Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 55, tiempo total: 0.030 segundos rss2

Hokku (lienzo)

Lienzo en color
cielo estío y crepúsculo;
agua y quietud.




~~~~~~~~~~~~~~~~~

  @AljndroPoetry
  2018-jul-22
leer más   
17
16comentarios 115 lecturas japonesa karma: 103

Un hombre de muy mala memoria

Érase un hombre de tan mala memoria
que cada vez que te miraba
te encontraba:
aún más sabor a café que la vez anterior,
aún más ojos color sol que la vez anterior,
aún más piel resplandeciente que la vez anterior.

Érase un hombre de muy mala memoria
¿o érase una mujer tan bella?
leer más   
7
1comentarios 32 lecturas versolibre karma: 53

Los colores estallan

La tierra sangra brotes verdes.
Las nubes de este cigarro,
El cielo,
Sangran color gris, o transparente.

Y mientras este poema sangra blanco
La carne sangra muerte
Buscando la vida entre dos labios.
leer más   
13
6comentarios 65 lecturas versolibre karma: 96

De dos amantes que observaban el color naranja de la luz en el agua

Camisa de cuadros, blanca con negro, cuello moderno. Qué hacía dar la imagen de que era una persona con cierto poder económico, suponiendolo. Chaqueta de pana color café con leche, correa color negro, jean azul desteñido y zapatos deportivos cafés. La joven iba vestida con un atuendo veraniego, aunque el libre maratón del viento, rozaba su tersa piel generando una vibración inconfundible, que el hombre notó y cedió su pana cafe. Un gesto, noble, acompañado de un íntimo abrazo en donde los sentimientos y los pensamientos de la semana convergen en una danza furtiva, ante el pecador dedo de la sociedad conservadora, con estructuras que aún poseen ese brillo dorado que muestra una imagen viva de milagro.

Avanzaba la tarde, una leve mirada al reloj para disimular un bostezo, de ambos, un apretón forzado de ojos. Una mirada de aprobación mutua, fue un acto coordinado. La charla continuaba entre gemidos de charlas de manos cariñosos, risas por chistes, bebidas tanto calientes como algo frías, algunos pasteles y un cigarrillo compartido ante la mirada del resto de transeúntes, estaban ahora en una pequeña banca de madera, observando al río junto a sus góndolas, que adornaban con colores y atuendos al naranja del agua.
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 50

Los abismos de mi boca

Y caminas
de la mano
de la tarde

bailas
en mis ojos
que te cantan
una canción

y atardeces
en colores
en el crepúsculo
de tu cuello

las estrellas
de tu cuerpo
anochecen
en la noche
de mis brazos

y el cántico
de tus pechos
se hace leche
en los abismos
de mi boca.





~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-13
leer más   
26
30comentarios 183 lecturas versolibre karma: 93

Hay piedras...

Hay piedras que no dicen nada,
Otras ejercen de cajas,
las hay que valen por pares,
también duras ,no ignorantes.
No viven y tienen vida,
se desgastan y deshacen,
envejecen de arrastre.

Hay piedras camufladas
y otras ensalzadas
con colores llamativos ,
incluso cambian de vestido.
Color tras color , reflejos
de paisaje terrestre o marino.

Hay piedras ...como corazones,
Otras aguantan los calores...
Hay alguna piedra que te recuerda
que el tiempo desgasta la vida.
Sonría con simpatía.
leer más   
8
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 106

Para los oscuros de alma

Bocadillos de mármol los que comen los soberbios. Tazones de petróleo los que beben los oscuros, los siniestros.

Manzanas ácidas para bocas tóxicas. Caramelos ardiendo para los faltos de tacto y los que regalan sufrimiento.

Todo tiene su lugar. Incluso las buenas maneras. La dulzura y el saber mirar. Porque siempre sale el sol. Porque aún sabemos abrigar. Tocar. Acariciar. Levantar. Ayudar. Porque sabemos lanzar al vuelo la primera conjugación entera.

Echar a volar los versos y los besos, viajar arropados con ellos a bocas sinceras.
leer más   
12
13comentarios 120 lecturas versolibre karma: 118

Ojos color sol

La mujer que amo y amé refleja en sus ojos al sol,
no sabría describirle, sus ojos queman,
tanto así que hizo un incendio dentro de mí
el cual nunca se apaga,
no me deja,
arde en mí.

La perdí un domingo,
no regresó y la busqué,
cruzar con su mirada era el infierno para mí,
supongo que la dañé, no lo sé,
hasta Satanás tiene celos de mí,
¿Como no hacerlo? Sigo ardiendo de amor por ella, ella lo sabe y yo lo sé.
leer más   
3
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 46

Empezar de nuevo

Escribiendo sobre papel mojado,
versos difuminados, desleídos,
casi ausentes antes de ser leídos;
letras y restos de un destino ajado.

Sin cambiar un ápice lo añorado
y por pura abstracción de mis latidos,
dejo espacio entre versos abatidos
escondiendo un anhelo amedrentado.

Tan frágil como alas de mariposa
ruego color y sentido a la vida;
apartándome de encima esta losa.

Vivir, dejar atrás la piel dormida.
Huir antes que la noche tramposa
empañe el horizonte tras el día.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/12/17/escribe-tu-relato-de-diciembre-iii-el-art
11
12comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 106

Hispanidad

Sangre latina como azúcar de los cañaverales circula por mi alma innata.
Raíces profundas, orígenes castellanos que mi memoria habla.
Coloridos sueños románticos que a mi propia esperanza inundan.
Así es mi alma pirata que navega en los mares de su propia raza.
Raza que reina hispana en mis manos y que con el trabajo arduo de cada día construye su casa.
Es lo que soy, hacedor de mi propia semblanza.
Bajo la tierra que cobijan mis sueños en un portal de mis antepasados voy conocedor de mi herencia pregonando que sé vencer las tempestades.
Castellano canto de mis pulmones puros y fuertes que letra a letra va navegando por los mares de mis grandes derechos.
Es lo que soy.
Un hispano que gana.
En un mundo gigante.
Herencia de dos mundos que se funden bajo un mismo amor.

Poesía
Miguel Adame Vazquez.
31/07/2015.
11
sin comentarios 299 lecturas versolibre karma: 51

Infinito

Apenas fue un impulso, pero salí de mi centro para entrar en tu círculo. Y es que en tus giros veo la vida de colores que aún no fueron inventados y me lleno de imágenes los márgenes, el reverso y mis límites, para iniciar con un gran baile la mitad de mi vida festejando la totalidad de la tuya.
Y no pienso en tacones para hacerte ruido, ni en faldas que enciendan la luz del sol, sólo cierro los ojos y giro a tu alrededor como vine al mundo, con la piel puesta en el alma. La voz se me esfuma entre sonrisas porque lleva el ritmo loco de tu corazón tocándome el pecho con platillos voladores que nunca se dejan ver en el cielo.
Sigo girando y me hago sombras chinas en la pared con el brillo que me arrancan tus ojos. Cada vuelta es el nuevo vértigo que dibuja tú música y no me canso. Creo que nunca voy a caer rendida de agotamiento mientras que, con cada nota dando vueltas como el trompo de mi infancia, tu melodía me abrace hasta el más ínfimo de mis pensamientos.
Bailemos entre círculos que vayan y vengan, que cieguen y exploten, vida. Somos la burbuja dentro de la burbuja, los colores que las iluminan y la ilusión que las refresca.
leer más   
6
2comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 50

Su mirada me pertenece

Somos guerreros en esta vida, nacimos para pelearla, para poder llegar a ser Reyes en la otra.
La memoria es selectiva y corta, solo guarda instantes, momentos, pero nosotros elegimos cuales. Un aroma, un color, una textura, nos trae recuerdos, nos hace volver a ese momento, el de la foto. La memoria no tiene tiempo, no entiende de distancias, todo lo trae acá y ahora; es una manera de regalarnos unos minutos extras de vida.
Recuerdos que se hacen tangibles, miradas que nunca se fueron, caricias que permanecen, que se sienten y que nos provocan sonreír. Recuerdos que nublan la vista, que desatan ternura, los ojos de mi papá por ejemplo. Creo que por sus ojos aprendí a leer los de los demás, a ver hasta el fondo, a llegar hasta donde nadie más ve. Creo que por sus ojos enloquecí y se me hizo obsesión conocer todos los demás, hasta los míos. Por sus ojos veía el mundo con los colores que él lo pintaba para mí, con la luz que le agregaba con su sonrisa. Por esos ojos, descubrí que no todos vemos igual, que hay matices distintos, que no significan error, solo diferencias. Por esos ojos, aprendí que seguro mañana se ve mucho mejor que hoy, que nada permanece igual, que siempre hay cambios, como las estaciones. Por esos ojos, jamás dejé de sonreír; que una sonrisa cambia gritos y dolor por palabras, eso también me lo enseñó.
Por esos ojos, todavía ven los míos.
leer más   
4
sin comentarios 308 lecturas relato karma: 58

Vicent van Gogh

Hoy no quiero escribir de dolor,
no quiero escribir de llantos y tristezas
de lágrimas, melancolía y penas,
ni siquiera quiero escribir de amor.

Hoy quiero sentir en mis manos el olor
y describir con mis ojos la belleza
de este mar de la tierra, color salmón
de los cerezos en flor, de lirios y azucenas.

Hoy quiero oír el anaranjado del sol
como lo oía Vicent vant Gogh,
colores tan vivos que me duela el corazón.

Hoy quiero, que me secuestre el cielo
que de mi alma las nubes tengan celos
hoy mi amor, quiero sentir que vuelo.
leer más   
18
9comentarios 98 lecturas versolibre karma: 54

Tejo de muchos colores

Tejo una y mil historias
para ser feliz,
de variadas puntadas
de muchos colores
para vivir.

MMM
Malu Mora
leer más   
3
sin comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 46

Miradas con sabores dulces:

Qué capacidad de sintetizar la vida tenéis aquellos que únicamente pensáis que lo importante es el color de ojos, que el azul es mucho más bonito que el verde o que el marrón está por encima de cualquiera.
Pero, ¿qué hay de la luz de la mirada? De ese fuego que arde dentro de cada uno prendiendo cada roce y cada instante, descubriendo un universo entero en una pequeña pupila en la que uno puede perderse sin límite de veces, en la que podemos bailar incluso cuando no nos sepamos los pasos, en la que podemos cantar tan alto como queramos, en la que podemos sentirnos libres siempre.
Qué bonito eso de ver brillar la mirada, de fijarse en cómo se enciende cuando hablamos de nuestro libro favorito o cómo se ilumina con cada carcajada que ha sido guardada hasta que no podíamos más y estallamos.
Estallamos y nos prendemos enteros, aunque era algo único porque ese fuego no quemaba, solamente nos encendía hasta hacernos brillar más fuerte que el Sol.
Quédate con esas miradas en las que puedas dar millones de vueltas hasta marearte, incluso con aquellas que a veces, en vez de Sol, sean Luna, sean la Tierra o incluso la galaxia entera. Esas miradas con las que sobran las palabras porque sabes todo lo que se esconde detrás.
Quédate con ellas y no las pierdas nunca.


@magiaenmiradas
5
2comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 65
« anterior123