conocida.
Un abismo me separó entonces
de un periodo de mi vida no tan remoto,
y sentí desgarrarse el alma mía.

Todo lo permea tu recuerdo.
Sigue siendo tu presencia
una llama viva.
¡Qué áridas son las calles que recorro!
Me abruma la soledad,
en donde alguna vez
fue natural tu compañía.

De cada uno de esos sitios
también te has marchado,
pero la costumbre
te reclama todavía:
En cada rincón, en cada esquina,
en donde la nostalgia es mi enemiga.

Algunas veces apacigua
un poco mi alma,
la esperanza que abrigo
de tu regreso, a la misma hora
a la que siempre regresabas.

Insano y fútil sueño:
Abrazo el aire mismo
que antes respirabas:
el fantasmal aire de casa.

Así de embustera es la fantasía,
cuando se deja arrastrar
por los más vehementes deseos.

Más vívido se torna
cada día tu recuerdo.

Y desfallezco un poco más,
cada día.
13
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 85
« anterior12345