Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 485, tiempo total: 0.020 segundos rss2

Epitafio

Aquí, quieto y en silencio, yace por fin

uno que vino a este mundo sin pena

y lo abandona sin gloria alguna.



¿Qué dirá mi epitafio?

¿Quién lo escribirá?

¿Me querrá?

¿Me echará de menos

¿Sonreirá al dictarlo?



Preguntas que se suceden mientras,

en primavera, escucho el verano de Vivaldi.



Trato de dormir tras la comida

de un jueves que no tiene nada de santo,

de una semana que se presentaba de pasión,

de una vida que ha de dejar de serlo

para que quepa un domingo de resurrección resurrección.



Estoy cansado, tengo sueño.



Estoy candado, tengo dueño.



Río,

lloro,

ahogo mi frustración contra la almohada.

Mañana trabajo, me hago pequeño.

No me soporto.

No sé qué me pasa, no me reconozco.



Bueno, sí.

Me recuerdo a alguien que un día fui,

un personaje inventado sobre expectativas

ajenas, falsas, dañinas,

alguien a quien pensé olvidado,

alguien que me sirvió para aprender,

alguien que no quiero que vuelva a imponerse,

que me vuelva a esconder muy profundo,

no quiero querer que desaparezca el que soy.



O sí, vete a saber.



Igual dejo de pensar,

de preguntarme cosas,

de querer querer,

de querer ser querido,

de sentir,

igual vuelvo a ser lo que siempre fui,

lo que tú, lo que todos...

Igual vuelvo a no vivir.
4
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 37

Deshojando margaritas en mi cabeza

Harto de dar vueltas a un circuito,

deambulo por unas calles que desconozco

tan enfrascado en mil historias que me desoriento.



Siento, quién lo diría hace una semana,

un balsámico frescor que me anima

en el nuevo reto de encontrar mi coche

y en él, el abrigo para dejar de abrazarme

y los auriculares, para dejar de pensar.



Deshojando margaritas en mi cabeza,

descubro un nuevo error de cálculo,

no sé exactamente por parte de quién.



La cuestión es que están muy de moda

fotos, frases, mensajes, que pretenden

dar lecciones a vidas deshechas,

a heridas sin cicatrizar,

a personas que aún no lloraron lo que debían...



Yo las he dicho muchas veces.

De hecho, creo firmemente en muchas de ellas,

pero algunas ahora mismo me molestan sobremanera.


"Las heridas te enseñan lecciones".

Pues ¿qué quieres que te diga?

Las caricias también.



Además, ya no quiero aprender más,

al menos con ese método,

porque en tus sanadoras caricias

aprendo tantas lecciones,

descubro cuánto he ocultado de mí,

que consigues lo impensable,

sacas de mí tanto bueno,

que llego a gustarme.



Quiero verme cada día en tus verdes ojos,

quiero que despiertes cada mañana

con millones de mis besos,

quiero que se nos haga corta la vida juntos,

que nos descoloquemos cada día,

que pronunciemos cualquier palabra a la vez,

que sigamos por siempre amasando nuestras manos.



Firmo y sello todo esto con la lucided

del más loco de entre los hombres,

la serenidad de los nervios de un adolescente,

la templanza del inexperto aprendiz,

la dureza de la crema con la que te masajeo,

el calor de esta noche gris,

el amor que descubrí contigo.
2
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 13

Penas astilladas

Clavo tu futuro en mi corazón de madera.
Y se me astillan veinte recuerdos
y unos cuantos por qués en mi ventrículo derecho.
El tiempo no entiende de besar a ciegas,
de olvidar a medias pretendiendo tenerlo todo
cuando hasta los segundos se nos escapan de las manos.
Y yo, para serte sincera,
no entiendo de otra cosa que no sean teorías y estrategias
de cómo tender tu mano sobre mis miedos
pretendiendo que soluciones algo que ni yo misma entiendo.
Se me ha olvidado dónde buscar tu nombre
y mis viernes saben a lo mismo que mi almohada desde que no huele a ti,
a nada.
Las paredes de mi cuarto ruegan derechos
para volverte a ver nacer
y los espejos me escupen en la cara
porque mi gesto cansado
no tiene nada que ver con tu cara desenfadada.
Cojo las pinzas de la caja de emergéncias
y me quito una a una
todas las astillas que llevan escrito tu nombre y todos sus sinónimos.
Si no olvido tu eséncia
no te olvidaré a ti.
leer más   
11
8comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 106

Sin ti soy un desierto

Después de una noche de tormenta
la madrugada llegó como torrente infinito.

Tras amanecer el anegado lodazal,
soy más consciente si cabe de cuánto
necesito el agua que emana
del maravilloso verde oasis de tus ojos.

Detrás de ti, ya lo dijo el poeta, nada queda,
detrás de ti, no hay nada más,
después de ti, no queda nada de mí,
nada soy, nada quiero, nada puedo.

Si un siroco barriese el árido desierto
en el que he convertido mi alma,
bastaría la leve brisa de tus labios
para vaciar de arena mis secos ojos.

Si cualquier fuente me vuelve a ofrecer
el agua que crees que, como un cualquiera,
buscaría con o sin sed,
yo, quien te escribe y ama,
rechazaría una, otra y mil veces más
cuantos venenos traten de alejarme de ti,
porque no hay dios, edén o salvación
lejos de tu boca.
6
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 72

Clic

Abriste los ojos.
Otro día. Otro lunes.
Si, otro día más.
Y yo acá, pensando en vós.
Sos esa imagen recurrente, esa que se repite como el tic tac del reloj.
Quiero borrarte, ¡quiero que te borres!
¡Me urge arrancarte de mi alma!
Otro día. Otro lunes.
Si, otro día más.
Otro día más donde espero esa especie de “clic mágico” que me toque el interior, que recorra mi alma y casi mágicamente te saque de mi corazón, ...pero que no llega.
15
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 111

El regreso

Al volver,
la soledad me llama
por tu nombre.
Brilla un charco
de tristeza
que contiene
la nobleza
que hay debajo
de mi orgullo.

Después cae la noche.
Un silencio atronador
me habla de ti
y de esta pálida distancia.

Luego,
un cúmulo de canciones
suenan angustiosamente
al azar,
mientras recuerdo los misterios
que escondían tus pestañas.
leer más   
12
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 113

Ya no

Es sumamente tu amor tan complejo.
Es sumamente mi dolor tan cruel.

¿Por qué? ¿Por qué es así este amor?
Maldito asesino, muerta quiere verme.

Y esque no entiendo que sin ver tus maldades,
mi alma haces sangrar cual espina cada vez que me hablas,
que me miras, que me sonríes, que me tocas, que me besas.

Y lo peor... lo peor es mi silencio, mi fúnebre silencio,
mi inexpresable silencio,
mi silencio sin voz.

Porque miedo me causa saber que no me amas,
miedo me causa decirte lo que siento,
miedo me causa recibir un "Yo no te quiero".
leer más   
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 32

Pensando en ti

Ha pasado
un invierno,
dos otoños,
tres veranos,
cuatro primaveras
cargadas de silencio.

El reloj se paró
justo en la hora
más tenebrosa,
y la soledad
se filtró
hasta el alma
como una pregunta
sin respuesta.

Y yo
todavía
sigo
pensando
en ti.
leer más   
11
6comentarios 43 lecturas versolibre karma: 96

Cartas

Hoy me he tropezado con algunas cartas antiguas. Casualmente son todas tuyas. Las tengo en el cajón de la mesa bien colocadas. Generalmente, no me apetece releerlas porque las cartas, después de un determinado tiempo, pierden encanto y ganan humedad y nostalgia. Pero esta noche ando volando bajo y quise detenerme en ellas. Lo mejor de tus cartas era que estaban impregnadas de sentimiento. Se podían leer tus besos, tus caricias, las canciones que nadie conocía, las películas que vimos, las que quedaron por ver… Estaban cargadas de pequeños detalles y de unas ganas enormes de seguir adelante a pesar de todas las vicisitudes. Tus cartas eran tu alma encerrada en un sobre y miraban el presente para pensar en el futuro. La verdad es que cuando tengo alguna de tus cartas en la mano pienso en lo efímero que es todo últimamente.
leer más   
15
8comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 97

Menguante

No digas nada,
cúbrete con las heridas
que nunca sufriste.

Defiéndete
con tus abogados
que se llaman
lamento, capricho y deseo.

Y antes de que los rescoldos
de este torpe amor
en mi memoria queden retenidos
a la sombra del recuerdo,
te invito a dilu(irte)
por la puerta del olvido.
leer más   
14
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 102

Puertas abiertas

Me conmueve el recuerdo
de las noches estrelladas
a tu lado
cuando todavía,
no sé si decirlo así,
tu corazón me miraba,
tus ojos me querían,
tu voz me abrazaba.

Pero las puertas
ya están abiertas
indicando el camino
del olvido.
¿Cuántas lunas
se volverán oscuras
y vacías sin ti?

Sé que extrañaré
la sed infinita
de tu cuerpo sobre el mío,
el fuego que me quemaba
la boca y aliviaba
mis heridas,
pero lo que cura
también mata.

Quisiera ir a la estación
donde perdí
el beso que dejaste
enredado en mi beso
y despedirme sin brillo
de tu ausencia entre la gente.

Que la suerte te encuentre,
que la vida te trate merecidamente.
leer más   
11
6comentarios 50 lecturas versolibre karma: 113

Recuerdo que dolía

Recuerdo que dolía,
ese primer beso, su mirada, su cercanía,
mi alma sabía que no se quedaría
y la certeza me hacía temblar
porque el miedo duele ¿sabe?
y allí en esa calle donde todo empezó
igual que en esta hoja de calendario donde todo termina,
todo usted sigue doliendo,
en la ausencia, en la memoria,
en el silencio, en el miedo de lo inevitable, duele,
en los plazos que se vencen, en las fechas que se cumplen,
en las llamadas vacías de su voz,
en los besos que no llegarán a su boca,
duele en las manos que escriben estos versos que nunca leerá, porque ya sus ojos olvidaron el camino,
por que ya el camino le condujo hacia otros miedos,
por que ya sus miedos le alejaron de los míos,
y yo, estancada en esta ausencia recuerdo con absurda nitidez que besándolo aquella noche dolieron las certezas,
dolieron los barrotes que apresaban mis alas,
dolía el reloj que sarcástico iniciaba su cuenta regresiva,
¿y sabe qué recuerdo con total exactitud?
recuerdo que no importaba, porque al igual que aquella noche,
a usted, aunque me duela, lo volvería a vivir mil veces.
19
12comentarios 413 lecturas versolibre karma: 116

Acordes

Todas
las canciones
de desamor
tienen algo
en común:
el acorde
de la herida.
leer más   
15
1comentarios 61 lecturas versolibre karma: 99

Seis lunas

Caliente caliente
como agua de la fuente.

Poemas, estrofas, letras.

Versos contracorriente.

Tres de Pi
cinco de cuatro.

Ojos de fuego.
Beso amargo.

Seis lunas
miran al gato.

Se cubre la mañana
de vida de rana.

Abiertas las noches
en los galanes

dormida mi rima
en tu almohada.

Ocaso y alba.
Rejas al campo.

Rosa tronchada.
Mudo el piano.

Tres de Pi
cinco de cuatro.

Seis niñas
mira el gato.

Ojos mojados.
Y mi mar vacío.

Se quebró la mirada.
Cansado el hastío.

Manantial de sueños soñados.

Coplilla para un funeral.

Frío frío,

como agua del río.
15
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 104

Sali a buscarte

Ella salio de casa... con lo que traia puesto y nada mas, nada pretencioso, nada revelador, nada ostentoso, nada mas que ella y su cuaderno (si, cuaderno, a la antigua)salio de casa y camino por las calles conocidas, las que sus pies andan una y otra vez, para que decir que la calle era de adoquin, que estaba bordeada de arboles, que habia luces amarillas, que habia silencio y la enmarcaban edificios de cantera, para que decir que olia a jardin? A hierba seca y madera? Para que decir todo eso si no importaba? Ella hiba caminando y a cada paso olvidaba hasta su nombre, se aferraba a su cuaderno y solo pensaba si diria hola, o bastarian las miradas, si seria el quien sonreiria rompiendo asi el silencio, o si ella tendria que hacer uso de su sensualidad fingida, ella caminaba respirando aquel aire caliente pero fresco, sin reparar en nada, sin dar un solo paso atras, esta vez sin armadura... esta vez el corazon expuesto... porque? No lo sabia! No queria pelear! Ella salio a buscarlo para decirle que no todo estaba dicho, que nada estaba escrito, que aun no era tarde, ella fue a decirle a el que aun no estaba enamorada pero que aquella noche le gustaba para caer entre las garras del amor, ella salio sin pensar en el peligro, en el peligro de una calle obscura y vacia, y peor aun el peligro de un hombre indiferente! Ella salio a buscar la afortunada casualidad de ver aquellos ojos y entregarle aquel cuaderno y reclamarle algunos besos... salio por el camino que conocia bastante bien, llego muy lejos sin pensar que podria no regresar! De hecho ansiaba no volver, ansiaba que aquel hombre le entregara sus brazos para que ella pudiera quedarse ahi, aquella noche y todas las demás... y es cierto, no volvio! Pero tampoco lo encontro! Ella olvido que la mitad del camino le tocaba a el, que para encontrarlo era necesario que el se dejara encontrar! Ella camino mas de la cuenta pero se perdio entre desprecio y silencio... el probablemente nunca supo que tenian una cita aquella noche, y que ella lo espero y lo busco muchas noches mas, alguien podria culparlo? Alguien diria que el es villano? Ella con el corazon roto a veces lo busca todavia, pero lo busca en sus cuadernos... ahi lo encuentra entre melancolias!
leer más   
6
2comentarios 38 lecturas relato karma: 62

Tu recuerdo me hace daño

Suenan los acordes de una dulce melodía que se encarga de ponerme todavía más triste de lo que ya me encontraba. Sé que el mundo se conspira a contra mía pero me parece injusto. Y entre recuerda y olvida no se borra tu carita de mi mente. Y por consiguiente vuelven versos y apapachos y ese cambio de carácter que me estoy enamorando.

Y entre más te olvido, menos logro. Y entre menos logro, menos ¡largo!
5
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 85

Reflejos

A veces,
me echo de menos a mí mismo.

Me gusta pasear
sin destino cristalino
junto al mar,
y ver cómo las olas
agonizan en la orilla
con perfume melancólico
mientras escucho
lejanas canciones
que nadie conoce.

En otras ocasiones
recorro la ciudad
acompañado de mi soledad,
y veo reflejado
en los escaparates
antiguos amores
que pasaron por mi vida
como un dulce sueño,
y que ahora respiran
una amarga pesadilla.
leer más   
16
8comentarios 57 lecturas versolibre karma: 111

Uno

El camino es solitario
las calles son desierto
solo un par de huellas en la arena
solo el eco de una voz

La calle esta vacia
no hay mas que un par de pies
los boletos? Solo uno
un lugar para viajar

En el cuaderno, porsupuesto
solo cabe un escritor
las sonrisas y los llantos
no llegan mas aya de un rostro

El camino es solitario
nadie quizo acompañar
no reirse ni soñar
ya puedes olvidarte del amor

Esta historia habla de uno
ya nisiquiera hay marcador
es uno contra todos
y hace mucho que perdio

Hace mucho que perdio
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 18

Ventanas Rotas (Tonos Menores)

Sigo viendo las ventanas para encontrarte.
Allí afuera estás tú, perdido por un momento
que ya va siendo largo,
que ya son varios momentos amontonados entre los dos.
Pasa la ciudad enorme y cansada
a la hora de todos los regresos,
y todo me suena muy lejano aunque me orbita.
Sobretodo el cacareo de las gallinas a mi espalda
que hablan de no sé qué tema de fitness y vida sana.
"Este va por la avenida principal?"
Pregunta alguien al conductor,
y yo respondo para mis adentros:
"No, no va".
Y la ventana me sigue mostrando la ciudad...


Lejos está aquella tarde que nos besamos bajo el aguacero
y me apretabas con fuerza las manos,
como para no dejarme ir entre el agua.
Hiciste bien, porque me estaba deshaciendo con tus besos.
Lejos también la noche en que nos conocimos;
aunque me esforcé por evitar tus comentarios,
me daban ganas inmensas de llevarte en los labios
hasta mi cama.
Lejos las pasiones que nos rompían
y las palabras que nos armaban.
Lejos el té de la tarde, los paseos de tu brazo,
los domingos descifrando canciones
entre caricias suaves
y pensamientos profundos.
Lejos esta calle que ahora veo
y que me pasa por el cristal de lo que ya fue.
Y ya no sé, si es cansancio o desazón o molestia o rabia.
No sé si fue este día en la oficina
o es la sonora charla sobre mi cabeza.
No sé si es contigo o es en mi contra.
Pero algo se me viene quebrando.

Sigo viendo hacia afuera para encontrarte...
Te veo!
Pasas de repente como un espejismo,
pero eres tú!
Salgo de mi asiento para seguirte con la mirada
y saber si eres real.
Eres tú, sí, pero de un pasado distante,
porque sonríes como hace meses no te veo sonreír.
Eres tú, sí, eres tú.
Y me esfuerzo por grabar tu rostro en mi memoria.
El fondo de autobús me separa de ti
y de tu mágica sonrisa algo petulante pero bonachona.
Y ahora eres más parte de mi
de lo que serás esta noche cuando duermas a mi lado...

...Quién era ella!?

(Puedes ver en mi Blog la colección Tonos Menores a través del enlace: letrezuelasdesdeabajo.blogspot.com.ar/2018/04/ventanas-rotas-tonos-men)
leer más   
4
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 52

Sombras

Cuando se apaguen
los fuegos artificiales,
cuando todos estos años
dorados
queden reducidos
a un puñado
de afiladas cenizas…

Me ahogaré
en una gota de nostalgia,
me abrigaré
con el frío del tormento,
me iluminarán
las sombras del desierto
y respiraré
un asfixiante interrogante:

¿De qué me vale
el agua de tu boca
si no la puedo beber?
leer más   
14
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 105
« anterior1234525