Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 54, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Callar mis adentros

Callar mis adentros, recogiendo todo viento,
palabras que se niegan a formarse,
a tornarse en fonemas lúcidos, transparentes,
decepción como sombrero de hojalata,
incomprensión, peaje de arena en mi boca.

Cuando el silencio ahoga la convicción
y soledad son las notas crepusculares
de los clavos que sellan mis latidos,
corazón embolsado con cenizas de lápidas,
recogidas en monasterio mudo, vagabundo,
de vidas quebradas, planchando todo presente.

Con el alma en bolsillos rotos, raídos,
sucios de dagas bendecidas por la traición,
pagando el peaje de arrancarte las entrañas,
entregándolas a olvidos con zarcillos esclavos,
me entrego a callar mis adentros como partida,
como náufrago en ésta muchedumbre ficticia.

Amén
leer más   
15
10comentarios 87 lecturas versolibre karma: 110

El infeliz

Despierta: hoy es el día de la marmota.

Como Phill Connors
miro mi sombra cada mañana. Cada día

me doy otra oportunidad
para no venirme abajo en la desesperanza,
para que mi vida tenga sentido
aunque le falte el giro,
como le falta el día oculto de la felicidad despejada
a quien sólo anda el camino
de una larga y desamada soledad.

Ella es buena con los niños,
los débiles y los necesitados,
y yo soy un desalmado
a quien sólo le incorpora el recuerdo
de su preciosa alma blanca.

Y así, siempre que vacilo y me rechaza
se convierte en el día en que me inicio

solo

en mis sueños.
leer más   
9
2comentarios 94 lecturas versolibre karma: 102

Algún día

Hagámonos falta.
Algún día.

Pero mientras,
sigamos con vida.
Tenemos que estar vivos
para cuando nos encontremos.
leer más   
15
2comentarios 105 lecturas versolibre karma: 96

Lumbre

Tu inusitada sonrisa me enseño un rico mundo
que se mueve en el insoslayable placer que
genera tu cabello cuando se libera en el aire.
Afortunado me enciendo en el ocaso naranja
de cielos despejados y besos que cabalgan
el curioso terreno que encierran tus labios.

Cuando tu cintura se estaciona en mis manos
vemos un futuro indubitable que pertenece
a nuestros ojos y a nuestros pasos y a la palabra
que juntos al unísono pronunciamos sin recelo.
Seremos poetas mientras nuestras miradas duren
más allá de la noche y menos allá del tiempo.

Porque si algo se aprende cuando el sol germina
y la luna se cosecha, es que el romance
surge donde no existe tiempo, ni espacio
las almas se unen en un lugar que desconocemos
los cuerpos se conquistan con el corazón desnudo
y el amor es lumbre, que nace dos manos entrelazadas.
5
1comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 71

Un día

Un día te vas a olvidar.
Un día los atardeceres anaranjados como ese van a ser una excepcionalidad constante, van a perder su gracia.
Un día se van a desteñir los colores sintéticos, el tiempo se los va a comer.
Un día la sorpresa va a ser insostenible, el asombro imposible y la emoción díficil.
Un día te vas a cansar de mirar el sol caer, de admirar los matices
de esperar lo increíble, de buscar lo exótico, de forzar los placeres.
Y un día el atardecer te va a encontrar mirándolo de espaldas
Un día los colores te van a sumergir en su extensión.
Lo increíble ya no será sorpresa, lo exótico no te va a a asombrar, la emoción no llenará los placeres.
Ese día vas a ver lo común que es lo distinto.
Ese día te vas a olvidar.
Acordate.
leer más   
8
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 92

Haiku II

Toda la lluvia
que cae en mi ventana
la lloré un día.
23
sin comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 98

Si un día te vas

No podrás quitarme tu recuerdo
ni el tiempo que hice nuestro,
ni tampoco podrás quitarme tus besos
pues se quedaron tatuados en mi cuerpo.

Si te vas, no podrás olvidarte de mi,
pues fuimos tormenta y calma,
Fuimos días buenos y amargos,
y un secreto compartido por ratos.

Si te vas, mi recuerdo te acompañará,
por donde vayas en tu alma anidara,
y como eco en tu mente mi voz vagará,
pues mi nombre tu mente no arrancará.

Si te vas, en silencio mi risa escucharás,
pues despacio en tu cama me sentirás,
y como brisa hasta tu cara llegará,
para sentir las caricias que te di al besar.

Si te vas, aunque quieras
Mis ojos no podrás olvidar,
ni el sonido de mi voz,
cuando te grite mi amar.

Las letras de mi alma.
12
sin comentarios 70 lecturas versolibre karma: 109

Imaginaria ventana

Desde la ventana imaginaria.

Las hojas bailan con el viento,
dan el paso balseando entre los árboles
los sentidos y las emociones.
Dime acurrucada alondra que vuelas sin destino
por los techos azules anaranjados extremeños
en direcciones prohibidas
sin horizonte y planeando los surcos que el arado hizo
sembrado el trigo.
Alineaciones perfectas entre los olivos y la vid, con las manos del hombre con dolor y trabajo realizó.
Olor húmedo de tierras rojas como la sangre y el sol
los verdes plateados y carruaje en la orilla de los caminos
charcos plateados de agua recién caída.
Al lado los musgos, la romaza, berros, y tréboles recién nacidos.
Llega el aire puro desde el otro lado del bosque de encina.
Sin querer nos avisa de una gran tormenta,
rayos y relámpagos plateados con furia caen,
sobre un suelo verdes y ocres, en este otoñal infierno del esperpéntico día a día de estos tiempos caóticos y convulsivos.
leer más   
9
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 87

Amantes de las Letras

AMANTES DE LAS LETRAS

La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano.
Carmen Conde

Eso somos nosotros
los poetas
los soñadores
los viajeros en el tiempo
que utilizamos los medios actuales
para difundir y divulgar nuestra poesía.

Somos amantes de las letras
de los libros
del arte
de la poesía.

Somos soñadores
escribanos
amantes
amigos
amigas
hermanos
hermanas
unidos por la poesía.

Sin importar ¿donde?
¿o como?
los poetas transmitimos
lo que vemos
lo que sentimos
lo que somos
por medio de nuestras letras
de nuestros versos
prosas
rimas
de lo más hermoso que hacemos
escribir.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Octubre 2017

(Imagen creada por Rosemarie Parra Creadora del Día del Poeta Virtual de Uruguay)
10
4comentarios 110 lecturas versolibre karma: 75

El día y la noche

Amaneceres y atardeceres,
son puertas transitorias
entre dos mundos paralelos,
el día y la noche.

El mismo lugar se transforma
en otro distinto según el punto
del movimiento de rotación
en el que te encuentres.

No son las calles,
no es la gente,
son sensaciones,
es el ambiente.
9
sin comentarios 72 lecturas versolibre karma: 70

Una lluvia de porcelana brillante como la luz
derramada entre cascadas de prístino azul,
un cendal ligero tendido en largo tul
impregnado de aromas serenos y melodías mil,
una ensenada de pétalos en plenitud
con primaveras envueltas en viento multicolor.

Un sueño encendido entre llamas muertas,
un catálogo de sinrazones para escoger,
un sendero oscurecido al mediodía,
una verdad como una verdad certera.

Un día exultado más allá del asombro,
como eso, más que eso eres tú,
y aunque no te conozca sé que existes,
oh pérfida muerte, ¡más bella, ni tú!
leer más   
6
1comentarios 81 lecturas versolibre karma: 64

À Paris

En la vieja pero modernista ciudad de París Jacques Michel caminaba a su departamento aquel día cercano al mes de marzo muy distante de aquellas épocas, caminaba muy distinto a como lo hacía antes, en este tiempo Jacques caminaba lento y pausado, relajado sin presión por la hora, sin apuros por las responsabilidades, se deleitaba a ver los prematuros retoños de la primavera y se fascinaba cuando éstos envejecían y alfombraban las aceras. Jacques sonreía despreocupado, cuando miraba hacia arriba y apenas un rayo de sol que salía de entre las nubes le acariciaba la cara, por su mente sólo pasaba esos pensamientos de la actualidad, solía ir al parque cercano a su departamento para sentarse a leer no importa a través de cual medio tecnológico fuera, palpaba la calma, sentía el escaso viento, veía al cielo y a pesar de aburrirse del clima templado y extrañar al sol disfrutaba muchísimo el tiempo que pasaba en ese invierno.

Jacques Michel estaba solo, pero se sentía acompañado, salía y regresaba en aquella hora del día que parecía desierta, caminaba pasando por la Fuente de la Concordia y su agua lo salpicaba, veía a los autos pasar y recordaba tantas cosas, tantas banalidades que alguna vez lo preocuparon y sentir que era el fin del mundo cuando era joven, inexperto y hasta estúpido, recordaba con nostalgia y hasta con tristeza, tantos amigos, tantos años, tantas vivencias, su época pasada. Pero en ese momento estaba viviendo una maravillosa época, seguía en la flor de su vida siendo joven, siendo aquél día más independiente de lo que había sido ya en sus precoces años, se veía y se sentía atractivo, muchos personas se le quedaban viendo y hasta le hacían halagos, guiños de ojo o sólo miradas sugerentes.

Estaba feliz, estaba en su momento, era profesional sin dejar de ser aficionado, era escritor sin dejar de ser apasionado, sensual o a veces disparatado, había cumplido la premonición de su madre de descubrir algo extraordinario, hacia ejercicio para estar sano y no para alimentarse el ego ya eso no le importaba. Estaba tranquilo no tenía amargura y quizás eso era lo que en él más resaltaba, se reía a carcajadas, sin estar de luto se vestía mucho de negro y usaba sobretodos ajustados, si tenía mucho por aprender pero ya tenía bastante aprendido.
3
sin comentarios 20 lecturas relato karma: 48

Algún día

Algún día nos encontraremos por casualidad, y nos quedaremos paralizados y mudos. Ese día sabremos que nunca debimos dejar de intentarlo.

Porque, quizá y solo quizá, el intento nos lleve al éxito.

Porque, quizá y solo quizá, el amor se esconde y si dejas de buscar…, lo pierdes.

Porque, quizá y solo quizá, algún día nos volveremos a encontrar…, y ya será tarde, siempre tarde…
6
sin comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 56

Aún

Amanece un día gris
nubes de melancolía
caen sobre mi
Siento la humedad
que me rompe
por dentro
no oigo tu voz
tan solo el silencio
Busco el recuerdo
Y le grito al cielo;
¡Tráeme de nuevo
calor a mi cuerpo
brindame sosiego
haz que sople el viento !
Concédeme un día
sin rayos, ni truenos
Que el rey de tu cielo
me haga arder por dentro
Que me deje sentir;
que aún me queda tiempo
que aún puedo ser fuego
que aún tengo el reflejo
que aún existe un cielo
brillando por dentro .


@rebktd
leer más   
17
4comentarios 102 lecturas versolibre karma: 103

Madrugada

La noche es fría, reina el silencio. Las escaleras transportan a la planta baja: más frío.
Alrededor unos muebles con libros de todos tamaños, colores y edades, fieles testigos del conocimiento compartido. Resalta la gran ventana de cristal, que se deja atravesar por la luz proveniente de la calle, provocando un vaivén de sombras en las paredes desnudas; simulando así una especie de cine antiguo, en blanco y negro.
Una silueta en especial se dibuja sonriente, montando guardia y haciendo juego con la magia de dicho recinto.

En frente la puerta de acero cumple su objetivo: una vez afuera, el aire melancólico de la madrugada te eriza la piel. El zaguán luce solitario, sólo inquietan las voces lejanas de cierta gente que parece disfrutar “la hora de la bruja”, empujándote de un salto de nuevo hacia el interior.

A la derecha la cocina parece más lúgubre, sin embargo, las artesanías mexicanas, la despensa en la alacena, los trastes en el fregadero, y el comedor al centro con su mantel blanco y bordado la convierten en un lugar habitable y acogedor. Llama la atención un brillo intenso que se observa desde la única ventana. Desde ahí puedes ver dos bicicletas que han sido abandonadas después del paseo y varios otros juguetes repartidos sin orden alguno.

Y de nuevo el fulgor… al contemplar detenidamente se cuentan varias veladoras colocadas con respeto al pie de tres fotografías cuyas flamas iluminan los rostros de los que son en esta fecha recordados. Las flores de cempasúchil adornan solemnemente con su amarillo radiante el arco que complementa el altar. El papel picado colorea de alegría los espacios a los que fueron destinados y los dulces típicos forman pequeños cúmulos de sabores; el pan de muerto y la fruta fresca perfuman el ambiente dejando en el olvido la baja temperatura, respirando nostalgia, mirando fijamente el ígneo halo que se forma inexplicable, pero tan real como el mismo viento que susurra y mece las plantas, haciéndolas danzar con los espíritus visitantes.

-Aria Nahual
/Nov17/ 2015
Fotografía: Aria Nahual
leer más   
7
sin comentarios 49 lecturas relato karma: 73

A veces la vida

Siempre,
el día me sorprende:
juntando piedras,
levantando cercas,
saltando cercas,
izando banderas,
arriando banderas.

Siempre,
la noche me sorprende:
juntando letras,
buscando estrellas,
soñando estrellas,
espantando sombras,
abrazando sombras.

A veces,
solo a veces…
la vida me sorprende.

@mello
leer más   
13
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 81

Días que avanzan sin ti

De tanto querer olvidar,al final me olvidé de contar los días.

A partir del séptimo sin tí,fue entonces cuando empecé a disfrutar de mi propia compañía.
leer más   
4
1comentarios 84 lecturas relato karma: 46

Cuesta un mundo respirar

"Duelen tanto las sonrisas,
cuesta un mundo respirar...
y siguen rodando por allí
todas las palabras que dijimos
y los besos que nos dimos" ~ Shakira Mebarak


Era un día gris de otoño,
porque las cosas tristes
es mejor que ocurran
en un día gris.

Tu partida sabe entonces
a la melancolía gris
de un día otoñal
que se quedó a vivir
en el verano de mi memoria.

Contigo las estaciones
se volvieron locas;
nunca ví quinientos
días de verano
sonreir estrepitosamente
mientras se alojaban
secuencialmente
en las hojas de un calendario
que hasta hoy,
es el calendario más dichoso
que he conocido.

Y hasta hoy
mis días siguen siendo
de verano invernal;
─sin contar lo infernal─
pues al recordarte,
un sol brillante
llueve sobre los árboles
que plantaste en un bosque
de alegrías,
bosque que crece
en la línea imaginaria
que separa la realidad
de una vida de sueños
que abduciste
en tu nave espacial.
Sol que huye despavorido
ante las nubes cargadas
de aguas dolientes.
Y brilla la tempestad
con su intensidad
resplandeciente,
regando a su paso
todos los árboles
que guardan
cada instante de felicidad
que viví contigo.
Uno en cada hoja,
uno en cada flor
y dos en cada fruto rojo.

Dicen que a las palabras
se las lleva el viento,
pero las tuyas
deambulan como espectros
en las esquinas rotas
y solitarias
que abundan en mi casa.
A veces
trato de conversar con ellas,
pero ya nunca responden,
solo recitan incesantemente
todas las promesas
que nos dimos.

Dicen los amantes
que los besos
quedan tatuados
en aquellas pieles
que tanto se ha amado.
Pero los tuyos
no son quietos tatuajes
ubicados en latitudes
y longitudes específicas
de la geografía
de esta piel fría
que me dejaste.
Los tuyos
cobran vida cada noche,
y me recorren
desde esos rincones
donde los plantaste,
recorriendo extremidades,
curvas y recovecos
hasta llegar
al acantilado
del corazón
cuyas cascadas
de amor por ti
siguen fluyendo
con portento.
Y se zambullen allí
y se bañan
y se rien
y me recuerdan
que alguna vez
me amaste.

Y hay oxígeno
hay mucho oxígeno
en ese aire
que todavia
huele a ti,
pero a mí,
me cuesta
un mundo respirar.


@SolitarioAmnte / vi-17
leer más   
8
12comentarios 127 lecturas versolibre karma: 73

Confesión

A ti, debo confesarte algo:

Si llegara el final,
Y el corazón corriera a donde se le antoja
Me haría sueño y mar
De regreso a casa.

Y si te aburres de mí
Convertiría mi sangre
En un tinto
Dulce y lejano próximo a consumirse.

Si decidiéramos despedirnos
Fingiría tener tus brazos
Por entre los míos
Como un doloroso recuerdo
Sollozado.

Y si intentáramos alejarnos
El espejo
Nos recordará, siempre
Quiénes somos
Quién fuimos.
leer más   
9
2comentarios 104 lecturas versolibre karma: 68
« anterior123