Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 212, tiempo total: 0.016 segundos rss2

Mis lágrimas

Las olas me circundan, me ahogan,
dejando un gusto de amarga hiel,
son mis lagrimas bajando a mi boca
por el dolor de no tocar mas tú piel.

Noche que te trae en caballos cansados
de andar por la vida sin norte ni causa,
pero me encuentra enfermo y agotado
de amor, de pena y de triste nostalgia.

Llamaradas iracundas danzan febriles
recuerdos que se tornan grises y vanos,
paisajes felices ,cuando eran otros abriles....
mirando la distancia ,eres el amor del pasado.

Te alejaste un día sin mirar hacia atrás
llevando contigo tus sueños e ilusiónes,
continua tus pasos no detengas tú andar,
déjame vivir con mis desilusiones.

Las olas me circundan, me ahogan
dejando un gusto de amargo hiel,
bajando raudas y el corazon tocan,
son mis lagrimas llorando junto a el..

Lucio Carlos Quinteros.®©
3
sin comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 35

Del amor, y nada mas

Herética semana de los corazones fríos,
donde la última copa del néctar de tus labios
se volvió fría, intensa e inalcanzable.
No recuerdo ni tan siquiera el porqué.
Se mezclan mis recuerdos entre las copas;
el sabor añejo de las lágrimas
y el estandarte de un futuro a tu lado.
Ya ni siquiera sé quién soy.
Perdí las ganas de vivir en el valle
de tu cintura hace ya tres primaveras;
y el invierno me abriga y me hiere.
Te sigo esperando, a ti.
Aunque seas el vago reflejo imposible
de millones de espejos inconexos
cuya opacidad mengua al estar a su lado.
Ya no sé si la que brilla es la luna
o refulges con luz propia en esta avenida;
pero te prometo que esta noche
he vuelto, de nuevo, a amar al cielo.

Ya me apuñalaré el corazón al releer
cada uno de estos versos y comprender
que algunas historias de amor existen
y otras son, simplemente, borradores.
leer más   
12
5comentarios 78 lecturas versolibre karma: 96

Inspira el dolor

Hay Tantas heridas de ausencia
En este cuerpo que te clama
Mi silencio brota de los poros
La necesidad llega, inspira el dolor.

Es tan sombrío el paisaje sin tus ojos
Tocarte se hace tan lejano
Y te llamo dentro de mi pecho
Mis latidos oscuros te nombran
Te aman.

~Yohelava D.L.
17
2comentarios 121 lecturas versolibre karma: 71

El escritor es un fingidor

Si pudiera simplemente escribir
en lugar de ser poeta, tener lo que se dice futuro
—una de esas casas de novelista
con grandes cristaleras que dan a la playa—,
donde teclear y vivir tranquilo
un final abierto para la historia de nuestro corazón roto.

Porque el escritor sólo es escritor cuando escribe,
por mucho que diga, que poetice,
que siempre está pensando en literario.

En cambio, ser poeta, a veces cansa, y duele:

Soy vertical, pero preferiría ser horizontal.
Yo nací para robar rosas de las avenidas de la muerte.
La articulación más insignificante de mi mano
avergüenza a todas las máquinas.
Es necesario estar siempre ebrio…
Para no sentir la horrible carga del tiempo.

Así lo sentían la suicida Sylvia Plath,
y el incorregible Bukowski,
y el capitán Whitman, y el insensible Baudelaire.

Sé que la poesía, con los años, se deja de escribir.

Sin embargo, si pudiera escribir sin más
en lugar de ser poema.
Porque el corazón del poeta no para de sentir,
siente la gloria y su miseria, la poesía y sus sueños,
incluso cuando duerme.

Poetas santos o malditos, de la lógica o la experiencia,
sociales o místicos, qué más da.

Somos perdedores, pero tenemos esperanza.
Somos un fracaso, pero tenemos la verdad.
Somos ordinarios, pero tenemos la poesía.
Somos fingidores, sí, pero no tenemos cuento.

Todos luchamos para que no seas castigado
sin la luz del pasillo
esta noche cerrada, monstruosa
16
16comentarios 206 lecturas versolibre karma: 85

Escapada

He abandonado nuestro nido de amor.
Clausuré mi refugio sin previo aviso
y llevé al desguace dos bicicletas.
Jubilé a los abrigos más viejos.

He desocupado de botellas mi despensa
y desconecté la nevera para siempre.
He donado las vituallas,
de mi eterno racionamiento y tiré
los ceniceros, el incienso,
las velas perfumadas.

Desalojé con dolor mi cuartito
y nuestra cama quedó tan fría,
cómo aquellas noches de verano,
en que prendíamos fuego al edredón.

Ya entregé las llaves al herrumbre.
He comprado un boleto a lo desconocido
y olvidado una calle, un edificio, un barrio.
Todo para desconectar
de tu vida, mi vida.

Nuestro olor se ha quedado impregnado
en el buzón, el pomo y el telefonillo,
en el quicio y los goznes de las puertas,
en todo lo metálico.
Siguen allí, las huellas de nuestra lujuria.

e indelebles, fosilizadas, eternas,
las magnitudes de nuestros secretos,
...y todo lo sudado.
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 32

Cerca de quién sufre

La otra realidad es siempre bidimensional la soledad nos invade como las alegrías al unísono.
No hay dolor en las satisfacciones, si en la angustias, las guerras, la marginación.

Salir imaginándote en una pared azul mar-océano.
Salir sin avisar en la sala-aire de mi casa, tu casa.
Soy niño con ojos luminosos que llora agua en el rostro
caricia húmeda de calor templado-rosado.

Realidad salida salto
Recupera la libertad
Remedio del dolor
Salto al vacío
Amor
Humano.
¿Intentarlo?
leer más   
3
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 60

¡Salvese quien pueda!

Si lo ven, no lo miren a los ojos,
no lo escuchen respirar,
no tienten su sonrisa;
no le den tiempo
y huyan sin mirarse en los charcos.
De otra forma,
siempre va a ser tarde
para cualquier salvación.
Ni siquiera el sacrificio propio
consigue atenuantes
para aplacar el dolor.
Las carroñeras dudas
muerden cualquier sueño
alimentando el monstruo
que cabalga el insomnio
a la velocidad de cualquier luz.
El agua sólo yace en el barro
dónde acuden presurosas
las pisadas intentando vanos y
la sed termina por secarse
igual que el corazón.
Si lo ven, no lo miren a los ojos,
es voraz con sus víctimas;
un depredador.
Conoce cada rincón
de la muerte y
sus costados más vulnerables
escondidos detrás de la ilusión.
Si lo ven, no lo escuchen respirar,
es ácido dulce trepanando
las venas y horadando en las entrañas.
Un asesino letal
con guantes blancos
para ver las huellas.
Si lo ven, no tienten su sonrisa,
es perfecta para las discordias,
perfecta para envolver el silencio
de los días claros
y la luz de los grises.
Profunda para caer,
dura para levantarse.
Si lo ven, no le den tiempo
porque el tiempo no le teme,
la vida lo ama,
el alma lo busca,
el corazón lo glorifica
y la ausencia lo llora.
Si lo ven, ¡¡huyan!!
¡Corran por sus vidas!
El amor no perdona
una vez que alcanza lo que toca.
leer más   
16
6comentarios 125 lecturas versolibre karma: 81

Luna llena [Reminiscencia a Extremoduro]

Tú,
tan perfecto,
tan inalcanzable.
Yo,
harto de tanta duda,
esperando a tu llegada
en algún otro sueño.
Tú,
el mismo de siempre,
el huracán que lo derriba todo,
las barrera del silencio
y me hace ser yo mismo.
Yo,
hastiado de mis miedos,
de todos mis temores,
solo le pido al cielo
que vuelvas, mal de amores.

Nosotros,
tal vez un imposible más.
Pero no me arrepiento,
busco tu sonrisa,
guardada en una cajita,
con mi corazón adentro.
leer más   
14
2comentarios 74 lecturas versolibre karma: 77

Cuanto más?

Ciudad blanca del amor
he llorado como bebé
por este fuerte desamor
que consume poco a poco
mi amarga pasión
¿Cuanto más tengo que soportar?
¿Cuanto mas tengo que llorar?
leer más   
5
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 63

Corazón Mentiroso

Me dices que todo estará bien,
pero siempre que los miro,
me caigo y me quiebro a pedazos.
leer más   
11
3comentarios 59 lecturas versolibre karma: 74

Rayos de Sol de donde parten orígenes

Vengo de la pantera negra
Muy estilizada, ágil y bella
Defensora de su territorio y hábil cazadora,
Vengo del diamante y del cacao
Que cada día me hacen mirar a las estrellas
Sin olvidarme de todo lo que era.

Vengo del tambor sonoro
Que tocaban los súbditos
Al recibimiento de reyes sabios,
Caminantes ante blanco gateadores,
Reyes amantes de gatos fieros
De pieles oscuras y trágicos amores.

Vengo del Carey y del Marfil,
Vengo de la costa, la exótica fauna y la rara flora,
Vengo de Nubia y las pirámides del Sudán,
Vengo de los labios gruesos y las bocas abultadas,
De las sensuales y curvilíneas figuras
Del swim de las danzas y la sabrosura.

Vengo de la matanza,
Vengo de la esclavitud,
Vengo del genocidio,
Vengo del terror,
Vengo del elefante que recuerda,
Vengo del león que ruge,
Vengo de la escoba que se salta
Y del algodón que se cosecha.

Vengo de una tierra que hace mucho fue arada
Pero que ahora quedó arrasada,
Vengo de profunda riqueza
De las esculturas de jade,
Vengo de turbantes, tocados, zarcillos
Y ojos perfectamente delineados.

Vengo de pies descalzos
Que pisan las arenas ardientes del Sahara,
Vengo de veloces corredores
Con grandes capacidades pulmonares
Etíopes por supuesto, donde se creo el hombre.
Vengo de tantos verdaderos orígenes
Que aún hoy es posible yo dude de donde vengo.
8
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 71

Se rompió

Se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas,
escucho en la radio a Extremoduro,
y a la vez escucho tu voz en el extrarradio
perdiéndose entre la Marea y el desidio.

Se rompió el eco del guardián de las palabras,
y ahora enmudecen hasta las mismas flores
con el paso embravecido del viento en su oleaje
por el inmenso mar del atardecer sombrío.

Se rompió el amor que profesaba a tu persona,
y mi corazón esperaba encontrarte al día nuevo,
pero, ¿qué voy a encontrar allá en nueva ventura?
Más que cenizas, polvo, mar y sueño.
leer más   
20
6comentarios 104 lecturas versolibre karma: 102

Cuatro 4

Hemos terminado 4 veces,
4 veces que han partido el alma.
Hemos decidido volver 4 veces,
4 veces que me han dejado vacío y sin aliento.
¿Cuánto más podremos avanzar?
leer más   
13
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 92

Herencia

De sus manos vuelve la casa.
Hilo apretujado,
nudo francés.

Mi abuela llora la muerte que no entiende
y renace del vientre de mi madre.

Me nombra nostalgia,
me encomienda a la señora de las flores,
me ofrenda todo lo que no posee.

El dolor repetido hasta la locura.
Somos aquella que parte su corazón
y se lanza al río para no volver a marchar.

Es pesada carga llevar todo el ruido encima.
Este es un río que no suena pero que desborda.

Bajo el agua hay una casa
un pasillo solo
unos juguetes en el piso
y un jardín que siempre acaba de florecer.
leer más   
3
sin comentarios 17 lecturas versolibre karma: 41

Arte

Ohhhh dulce tragedia, envuélveme en tu soledad.
Ohhhh dulce amor sin escala, te amare hasta la eternidad.
Ohhhh dulce susurro, hazme vivir hasta morir, hazme triunfar hasta fallar,
hazme reír hasta sufrir, hazme llorar hasta callar, hazme volar hasta triunfar.
Todo lo debo a ti (arte).
leer más   
9
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 79

Preguntas sin respuestas

Porque? Lo incorrecto tiene que ser tan especial.
Porque? Lo incorrecto tiene que enamorar.
Porque Tu mirada es sensacional?
Miles de preguntas sin respuestas,
piden a gritos tus respuestas.
Responde ya, por favor,
porque un segundo sin ti,
es una eternidad, que no tiene fin.
leer más   
11
5comentarios 91 lecturas versolibre karma: 79

Yo no me fui, tú me dejaste

Yo no me fui, tú me dejaste

Camine durante años a tu lado,
y lograste dañar los más sagrado
la dignidad que en mi habitaba
embriagaste con una ausencia marcada.

Descosiste mi alma alocada
la manchaste con lágrimas
saturaste mi amor con palabras,
y así mi ilusión daba por terminada.

Te concentraste en hacer tu vida,
creyendo que alimento y comodidad
resistiría, sin pensar que había algo más,
que con tu presencia y amor bastaría.

Me alejaste poco a poco de tu vida,
tal como una planta sin agua se secaría,
me sacaste los detalles y la alegría,
exprimiendo de mi amor con grosería.

Yo no me fui, tu me dejaste ir,
pues creías que a tu lado debía ser feliz,
pensando que nadie podría hacerme reír,
olvidando que alguna vez te enamore a ti,
y hoy podría volver a hacer a alguien sentir.

Yo no me fui, tu falta de amor me hizo huir,
te perdiste envejecer junto a mi,
y ahora en soledad labraras tu vivir,
quizás con el tiempo te perdonarás.

No cometas los mismos errores,
que mataron mi amor por ti,
pues ya del pasado yo solo quiero olvidar,
y las heridas con el tiempo sanar.

Las letras de mi alma.
4
sin comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 63

El escriba

Viandantes erráticos
garabatean pergaminos medievales.
Guadaña exasperante.
Aire: acre.
Expolio de amor,
atávico dolor.

El escriba vaga
con alma traslumbrada
y pluma amortajada.

El porta cirios centellea,
en duermevela fluyen letras.
Tinta seca: catalepsia.

Sima que ellos atrincheran,
áncora que el escriba reniega.
Pena que mella estrellas.

Marisa Béjar, 10/06/2017
leer más   
12
15comentarios 128 lecturas versolibre karma: 85

Es él quien te recuerda

No soy yo, es el poeta;
yo sigo caminando y respirando aunque no estés cerca.
Es él y su libreta,
es él quien se tortura recordándote en sus letras.
Es él quien te aguarda,
es él el cabizbajo exhibiendo el peso de tus memorias en su espalda.
No soy yo, es el poeta;
Yo brego para sobrevivir,
pero es él quien te recuerda.

No soy yo, es el poeta,
es él quien te sueña;
es él quien te dibuja en rimas que atormentan.
No soy yo, es el poeta,
es él quien te recuerda.
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 21

El Ayer

Recuerdo el ayer, cuando tomados de manos...
Caminábamos alegres, bajo el cielo infinito...
Veíamos el mundo como un lugar mas hermoso...
Las sonrisas, fáciles nos pintaban los labios...
Y nuestros ojos tenían ese sutil y romántico brillo...
Que Solo en los Ojos de los enamorados se ve.

Pero en nosotros algo cambio con el tiempo...
El grito mato a los suaves susurros...
Y se hicieron comunes los largos silencios...
Ya no hubo paseos tomados de manos...
Y las lagrimas se hicieron los vecinos de al lado...
El cielo no fue azul, ni los días fueron hermosos...
Y aunque el mundo no dejo de dar vueltas por eso...
Para mi, y tal vez para ti, de lo hermoso de la vida,
Fue el Fin.
9
1comentarios 50 lecturas versoclasico karma: 79
« anterior1234511