Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 294, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Mi Vida

En este oscuro lugar aguarda algo sombrío
Lamentos, llantos, sollozos y mediocridad
Esperando los recuerdos los cuales envidio
Solo pienso buscando la triste realidad

De repente empecé a perder el equilibrio
Era la muerte llamando para la verdad
Me dio la mano sin mostrar alguna piedad
Luego desperté me di cuenta que yo estaba ebrio

Comencé a recuperar toda la razón
La cual el tremendo golpe a mi me despedazo
El lugar oscuro solo era mi corazón.
leer más   
9
4comentarios 44 lecturas versolibre karma: 103

La verdad

Antes no necesitaba nada para vivir o disfrutar
Cada que va pasando me doy cuenta de la verdad
Y no se si quiero que sea un sueño o una realidad
Tan sólo me gustaría ver si soy capaz de aguantar

Todos somos héroes con una espada en la mano
En esta vida todo parece tan injusto en inalcanzable
Como el abrazo o cariño de un gran compadre
O el beso pasional de la persona que quieres al lado

Ten por cuenta que no lo hago por competición
Tampoco lo hago por fardar en el gremio
Por que si hablamos de ser el campeón
Ya hubiera ganado hace tiempo el premio

Que jamás te llenen los pensamientos en mi contra
Puedo ir lento cuando me meto en el juego
Siempre con la cordura en la mano, con ella pego
Y aquí termino, No quiero destapar mi sombra.
leer más   
1
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 8

Otro amor pasajero

LAS CENIZAS DE UN ANÓNIMO.

OTRO AMOR PASAJERO.


Creo que inconscientemente él aceptaba lo que estaba pasando, pero lo negaba.
Ella sabia lo que quería, no era él.
Ella dejo de escribirle, ya no lo llamaba.
Él rogaba, pero se canso.
Dejaron de hablarse. Hoy son dos desconocidos.
Hoy no esperan mensajes ni llamadas, pero comparten mil recuerdos que jamás morirán.

-JOEL B. LEZAMA.
leer más   
5
4comentarios 27 lecturas relato karma: 51

Ríos

Si con cada lágrima pudiera un verso escribir
mares de metáforas,
habría en mi poesía mil.

Ríos de rimas, rimas de ríos.
Cientos de letras en estanques vacíos.

Pantanos repletos de amores,
amores que se fueron,
amores que perduran.
Rumores de amores que reman sin rumbo...

Solo, si con cada lágrima...
leer más   
10
5comentarios 65 lecturas versolibre karma: 87

Pero siempre estuve muerto

Tal vacío abismal no sólo habita en mi almohada,
también en mi pecho, también en mi mente.
Las acolchadas plumas de porcelana me recuerdan a una felicidad
que tuve en mi pasado y que ahora adolece mi presente.

Dulce mirada, pupila fúnebre color nube,
¿Por qué te despides de la anhelada alegría?
Si tanto la quieres no la dejes ir entre llantos.
Sé muy bien que la cicatriz se quedará por siempre;
y que la niñez, a través del retrovisor, es una hórrida agonía.

Amargura, ahora que te conozco tanto, no sé porque huyes.
Yo no quiero decirte adiós y menos ahora que hemos hecho nuevos amigos
desde que Llanto se marchó dejando una sequía en nuestros corazones.
Hoy siento que no necesito a nadie más,
no quiero al sol, detesto el viento, aborresco el suelo
y desprecio a todas y cada una de las estrellas.

Todas, todas y cada una de éstas cosas me recuerdan a cuando era niño,
todo brillaba, la infinidad era un azul cerúleo bañado en caramelo
y derrepente ese caramelo llenó de caries mi techo estrellado,
ensució mis blancas vestiduras con su maldad azucarada
y mancilló un pedazo de mí,
haciéndome descender en el más oscuro cielo silente.
6
2comentarios 38 lecturas versolibre karma: 65

Traición

Jeremías 17: 5 dice:

"Maldito el varón que confía en el hombre..."
Y yo, confíe en ella.
Y me sobrevino maldición,
por la desobediencia
de mi terco corazón.

Aquel mensaje decía :
"confío en tí, y siempre confiaré,
aunque se caiga el mundo"
Y, he aquí,
el mundo cayó a mis pies.

Entregué todo mi corazón
a quien no debía,
mi amor y cariño
era para mi mejor amiga.
De ella eran mis sonrisas,
ella,
me hacía olvidar entre platicas,
hasta de mi familia.
Mi tiempo, mis abrazos,
mi alegría, mi todo.
Tendidas hacia ella,
mis manos.
Sin darme cuenta,
al pasar del tiempo,
de su corazón negro,
fui probando su veneno,
quiso mis ojos, y mi camino,
se llenó de envidia y quiso mi destino.
De mis fuerzas tomó posesión,
y así me dejó,
postrada en la nada,
sin aliento, y con dolor,
quizá desahuciada,
hasta arrancarme el corazón.
Quiso quitarme la vida,
y usurpar mi lugar,
con su imposición.

Luego de escalar de sufrir en sufrir,

Entonces entendí, que solo a Dios,
se le debe adorar con devoción,
solo Él pudo reparar,
cada Partícula
de mi quebrado corazón.

De mi amiga conocí,
la miseria humana,
que jamás imaginé,
aun así,
después de levantarme,
un abrazo le di,
y un te quiero le dejé.
leer más   
7
4comentarios 63 lecturas relato karma: 81

Hiena

Nunca creí ser lobo
pero sí hiena
que nadie espera.
Errática es mi tierra
y yerma la luna
que auxilia mi púrpura esfera.


Marisa Béjar.
leer más   
10
sin comentarios 55 lecturas versolibre karma: 88

Al dentista

Muela partida,
muela perdida,
hueco en el alma,
como en la encía.
3
sin comentarios 23 lecturas versoclasico karma: 36

Ocaso blanco

Soñé que era el ánade
que sobrevolaba un mar de quincalla.
Mi Ser quebró aguas encadenadas
en osamenta
endiablada.
Batí mis alas bajo la torva mirada del leviatán
en busca de un reino naftalino
que exponencialmente se hallaba perdido…
Descorrí las sórdidas hordas del destino,
la amnesia siempre fue mi hogar favorito.
Ahora finó el enumerador de mis días.
En mi sepelio el ánade insomne me arrulla
un cántico enigmático:
<<¿Acaso
el ocaso
es blanco?>>.

Marisa Béjar, 04/05/2018
leer más   
11
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 99

Tu recuerdo me hace daño

Suenan los acordes de una dulce melodía que se encarga de ponerme todavía más triste de lo que ya me encontraba. Sé que el mundo se conspira a contra mía pero me parece injusto. Y entre recuerda y olvida no se borra tu carita de mi mente. Y por consiguiente vuelven versos y apapachos y ese cambio de carácter que me estoy enamorando.

Y entre más te olvido, menos logro. Y entre menos logro, menos ¡largo!
6
sin comentarios 66 lecturas versolibre karma: 104

El amor a veces duele

Me duele el corazón
A alguien le ha ocurrido?
Siento su palpitar
Y su lento recorrido

Siento de verdad
Que lo estrujaste
Lo envenenaste
Absorbiste toda su bondad

Siento de verdad
Que lo quebraste
Y tratas de pegar
Parte por parte

Lo exprimiste
Enterraste en él un gran dolor
Quedó solo su masa
Fría y rápida
Tratando de recuperarse

Siento de verdad
Que no entiendes la sensación
No sé cómo explicar
Ni controlar la respiración

Lo transformaste
Lo trituraste
Si no fue tuyo
Por qué no amaste?

Lo envolviste en girasoles
Lo decoraste con rosas
Lo dejaste tirado
Con las espinas rotas
Volviéndose ceniza
Permanente y negra
Delicada y dolorosa
Áspera y polvorienta
leer más   
3
1comentarios 26 lecturas versoclasico karma: 33

Primogénito

Voy contracorriente porque nací odiando
y me convertí en una desgraciada
tras un segundo nacimiento
en un deseo que sólo es de uno.

Y hace diez años
morí de una puñalada
entre el llanto
y la melancolía.

Y me desterraron
porque ya no alcanzaba
pero yo me aferré
a los alcohólicos.

Aún así
me suicide en un abrazo
en el rechazo
del vientre que ya no me amaba.

Sonreí
declarando
mi partida.
leer más   
5
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 71

Debajo de la escalera

Debajo de la escalera
reverberan voces agoreras.
En las grietas asoman manos descarnadas
con tretas despiadadas.
Es una hacienda yerma
donde sestea la afrenta.
La acústica está insonorizada a la esperanza,
pues cerúleas almas
devinieron brunas
y ahora vagan erráticas en la inmunda espesura...

Debo subir la escalera
con porte incólume a la tragedia.
¡Las voces no pueden adueñarse de mi propia esfera!

¿Y si sólo fuera un trampantojo?
Puede que quienes braman
sean daltónicos en karma.

Los peldaños claman mis pasos:
¿Para blandir mi corazón al horror
o mutar a un “Yo” mejor?

Logorreico mensaje
insurrecto en paz anhelante.


Marisa Béjar, 17/03/2018
leer más   
11
5comentarios 70 lecturas versolibre karma: 103

El bosque en llamas

El incendio con su furor lo fue arrasando
bajo la insolente luz de un mediodía,
las llamas el bosque fueron borrando
causándole la muerte con su cálida ironía.

El alto roble se dobló en la espesura,
el fuego voraz acabó con su existencia,
con la extinción total de su estatura
ha perdido el vergel toda su esencia.

Vuela el azulejo en busca de su nido
y llora al verlo quemado entre las ramas,
no llegará el araguaney a ser florecido
ni el turpial volverá a alegrar el alma.

Se desvanece, en tan poco tiempo,
lo que a la naturaleza costara tanto;
solo quedan las pavesas en el viento
y mis ojos tristes cubiertos por el llanto.
leer más   
9
4comentarios 69 lecturas versoclasico karma: 106

Calles Vacías

CALLES VACÍAS

Muerte, luto y dolor
sangre, fuego, lágrimas
todo se vuelve oscuro
todo se vuelve sombrío.

Gritos desesperados se escuchan
mujeres que buscan a sus hijos
padres medio muertos que caminan
niños que lloran a sus padres.

Son las víctimas inocentes
de las guerras y el dolor
que aquellas bombas han causado
sobre esas calles que ahora están vacías.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Abril 2018
Imagen tomada de Internet
leer más   
8
6comentarios 96 lecturas versolibre karma: 110

Habita Mi Corazón

Ven amigo mío,,,
habita mi corazón y si quieres
vivir en él,,, hazlo.
No tienes que pagar alquiler...
Tengo el espacio
ideal para que dejes de
vivir tu penar...
Ven, habita mi corazón, mientras
el tuyo deja pasar la tempestad
que le ha tocado enfrentar...

Letizia Salceda,,,
leer más   
14
8comentarios 74 lecturas versolibre karma: 124

Soltar tu mano

Dolor de muelas.
Que se duerma el pie.
Apendicitis.
Tener fiebre.
Que se infecte el oído.
Sentir nauseas.
Romperte un hueso.
Ninguna de estas cosas duele tanto
como tener que soltar tu mano
y aguantar el polo norte a cuestas
sin ningún calor que lo deshaga.
leer más   
12
12comentarios 90 lecturas prosapoetica karma: 110

Dolor insoportable

Yo quería enterrarte en el olvido,
buscaba, para odiarte mil razones,
no volver a escuchar nuestras canciones,
dejar mi corazón siempre dormido.

Pero no quise darme por vencido,
y te ofrecí mi amor sin condiciones,
incluso renunciando a tentaciones
del fuego de otro cuerpo antes prohibido.

Y entonces, apareció otra, ¡sonriente!,
que me hizo descubrir la fantasía,
y antes de convertirme en un demente,

te hice ver, que mi amor no merecías.
Dimos forma a un sueño irrealizable,
que mudó en un dolor insoportable.
16
3comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 129

Pedir perdón

Al saber mis sentimientos
descubriste qué es amor,
al soñar sobre mi pecho,
cómo late el corazón.

De la llama de mis labios,
cómo quema la pasión,
de mi mirada, que nadie,
te va a querer como yo.

De mi boca suplicante,
qué es la desesperación,
del torrente de mis lágrimas,
cómo muero de dolor.

Del olvido de recuerdos,
cuánto daña una canción,
del puñal de tus palabras,
cómo muda mi color.

Y ya vuelan tus promesas,
tus mentiras sin pudor,
en ti queda la altivez,
en mi la desilusión.

Con el tiempo yo aprendí
que habías sido un error,
tú, del amor, casi todo,
excepto a pedir perdón.
14
4comentarios 91 lecturas versoclasico karma: 103

Murmullos de amor y de dolor

Viento ven y llévate el desaliento
que debo continuar viviendo,
la alegría no fue mas que una careta,
no fue mas que un antifaz

Las sonrisas enmascaran las penas
ya que no tiene cabida el sufrimiento
en este grotesco carnaval que a veces es la vida
donde fingen ser felices,
aunque traigan el dolor a cuestas .

Alma y el corazón juntos
la misma vida me atravesó
y el amor en su esencia fue herido,
con un arma punzo cortante de traición.

¡Tú abril me lo arrebataste !
¡tú ! de mis propios brazos
apenas había nacido
¡yo simple mortal!
no pude defender lo más querido.

¡ Ay abril te lo llevaste!
dejando los murmullos
de nanas en el aire sin notas musicales
y mis brazos sin arrullos

Ven y abate con fuerza viento
y del pasado arranca las hojas muertas
angustias, pesares, sufrimiento
llévatelas contigo al confín del tiempo.

Llévate de mi cielo gris los nubarrones
y las gotas de lluvia que inundan mi ser
cuando veo mis brazos vacíos,
en miradas húmedas que van por la vida
desbordando sólo desolación

Mira que traigo siempre como estación,
al borde de mis ojos, lluvia abundante
y un corazón continuamente sangrante
que en cada latido bombea torrentes de dolor.

Llévatelas viento de abril llévatelas por piedad,
donde explotas en diminutas partículas
desintegrando las penas que lanzamos
en tu recorrido que se van adhiriendo a ti

Llévatelas viento, llévatelas
donde termina tu tiempo
allí donde mueres y renaces como aire nuevo

Luego, céfiro de abril, silba suave
entona alegres notas, trae murmullos
de nuevas esperanzas, de colores y fiesta

Y sube, sube al cielo llévale mi amor
y murmúrale a sus tiernos oídos cuanto lo amo
llévale la fragancia de las flores con mi amor
en suaves melodías de dulces colores.

Viento de abril haz lo que te pido,
tú que has hecho que en esta vida
conociera junto con la alegría
el máximo dolor.

MMM
Malu Mora
leer más   
13
21comentarios 98 lecturas versolibre karma: 116
« anterior1234515