Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 19, tiempo total: 0.014 segundos rss2

Allá

Allá donde el hombre llora
donde se reconoce ser
viajando a través del tiempo
sin horas,
Allá en las nubes donde sueña
sin sueños,
donde llora sus horas
en tumbas de fiestas y flores
hombre invisible quedando huellas
en el aire.
Lejos, paso a paso sin caminar,
huyendo del miedo, ese que le resta
hasta la muerte,
Allá en la barca sin remo ni
agua,
arañando la tierra con sus uñas y manos,
ojos cristalizados de sal
acuosos y bañado, miserias, dolor y dudas.
Hombre, desnudo carne apaleada,
esclavo manipulado,
sin desarrollarse,
allá en el horizonte vacío.
leer más   
11
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 88

El paraíso

Vapor tenue fluye en su contorno,
calima que asfixia en el bochorno,
quedo perplejo
por su reflejo
que yo deseo, por el derroche
de aquella noche.

Imponente emerge en la neblina
tan fogosa ardiente mesalina,
y esculpida en fina porcelana,
a su piel, el sol a la mañana,
le pone el broche.

A esa gran diva turbado acudo,
por contemplar su cuerpo desnudo,
al paraíso
con su permiso,
a aquel emblema de la hermosura,
a su figura.

Pórtico de excesos y pasión,
de la tempestad del corazón,
del torbellino que hay en su pecho,
de tantas noches sobre su lecho
sin más censura.
13
4comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 97

Enderezando renglones (colaboración con @sarrd8r)

Escribimos desnudos,
a vida y muerte.
En cada verso azulado,
obviando correctas virtudes,
Sólo nos defiende la tinta.

Sin autocorrector
entre cunas de esparto
latidos que dan sentido
al vocablo vida
corazón táctil al amor.

Te encuentro entre palabras,
espaciados y estrellas suspensivas.
En vocales mudas por el llanto,
en cada línea del horizonte.

Eres la excepción a la piedra
compañera de tropiezos,
la virtud de mis silencios,
la brisa que acuna el trigo,
los dedos que mecen mis renglones.

Recitas asonante,
Y es en el eco de tu voz,
donde escucho las mareas
que nos arrastraron a esta orilla,
rebosante de espuma,
de letras antes muertas.

La pluma que bate tañidos
sonrisa crepuscular en la que dormir
la pregunta a todas mis certezas.
Dejaré abiertas mis ventanas
para que descanses en amaneceres.

Si buscamos en la ausencia la disculpa,
las rimas imposibles
serán recuerdo de verdades,
Adormecidos por distantes nebulosas
regresaremos al mismo cielo.

Escribiendo desnudos,
a vida y muerte...
leer más   
13
10comentarios 121 lecturas colaboracion karma: 86

Desnuda

Emerge entre las sombras
una sutil figura,
bruñida por la luz
de la radiante luna.

La envuelve la caricia
de delicadas brumas,
que matizan su piel
de bellos tonos púrpura.

Trazos de su contorno,
de sus perfectas curvas,
modelan claroscuros
en la grácil penumbra.

Solo por esa imagen,
patrón de la hermosura,
el más cuerdo entraría
en la mayor locura.

Pero si los ropajes
como el vapor se esfuman,
no hay nada que resista
que la demencia acuda.

En el desierto torso,
los pechos son las dunas
que bajan al oasis
de su entrepierna húmeda.

Vergel del paraíso, 
por dentro de la vulva,
el dulce frenesí
que admiro sin censura.

Su cuerpo es el joyero,
y su sexo es tierna urna,
mis ojos dos diamantes
cuando la ven desnuda.
16
7comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 105

No Fue un Sueño

No fue un sueño, fuimos, sentimos, sonreímos.

No fue un sueño, al amanecer, la habitación tenia nuestro aroma, la humedad de una noche de pasión, de besos, caricias y versos... De un buen tinto.

No fue un sueño, ahí estaba ella frente a mi, desnuda, yo, en silencio tan solo atinaba a admirarla y sonreír, ella... Ella dejo su sabor en mi.

No fue un sueño, a partir de hoy, lo será.

Luis Oscar
raczoblue
3
2comentarios 28 lecturas relato karma: 36

Cautivo de

SERÁ por su cuerpo dormido
bajo la leve prenda

o tal vez por la compañía
de su perfume de Anaïs
de Cacharel fuerte y tónico
como el anís
que embriaga a tu frío
como una ofrenda

deja que la luz del alba
a su lado te sorprenda
como una mujer desnuda en un balcón
de París

no sabes qué hay en ella
que te tiene cautivo:
de ella bebes el remedio y te da sed
de envenenado

será para bien o para mal:
nada es definitivo

pero buscas

como un animal en un rincón caliente
sentir con sus caricias
mitigarse en tu costado
aquella soledad herida
que callejeaste entre la gente.
leer más   
11
sin comentarios 139 lecturas versolibre karma: 101

Soneto No.11 "A su sexo"

Soneto No.11 "A su sexo"

Tan viril, tan enhiesto en las mañanas
sin pudores su carne complacía
provocaba en el cuerpo tantas ganas
mi pereza, rebelde se encendía.

Arrancarnos a tiras el pellejo
agotar arrebatos con derroche
nuestras formas riñendo en el espejo
y augurar conclusiones en la noche.

Sensaciones, desnudos y descorches.
Sombras, cuerdas, fetiches, disfrutamos
aflojando mampara y cabecero,

lencería de negro en su liguero
de las bragas, sofás, nos olvidamos
¡y que suden las lunas de los coches!


Copyright 2017
leer más   
7
1comentarios 89 lecturas versoclasico karma: 80

Carnal

He visto calles desnudas y he olido
a las víctimas.

Callamos lo fundamental, como cuervos
bajo el cielo de una membrana infructuosa,
bajamos del cielo y perdemos la dinámica
de nuestro sempiterno terciopelo.

Ámame o échame a las fieras
el próximo invierno.
Come de mi mano o muérdeme el filtro
de mis futuros esquemas.

Yo nado en mares de mugre
y tú añoras canciones de los años 70.
Yo logro un desencuentro al mediodía
y tú ajustas con tus senos
la congestión que nos produce
la falta de erótica.

No somos nada hasta que las luces alternas
de esta ciudad corrompida y puerca
deciden cosquillear nuestros sexos venidos a menos
y así moldear un futuro mucho más carnal.
leer más   
14
sin comentarios 101 lecturas versolibre karma: 105

senryu (12)

Mujer con alma
desnuda, eres poema
pasión y amor.
leer más   
3
6comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 103

42 de noviembre

42 años, una vida de 42 años,
recuerdos en sepia
que en el tiempo
se vuelven ficticios,
como si lo vivido
nunca hubiese acontecido.

42 años de vivencias
reproducidas cual
películas de cine mudo,
cuyos personajes se mueven
a velocidad vertiginosa,
láminas mudas en blanco y negro.

42 años de tristezas,
forjando un espíritu melancólico,

42 años de desilusiones
fortaleciendo un alma rebelde,

42 años de locura permanente
abandonada a un ánimo insatisfecho.

42 sentidos en estado de ebullición,
42 ojos para observar todo,
42 oídos prestos a escuchar
cualquier idea inteligente,
42 direcciones en las que correr,
42 paladares degustando cada segundo.

Una vida en 42 años,
con la emoción del eterno aprendiz,
cuyo apetito insaciable
por aprender, por sentir, por amar,
le llevaría a paladear
42 vidas de 42 años.

Amén
leer más   
27
4comentarios 99 lecturas versolibre karma: 108

Retazos

Una tela larga y perfecta,
se entrelazaban pedazos de aquella tormentas amargas,
así... como el corazón cuando tiene miles de emociones.
La melodía de aquella canción que hace bailar, que hace cantar.
Nos hace lanzar al viento poesías incompletas, adornadas de carjadas,
nuestras caras desnudas con miradas fijas al cielo que se llevan los huracanes del alma,
dibuja para mi un te amo y la silueta de la nada.
Me quema vivir entre letras porque el silencio es lo que más se oye...
leer más   
14
4comentarios 185 lecturas relato karma: 103

Seguía

Ella seguía desnudándose
a pesar que la ropa
reposaba en el suelo
desde hacía ya horas.


Marisa Sánchez
12
3comentarios 122 lecturas versolibre karma: 67

De vidas pasadas

Quizá yo sea tu noche mas oscura,
quien llene de tinieblas tu desolada alma,
en cuyo espacio habitan fantamas y cicatrices
de vidas pasadas

Quizá yo sea el demonio que raerá tu cordura,
que te hará presa de tus miedos
que solo dejara el dolor como bálsamo
A tus heridas

Quizá yo sea tu hora mas temida,
donde vagaras ciega, desnuda y temerosa
consumida por la derrota y la humillación

Quizá yo sea el demonio a quien finalmente,
Le entregaras el corazón.
Demonio que tomara en sus manos tu desquiciada mente
Llevándola a el infierno que has soñado
Sumiéndote en perdición.....
leer más   
8
1comentarios 81 lecturas versolibre karma: 51

Nudos

Te gustaba alisar
mi corazón cardado.
para luego tú,
desnudo,
anudarlo.

Marisa Sánchez
13
5comentarios 169 lecturas versolibre karma: 55

Última hora! Muere musa desnuda!

Desnuda de poemas...

sin versos que abrigaran su cuerpo,
sin brisa lírica que despeinara sus cabellos,
sin luceros de letras en su firmamento,
sin la luz de su poeta...

La musa, murió.


#Micropoema
@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
12
6comentarios 113 lecturas versolibre karma: 59

El Tiempo Traerá Nuevos Brotes

No importa la fuerza del viento
que sin piedad azota al árbol
arranca las hojas de sus ramas
si aún de pie queda el tronco
con sus desnudas ramas.

MMM
Malu Mora
leer más   
15
9comentarios 194 lecturas prosapoetica karma: 75

Ahora

Precisamente ahora que te veía a millas de mi,
Y me sentía victoriosa, ahora que la poca cordura que dejastes me guiaba a tu secreto.

Ahora que ya me estaba sacudiendo de todo lo que con propósito o sin él, en mi sembrastes, ahora que no queda lágrima que recoger,
ni botones de sonrisas, ni malicia.

Ahora que pensé haberte sobrevivido,
llega tu dolor y me visita.

@Evelyn7navit
El destino de una Mujer.
eldestinodeunamujer.blogspot.com
Copyright©2017
10
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 69

Mujer desnuda

Mujer desnuda,
Encadenas la cordura.
Liberas el soplo caliente de la lujuria:
Tú eres la más suave caricia del averno.
Mujer erótica, profunda y mística.
Desciendes al umbral de las tempestades
Allí, a lo hondo de los sueños,
Bajo la cama que mese la luna,
Bajo la guerra y las pasiones.

Que sepas que seduces, lo sabes,
Seduces mortalmente,
Seduces vasta, seduces gimiendo,
O taciturna, como una inocente bruja.

Mujer de piel de azúcar dulce y morena.
Mujer como dama de fuego.
Mujer como pecado bendito,
Como milagro que condena,
Como vástago de besos robados.

Si en las calles te ven, eres una doncella.
Si en la cama te encierras
Eres un sublime súcubo.

Seduces mortalmente,
mujer preciosa,
Seduces como la poesía,
Como la literatura que nace al borde de tus mejillas,
Como la música que se concentra en tus caderas,
Como el pubis que sabe a agua de oasis.

¡Seduces!
¡Cuánto seduces con tu existencia!
Serás el cielo que se ve oscuro en el nocturno,
Lo serás,
Porque arriba, abajo, adelante o atrás,
Tu cuerpo es el rastro más claro
Que resulta de los besos en la intimidad.

Seduces,
mujer peligrosa.

Seduces con ganas de matar.


J. Palacio
2
sin comentarios 130 lecturas versolibre karma: 12