Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Mi llanto brota suave

Mi llanto brota suave, saliendo de mi alma, sacando todo el daño
causado por tus dagas, extrañas circunstancias unieron nuestras vidas
cortándome las alas, borrando mi esperanza, ¿acaso queda algo?
No sé, estoy cansada. Mi mente aletargada ya no escucha nada.

Mi llanto brota suave borrando tus palabras
que anidan afiladas muy dentro en mis entrañas, y cortan y desgarran.
Montañas separadas por mares insondables, simulan nuestras vidas
Y siembran la esperanza en cada lagrima brotada.

Aquella risa tuya, que tanto me gustaba, trocó su suave hechizo
borrándole la magia, brotando está mi llanto suavemente,
y corre cual cascada, simulando aquel rocío cubriendo las montañas,
aquellas tan cercanas y ahora separadas.

No existen ya memorias de aquellas madrugadas,
despiertos y felices, borradas están del alba, rompiste mí
entereza, mi alma limpia y sana, la quebraste para siempre
no tengo ya la calma que tanto te gustaba,
dolida estoy muy dentro, muy dentro aquí en mí alma.

Deseos aplazados quedaron atrapados, clamaron sin respuesta,
aquellas madrugadas, veneno disfrazado de amor que no profesas,
deseos inconclusos, promesas de un mañana plagado de placeres
que duermen esperando tu amor que no regresa.
leer más   
13
8comentarios 113 lecturas prosapoetica karma: 95

La mujer que yo quiero

La mujer que yo quiero
es diamante en la oscuridad
mareas de sueños
montañas de bendiciones.
La mujer que yo quiero
es infinito de ternura,
lluvia de alegría,
mansa paz en la tormenta.
La mujer que yo quiero
comprende más allá del silencio
no le teme al dolor,
a la distancia.
La mujer que yo quiero
se eleva en mi alma,
duerme en el futuro,
camina por el mundo.
La mujer que yo quiero
no conoce el temor,
abraza la bondad
se desnuda bajo las estrellas.
La mujer que yo quiero
le baila a la angustia,
le canta a la pena,
se hace sublime en la tempestad.
La mujer que yo quiero
deja huellas en mis pensamientos,
aromatiza mi senda
con brotes de gardenias,
enamora con un soplo de su aliento.
La mujer que yo quiero
la encontré en el paraíso,
no me conoce
no la conozco
pero habita en mí,
con la fuerza de un mástil de metal.

Yaneth Hernández
Venezuela
leer más   
11
6comentarios 125 lecturas versolibre karma: 53

El Tiempo Traerá Nuevos Brotes

No importa la fuerza del viento
que sin piedad azota al árbol
arranca las hojas de sus ramas
si aún de pie queda el tronco
con sus desnudas ramas.

MMM
Malu Mora
leer más   
15
9comentarios 142 lecturas prosapoetica karma: 75