Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 96, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Gracias al amor

Y siempre tu sonrisa un bello gesto
en ese lago azul, que me condena
cantan todas las aves en docena
con tonadas de paz, un mundo honesto.

De tus labios el viento, por ti presto
el esta enamorado, se refrena
escribe poesías que encadena
entre versos anclados, quedo expuesto.

Los árboles erguidos son de antaño
rosa de mil colores a encendido
mariposas al vuelo que yo extraño.

Preso por ella quedo, pecho hendido
gracias por este amor, sin el engaño
por este gran momento, a ti cupido
leer más   
3
sin comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 43

Soneto No. 7 "De Madrid al cielo"

Soneto No. 7 "De Madrid al cielo"

La Habana capital de los cubanos.
París ciudad de luz...y Roma eterna.
La gran manzana grácil y moderna
Atenas cuna fue, de ciudadanos.

Condal, la gran ciudad de Barcelona.
de Dios, Jerusalén...Pekín prohibida.
cerveza tiene Múnich por bebida
Lisboa blanca, encierros en Pamplona.

Madrid de la chulapa y su pañuelo;
de muros, fuegos, aguas y bondades
que evocan a un país plural, mestizo.

Madroño en su blazón, azul, castizo
y puertas con canciones sin edades
¡Que sepas que es Madrid! portal del cielo.
leer más   
3
2comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 44

Soneto a mi abuelo, a mi Lelo

“Tiempo, ¿qué es el tiempo después de todo?
Si al final de este afanoso camino
aún lloran tus fieles felinos
tu llegada esperando de algún modo.

Si todavía hundidos en lodo,
no crece en tierra la flor de lino,
¿Por qué ya marchaste al reino divino?
¿Por qué ya giraste el santo recodo?

Bañados en ardiente desconsuelo,
desnuda dejaste a tu sangre en vida;
anclados en un gélido estupor,

No cabe en alma este inmenso hoyuelo;
mas asumimos tu pronta partida
sabiendo que fuiste a un lugar mejor ”.
leer más   
7
4comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 64

Mi Canto Para Venezuela

Mi Canto Para Venezuela

Jofar Diamante

Aurífera pradera; de canto nacarado,
destilas tus senderos; con luna y melodía,
palpitas cual venero; de amor fresco y dorado.

así eres tú mi tierra; cual dulce mar bordado,
así vibran tus huellas; sabor a bello día,
así mueren tus penas; en mustia lejanía,
hermosa Venezuela; tesoro cultivado.


Venezuela tesoro de bendición,
no dejaré de admirarte; no dejaré de soñarte,
eres luz y arte; y he de cantarte,
te ofrezco mi dulce canción; con tonadas de paz y amor,
vibras cual azul primor; renaces cual fragante sol,
Venezuela flor dorada; linda rosa azucarada,
destilas tu esencia perlada; cual tierna estrella satinada.
Intensa y linda fuente; de amor y de ternura,
tu pueblo valeroso; es tu alma y tu tintura.

Despierta tus memorias; de albores refrescantes,
entierra tus derrotas; de fuego congelado,
exhibe tu presencia; de brillo destilado,
nación de honor y gloria; de vientos relumbrantes.

Casada de cariño; delicias palpitantes,
irradias en tus sendas; con plácida frescura,
hermosa tierra amada; de tiempos deleitantes.


Venezuela tesoro de bendición,
no dejaré de admirarte; no dejaré de soñarte,
eres luz y arte; y he de cantarte,
te ofrezco mi dulce canción; con tonadas de paz y amor,
vibras cual azul primor; renaces cual fragante sol,
Venezuela flor dorada; linda rosa azucarada,
destilas tu esencia perlada; cual tierna estrella satinada.
Amada Venezuela; de brisas florecidas,
no olvides tus victorias; de miel y melodía,
renueva tu existencia; de flores consentidas,
escribe tus historias; con tinta de armonía.

Inmensa Venezuela; fragancia deliciosa,
expandes tu alborada; floral y duradera,
distiendes tus querencias; de savia deleitosa,
intensa tierra bella; de amor y primavera,
te obsequio mi poema; de llamas coloridas,
las llamas de cariño; mis joyas renacidas.


Venezuela tesoro de bendición,
no dejaré de admirarte; no dejaré de soñarte,
eres luz y arte; y he de cantarte,
te ofrezco mi dulce canción; con tonadas de paz y amor,
vibras cual azul primor; renaces cual fragante sol,
Venezuela flor dorada; linda rosa azucarada,
destilas tu esencia perlada; cual tierna estrella satinada.

Autor: Joel Fariñez

Derechos reservados de autor

Venezuela (Caracas)

Nota: el jofar diamante es una estructura de composición poética y de canto creada y desarrollada por Joel Fariñez

De mi poemario Poemas Para Venezuela
leer más   
5
sin comentarios 39 lecturas versoclasico karma: 64

Soneto No.2 "A la loquita"

Soneto No.2 «A la loquita»

La novela serial, mental, suprema,
con actores chiflados y sin guiones,
a los dos superó la estratagema
del libreto cargado de borrones.

Expulsada la musa del poema
y sumada a mi lista de canciones,
ha logrado meterme en un dilema:
prolongar o frenar los culebrones.

El licor a traición me desubica.
Bilis, hígado, truecan sus funciones
por rencor que el recuerdo les triplica.

Te echo tanto de menos, mi loquita,
me dejaste bajón y depresiones
y un dolor que en tu sexo finiquita.


Copyright 2017
leer más   
5
2comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 48

Soneto al vino

Soneto al vino

Al hígado otro vaso, soy muy franco
riojano o borgoñés por siempre tinto.
El sol que nos provoque algo distinto
vencer tanto calor con vino blanco.

También me serviría un rosadillo.
O seco de las rías, de albariño.
Al cava catalán hacer un guiño
en rojos gastaría tempranillo.

La sed nos volvería catadores
del más espiritual, placer primero,
de un néctar que los dioses han traído.

El vino va mejor si es compartido
y en frío riguroso yo prefiero,
dos copas, tu calor, nuestros ardores.


Copyright 2017
leer más   
4
2comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 40

S.o.s

Solo, con mis penas vago
Oscilando en las corrientes
Sumergidas, de mi yo.

Suspendido en este vientre
Oscuro, de mi desdicha,
Sin apenas ilusión.

Soñando, a veces despierto,
Otras veces mientras pienso
Sobre otro mundo mejor,

Soy un náufrago perdido,
Ondulado por las olas
Sinuosas del amor.

Si no fuera por tus versos,
Oníricos, salvadores,
Sonidos de tu pasión,

Sucumbiría a la muerte
Ocultándome en el lecho
Siniestro, de esta canción.

Socórreme en este trance.
Ofréceme tu consuelo.
Sobrelleva mi dolor.
14
5comentarios 132 lecturas versoclasico karma: 71

Podría haber sido un sueño. Espinela "Quisiera morirme joven"

Quisiera morirme joven para que mi cuerpo no huela a podrido, quisiera que me recordaran divertido y alegre. Quisiera que nadie llore sino que cante como mi alma canta al olvido, que de viejo me despierto joven, perdido en el monte del olvido. Quisiera haberlo soñado que de viejo, joven he fallecido, aunque nunca se sabe pues del futuro nunca se es dueño. Mirar mi cuerpo y verme frondoso tumbado y en el fondo te digo: "nunca se sabe", podría haber sido un sueño.

ESPINELA "QUISIERA MORIRME JOVEN"

Quisiera morirme joven
atrás que huela a podrido
después, soñar divertido
con mi alma, con ella troven.
Poder despertarme joven
subiendo el monte, me evado
queriendo haberlo pensado,
urdido estaba, en mi sueño,
jamás futuro se es dueño,
frondoso estaba tumbado.

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS
SafeCreative/Copyright
15
sin comentarios 119 lecturas versoclasico karma: 75

Complejos flamencos

Flamencos comunes grises
confundidos con pelícanos;
Segismundo, Hamlet e Ícaro
flamencos rosas repiten.
Vaivenes que sin piedad
atacan al atraer
criaturas con porqués
que se encuentran en la mar.
Basta de tanto misterio.
Lo que pasó en verdad fue esto:

Tras tres años sin saber de la playa,
una muchacha acudió a visitarla.
Ese agua mágica necesitaba;
ese elixir de su acústica ansiaba.
Sirenas y flamencos saludaban
en la playa de la isla en la que estaban,
de aguas cristalinas y olas que alcanzan
alturas que asustan hasta a las hadas.
Con las gaviotas ella se asustaba.
Creaba música al son del ballet.
Arte es de lo que vivir deseaba.
Tratando de salir, no recaer,
de la tentación casi está alejada;
A la rutina ahora falta volver.
8
2comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 77

Silencios de Brisa

En silencios de brisa me pierdo.

MMM
Malu Mora.
leer más   
12
5comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 94

Poema Esproncedaico "Quinta Sinfonía"

Encuentro a la muerte llamando a la puerta,
despierto en silencio buscando un momento
jugando cantaba y soñaba despierta,
chascando sus dedos, estaba gustoso
guadaña sonora de músico muerto,
tocaba y sonaba con ritmo armonioso.
Contemplo asombrado el sonido de orquesta
y briosa la parca que encuentra su cuento
descubro al la muerte llamando compuesta.



"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J Paredes Aly Parca
Todos los derechos reservados
Registro de la propiedad interlectual
SafeCreative/Copyright
8
sin comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 54

Un ángel llora

¿Con esas alas tan grandes
-pregunta el Señor-
tenéis tiempo de llorar?
Ya con los grilletes sueltos,
los hombres que yacen muertos,
no hay nada aquí que buscar
¿por qué entonces no te vas?

Muchas veces en la vida
-responde infeliz la niña-
sacrificios hay que dar:
hay que cortarse las alas,
llorar a los que no están,
consolar a los que quedan
solos y sin nada más.


Heclist Blanco
12
1comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 84

Compañeras

Sintiéndote a mi lado no me pierdo.
Sintiéndome a tu lado estoy segura.
Y mis alas agito con premura
para estar a tu lado mientras vuelo.

Mientras volamos, mirando al horizonte,
rumbo al ocaso que dibuja la tarde,
miro al costado, por ver si te demoras,
y acompasar, así, mi vuelo junto al tuyo.

Compañera, amiga inseparable,
que te ocupas de mis noches y mis días,
que mis sueños arrullas en la noche,
y con tus risas me llenas de alegría...

Vuela conmigo, no me abandones nunca,
para viajar hasta el fin de nuestras vidas.
3
2comentarios 51 lecturas versoclasico karma: 40

No Me Permitió Caer

No me permitió caer
me cuidó como tisú
mi camino floreció
nubes pintó de colores
el cielo hizo más azul.

Mi mano tomó en la suya
me invitó a danzar con él
cada minuto de vida,
aún recuerdo las veces
bailando bajo la lluvia.

No me permitió caer
el alma tocó profundo
hasta hacerme sonreír
recorrimos el camino;
su alegría por la vida
sus deseos de vivir
contagiaban a la mía
olvidando su dolor.

Hoy no camina conmigo
su caminar cambió al cielo
con los ángeles hoy baila
entre nubes terciopelo.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
6comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 76

Travesía

Mira qué espídica corre
por el campo sin ropajes;
sin ataduras ni anclajes,
danzando en su despiporre.
Con el pelo al viento, y mira
que mira al cielo con ojos
apretados, silenciosos,
que incendian lo que ella grita.
Atrapada en su locura,
se reía y contagiaba
risas maduras de infancia
y danza inocente sucia.
Y los vientos la llevaron
a convertirse en la guía
de sonada travesía
que artistas atravesaron.
14
3comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 78

Neblina

NEBLINA
Por D. A. Vasquez Rivero.

Neblina,
mientras el peso de mi huella camina,
invade el mundo cuando llego a la esquina
donde besara a la ardiente bailarina
(mi inolvidable novia).

Neblina:
cenicienta mermelada matutina,
silencioso lago de humo-gelatina,
cobertor o espesa manta purpurina,
vapor y densa escoria.

Neblina:
hielo seco gris o blanco que domina
la difusa luminaria cristalina
de ese faro que en el óxido germina
paciencia velatoria.

Neblina:
transparente aliento de hada trasandina,
de una sílfide atrevida que fulmina
toda mecha compasiva que ilumina
la oscuridad mortuoria.

Neblina...
Lentamente toma forma la cortina
de silueta como gárgola canina.
(No le creo a este cerebro que alucina.
No es nada, sólo fobia).

Neblina...
Un gruñido por detrás se me avecina,
y un aliento que recórreme la espina,
resurgiendo de la sombra ya rechina.
(¡No es nada, pura fobia!)

¡Neblina!
Se retuerce en un gemido que acoquina
y se esconde y vuelve a mí, se arremolina.
¡Tiene hocico, lengua y ojos de asesina!
(¡Es real, no ilusoria!)

¡Neblina!
¡Ahora veo que no engaña mi retina!
¡Es un sátiro de baba blanquecina!
¡Oh, Señor! ¡Protéjame tu cruz divina!
(¡No queda escapatoria!)

¡Neblina!
¡Neblina!
¡Neblina!
leer más   
6
1comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 59

No me leas

No quiero que leas esto.
Tenes que dejarlo en este momento.
No sigas, no lo intentes.
Yo te lo advertí.

No leas que estamos lejos,
que estamos en un desigual mundo paralelo.
que vimos caer todas las hojas del otoño.
Que llegó el frío a nuestra casa.

Acercamos el cuerpo al fuego,
sentimos caer el alma al desnudo.
Fuimos víctimas y victimarios
No me leas, no lo hagas.

Acercate a la casa vieja
en donde sacamos fotos de domingo
busca en esa esquina
mi mensaje escondido

Acelera el paso, pero no leas.
Te ruego que dejes de leer.
No tengo nada para decirte,
te llevaste mis mejores canciones.

Me fui tarareando tu distancia,
acercando mi cara al espejo
para encontrarte en mi expresión.
No leas esto. No lo hagas.

Simplemente deja que todo pase,
las palabras que no se dicen, se escriben.
Las que se escriben, no se leen.
Lo que no se lee, se mantiene intacto.

Como mi cara frente al espejo.
Como tu voz en el sillón.
Como tu ser en cada espacio,
como tu olor en mi piel.

Te dije que dejes de leer.
Que olvides todos los versos,
que vuelvas a empezar.
No me leas, te lo ruego.
14
4comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 83

Contra la Revolución

Militares toman calles
gente armada, criminales,
hay revueltas populares
contra la Revolución
que destruyó la nación
y ha matado a centenares,
violencia y calamidades
que el Comandante sembró.
Nuestro país dividió
para someterlo añales,
golilleros y holgazanes
su socialismo creó;
gente de mérito huyó
buscando oportunidades
sin progreso o libertades
mientras vivió el dictador.
Por eso no me extrañó
que rabioso el pueblo estalle
harto de miseria y hambre
sumido en la corrupción.
¡No más engaño y mentiras!
¡Muerte a la revolución!



Heclist Blanco
4
sin comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 57

Ophelia

OPHELIA
Por D. A. Vasquez Rivero.

- ¿Dónde han quedado, mi niña adorada,
tantos consejos?- Pregunta, Laertes.
- Con los nenúfares blandos e inertes
flotan y ocultan mi angustia enredada.

- ¡Seca tu espíritu y vuélvete un hada!
¿No es el amor vencedor de las muertes?
- Créeme, hermano, que cuando despiertes
campos Elíseos serán mi morada.

- Mira tu lívido vientre sagrado,
brótanle adelfa, cicuta y ricino.
¿Fue en tu demencia su jugo probado?

- Sé que he seguido un siniestro camino
desde que vi a nuestro padre enterrado
por la venganza de un torpe asesino.

- ¡Hamlet!¡Tendrás de Polonio el destino
cuando al hallarte, iracundo y cegado,
manche con sangre tu pecho ladino!

Has de encontrarte este rostro ovalado,
triste e impregnado en un llanto marino...
¡Júrote, pronto estarás a su lado!

- Tengo en el légamo mi honra licuada
y en tu fraterna mirada no adviertes;
esta, yo creo, es la peor de las suertes:
Dar por linaje una espuma estancada.

- ¡Poco me importa, mi nombre es la nada!
Cántame, Ofelia. Cantando conviertes
lágrima en pluma de un par de alas fuertes
con las que puedes flotar liberada.

(Pronto su diálogo muta en canciones
y ambos se alejan de aquel camposanto
juntos y en paz a las altas regiones).


-Soneto espejado con estrambote-
11
8comentarios 175 lecturas versoclasico karma: 81

No hacen nada

"NO HACEN NADA"
Por D. A. Vasquez Rivero.

En la planta de Florida,
contra el pueblo en barricada,
son quinientos los soldados
que no sirven para nada.

Un cartel sentencia afuera:
"Desde ahora está cerrada".
De repente se dan cuenta:
lo era todo y hoy no es nada.

"Solo quiero mi trabajo"
-clama el alma, ya angustiada.
¿Cuándo viene el dueño a hablarnos?
¿Cuándo? ¿Acaso no hace nada?

Un cobarde da la orden,
la violencia es contratada.
En la tele, su desprecio:
no se inmuta ni se enfada.

¡Cuánto llanto, cuánta rabia!
¡Qué impotencia desdichada!
¿Quién golpea? ¿Quién defiende?
¿Quién se queda y no hace nada?

Palos, gases, cascos, piedras,
gritos, gente abarrotada.
Golpes, cortes, magullones.
Ve el vecino y no hace nada.

¿Dónde quedan las familias
tras las fuerza derrotada?
Es testigo el funcionario.
Mas, se calla y no hace nada.

Unos corren, otros caen,
voluntad y voz quebrada.
Filma el necio con su I-Phone.
Filma, filma y no hace nada.

¡Como un perro que a la calle
desalojan a patadas!
¡Como un perro el hombre sufre!
Mira el rey y no hace nada.

¿Qué será de nuestra frágil
Dignidad, tan mancillada?
¿La tendremos como prenda
o es que vale poco o nada?

¡Cuánta angustia, cuánta bronca
ver al pueblo y al milico
destruyéndose en la guerra
miserable de Pepsico!
leer más   
16
14comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 80
« anterior12345