Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 226, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Escálame

Escálame el amor
que tengo una teja rota
y calan las lágrimas
haciendo goteras.

Marisa Sánchez
13
6comentarios 49 lecturas versolibre karma: 91

Almas esculpidas y mancilladas

Ayer turbó la piedra su reposo:
fue sometida a bárbara tortura;
y hoy se levanta, cálida escultura,
erigida en espléndido coloso.

Renunció ayer el lienzo temeroso
a toda su pureza y su blancura;
y hoy se impregna, magnífica pintura,
de colores y de arte clamoroso.

Ayer sufrió el poeta torturado,
a golpes esculpido en su declive,
con su candor dolido y mancillado.

Hoy mora en su pesar, solo malvive,
sabiendo que el dolor es su legado,
y que es solo al dolor a quien escribe.
18
13comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 103

Amarga negrura

Tengo una negrura,
que enturbia
mi alegría ausente,
una amargura,
que mi discernimiento
paladea.

Porque tu sangre
es mi pena,
el sonido
opaco de tu nombre,
no cesa de llamarme,
la falta de tu aire
de ahogarme.

Tengo un amor de padre
encerrado en el dolor,
una caricia, un abrazo,
un beso, un te quiero,
sellado en mi garganta.

Aunque nunca llegaste,
jamás podrás irte,
aunque tu primer rebullo
muriera contigo,
contigo aún retozo.

Hoy mi melancolía
no te abandona en el olvido,
aunque mi dolor se adormece
ante renacidas perspectivas,
me abrazo en recuerdo
de la parvedad de tu nombre
a mi amarga negrura.

A mi hijo no nato 2006
leer más   
14
7comentarios 70 lecturas versolibre karma: 91

El dedo en la llaga

Cae repentino el dedo
Sobre la herida se hunde
Y como mazo de acero
Con el fuego vil se funde.

Despierta furioso el miedo
Todo de negro lo cubre
Ya está servido el enredo
De si has o de si hube.

Todo si heridas yo tengo
que las replegó una nube.
Por esto limpiar yo debo
Las heriditas que infunden

rencores y desacuerdos
para que el dolor circule
y quedemos liberados
de aversiones que nos nublen.

Alicia Fdez.
leer más   
4
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 61

He surgido con cada cicatriz

He librado un y mil batallas
he enfrentado tempestades
he escalado muchas murallas
y he sufrido duras verdades.

Me he visto en el suelo,
y con valor me he levantado,
me acostumbré a usar pañuelo,
pues es mucho lo que he llorado.

he sufrido de muchos desvelos,
he combatido penas reales,
he pasado por duras realidades,
y padecido de muchos males.

He conocido en carne propia el dolor,
he buscado mi propia redención,
he estado a punto de la rendición
y a mis flores le han faltado color

pero he surgido con cada cicatriz
Se que aun me falta por vivir
y también he sido muy feliz,
y con eso tengo fuerzas para seguir.

Un millón de metas por cumplir,
una luz interna que se niega a extinguir,
un corazón que lucha por amar,
y una alma libre negada a esperar.

Las letras de mi alma.
11
3comentarios 75 lecturas versolibre karma: 92

A un ser sin nombre

Tengo un par de sentavos en la mochila, y unos recuerdos bajo el brazo, un tatuaje a mi diestra y nací destruyendo lazos.

¡Condenada!
Bajo sombras, soy la que no quiso ser y me quebré en mis propios brazos, soy la protección contra los lobos pero ellos son míos.

La niña de las poesía, incrédula, amante de lengua caliente.

Mi amada bastarda, sincera exiliada, la habitación se llenó de pequeños rayados.

Ver rojo y blanco, o ver los símbolos en la palma de la mano.

Caer
caer en las letras decadentes.

Caer
caer cayendo, amando, odiando.

Caer
caer sin piedad.
sin arrepentimiento.

Caer,
sólo caer...
... en el marco de tu mirada.
leer más   
11
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

Desgarros

Haciéndome un disfraz
con las ruedas que me aplastaron,
ocultas tras el antifaz,
luciendo como pájaros al vuelo.

Otra fuente se derrama dentro,
otra sombra que rodea con su velo,
otro cántaro cae al suelo,
otra noche mordiendo el recuerdo.

Voces mudas tiemblan,
gritando en el silencio,
miles de sueños perdidos
que en la mente erran.

Otra carrera demasiado lenta,
huyendo sin destino,
buscando en el camino
otra persona en mi cabeza.

Un espejo que devuelve
otra imagen falsa,
otra mañana gélida
donde ya no queda magia.

Limpiando mis desgarros,
restos de los desengaños,
escondiendo cada año
otro disparo a bocajarro.

Quimeras descompuestas
que se evaporan en mi cama
hasta que vence el cansancio
y me lanzo hacia la nada.
leer más   
13
7comentarios 86 lecturas versolibre karma: 77

Amor en Vuelo

No hay verso que calme el pulso,

Ni beso que calme el cuerpo

Porque en medio del desierto,

Ni las lágrimas dan consuelo.



¡Ya me cansé de éste infierno!

De tinta, dolor y sufrimiento

Quiero mirar el cielo en vuelo,

Y respirar amores nuevos.



Amores de caricias y juegos,

Que no hayan heridas ni celos,

Que la distancia no haga eco

Y tu perfume, guarde recuerdos.



Y cuando susurres un deseo,

Que nos atrape por completo.

Que un suspiro prenda el fuego

Y que lento, queme por dentro.
5
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 52

Indignación

Siempre fue el truco perfecto,
ser la pequeña inercia
delante de ebrios moralistas.

Soy hija,
pero el transcurrir
de mi planta muerta
me hace mujer.

Ser la niña de papá,
ser la niña que llora por papá.

¿Cuáles son los días
en las que mis noches
no caen en lo más profundo
de una sana decadencia?

Si se le puede decir sano
a algo que nos desvanece.
Si se le puede decir normal
a la esclavitud por opción,
cuando no tenés opción.

Cuando estoy en sentada
en los primeros escalones
de un cielo,
de un circo corrompible.

Soy el títere,
pero perdí mis hilitos.

Malditos cerdos,
versos de serpientes,
mis animales de la tierra.

Me creí parte del mar
en la odisea de espectador
en la boca del cordero
entre los brazos del lobo
y en el afán de su vanguardia.
leer más   
16
9comentarios 146 lecturas versolibre karma: 83

Hormigas

Mi vida es muy, muy estrecha
solo cabemos mi cerebro y yo,
solo si llevo la cabeza derecha
no debo girarla, bajarla o moverla
solo hay un camino, un solo destino,
cuando la bajo suena un gong
eso significa que perdí la dirección.

Desgraciadamente, soy una hormiga,
sigo al de delante, hago lo que el hace,
voy en silencio, vamos todas en fila
recogemos los despojos, los cachitos
las sobras, las migajas, lo que nos tiran.

Nos las tiran los de arriba
nos tiran lo que no quieren
lo que no les gusta, de lo que no disfrutan
el hambre, la ira, el pánico, la sumisión
la mentira, el sufrimiento, el dolor
a veces sobra algo de felicidad o de amor.

Nos enamoramos como hormigas
pequeños insectos de cortas miras
felices, pequeñas, indolentes y sumisas
recogiendo la mierda de los de arriba.

Trabajando duro, siempre soñando
haciendo planes de futuro
pero siempre bajo el yugo, como hormiga
y los de arriba regalándome la vida.

No te salgas de la línea, del sistema,
no intentes llegar arriba, molestas
solo los locos piensan diferente
solo los locos se plantean que es lo decente.

Descubren las mentiras, agitan el hormiguero
las hormigas se salen de sus filas
por eso les persiguen, por eso les quitan la vida.

No pedí nacer hormiga,
pero mi padre fue hormiga,
mi abuelo fue hormiga,
que queréis que yo os diga.
Yo creo que moriré hormiga,
aunque yo siempre sueño,
sueño con otra vida.

Camaleóntoledo*
leer más   
22
4comentarios 62 lecturas versolibre karma: 83

Historiodrama Colombiano

Volveré al tiempo en que el cabalgar de las bestias era la medida misma del borbotear de las venas.
Aquellos tiempos en que la vida valía el tajar de un machete y una cabeza rodante.
Cuánto miedo, burdo saber sobre la nada.

Al fondo, los complices de la danza de la peinilla, que macabra belleza, cuántas agonizantes victorias se ahogaron en las tripas del carroñero.
Hordas que asolaban hasta el último caserío, gritos de dolor que opacados por el conservatismo o la libertad así pura, salvaje, más violenta que mil aludes a mansalva golpeaban las veinticuatro del Jawaco de pared.

He de volver allí, atado en el suelo forrado de arapos, empapado entre lágrimas y sudor, destinado a arder en mi provincia.
Seré un faro humano y mi cabeza será pateada para el divertimiento de aquellos hombres castigados a hacer justicia y ley.
leer más   
9
3comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 90

no entiendes

Sé que no entiendes
Cuando intento responderte
Y sé que no ayudan a que entiendes
Mis confusas respuestas
Pero hay dolores que queman
Muy dentro de mi alma
Que son inexplicables
A quien no los conoce
Sé que ves mis ojos brillantes
Al oír una música o frase
Y no consigues entender
El por qué
Sé que no entiendes
Porque aguanto las lágrimas
No comprendes
Por qué debo ser así
Fríamente desconfiada,
Infantilmente fuerte.
Sé que no comprendes
Y yo capaz no pueda explicarte
Pero solo abrázame
Y finge que no sientes
Mis lágrimas en tu camisa,
Que no me sientes sollozar como niña,
Finge que no quieras hacerme preguntas
Que no quieres comprender
Este dolor que oprime mi pecho.
3
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 35

Yo no me fui, tú me dejaste

Yo no me fui, tú me dejaste

Camine durante años a tu lado,
y lograste dañar los más sagrado
la dignidad que en mi habitaba
embriagaste con una ausencia marcada.

Descosiste mi alma alocada
la manchaste con lágrimas
saturaste mi amor con palabras,
y así mi ilusión daba por terminada.

Te concentraste en hacer tu vida,
creyendo que alimento y comodidad
resistiría, sin pensar que había algo más,
que con tu presencia y amor bastaría.

Me alejaste poco a poco de tu vida,
tal como una planta sin agua se secaría,
me sacaste los detalles y la alegría,
exprimiendo de mi amor con grosería.

Yo no me fui, tu me dejaste ir,
pues creías que a tu lado debía ser feliz,
pensando que nadie podría hacerme reír,
olvidando que alguna vez te enamore a ti,
y hoy podría volver a hacer a alguien sentir.

Yo no me fui, tu falta de amor me hizo huir,
te perdiste envejecer junto a mi,
y ahora en soledad labraras tu vivir,
quizás con el tiempo te perdonarás.

No cometas los mismos errores,
que mataron mi amor por ti,
pues ya del pasado yo solo quiero olvidar,
y las heridas con el tiempo sanar.

Las letras de mi alma.
13
1comentarios 103 lecturas prosapoetica karma: 84

De esposa a amante

No te ocultes de mi,
no tienes porque fingir,
sé que está junto a ti,
desde que se alejó de mí.

Siento tu perfume en su ropa,
sus ausencias en mi casa,
su mirada extraviada,
y su frialdad en mi cama.

No te juzgo ni te culpo,
pues no me debes fidelidad,
mientras fui solo esposa,
tú le sirves para una sola cosa.

Yo le entregue mi juventud,
mi inocencia y mi maternidad,
tú eres la llama que vino a avivar,
un fuego que estaba por apagar.

No te pido nada a ti,
pues soy quien debe decidir,
si quiero una mentira seguir,
y darle dignidad a mi vivir.

Hasta hoy había vivido,
un papel muy abnegada,
una rosa a su lado marchitada,
una mujer muy poco apreciada.

Te lo dejo, no me lo ganas,
y les deseo toda una felicidad,
espero que a ti te pague con fidelidad,
lo que a mí no me supo dar.

Solo te daré un consejo,
lo que empieza mal, acaba igual,
pues jamás alguien podrá construir,
sobre cimientos sin destruir.

Te deseo lo mejor,
que no te pague con dolor,
que a ti si te haga feliz,
y que a mí me deje vivir.

Dile que deje de venir,
a llorarme por su error
que asuma responsabilidad sin temor
y que olvide que en mi alma no hay rencor.



Las letras de mi alma
4
sin comentarios 81 lecturas versolibre karma: 62

Mis lágrimas

Las olas me circundan, me ahogan,
dejando un gusto de amarga hiel,
son mis lagrimas bajando a mi boca
por el dolor de no tocar mas tú piel.

Noche que te trae en caballos cansados
de andar por la vida sin norte ni causa,
pero me encuentra enfermo y agotado
de amor, de pena y de triste nostalgia.

Llamaradas iracundas danzan febriles
recuerdos que se tornan grises y vanos,
paisajes felices ,cuando eran otros abriles....
mirando la distancia ,eres el amor del pasado.

Te alejaste un día sin mirar hacia atrás
llevando contigo tus sueños e ilusiónes,
continua tus pasos no detengas tú andar,
déjame vivir con mis desilusiones.

Las olas me circundan, me ahogan
dejando un gusto de amargo hiel,
bajando raudas y el corazon tocan,
son mis lagrimas llorando junto a el..

Lucio Carlos Quinteros.®©
3
sin comentarios 33 lecturas prosapoetica karma: 35

Del amor, y nada mas

Herética semana de los corazones fríos,
donde la última copa del néctar de tus labios
se volvió fría, intensa e inalcanzable.
No recuerdo ni tan siquiera el porqué.
Se mezclan mis recuerdos entre las copas;
el sabor añejo de las lágrimas
y el estandarte de un futuro a tu lado.
Ya ni siquiera sé quién soy.
Perdí las ganas de vivir en el valle
de tu cintura hace ya tres primaveras;
y el invierno me abriga y me hiere.
Te sigo esperando, a ti.
Aunque seas el vago reflejo imposible
de millones de espejos inconexos
cuya opacidad mengua al estar a su lado.
Ya no sé si la que brilla es la luna
o refulges con luz propia en esta avenida;
pero te prometo que esta noche
he vuelto, de nuevo, a amar al cielo.

Ya me apuñalaré el corazón al releer
cada uno de estos versos y comprender
que algunas historias de amor existen
y otras son, simplemente, borradores.
leer más   
12
5comentarios 82 lecturas versolibre karma: 96

Inspira el dolor

Hay Tantas heridas de ausencia
En este cuerpo que te clama
Mi silencio brota de los poros
La necesidad llega, inspira el dolor.

Es tan sombrío el paisaje sin tus ojos
Tocarte se hace tan lejano
Y te llamo dentro de mi pecho
Mis latidos oscuros te nombran
Te aman.

~Yohelava D.L.
17
2comentarios 126 lecturas versolibre karma: 71

El escritor es un fingidor

Si pudiera simplemente escribir
en lugar de ser poeta, tener lo que se dice futuro
—una de esas casas de novelista
con grandes cristaleras que dan a la playa—,
donde teclear y vivir tranquilo
un final abierto para la historia de nuestro corazón roto.

Porque el escritor sólo es escritor cuando escribe,
por mucho que diga, que poetice,
que siempre está pensando en literario.

En cambio, ser poeta, a veces cansa, y duele:

Soy vertical, pero preferiría ser horizontal.
Yo nací para robar rosas de las avenidas de la muerte.
La articulación más insignificante de mi mano
avergüenza a todas las máquinas.
Es necesario estar siempre ebrio…
Para no sentir la horrible carga del tiempo.

Así lo sentían la suicida Sylvia Plath,
y el incorregible Bukowski,
y el capitán Whitman, y el insensible Baudelaire.

Sé que la poesía, con los años, se deja de escribir.

Sin embargo, si pudiera escribir sin más
en lugar de ser poema.
Porque el corazón del poeta no para de sentir,
siente la gloria y su miseria, la poesía y sus sueños,
incluso cuando duerme.

Poetas santos o malditos, de la lógica o la experiencia,
sociales o místicos, qué más da.

Somos perdedores, pero tenemos esperanza.
Somos un fracaso, pero tenemos la verdad.
Somos ordinarios, pero tenemos la poesía.
Somos fingidores, sí, pero no tenemos cuento.

Todos luchamos para que no seas castigado
sin la luz del pasillo
esta noche cerrada, monstruosa
17
16comentarios 229 lecturas versolibre karma: 85

¡Salvese quien pueda!

Si lo ven, no lo miren a los ojos,
no lo escuchen respirar,
no tienten su sonrisa;
no le den tiempo
y huyan sin mirarse en los charcos.
De otra forma,
siempre va a ser tarde
para cualquier salvación.
Ni siquiera el sacrificio propio
consigue atenuantes
para aplacar el dolor.
Las carroñeras dudas
muerden cualquier sueño
alimentando el monstruo
que cabalga el insomnio
a la velocidad de cualquier luz.
El agua sólo yace en el barro
dónde acuden presurosas
las pisadas intentando vanos y
la sed termina por secarse
igual que el corazón.
Si lo ven, no lo miren a los ojos,
es voraz con sus víctimas;
un depredador.
Conoce cada rincón
de la muerte y
sus costados más vulnerables
escondidos detrás de la ilusión.
Si lo ven, no lo escuchen respirar,
es ácido dulce trepanando
las venas y horadando en las entrañas.
Un asesino letal
con guantes blancos
para ver las huellas.
Si lo ven, no tienten su sonrisa,
es perfecta para las discordias,
perfecta para envolver el silencio
de los días claros
y la luz de los grises.
Profunda para caer,
dura para levantarse.
Si lo ven, no le den tiempo
porque el tiempo no le teme,
la vida lo ama,
el alma lo busca,
el corazón lo glorifica
y la ausencia lo llora.
Si lo ven, ¡¡huyan!!
¡Corran por sus vidas!
El amor no perdona
una vez que alcanza lo que toca.
leer más   
16
6comentarios 173 lecturas versolibre karma: 81

Luna llena [Reminiscencia a Extremoduro]

Tú,
tan perfecto,
tan inalcanzable.
Yo,
harto de tanta duda,
esperando a tu llegada
en algún otro sueño.
Tú,
el mismo de siempre,
el huracán que lo derriba todo,
las barrera del silencio
y me hace ser yo mismo.
Yo,
hastiado de mis miedos,
de todos mis temores,
solo le pido al cielo
que vuelvas, mal de amores.

Nosotros,
tal vez un imposible más.
Pero no me arrepiento,
busco tu sonrisa,
guardada en una cajita,
con mi corazón adentro.
leer más   
14
2comentarios 76 lecturas versolibre karma: 77
« anterior1234512