Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5, tiempo total: 0.003 segundos rss2

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 7” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Viven de abrazos de sal, de saltar los mares para agarrase, y a veces el salto no alcanza, caen en pedazos, y el abrazo le roza eróticos los dedos, y los dedos juegan a juntarse, y a la sal le agregan un poco de pimienta, y pica y arde…

Él siempre cae, y no siempre bien parado, a veces cae él y cae su todo, pero nunca su buen humor con el que se ríe del mundo, mientras lo mira dolorido desde el suelo… pero ella siempre lo levanta, cuando él desde el suelo mira bajo la falda…

Cada noche se aman con todo y no dejan nada, por si al otro día no se encuentran, pero siempre a la madrugada los ojos se sonríen, las bocas se miran y no necesitan decirse más nada…


Hay días que no la soporta, que se escapa de la vista de su llanto, porque le inunda las calles, y aunque le gusta bailar en los charcos, se le arrugan los dedos y las chanclas le quedan flotando, entonces vuelve y la abraza para que deje de llorar, a la llorona…

Y se echan de menos, y a veces de más, se echan encima el uno del otro, caen al piso y llenan de polvo… y vuelven a echarse, para volver a empezar…

Nunca fue perfecto, pero la arrastra a la locura y ella se monta en la espalda y cuando se cansan cambian, y cabalgan y cabalgan, sin importar a donde ir, porque no quieren llegar …

A ella le encanta cuando el tocando le desafina las cuerdas vocales, y canta un tango desafiando los oídos de todo el vecindario, que los miran como bailando se van tocando las orquesta, hasta que afinan la lengua en la garganta, mezclando graves y agudos, en el final…


y al final del último cuento ya se acabaron para bien y para mal…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-8 (Lola)
15
7comentarios 104 lecturas relato karma: 115

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Él es el mal de todos los males, por eso la cura porque no hay remedio bueno que tenga el veneno de su boca…

Y Siempre se piden sonrisas, y de tanto pedirse se besan, y de tanto besarse acaban en el suelo, y muriéndose de risa…


Por las noches juegan a pillarse durmiendo, se turnan, entran por la ventana que se dejan abiertos a los sueños, y si alguno se despierta el otro se pilla de nervios, y el uno de risa… y se despierta entero el edificio…

Y les encanta romperse los corazones, haciendo piruetas con las lenguas en los aires para secarles las palabras obscenas, y entonces pegarse hasta dolerse de no poder separarse, aunque le duelan los pies, y las piernas y mueran por sentarse…


Y cada noche, Ellos sueñan con ellos, aunque algunos espíen y quieran saberlo, no pueden dice él, riéndose, agrega: “No los dejo… ”

También, había días de esos tan feos que no quieren ni mirarse por la ventana, y hasta el avatar les sacaba la lengua, sobre todo si era un día de miércoles, y si se veían en línea, se escondían, pero siempre volvían bien peinados los días jueves, a buscarse, otra vez, la punta de la lengua…

Todo fue culpa del calor, de esas noches de verano, cuando saltan los fusibles y las velas encendidas quieren que las soplen una vez más, y las sombras, y las bocas soplando y encendiendo la mecha de las velas…

Cuando escribe, se cuelga las rimas imposibles en la boca, y las exprime, y las escribe raspando con su barba cada coma, por eso no las usa, Y cuando ve que gozan las palabras, las mira y las mira hasta volverlas locas…


Se quieren, se olvidan, se celan y provocan, se odian en silencio hasta quemarse enteros, y cuando el fuego está que arde quieren reconciliarse, porque se quieren, pero se celan y se provocan…

Una noche muy tarde le dijo: “No te distraeré con cuentos, iré directo a los besos, deja la ventana de tu boca abierta, que así me acuesto, en el colchón de tu lengua y de almohada préstame los labios…” y quien sabe como termino…

Le encanta abrazarlo tan fuerte que más que bronceado quede azulado, para darle respiración boca a boca, mordiéndose los labios, mientras los recuerdos se enroscan y se enroscan hacia adentro, y vuelven a latir sin dejarse salir, de entre las piernas, que se abrazan fuerte tan fuerte, que otra vez nos respiran… y quedan atrapados hasta el próximo cuento, que no sabe el camino, pero promete venir…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-6-cuentos-para #TusCuentitosDeHoy Lola
12
2comentarios 85 lecturas relato karma: 122

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Hay historias o cuentos que nunca se detienen, que viajan montadas en el viento tan lejos como pueden, hasta que cruzan otro más fuerte, que les desvía el camino, y alguna tormenta que piensa que volar le ha dado sed, y empapa las hojas, y tiene que volver, por más hojas, para volver a empezar y volver, y volver, y llover y llover…

Cuando rien rien, cuando lloran lloran, pero cuando se aman todo cambia y los dos gozan y goooozan…

Tiene la lengua tan larga, que cuando se ríe se escapa, y espanta a sus sueños más tiernos, y despierta demonios que desvelan el morbo de medirle la lengua y conocer su idioma, pero el verdadero problema es cuando llora y se congestiona, y respira casi obsceno todo el tiempo por la boca, y que boca… y otra vez la lengua…

Unos dicen que se aman y otros no, ni, imaginan, pero si_no siquiera se conocen, para algunos, pero los cuentos mienten siempre y le ponen el final que les conviene, según el hambre, y si hay postre después de perdonar a las perdices…

Él le pide quiéreme y ella sin mirar le grita ámame, pero con menos ropa y más malas palabras, con muchas miradas guiando la lengua, con dedos que quieren imposibles y otras partes que se esconden haciéndose invisibles, él pide, ella gana y ninguno se queda con las ganas…

Tiene sueños que marean, hasta a el pirata más bravo, una noche cuenta cuentos de asesinas de ovejas, la siguiente hace castillos en la arena mientras baja por ascensores, y las peores historias, son esas de terror cuando sube y baja a oscuras por las escaleras, en pijama, con los residuos con pañales que apestan de los fideos, en pantuflas y alumbrándose con linterna, mientras va elucubrando otro cuenta sueño para insomnios, pero se enternece a veces e invita a participar a los minions…

Se saben mentira, de esas verdaderas que ni hablan por darse cuenta, de esas que miran y hacen la vista gorda sin ponerla a dieta hasta que rueda y rueda, y de verdades los aplasta con las lenguas afuera…

Cuando empieza a soñarlo mientras se está bañando él la espera con la toalla y ella lo encrema hasta blanquearlo, para deslizarse con los cuerpos y que no se arrugue de miedo…

El transita sin registro las esquinas de sus sueños, no repara en semáforos, porque les guiña cualquier ojo, porque coquetea con descaro y la luz roja le cede el paso…

Así son los cuentos malos, mal escritos y contados, cortos por pasar el rato, sin buen humor ni sentido, pero con un poco de descaro, así son y me despido…

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-5-cuentitos (Lola)
16
9comentarios 102 lecturas relato karma: 119

Había una vez… “2” Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… “2” Cuentitos de horror y humor, sin pudor…
Viviendo en los sueños…


Que sean felices y amados, nunca robados, nunca con finales de olvido, siempre aunque aburran repetidos hasta que los acabe un beso en la frente al final.

Y más personas que sin mundo se tomen las manos, se amen humanos, se acepten defectos, se amen sin promesas, desde celdas lejanas, entre condenas y presos, esperando otros tiempos mejores que estos, para amarse tras la misma reja, felices en un cuento sin perdices, ni finales y siempre puntos suspensivos…

Te Amo tanto que mi alma tiene cadena perpetua por culpa de la sangre de tus venas, que cuando no cantas me desvela porque arde y arde sin acabarse la vela…

Y sabes, que No hay borrón y cuenta nueva que te esconda, porque siempre te encuentro dando vueltas, sin decir nuestros nombres, y ahora dejas el silencio y hablas dormido, mientras yo sin cuento hago que te olvido pero no, no puedo, lo tengo por mi misma prohibido…


Vamos por las noches con cosquillas para que no falten las risas y con los ojos cerrados por los sueños, aunque acabemos en el suelo por no ver desnudos a donde vamos…


Había una vez un pequeño inquieto que visitaba a sus sueños siempre despierto, les cantaba en vivo hasta morir en su pecho, de nube en nube, de cuento en cuento, y sin cansarse, porque estaba casado volvía temprano a cambiar pañales, con la cola de diablo entre las piernas y las piernas cansadas, con el corazón lleno de amor para su enamorada, con la corona de Ángel un poco sucia y desgastada de tantos

saltos en la vía pública, culpa del smog de los humos, de las venus desnudas que calentaban motores en primavera y no dejaban diablos callados sin hacerlos goce…Había una vez, si, pero me salte las partes donde yo me crucé en su nube, y me caí… Por eso le empecé a escribir…

Una noche hicimos castillos de arena, armados de correrla mientras nos amamos, y con suspiros les hacemos las ventanas las torres y las puertas, para luego meternos, y quedarnos escondidos del mundo, Bien adentro…


Te beso las entrañas, porque ellas, en su espacio interior me extrañan horrores, desde que no las destripo para sacarle cada suspiro y hasta el hipo, donde repito de comerte y tragarte apurada, para devolverte a tu vida envuelto en un orgasmo de ensueños sólo, sólo, y sin rimas nuestro.

Te espero en el ascensor de los sueños, sin vecinos curiosos, entre medio de cualquier piso, con los espejos empañados y los otros mirándonos. Sin poder taparse los ojos, para que nos podamos ver mientras amamos al sueño, mientras subes y bajas indeciso y yo mordiendo en tu lengua un grito, en el entrepiso del descanso.


Noche de te llevo y me llevas y nos vamos de las manos y sin querer corriendo

Yo te dejo ungüento para que pases en tu pecho para mi resfrío cuando apoye el mio y la polla quiera poner huevos mientras cacareo un cuento desde el gallinero donde estamos presos y no hay gallina que no deje de envidiar mi polla, ni gallo que no quiera la doble pechuga mientras desplumamos nuestros sentimientos y luego me quedo ampollando los te quiero desde lejos viendo como vuelas con tus sueños a tu puerto, a tu granero…

Hay cuentos que se ahogan en sus bosques de hadas, cuando buscan duende de orejas largas, hay otros que se leen en la arena de los desiertos, hay microcuentos que atraviesan mares para besar los sueños, aunque sea en silencio, y aunque son puro cuento siempre a alguien, le hace ilusiones, que los soñemos…


Se duerme el Príncipe sapo y la princesa en la torre llora, porque no pudo besarlo… Porque lo vio desde arriba tan guapo de verde limón en la fuente y no pudo tirarle monedas para cambiar su suerte, para que no se duerma lejos de su torre, que no puede bajar, que no tiene escaleras y le da pena anudar sus sábanas vírgenes de seda…

Ella le dijo no te quiero y clavo un alfiler en su pecho para no sentir el dolor de estar mintiendo, para que el corazón sólo notara el alfiler y no se enojara, por mentirosa… ella le mintió y ahora la luna no la mira y el mar ni un hola y la arena se esconde en relojes de tiempo perdido para que no lo encuentre, cuando sueñe, ni lo llegue a abrazar cuando esté dormido…

Buenas Noches… (Lola)

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-2-cuentos-para
16
14comentarios 137 lecturas relato karma: 120

Un intento de Vida

Se llamaba Cobardía, era la hija dilecta del Miedo y la Indiferencia. Una familia rara, siempre solitarios y lejos de la Vida, su medio hermana. Habían roto relaciones después de un intento de la Vida por mostrarles el mundo más allá de sus ojos y sus limitaciones.
Ella intento por todos los medios que tenía a su alcance que no perdieran lo poco que les quedaba como familia, pero el Miedo era muy convincente y la Cobardía lo apoyó por no oponerse y recibir un castigo o ¡¡un sermón de aquellos!!
La Indiferencia por su parte, se ocupaba de sus cosas ignorando a su cuñada, la escuchaba con un oído pero de lejos, el Miedo tenía mal genio y a veces llegaba a ponerse agresivo.
La Vida les nombro a Esperanza, su abuela más sabia, la de más años y experiencia, un icono para ella, milagrosa para algunos, negada por otros integrantes de la familia.
Recurrió también a los consejos de la Paciencia que estaba en pareja con la Verdad desde hacía muchos siglos; eran para ella todo un ejemplo de amor eterno, un dechado de virtudes, aunque sabía que en muchos momentos habían tenido problemas de convivencia,pero superados siempre, ¡¡por suerte!!
Vida llegó hasta partir en busca del Dolor, uno de sus maestros, al que invocaba cuando sentía sangrar el corazón. Él era un erudito en la materia, pero nada que no ya no hubiese intentado fue lo que le sugirió.
Vida que era muy perseverante, llamó a Soledad, hermana repudiada de Cobardía; una pena realmente, no era tan mala, ella lo había comprobado personalmente; tenía su carácter es cierto, a veces hasta era ciclotímica, pero nadie es perfecto. Finalmente no pudo conversar con Soledad, se encontraba precisamente en uno de esos momentos no tan buenos, refugiada en casa de la Apatía lejana, tomando unos días de descanso.
Vida no se rendía, quería a toda la familia reunida y disfrutándose cada instante, pero Miedo era tonto y Cobardía e Indiferencia necias. Así es que les dejó una lágrima al lado de una sonrisa, una caja de suspiros dulces, un ramo de latidos y su teléfono por si la necesitaban. Ni siquiera le agradecieron el esfuerzo y la intención, pero Cobardía memorizó ese número por si acaso...
leer más   
3
sin comentarios 137 lecturas relato karma: 27