Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 105, tiempo total: 0.032 segundos rss2

No me quieras

No me quieras
no quieras quererme
quererme sin estar
y sin estar así
yo muero
porque
no dejo de pensar
pensarte, entonces
no me quieras…

No soy nada de tu mundo
de tu todo, de tu poco
nada de mi queda
fuera de tu cuerpo
cuando quedo yo vacía
y desespero recordando
el pasado y me siento olvido
a cada rato…

Ratos, donde muero
para nacer en otros
otros pasajeros del camino
que no dejo que le dejen ni una huella
a las marcas de tu ausencia…

No me quieras
ódiame con toda tu alma
porque no te esperaré
mi alma se fue hace rato
contigo, mi corazón está enojado
y herido, y mi cuerpo, él quiere sin amar
dejarse arder…

No, no esperaré lo imposible
ya sabemos que lo nuestro es un poema
que como la mayoría no llevan letras
con rima, ni alegría…

Que como los míos y nuestros
traen y arrastran nuestras mejores y peores horas
y la mía, mi vida, espera cada día y se olvida de la vida
que quieren vivir…

Lola
16
13comentarios 158 lecturas versolibre karma: 112

primer día

como un niño, impaciente
y expectante por el tiempo
que le queda (pero
buen conocedor
de todo lo que ya ha vivido),
así es como me siento
yo cuando te estoy mirando.

y hoy pensaba preocuparme más
(porque éste es mi único sino),
pero he decidido guardarme
para cuando se me necesite
en las trincheras,

preparado para enfrentarme
a la más feroz de las batallas:

tu ausencia.
leer más   

etiquetas: niño, sino, trincheras, batallas, ausencia
7
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 101

¿Cómo?

¿Cómo amar sin tus manos
donde se cobija mi desnudez
que tú solo conoces y acaricias?

¿Cómo descansar sin tu boca
donde proliferan tus besos
que empapan toda mi piel?

¿Cómo respirar sin tu aire
donde se ocultan tus secretos
que me confiesas con las lunas?

¿Cómo viajar sin tus ojos
donde residen los universos
que recorres con mis latidos?

¿Cómo vivir sin ti?
Eso es, simplemente morir
leer más   
11
8comentarios 79 lecturas versolibre karma: 98

Hasta tu regreso

Tu ausencia es un invitado a mi mesa
La silueta de tu cuerpo es un abrazo a mi silencio
y tú desnudez una caricia muy sutil a mi alma.
Debo reconocer que los susurros me asustan
en esta calma tan fantasmal.
El café nunca se enfría
la espera es un latido musical y tibio que le mantiene hasta tu regreso.
leer más   
13
11comentarios 104 lecturas versolibre karma: 93

•—-la soga de tu ausencia •—con @Aljndropoetry @pequenho_ze @satanaslsAlive

Es entonces cuando vienes,
El desgarro sigue acariciando tu nombre,
El aura de tu cielo clava en mis mares rafagas de soledad y desaliento.
Me atraviesas, querida ausencia,
Amante del inoportuno sentimiento.

Pero entonces te vas,
Después de atravesar mis mares,
Para dejarme a la deriva de tus recuerdos.
El vacío de tu nombre es el desgarro de tu mirada con sabores a dolores, olvido.
La soledad se fue, la ausencia vive presente,
Desmantelé mis entrañas,
Por no darle más sonrisas a tus dientes.

Vacié el aire
y ahora corro entre las calles gritando tu nombre;
callejón sin salida que señala tu calle
Y en el medio tú; olvido de luces
clavando cristales

Y llueve amor, llueve ...

Abriste la coraza y la surcaste, golpeaste cada puerta llenándola de aire,
derribaste cada muro y creaste el puente
¡tú eres el culpable!

me hiciste
y la hiciste vulnerable
Y ahora , me dejas este vacío entre los dedos y todo este hielo deshaciéndose entre la oscuridad de este tétrico silencio

Y yo solo sé que corro
corro
con la soga
que tu ausencia anudó a mi cuello
Y caigo
Y me ahogo
Y me rompo; y te rompes
Y nos rompemos el pecho enredados
en toda esta tormenta de oxidados cristales
que devoran las ansias
y nos apagan las luces

Y duele amor .. duele

Se agrietan los ojos,
se ciegan y mueren
nos acecha el derrumbe cubriendo de polvo cada instante vivido
Y yo grito y te grito
Y me grito

¡Mírame y vuelve !
bésame esta lápida, que lleva tu nombre
Róbale a mi pecho este te quiero que me sangra por dentro
que inunda mi voz
Y enfría mi aliento …

Pero lo único que veo
es mi sombra partida...
Una mitad
que rasga la herida
de lo que creí que podría ser vida
Vida…

~~~~~~>>>vida ...
qué extraño vocablo
para el cadáver de una mujer viva.
Siento aún las venas;
rieles que llevan
cristales y aire.
Me abrigo en la pena;
pero mira,

~~~~~~>>>no lloro!
Juro ante el cielo que no es una lágrima
lo que recojo.
Es sólo un vacío
pérfido y acuoso
que duerme conmigo.

Es de noche,
de soslayo contemplo
el interminable pasillo
en los aposentos púrpura
de mi alma.
Los párpados de crepúsculo
de la soledad se han cerrado.
La hiena me sonrie
y se quita los de burla
para colocarse
los dientes
de compasión fingida
de la humanidad.
La luna me da la espalda
y le muerdo un hombro
para comprobar
que en verdad sigue allí,
y no es solo el reflejo olvidado
de plenilunios pasados.
El péndulo del tiempo
zigzaguea en mis sienes,
el pasado se hace futuro
y mi futuro
es solo el chasquido
de dientes de hierro oxidado
en los engranajes del ayer.
La muerte me visita,
se sienta en el borde
del abismo de mi lecho,
sujeta mi mano;
y me cuenta sus conquistas,
sus victorias, sus derrotas,
sus tristezas.
Ya no sé
si realmente
estoy aquí,
en la tierra de los vivientes;
o soy solamente
la excusa
en el laberinto de eventos
de la tragicomedia
de la vida,
un actor de relleno,
el alma fingida
de un avatar.
Alguien que por ti
pudo ser amado
y te pudo amar.



************************************
Mesa compartida

@Aljndropoetry & @satanaslsAlive
@pequenho_ze & @rebktd

leer más   
26
29comentarios 215 lecturas colaboracion karma: 110

¿Amor o persona... ?

Esa necesidad de reemplazar...

¿Es a alguien a quien se quiere reemplazar?

¿Es a alguien como persona?

¿O son los momentos vividos los que en falta se han de echar?

Quizá no sea la persona en sí a quien en falta echas.

Quien te lastima por su inexplicable ausencia.

Sino el amor.

El amor que ésta se llevó.

El amor del que sin cesar dependías.

El que pensabas que ésta te proporcionaba.

Aquel amor que tan vivo te hacía sentir cada día.

Y velozmente,

de un día para otro se fugó.
leer más   
16
6comentarios 108 lecturas versolibre karma: 93

El cadáver de tu novia

Culpa a la lluvia, culpa al azúcar que altero un poco mis nervios, culpa al desvelo o culpa si quieres a esta costumbre mía de escribir tu nombre todo el tiempo, me duelen los hombros y las manos y los ojos, y se muy bien que le hablo a la persona equivocada,le hablo a alguien que evidentemente no está, pero no se trata de ti queriendo consolarme, se trata de mi, pidiendo una caricia... Son cosas diferentes si lo piensas bien.
Me cuesta mucho admitirlo, me cuesta pronunciarlo en voz alta pero la verdad me duelen los ojos de tanto no verte, me duelen los hombros de cargar todo el tiempo con tu ausencia y con mis llantos, de hacerme la fuerte y fingir que no me muero por besarte... Me duelen las manos de tanto que no hacen nada por tocarte, me duele ser Judith porque no soy más de ti, y es difícil adaptarse a un cuerpo que no es tuyo, unas piernas y unos brazos que no pueden aferrarse a ti, culpa a mi memoria, o a mi falta de ella, pues ya olvide y sin embargo no dejo de extrañar.
Deberia decirte ahora de la manera mas poética todo lo que deceo para curar estas heridas pero me gusta cuando me sorprendes, (aunque ya olvidaste como hacerlo) me fascinan tus locuras y se me van los días soleados y nublados en esperar una por mi.
Hoy vengo aquí a pedirla "de la manera mas atenta" pues por fin pude admitir que mi corazón está en pedazos, que mis poemas están en coma y de tu voz: sólo quedan los recuerdos, normalmente exigiría, vendría aquí a cobrarte lo que es mio pero, no quiero saldar deudas ni igualar los marcadores, quiero que seas quien me acomode el cielo y sus estrellas, ¿esta mal pedir que seas un héroe? Si se que tienes superpoderes.
Es difícil admitir que necesito tus caricias, que mis lunares se están desdibujando y mi cabello y mis cejas y mi cuello donde solías poner las manos, pero culpemos a este clima y al azúcar que me falta desde que no me preparas el café, desde que no me besas con cariño, desde que no me dices "eres mía"
Esto no se trata de obligarte, se trata de admitir que estoy rota y ya no puedo con la ausencia, ya me canse de andar deambulando sola con el cadáver de tu novia. Lo admito y te pido un par de besos y tal vez así termino de morir.
leer más   
6
1comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 81

Caña hueca

Dejar suelto mi corazón al viento,
mostrando mis entrañas en escaparates,
en espaldas que vuelven,
en caminos romos de flores,
de grillos que cantan soledades.

Escondido de mis latidos,
sin querer pensarte, sin querer latirte....


Salé los sentidos, cerré ventanas,
tranqué puertas, cegué toperas,
soplaré el vidrio de tus certezas
hasta hallarte,
entre papiros sembrados en juncos,
en charcas que croan atardeceres.

Vaivén que acuna tristeza,
alimento de un alma
que vibra entre las cuerdas del silencio.

Suturo las heridas de segundos
que mutan en universos,.


De puntillas sobre mi boca
tu nombre se niega a abandonarme
y la estrella fugaz de mi risa
deja estelas entre mis ojos vacíos.

Interrogantes que pintan mis uñas,
que marcan la hora entre cicatrices,
doler la muerte por olvidarte,
saber nada como caña hueca,
entre el deseo y la arena de tu presencia.

Amén
leer más   
21
12comentarios 150 lecturas versolibre karma: 104

Otros versos

Escribo versos en tus carnes
cuando arde mi piel
esa fiebre que enloquece
con sus pupilas dilatadas
y los colmillos sedientos de tu boca
solo de tu boca

Versos embriagados de tu aliento
que penetran por las venas
avivando la quietud de mi sangre
y la danza de mis huesos
hasta desfallecer en tu cintura
solo en tu cintura

Recito versos en tu alma
en noches con aullidos de lobos
en días pintados de truenos
es cuando lloro tu ausencia
solo tu ausencia

Versos que me llevan a ti
que me recuerdan a ti
que me hablan de ti
solo de ti
leer más   
10
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 98

Hoy no hay versos

Hoy no brotan mis versos
su manantial se secó
marchitando sus flores
vergel del ayer

Hoy no hablan mis versos
su boca enmudeció
gritando sus pasiones
de lunas infinitas

Hoy no vuelan mis versos
su nido desapareció
abandonando el lecho
de bocas hambrientas

Hoy se mueren mis versos
por tu ausencia
leer más   
11
sin comentarios 64 lecturas versolibre karma: 109

Te niego

Te niego
con los ojos de la ira
las voces de hechicera
ahuyentando tus maleficios

Te niego
cuando el alba me despierta
y dice: " comienzas un nuevo día"
o cuando la luna en su soledad
susurra: " tu sueño, yo vigilo"

Te niego
cuando te buscan mis manos
sin encontrarte
o pefilan al viento mis labios
tu boca ausente

Te niego
por cruzarte en mi camino
camino de un corazón sin pulso
y despertar esta locura
locura de mis entrañas

Te niego
como Judás a Cristo
en su última cena
tus besos traicionando
que pinto de mi cobardía

Te niego
con el alma a pedazos
la boca marchita
apuñalando "suspiros"
leer más   
10
6comentarios 70 lecturas versolibre karma: 104

todavía

te he buscado
por toda la facultad de geografía
a ciegas,
como si de una terminal se tratara
o de un andén,
siguiendo
el caudal de tu ausencia.

te he pensado
durante tantos días, al despertarme
sobretodo,
como si tu olvido un final marcara
o un inicio,
como si volver mañana
no resultase tan estúpido,
haciendo
del ayer un todavía.
leer más   
20
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 95

Aguas

¿Has visto una piedra caer en el agua?
Así se propagó tu ausencia dentro de mí.
Un mazazo inclemente
que llevó sus ondas
a todos los rincones de mis aguas.
leer más   
14
11comentarios 91 lecturas versolibre karma: 105

Sin título...

Ella despertaba
y a su lado,
él no estaba...

Sus mañanas se
teñían, con
esa canción
que no paraba
de sonar en la
radio...

La canción de
ellos dos...

Días nublados.
para ella.
Aunque el sol,
deslumbrará
ahí afuera...


Y ese café, que
ella tomaba,
le sabia ausencia...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
13
12comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 83

Quise ser

Quise ser, arena movediza
entre tus manos
que deslizara y quede pegándose
a tu piel cual musgo,
y bebiera de manantiales
que de tus raíces surgen.
Quise ser, río crecido y
solo en ti encontrar calma,
que tú hubieras sido
el mar donde mi caudal,
desembocara lo bravío
de mi corriente.
Quise ser, nube cargada
de gélido granizo
y esa furia tú calmaras.
Que tus aguas termales
se encontraran con mi frío,
y se tornaran cálidas.
Quise ser, desierto
y vertieras en mí:
rocío, lluvia,
cada fluido que de tu ser surgiera,
hasta que en mi desierto
corran venas cristalinas
con tus aguas.
Quise ser,
luz que tu sendero alumbrara,
para guiarte a mí,
en cada oscuridad de tu alma;
en toda madrugada
ser ese rayo de luz
que tu rostro alumbrara.
Quise ser todo,
fui casi nada.
Solo un suspiro
en el viento,
solo un recuerdo olvidado.
leer más   
16
11comentarios 109 lecturas versolibre karma: 83

desde la oficina

seguramente, ahora
te estés levantando
de la cama.
me alegro tanto por ti
los días que no madrugas.
que no tengas que ir
a doblar ropa
o a probar zapatos,
que puedas pasear con las perras
sin prisa
y cocinar con el fuego al mínimo
mientras canturreas
tu banda sonora favorita.
seguramente, otro día
me tocará a mí esperarte,
mientras escribo cuánto te extraño
y lo mal que se me da
olvidarme de tu ausencia.
seguramente, y como dios
últimamente siempre quiere,
el momento de los dos
pronto llegue.
por ahora, desde la oficina,
no tengo más que decirte
salvo que me esperes.
leer más   
21
8comentarios 89 lecturas versolibre karma: 94

Días raros...

Día triste,
día raro,
las nubes
desaparecen,
el cielo teñido,
de gris, el sol de
nuevo sale. y al
rato se esconde...

Días raros, como
este cielo, al igual
esta el corazón...

Siento de repente
a tu ausencia,que
se sienta a mi
lado, y siento
como me coge
de la mano.

Algo siento dentro
de mí, al pensar
de que...
De alguna manera,
yo te tengo aquí...

Por mi mente
divagan esos
recuerdos,
lágrimas inundan
mis ojos, y yo
te escribo versos,
no puedo evitar,
recordarte, así
sin más...

Afuera ha
empezado de
nuevo a llover.
Al igual que
este corazón,
triste, desolado
al recordar tu
recuerdo...

Y otra vez de
nuevo sale el sol...

¡Vaya día! Loco y
raro, al igual que
estos recuerdos
atacando a mi mente
de nuevo...

Estos recuerdos,
esos versos que
escribo me acompañan,
en este día algo
raro y loco, y
esta ausencia
tuya, a mi
lado de nuevo esta.
Cogida de mi mano,
y sujeta a mi alma...

Este corazón no
entiende, lo que
hoy, esta pasando...

© Derechos de autor
Isa García
leer más   
11
4comentarios 100 lecturas prosapoetica karma: 112

Sin querer

Se han borrado las caricias
que en mi piel se dibujaron,
y un desierto despiadado
me abre en canal esta brecha
de un erial desamparado.

En tu ausencia detenido,
duele el tiempo que vacío
va muriendo por segundos,
deshaciéndose entre ríos
de incontables soledades.

Mil veces me he prometido,
silenciarte en los recuerdos
y acallar mis sentimientos;
no he podido y sin querer,
sigo presa de tu aliento.

Ya no espero que regreses,
ni tan siquiera lo sueño,
sólo intento componer
de entre tanto oscuro infierno,
todos mis cristales rotos.

Y en la imagen del espejo
fiel reflejo de mi llanto
y mi pálido sentir,
lágrimas gritan tu nombre
en silencio y sin querer.
22
16comentarios 113 lecturas versolibre karma: 115

Del amor y esos miedos

My worst habit is my fear and my destructive rationalizing.
Sylvia Plath

Dentro del miedo no hay donde esconderse.
Benjamín Prado


Hoy le tengo miedo a nada, que debe ser igual o parecido a perderse por las calles de la única ciudad que has recorrido un millón de veces. Ya me encontraré, te dices a ti misma, avanzando con el paso decidido de unos pies que no solo no reculan, mucho menos, se detienen. Un despiste, eso es. Seguro que ha sido cuando iba pensando en... ¿qué más da? Ya me encontraré, repites sonriéndole al error que ya casi has olvidado, aunque es pronto todavía para saber dónde estás.

Hoy es uno de esos días que se empeñan en gustarme. Y lo intentan a mi estilo, como cuando trato de agradar poniendo empeño y consigo, con maestría, lo contrario. Pues igual...

Que por qué odio el mes de marzo, me pregunta el desconsuelo. Porque atrás quedan dos meses que debí haber vivido y no guardo ese recuerdo. Me pasa todos los años. No me extraña el arrastre de apatía que acarrean las semanas. Me divierto por las tardes deseando para luego, de manera más segura, cuando ya estoy dormida —el momento pertinente que utiliza mi ambición, la ocasión que dibuja en el aire los mejores castillos—, y creo que logro, algunas veces, pisar el rabo de la esperanza.

Hoy me infunde respeto esta ausencia de miedo. ¿Qué le pasa a las cuerdas del trapecio? ¿No está el viento soplando su molesta cantinela? ¿Ya le aburre la partida al descontento? ¿Y el naufragio?

¿Debería preocuparme?
13
8comentarios 117 lecturas prosapoetica karma: 98

Incertidumbres

Aquí, en este Oeste
en el que vivo
siempre es tarde y es Otoño
y las nubes, algodón azucarado rosa y chicle.
Hay mucho silencio, hondo, y muchas aves, libres.
Y yo miro por la gran ventana,
miro el desplomado mundo
que descorazona y duele.

¿Qué haremos con las certidumbres?
¿Dónde olvidamos la bondad?
La dejamos desgraciada y triste abandonada en la basura.
Tú te fuiste una tarde de Mayo
y te llevaste el Sur soleado
y todos los días amanecemos sin Norte,
perdidos, latiendo timoratos de no saber
qué hay más allá. Desorientados.

Más allá del mar.
Más allá de las luces, del humo,
del ruido de esta ciudad de tejados azules
que regurgita pequeñas vidas invivibles, invisibles, inviables.

¿Qué haremos con la tierra?
Se escapa entre nuestros dedos,
seca , agotada, emponzoñada.
Sin germen ni simiente.
Apenas podemos retenerla en las manos
y no hay caricias que la anclen ni la florezcan.
Tú te fuiste, y hubieron abrazos, estaciones intermedias
pero al fin miro por la gran ventana que mira al Oeste
y el hielo del Ártico que no vuelve me apremia,
nos apremia.

Y esta mañana que detona
en sangre y piedras,
oscurece nuestro Este.
Y miramos más allá del mar del horror
donde los niños, los gatos, los pájaros
están muertos de estruendo,
muertos de olor a ruina y polvo.
¿Qué haremos con los fantasmas de su llanto?
¿Quedarán bajo el escombro?
Adivinaremos entre tanto abrazo líquido,
inaprensible,
quién nos presta una silla y un pedazo de pan
y una mesa puesta y el sol
y una almohada donde descansar
y paz, mucha paz.

Me mudé al Oeste y por la gran ventana
temo la noche del mundo,
es oscuro y da miedo.

He de nombrar,
-repite en letanía infantil-,
he de nombrar y cuidar todos los robles que encuentre
en mi camino.
9
7comentarios 146 lecturas versolibre karma: 99
« anterior123456