Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 56, tiempo total: 0.025 segundos rss2

Quise ser

Quise ser, arena movediza
entre tus manos
que deslizara y quede pegándose
a tu piel cual musgo,
y bebiera de manantiales
que de tus raíces surgen.
Quise ser, río crecido y
solo en ti encontrar calma,
que tú hubieras sido
el mar donde mi caudal,
desembocara lo bravío
de mi corriente.
Quise ser, nube cargada
de gélido granizo
y esa furia tú calmaras.
Que tus aguas termales
se encontraran con mi frío,
y se tornaran cálidas.
Quise ser, desierto
y vertieras en mí:
rocío, lluvia,
cada fluido que de tu ser surgiera,
hasta que en mi desierto
corran venas cristalinas
con tus aguas.
Quise ser,
luz que tu sendero alumbrara,
para guiarte a mí,
en cada oscuridad de tu alma;
en toda madrugada
ser ese rayo de luz
que tu rostro alumbrara.
Quise ser todo,
fui casi nada.
Solo un suspiro
en el viento,
solo un recuerdo olvidado.
leer más   
14
11comentarios 99 lecturas versolibre karma: 83

Soy (sin ti) yo

Ni en mil noches en vela habrías sido capaz de llegar al acertijo que guardo sin candados, pero con mucho esmero, en lo más cálido del alma.

Huracanes lo han dejado enmarañado. Entre escombros, tablas, rocas, restos de otoños, olores a la deriva y fotografías en la boca.

Se ha quedado tiritando. Herido. Oculto.

Mantas ásperas y pesadas lo han abrigado (y aplastado).

Pero aún tiene pulso. Como el corazoncito de una lagartija entre las rendijas, emite señales de su existencia. Perceptibles por los pájaros. Por las nubes. Por los astros.

No era para ti.

Merece unas manos firmes, pero suaves. Unas cejas relajadas. Una boca inofensiva. Energía positiva. Merece libertad sin rejas. Miradas cómplices.

Merece respeto al vuelo. Equilibrio en los días y magia en las noches.

Merece luz.

Porque es luz.

Ya no eres tú.

Soy yo.
leer más   
15
10comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 105

La subjetividad del tiempo y espacio

La subjetividad del tiempo nos enseña que no se trata de años para querer, que basta meses para vivir una vida y horas para conocer a una persona.

Aquella subjetividad que juega con nuestra percepción de la realidad, aquellas horas eternas lejos de esa persona especial y los efímeros y a la vez fugaces instantes cuando se está cerca de ella.

Y ahí es cuando el amor se burla del reloj, de la física y lo real. Logra hacer lo imposible y rompe las leyes del tiempo y espacio.

Logra que un suspiro acorte las distancias y un te quiero detenga el mundo.

Logra que no haya verdad escrita para él o barreras que detengan su crecimiento exponencial.

Con amor, mirar atrás no tiene sentido, mirar el futuro ya no es suficiente y contemplar el presente es un recuerdo de lo que realmente es relevante.

Vivir el infinito, vivir lo inexplorado, vivir lo mágico será el nuevo destino para un corazón enamorado.
leer más   
7
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 79

Qué tendrá que duele tanto

¿Qué tendrá que duele tanto
la distancia al horizonte?
¿Por qué mis dedos pretenden
ser raíces que buscan
la comunión con la Tierra?
Le tengo miedo al sauce
porque no derrama su verdor
en el manantial florido
donde bebo cada día,
y le tengo miedo a
las sombras
que me envuelven en la noche
lejos de la infalible daga
que no pude traer conmigo.
Ayer queda tan lejos
que mañana
se dibuja
con un halo de misterio
que me llama incesante.
Y tiemblo
y siento que las hormigas
se apoderan de
mis pies.
¿A que temo?
Si soy tierra de la Tierra,
si ya la tengo hollada
de tanto pisar mis huellas,
y mi sangre está dispersa
entre quebrados olivos
donde entrelaza el mochuelo
sus acompasadas notas.
Me identifico al fin
al comprobar que allí sigue
la herida abierta
en el monte
-cicatriz de los tiempos-
cuando abro y cierro
mi ventana.
leer más   
11
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 88

Desde la distancia

Con las manos en los bolsillos de su gabardina y el sombrero calado hasta las cejas, caminaba lentamente por la calle.
Llovía con fuerza pero no le importaba. En el suelo se formaban grandes charcos, que buscaba intencionadamente pisando fuerte sobre ellos.
Paró frente a un escaparate, donde una pantalla gigante, emitía un vídeo musical que no podía oír.
En la imagen reconocía a la cantante bailando una coreografía muy sexy.
Dos bailarines le acompañaban y sujetándola por debajo de los brazos, la levantaban una y otra vez.
Sonreía recordando lo poco que pesaba; prácticamente una pluma para aquellos dos fornidos y musculados muchachos.
Cuando estuvieron casados, él podía llevarla en brazos por toda la casa, hasta acabar en la piscina los dos, entre arrumacos, pasión y deseo.
¡Qué lejos quedaba ya lo que fue su vida...!
Lo había perdido todo, su trabajo como actor, su familia, sus amigos; a sí mismo y sobre todo a ella.
Ese último viaje le alejó para siempre.
Ajustado el cinturón de seguridad, el avión emprendió su vuelo a ninguna parte. Una explosión, una luz muy fuerte cegó sus ojos, y se acabó.
Ahora vagaba bajo una lluvia que no le mojaba y entre unos charcos que no salpicaban sus pantalones.
Y mientras, ella, bailaba tras un cristal.
10
10comentarios 82 lecturas relato karma: 101

Distancias

El espacio entre tú y yo
la distancia de un ombligo,
ni un pasito.
Y a veces se me hace el infinito
porque solo siento tu frío
¿Por qué, ya no me quieres?
!Amor mío!

¿Por qué me regalas soledad,
si yo, solo quiero tu cariño?
Uff, la distancia de un suspiro,
tus ojos, los miro, frío hielo
las comisuras de tus labios
ya no se ciernen bajo los míos
Uff, otro suspiro, la misma distancia
no quiero vivirlo.

Yo te quiero, mi amor, mi alma,
mi amigo, contigo comparto destino
pero solo siento tu frío,
a la distancia de un ombligo.

Oigo tus vómitos de hiel,
llevas la muerte en los sentidos
un volcán en erupción fue tu corazón
ahora el hielo glacial, ocupa su lugar.

Tu fuerza, era mi rodar, eras mi hombre
mi Superman, ahora las manos vacías,
antes eran la sal de la vida.
¿Que nos pasó?
¿Acaso vivimos una gran mentira?

Se acercan, ya no hay distancia
se besan, se miran, lascivia,
se querrán toda la vida.
leer más   
16
4comentarios 138 lecturas versoclasico karma: 105

París

La llamada "Ciudad del amor",
preciosa en cada rincón,
iluminada en la noche
me robaste el corazón.

Tú, París, buena persona,
recuerdos me dejaste,
y los mejores consejos
jamás dados por nadie.

Te amé antes, te amo ahora
y te amaré después,
desde el fondo de mi alma
nunca te olvidaré.

Mi corazón fue tuyo,
sólo a ti te lo entregué.
Vivimos un amor puro,
hermoso por doquier.

Maldita distancia cruel,
nos separaste sin ver
que nuestra historia amorosa
se podría establecer.

La vida nos preparó
un destino diferente,
tú te alejaste de mí,
aunque estabas en mi mente.

Soñaba con darte un beso
y un abrazo fuerte,
aún teniendo esperanza
de poder volver a verte.

Mi felicidad interna
murió vacía por dentro,
quedándome cicatrices
llenas de sufrimiento.

Pero el tiempo curó
mis penas y heridas,
y haciéndome más fuerte,
recuperé mi vida.

¡Ay, París, París...!
te deseo lo mejor,
y con broche de oro
hoy te digo adiós.

AUTORA: ALMAR.
Almudena del Río Martín.
DERECHOS RESERVADOS.
13/2/2017.
leer más   
9
6comentarios 81 lecturas versolibre karma: 97

Regando distancias

Distancia que cimenta clavos
entre mis sentidos, bajo su silencio,
distancia que riega espinos
entre mis pies y sus pasos,
distancia amiga por familiar,
reconocible terrizo de olvido.

Dolor forjado en el cáliz de la distancia,
vertiendo hiel en las coyunturas
de mi voz rota entre las letras de su nombre,
oscuro amanecer entre tulipanes secos de color,
como cuentas de promesa furtiva en sus labios,
rezando porque su presente y la derrota
se fundan en el pecho de mis entrañas.

Distancia regada susurrando despedidas entre mis manos....


Renuncio como salida al camino,
como bálsamo grapado a la cicatriz,
conjugando verbos como imperdibles
prendidos en cada estación, en estantes,
donde refugio sus palabras en paño de papel.

Futuros revolcados sobre púas de la distancia,
devorando deseos en mueca risueña,
esperanza mesnadera, amarilla por la constancia,
certeza cual raiz de recuerdos,
cristales desmenuzados en sigilos
en versos sembrados,
sangrados en la vereda de su puerta
y el rasgueo de mi pluma muerta.


Amén
leer más   
23
22comentarios 164 lecturas versolibre karma: 112

Flotas a años luz

Creíamos ser planetas de la misma galaxia. Atravesábamos cinturones de asteroides, nos tumbábamos boca arriba mirando las supernovas más remolonas.

Se erizaban los brazos con electricidad estática. Flotábamos en un universo paralelo al resto del mundo. Tan pequeñito. Ajeno a nuestros secretos.

Éramos órbitas entrelazadas, ovillos de atracción pura, scalextric en anillos de Saturno. Éramos satélites revueltos.

Pero como todo, teníamos un halo de luz contado. Una estela de la estrella fugaz más grande y bonita del firmamento. Momentánea, efímera y, al final, extinta.

Como pequeñas ascuas arremolinadas en la ingravidez de la exosfera, nos convertimos en chispitas distantes, en plumas sin su tinta.

Yo permanezco en globos de llamas encendidas, en velas libres, en pasos de baile que no tienen prisa. Planeo entre el Jet Stream, agita mi pelo (revuelto, para variar).

Sigo tumbándome boca arriba, contemplando estrellas. Tú, duermes a años luz. Entre nebulosas con forma de gato. Has olvidado mirar.
leer más   
15
14comentarios 108 lecturas versolibre karma: 115

Estalactita

Goteó tantas veces en la misma piedra, que acabó separándoles una estalactita. Afilada, de una sola cara.

Ahora, partidos, toma distancia y agradece mecerse en corazones blandos, en risas de puertas abiertas. Entre gotas de mercurio. A salvo de rocas. Lejos del frío. Lejos de la nada.
leer más   
14
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 107

Latidos entre piedras

Latía entre piedras
construídas desde historias
de almas indomables en su virtud,
de brazos que sostuvieron
la dignidad de permanecer de pie.

En lo alto de una calle sin horizonte
permanecía inmóvil, ausente,
mientras la lluvia regaba el rostro
de ríos de agua,
de recuerdos encerrados
en el vidrio de sus fanales.

Su escudo olía a azahar, a chocolate,
su deseo le invitaba a espumar en estatua,
fundirse con las pedruscos de pasados
hermanados en distancia, en soledades,
fingir el presente, a falta de enredaderas
que le devolviese cada vocablo guardado
en paños, con el temor de repetirlos
en letanía de tañidos entre piedras.

Corazón propio en pecho ajeno,
lloviendo por exceso de lágrimas,
inmóvil por falta de futuro inarmónico
rasgueador de sonrisa encubridora,
en tanto sus latidos furtivos
se lacraron cual musgo entre piedras.


Amén
leer más   
30
17comentarios 172 lecturas versolibre karma: 108

Conceptos de la palabra "amor"

A veces, me pregunto cuál es la definición de amor. Es más,incluso si se podría definir con palabras. Es algo tan abstracto. Siempre he pensado que de millones de personas y tán distintas a uno mismo,es muy difícil que acabes encajando con una sola persona, complentarse con esta y que encaje todo a la perfección.Tampoco hace falta buscarla.Simplemente acaba viniendo sóla.

De pequeña,sentía repulsión cuando veía a dos personas besarse. No entendía por qué lo hacían. A qué se debía esa necesidad.

Hoy,me doy cuenta que el amor es un campo sin límites y no todo es precisamente de color rosa. También duele. Duele el engaño,el querer a alguien que no te corresponde,el necesitar más,la desconfianza,las infidelidades...

También existe el amor a distancia que,aunque no lo parezca y mucha gente lo vea absurdo,existe. Es sorprendente esa sensación de acordarse de una persona y tenerla presente la mayoría del tiempo cuando no la ves o no la has visto nunca. Y también es triste. El amor no es cuestión de kilómetros ni de edades. Sino de sentimientos.

Desde el primer momento que se empieza a sentir en la vida por alguien, se suele pensar que es lo máximo,que quieres con locura a esa persona. Todo es un drama. Aún recuerdo cuándo tenía 11 años lo loquísima que estaba por un chico. Creía que nadie quería como yo. Que no se podía llegar a querer más. Pero en realidad no es así. A medida que pasa el tiempo,se va dejando atrás ciertas etapas de la vida, se conocen a personas capaces de despertar sentimientos más fuertes que la anterior.

Hasta que ya no hay más personas. Tarde o temprano te acabas quedando con una después de un error tras otro. Y te sientes bién ahí. Es ese momento en el que recapacitas y frenas. Cuando dejas en el pasado a todas esa gente por la que tanto has sentido para limitarte a sentir por una misma persona todos los días y sientes que ahí está tu lugar. Que no necesitas a ninguna más.Pero no sólo eso. Cada día que pasa,todo va en aumento.Los sentimientos,las emociones...Todo se intensifica. Ahí es cuando te das cuenta que,todo lo anterior se ha quedado pequeño y que dia tras dia,acaban rompiéndose tus esquemas al no saber dónde está el límite. Muchas veces me pregunto hasta qué punto se puede llegar sentir por alguien.Porque al echar la vista atrás,todo se acaba quedando corto.

Es increible cómo sin darte cuenta empiezas a querer. Así de la nada. Es bonito aprender del amor.Percatarse de sentimientos que suman y que nunca han aparecido antes en tí al ver a una sola persona.

Ahora,me río cuando de pequeña pensaba que era una tontería darse un beso y querer.
No me considero una experta en esto pero tampoco hay que serlo para saber que no todo es eso. También es demostrar.
Al final,te acabas quedando con esas llamadas telofónicas interminables,con ese detalle que te regalaron inspirado en tí,
con las tardes en el sofá viendo películas juntos,con esa visita inesperada cuando te encontrabas mal,con los abrazos porque sí,con los besos porque sí.
Son razones para quedarse.

Aunque también hay gente que quiere con su coraza y que por alguna razón se cierran en ellas mismas y le cuestan compartir cariño con otra persona. Y no por eso ya no es amor.
También cuentan los "avísame cuando llegues",los "hoy me he acordado de tí",los "me espero despierto a que llegues"..
Detalles que marcan la diferencia.

Cualquier persona que diga que sabe de esto miente.En el mundo del amor no hay límites.
Y, a pesar de que esa persona nunca rompa la coraza,no te quieran como es debido,ese amor no sea correspondido o estés a miles de kilómetros de tu verdadero amor, nadie es imprescindible. Es más, aunque esté a tu lado el amor de tu vida,tu media naranja que te complementa y te quiere con locura, tu refugio en persona..La vida sigue.

Con ellos.
Sin ellos.
Conmigo.
Sin mi.
Contigo.
Sin ti.
leer más   
3
3comentarios 71 lecturas relato karma: 36

Letras danzarinas (Miranda)

Letras danzarinas,
poemas que esquivan el raciocinio,
inspiración prendida con alfileres
en la solapa del tiempo.

Mientras paso la saliva de mis dedos
en hojas marrones por falta de otoño,
hallé siluetas que toman forma,
a la par de versos que ponen picas,
blasones del estremecimiento,
en la planta noble de mi corazón.

Jungla de talento, cohabitando
sombreros, grillos, funambulistas,
magos, donde no existen fronteras, ni banderas,
encontré un alma tiritando, letras sujetas,
por uñas desgastadas en la aflicción,
suplicando horizontes, mendigando una mano.

Desde el dolor, el miedo, la sal de la rabia,
amamantaste letras austeras, rectas,
con el brillo de ojos del color de la tristreza.

En cuclillas, en el rincón escondido del pasado,
sonríes en cada sílaba, cada verbo,
en metáforas de huecos que gritan adiós.

Soledad de tiempo compartido,
con llamadas de auxilio en afonías,
hallaron el sonar de mis sentidos,
el apego de la mano tendida,
auyentadora de soledades,
bálsamo para las llagas.

Metamorfosis de inseguridades,
abandonadas en la cuneta de las sonrisas,
fortaleza levantada con las piedras del camino,
frente que se alza como guadaña del recelo.

En tu hermanado silencio
esperaré, en cada crepúsculo, cada alba,
tus letras danzarinas,
agitadoras de versos y juicios.

Amén
leer más   
19
7comentarios 125 lecturas versolibre karma: 102

Maldita distancia

En penumbras me encuentro ausente,
la lumbre de mi cigarro me ilumina,
en esta noche de soledad disfrutada,
añorando contemplar tu mirada.

En silencio recuerdo tu risa,
tu mirada cautivante me arrebata,
remembranzas que sin prisa,
se apoderan de mi alma insensata.

Son tus ojos, es tu boca,
lo que a mi amor abraza,
una palabra que provoca,
noche de insomnio que me ataca.

Maldita distancia que se ensaña,
me hace sentir de tu amor lejana,
corrientes de frío que empaña,
un deseo de un abrazo que me gana.

Mi cigarro se consume lentamente,
calmando mi ansiedad vilmente,
ahumando mis pensamientos
reviviendo nuestros momentos.

Las letras de mi alma.
7
sin comentarios 79 lecturas versolibre karma: 81

Jugando

Seguramente estemos yendo en direcciones distintas,
esta noche
de Luna a medias
aunque tú no lo sepas.

Aún así, confío en que si tu eres para mí
sin yo saber que soy para ti,
un día a mediados de mes
nos dé por descubrirnos curiosos,
(casi) sin querer,
en cualquier sitio que no sea en nuestros miedos.
leer más   
10
2comentarios 64 lecturas versolibre karma: 79

Elasticidad

Elasticidad (2017)

Quién me iba a decir
que no hay por qué mentir,
que hay otra realidad
más nuestra y de verdad.

No hay nada que perder
y hay mucho que ganar,
sin dejarte de mover,
sin quererte callar.

No hay edad, no hay cristal,
ni dios, ni nacionalidad,
ni capas, ni barreras
de piel artificial.

Y esa elasticidad
de tu cuerpo y tu razón:
no se priva de abarcar
a todos tu corazón.

Dices que esto es platónico
pero lo veo casi erótico.
Amarse sin tocarse,
verse sin desnudarse.

Ver la verdadera tú,
hablar como besarse,
ser infinitamente yo
y no tocarse.
12
5comentarios 183 lecturas versolibre karma: 84

Maldita distancia

En penumbras me encuentro ausente,
la lumbre de mi cigarro me ilumina,
en esta noche de soledad disfrutada,
añorando contemplar tu mirada.

En silencio recuerdo tu risa,
tu mirada cautivante me arrebata,
remembranzas que sin prisa,
se apoderan de mi alma insensata.

Son tus ojos, es tu boca,
lo que a mi amor abraza,
una palabra que provoca,
noche de insomnio que me ataca.

Maldita distancia que se ensaña,
me hace sentir de tu amor lejana,
corrientes de frío que empaña,
un deseo de un abrazo que me gana.

Mi cigarro se consume lentamente,
calmando mi ansiedad vilmente,
ahumando mis pensamientos
reviviendo nuestros momentos.

Las letras de mi alma.
13
2comentarios 119 lecturas versolibre karma: 75

La mejor arma, tu risa

Si nos duele la distancia
la atacamos de un disparo
de sonoras carcajadas.
Y en solo un instante,
conseguimos que se esfumen
los kilómetros,
el agua,
la tierra y el aire
que se ponen por delante
de nuestro particular invierno.

Crueles asesinos de olvido
de distancia y de dolores,
cosemos a tiros
aquello que no queremos,
y todo lo que no pedimos.

Al llegar la noche,
la cama está vacía
y la soledad estalla.
Por suerte,
aún nos queda una bala.

La luna se asoma
y se acabó el combate.
Por fin ambos soñamos
con la misma esfera.


La risa,
una vez más,

ha vencido esta batalla


Así que vamos:

Apunta,
dispara,
y ríe.
6
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 26

No te alejes

Todos los días es una lucha constante contra el tiempo, el destino que se empeña en arrancarte de mí.
Tengo miedo de olvidarte, que desaparezcas de mi mente, de mi vida.
Me duele besarte, abrazarte, hacerte el amor y todo tipo de arte, y que al abrir los ojos, no estés.
¡Cómo dueles!

Voy en busca de la soledad, en busca del mar, para que nuestras almas se cuenten nuestros silencios y llenen sus vacíos.

Mis pupilas todavía se dilatan cada vez que contemplo el inmenso verde océano como tus ojos. El mar me abraza, siento que lates dentro de mí, mi corazón se acelera, tiemblo. Mi piel se eriza al oír tu voz, son las suaves olas susurrándome al oído cada uno de tus sentimientos.

No te alejes, mi amor. No te alejes de mí, que me ahogo.
leer más   
5
sin comentarios 108 lecturas relato karma: 35

Distancia

Se suceden los días
en continuidades azules
acariciadas por el viento
de la distancia.
Suave lejanía,
ecos de voces,
destellos de luces
que no se rinden
ante la flor del olvido.
leer más   
15
5comentarios 502 lecturas versolibre karma: 53
« anterior123