Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 435, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Recuerdos adoloridos

Los días pasaron rápido, solo quedaron recuerdos incluyendo tu beso
comienzo a extrañarte y eso me hace soñar, pero a la vez llorar,
ver la realidad que ya no volverás, me hace recordar que jamas me amaras, por ese motivo debo continuar,
las esperanzas que tú me dabas sentía que ya se iban, al igual que mi amor que te daba y no te importaba,
solo me rescataste del suelo, me diste consuelo para luego dejarme en un infierno
leer más   
6
1comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 74

Amor sincero

Caminos inciertos
llenos de vida muerta,
parajes rotos
por mis propias huellas.
Pasos cercanos...intuyo...¿ Amor eterno?
¡No hay más que uno!

¿Serás tu mi amor?...
¿Seras tu, cielo?...
Maestro, mi niño... Te anelo
leer más   
4
1comentarios 14 lecturas versolibre karma: 31

La muerte lenta

Nació y creció palpitando y dando vida
Sus amigas las emociones lo venían a visitar y al estar con ellas lo hacían palpitar más.
Él era un corazón perfecto hasta que un día conoció un sentimiento que lo dejo sin aliento.
Al acercarse escucho que se hacía llamar amor, “Amor” lo invito cenar y le prometió una vida excepcional
El corazón le creyó y sin pensarlo dos veces acepto, y se lanzo a aguas profundas de navegar
Al comenzar a amar creyó tocar el cielo y sintió explotar de tanta felicidad y le dijo al amor que su presencia llevaba el paraíso incluido en ella.
Pero el pobre corazón era ingenuo y no sabía que el amor no era sincero
Porque el deseo se había vestido de amor y al pobre corazón engaño
Entonces un día paso, que la verdad asomo y el deseo descubierto quedo
El corazón se desmayo y no lo creyó, como fue que en ese engaño cayo
El pobre corazón en cama quedo y lenta mente su palpitar se apago
Oh pobre corazón engañado murió sin conocer al verdadero amor.
leer más   
4
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 52

Nuestro traje

Somos dos trozos de seda
cosidos
con los hilos de la distancia
intentando confeccionar un traje
a la medida de una esperanza

Perseguimos nuestro patrón
con detalle en cada costura
hilvanando delicados besos
con labios maquillados en papel

Bordamos las caricias al viento
y las miradas recrearon sueños
aún sujetamos los botones
con hebras de nuestros latidos

Fuimos dos trozos de seda
cosidos
con los hilos de la distancia
cuya esperanza se desvaneció
leer más   

etiquetas: verso libre, dolor, amor, distancia, pérdida
3
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 55

El hombre aúlla

En esos tiempos cubiertos de sombras
cuando el miedo usurpa el trono
y el sol asustado, oculta sus rayos
surge el rostro desfigurado de la luna
donde el hombre aúlla al hombre
con sus colmillos sedientos de odio

Y los besos, son besos de bala
y las caricias, caricias de sangre
y la vida vomita muerte
entre un reguero de espanto

A veces cuando mudamos las pieles
con ojos sanguinolentos
el hombre aúlla al hombre
con sus colmillos sedientos de odio
leer más   
6
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 91

Sin ti...

Sin ti,
Mi alma vaga en el olvido,
Sin ti,
No le veo el sentido al amor,
y sería de por vida un dolido...
Contigo,
Mi vida ya esta completa,
seria la persona más afortunada,
por fin habré pasado esta larga odisea,
y mis ideas ya no estuvieran erradas...
Pero lamentablemente estoy solo,
Y sin ti,
Podría morir,
y si llegara a morir,
que sea por ti...

leer más   
3
sin comentarios 18 lecturas versoclasico karma: 36

Mentira

Que mi verso balbuciente
no te engañe,

Que mi voz lastimera
no te aflija,

Que mi corazón errático
no te dañe.

Porque todo lo que yo crea, diga y sienta será daño que me inflija.




@Inmalitia, Andrés García. ©
Cuadro de Edward Hopper
leer más   
19
13comentarios 118 lecturas versolibre karma: 102

cansancio

me canso.
de buscarte y que cuando te encuentro huyas de nuevo.
de hablarte y que tus oídos me ignoren.
de ser yo, y que tú intentes ser otra persona.
15
3comentarios 84 lecturas versolibre karma: 89

Carcelera

Carcelera de mi alma
llora en soledad sus penas
apresada en su torre de marfil
tan solo su eco le susurra
con voz agonizante
preludio de su último aliento

Vive sin la alegría del sol
ni sentir el viento en su rostro
a su búsqueda sale la luna
y gritan las estrellas su nombre
con el silencio como respuesta

Mi alma ya no tiene boca
ni ojos, ni oídos, ni olfato
presa se halla
en su torre de marfil
llorando en soledad sus penas
leer más   
11
2comentarios 65 lecturas versolibre karma: 110

Desde el infierno

Amor, espero que al recibo de estos versos te encuentres bien: yo, ardiendo en la frialdad de tu indolencia, bien lo sabes.

¡Escupe, me gritas, lo putrefacto de dentro, te servirá de catarsis para un nuevo amor!

¡Ay, no lo entiendes!

...

No, no
yo no añoro desearte,
no deseo lo imposible,
y no renuncio amarte,
¡Te quiero ahora y aquí!

...

Amor, decirte que en soledad sufro la penitencia de mi egoísmo. Regocijate si tu corazón te lo permite.

¡Sí, no me arrepiento de haberte amado como lo sigo haciendo pero este puñal helado clavado en el alma,

no se derretirá en este infierno!

...

Tengo frio ...
leer más   
12
11comentarios 93 lecturas prosapoetica karma: 108

Te arrebaté un sueño

Esas noches sin luna
antes de la mariposa de recuerdos
pintábamos de blanco en el lienzo
una historia con final.

En tus labios silenciosos
se asomaban dos palabras
que eran tu condena
y a la vez mi ambición.

Te arrebaté un sueño,
nunca te pedí perdón
corté el lazo que unía
dos almas al mismo son.

Me marché entre promesas
abiertas entre confusión.
En unas pocas semanas
asesiné tu ilusión.

Puede que te hiciera daño
a tu recosido corazón
pero era mi momento,
el año en el que encontré la razón.
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 57

Un casa sin palomas

La profunda tristeza de tus pasos en mi cabeza,
la melancolía de tu movimiento por la casa,
el fatal presentimiento, ¡oh Dios!,
de la desgarradora certeza de lo imposible.

Sonidos,
ruidos,
aromas exóticos,
risas enamoradas,
el calor de nuestro hogar.

…. y ahora, embriagado por tu exceso
deambulo entre gentes ignorantes de tu presencia,
testigos anónimos de mi existencia,
y ahora, solo.

¡Aparta onza lujuriosa!
que tapas el iluminado monte,
trayecto y límite,
de mi esencia celestial.




@Inmalitia, Andrés García. ©
leer más   
12
4comentarios 122 lecturas versolibre karma: 102

Aprendí de la luna

La luna me guiñó los ojos
acunándome en su regazo
para contemplar mi vida
allí, desde su inmensa altura

Alivió mis penas sangrantes
y me regaló noches de ensueños
bañadas entre besos de locura
con la magia del amor

La luna me guiñó los ojos
y me confesó su sabiduría:
“ En este valle de lágrimas
brotan como en primavera
sorbitos de felicidad”.
leer más   
10
8comentarios 73 lecturas versolibre karma: 97

Una sonrisa de sufrimiento...

Detras de esa sonrisa,
Hay una oscura realidad...
Una realidad,que no se compara
a las demás...
Una realidad,que nunca va a cambiar...
Solo se dejara llevar las cosas con el tiempo,
Y así olvidar,este sufrimiento...
Un sufrimiento,que ha marcado su vida...
Un sufrimiento que recordará,
Día a día...
Un sentimiento,
Que se volvió un sufrimiento...
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas relato karma: 45

Niños del olvido

Nacidos para el olvido
en estas tierras sembradas de hambre
de ecos ahogados de gritos
y ojos que visten huérfanos
mientras
con vuestra inocencia ultrajada
jugáis entre escombros de guerras
columpios pintados de pólvora
que mutilan trocitos del alma
envueltos en ríos de sangre

Sois vosotros sí
los desheredados del mundo
los que no tenéis nombre
los que vivís besando la muerte
cada día, cada noche

Sois vosotros sí
los nacidos para el olvido
leer más   
14
9comentarios 122 lecturas versolibre karma: 90

Te empiezas a ir

Nunca sabré
Dejarte ir del todo
Mi amor

Por eso
me despido de ti
Poco a poco

Para que no duela
Tanto el adiós

Prefiero ir
Soltandote a trozos
leer más   
15
15comentarios 92 lecturas versolibre karma: 93

La Enfermedad

No esperaba tan pronto tu visita
cuando el cuerpo goza de los placeres
que ofrece con cuentagotas la vida
y tú, sin llamar surges de repente

Poco a poco impones tus condiciones
pues ejercitas la ley del más fuerte
aunque das tregua en ciertas ocasiones
para aliviar dolores recurrentes

Conquistas palmo a palmo el terreno
sin pedir nunca cambios ni rescates
disfrutando al inyectar tu veneno
para contaminar toda la sangre

Y con el tiempo terminas venciendo
tras luchas con tintes agonizantes
quebrando las ilusiones y sueños
de vidas que ahogan las enfermedades
leer más   
4
2comentarios 28 lecturas versoclasico karma: 49

De Todos Los Destinos En Mi Corazón

¡Echar anclas!, mirad aquella sinfonía en piano
Escuchad a nuestro leal silencio, siendo él
Sientan las sabanas, impregnadas de buen augurio
Contemplad aquello, presagiando querer

¡Mi amada!, contempladme acudiendo al recuerdo
Mermando ideas de olvido con banalidades
Abrigando en mis manos un caudal de momentos
Trayendo tempestades a tus otorgados mares

¡Escuchen todos!, negaos a concebirla Quimera
Aceptad este fragmento de realidad sin mezquindad
Vean lo cierto en la farsa
Aunque hiriente resulte esta contrariedad

¡Señores!, Ostentosos lugares cobijo en este mundo
Un orbe que una vez entregue
¡Mi amada!, te cristianizaste en mi mundo
Un mundo en el que anclas eche
10
2comentarios 72 lecturas versolibre karma: 105

Mi Manicomio

Empezamos a tener un diálogo perfecto, comencé a explicarle lo mucho que la quería, usando palabras del corazón, ella solo me miraba fijamente y me elevaba. Cada palabra la decía con miedo. Entonces llegó el momento de decirle. Lo que realmente quería decirle, el momento definitivo de mi declaración. La abrace furtemenete, le pedí que me de sus manos a lo que ella reuso, entonces tome distancia, la ví confundida y al mismo tiempo creo que esperaba mis palabras con ansias, ella ya sabía lo que le mi corazón diría, por lo que solo miró hacia el horizonte y su mirada quedo sobre mi !
Le dije: "Me gustas". Al escuchar eso solo sonrió y su miraba se perdió. Respondió: "¿estas loco?.
“Estás loco” me dijo con una sonrisa en la cara, cuando yo en mi mente trataba de buscar el significado de lo que decía. No sabía si se refería a algo bueno, o todo lo contrario. Pero en ese momento supe, que estar loco me hacía ser lo que soy, y que no me arrepentía de nada aún de amarla. Estar loco me hace amar apasionadamente, así como pensarla, me hace vivir sin importar lo que digan de mí, me hace enamorarme de todo lo que me rodea incluso de sus defectos,mi locura me hace despertar y sonreír al ver el sol. Así que tomé ese “Estás loco” como lo mejor que me pudo haberme dicho.
Y ella aceptó ser mi manicomio. Ahora mi locura está en ella. Como ella en mí. Danny J Abdel
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 40

despiertame...

despiertame...
con la suavidad de tus manos
con la dulzura de tus caricias.

despiertame...
como lo hace un ruiseñor en la mañana
lanzando al viento su tonada.

despiertame...
y no lo hagas con mentiras dulces, de las que quiero escuchar
sino con palabras verdaderas, de las que sueles pensar.

quisiera seguir durmiendo, soñando con esta ilusión
que aunque parece verdadera, el tiempo revelará su intensión.
leer más   
15
10comentarios 86 lecturas versolibre karma: 90

El sendero del desamor

Te abracé, aún cuando no tenía brazos
Sostuve nuestro amor, aún cuando no existía
Te amé, aún cuando tu amor escaseaba
Me perdí en tu mirada, aún cuando tus ojos escapaban de la mía.

Camine junto a ti, por el largo sendero de la discordia, y no solté tu mano cuando la tempestad nos azotó.

Cambie mis metas, creencias y temple
Para agradar a tu oscuro corazón
Me vi morir frente al espejo, para verme renacer junto a tí.

Te veía dormir por varias horas
Eras como un ángel que me hechizaba con su sola presencia.
Acaricie tu pelo, aunque este quemaba mis manos
Bese tu alma, y saboree la hiel disfrazada de miel de tus labios.

Y cuando me asomaba a tu pecho, no oía latir tu corazón
Pero juntos brillabamos como la luna llena, aunque tu luz era más brillante que la mía

Con mis propias manos, sobre la arena levanté nuestra casa, y con lágrimas regue las rosas marchitas de nuestro edén.

Una noche oscura, una tormenta muy fuerte, arrasó con nuestra casa, y las rosas de nuestro edén yacían despedazadas sobre un suave susurro de dolor

Ahí estabas, pero no encontraba tu mirada
Ahí estabas, pero ya no sentía tu calor
Ahí estabas, desgarrada en medio de una encrucijada, en la que nuestros caminos se bifurcaban

¿Donde estas ahora?, dulce dueña de mis pensamientos
¿Donde estás, ahora que nuestro brillo menguó ?
Las cenizas de mi corazón vuelan con el viento , donde antes nuestro amor ardió

Todo fue una mentira, que un diciembre nació
Una dulce mentira, que mi corazón creyó
Ahora mi alma se condena en el averno
que el dolor creó
Me condeno silencio, y me amarga la existencia, que tampoco está noche escucharé tu voz.
leer más   
7
2comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 73

Huellas embarazosas

09: 05 am. Un despertar solitario; parece otro sábado sin sabor. Otro día sin colores, sin vida, sin amor, sin esperanza y sobre todo lleno de lluvias asquerosas.

Las entrañas creciendo con cada día, aguardan unas pocas semanas; solo ella sabe el suceso, aún no ha podido contarle a aquel hombre que sus encuentros de cada viernes en la noche, ha dejado una bella y sutil consecuencia.

09: 12 am. Una ducha con agua tibia, arrastra un poco más que la mugre, lleva consigo recuerdos perpetuos de otras carnes que hoy no se manifiestan con señales divinas, buscan las irreversibles redes sociales.

Dos almas abrazadas en el apartamento del bloque A, 501 de la Valvanera. Llenos de vacíos y sin cámaras, el órgano más grande del cuerpo se evapora; la cárcel abre sus puertas y alma es palpable cerca de la Parroquia.

9:14 am. No logro borrar información, un rebelde sistema se niega. No comprendo si será el sistema nervioso, o alguna estructura averiada; o tal vez el inconsistente golpeando mi ser, golpeando por su lugar, por su espacio negado.

Facebook, whatsApp e Instagram plasman la verdadera muerte de la humanidad; las carencias afectivas pululan; los mensajes y las imágenes andan totalmente fragmentadas; sin embargo las pésimas fachadas llevan una buena lista de seguidores que se cautivan con la contemplación de la piel.

9:15 am. Un cuerpo maltrecho por el pasado no logra escapar de las afanosas dermatitis, durante la valoración persiste un cuadro sistémico, deforme que puede estar ligado a emociones.

Llamadas temerosas se escuchan a la distancia. La confesión de la consecuencia, no parece creíble; los imaginarios y las comparaciones hicieron lo suyo… Un rechazo nefasto.

Una primeriza madre no encuentra respuestas; agónica por la pena moral busca decisiones precipitadas. Durante la conversación el tonito devastador del egoísta, solo desborda ira y dolor…

9:20 am. Suena el celular, parece algo urgente…

-  Hola.

Declaraciones de una herida sobre el antebrazo izquierdo de 20 cm, son un nuevo llamado para prestar la suficiente atención, ya no se puede solo intentar… Maleducada hizo lo que considero mejor.

9: 30 am. Escandalizado debo escapar con suturas y alcohol.

Limpiando la piel, nuevas confesiones estremecen la sala; la situación ya no es embarazosa; caminó por horas y encontró el medicamento sorprendente… Sangrienta y con algo de culpa derrumbo un posible hogar. Volviendo al inicio la adicción por la carne, ha traído bastante soledad; a pesar de tener las células enfermas, éste se aferra a seguir en lo mismo, una situación irremediable que no entiende que el egoísmo no puede ganar.

Cuando los años han pasado, deciden retornar nuevamente en el sentimiento, han cambiado y parece un mejor espacio para entregarse en un hogar, sin angustias, sin temores, sin dolor…

9:42 am. Nuevamente suena el celular.

- Hola. Hola.

- ¿Quieres casarte conmigo?

- ¡Silencio instrumental!

Meditabunda espera con asombro; ciertos honores intentan ponerle en el lugar que siempre ha merecido, un lugar de soberana fraternidad y bienestar. Ayer fijaron una posible fecha y no descartan llenar las entrañas en un sábado como hoy…
leer más   
4
2comentarios 61 lecturas relato karma: 50

El nacimiento de mi muerte

¿Quién más que vos, primogénito,
merece tormentas de incógnitas? ¿Cuáles son los días
en las que mis noches
no caen en lo más profundo
de una sana decadencia?

Si se le puede decir sano
a algo que nos desvanece.
Si se le puede decir normal
a la esclavitud por opción,
cuando no tenés opción.

Cuando estoy sentada
en los primeros escalones
de un cielo,
de un circo corrompible.

Y sí,
soy la que se cortó la boca
con alambre oxidado
y escribió
a propósito
una declaración contra tu verdad
¿En qué me convertiste?

¿Por qué me desterraste?
leer más   
7
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 81
« anterior1234522