Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 35, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Sueños y deseos

Si la vida la perdiera en un instante
y mi alma en libertad volara
como viento que surca los caminos
la inmensidad de tu esencia, amante devoraba.

MMM
Malu Mora
leer más   
14
17comentarios 120 lecturas versolibre karma: 111

Pongamos que hablo de.....

Abres Las puertas de tu historia
sin preguntar señas de identidad
mezcla de multitud de sabores
se cocinan por tus venas castizas

De carnaval se pintan tus uñas
tu boca vergonzosa, reside viajera
vistiendo discreta por el día
aún con la luna desnudas tu piel

Nunca duermes en el lecho
divertida, bailas hasta el amanecer
absorbiendo la vida con ansías
envuelta en las turbulencias de la noche

Luces con señorío tus andares
con tu tez blanca cubierta de tierra
pues tus manos no alcanzan el mar
ni tu cuerpo se broncea bajo las olas

Tus ojos acaparan las estrellas
entre el bullicio de los sueños
y las sonrisas de tus amantes
que te cantan, eso que dicen:
“pongamos que hablo de Madrid”
leer más   
11
16comentarios 116 lecturas versolibre karma: 115

Tu esencia

El problema nunca fue escribir, fueron los sentimientos. Pero ¿qué haces cuando te quedas vacía? ¿Cuándo te da igual veinte que ochenta? Cabeza fría, cuerpo caliente, porque la sangre sigue corriendo su camino, al fin y al cabo, es su trabajo.

Es de las pocas cosas en la vida que es imprescindible, porque el 98% de lo demás es reemplazable, sustitutivo, sobre todo las personas. Cabeza fría, cuerpo caliente, batalla de razón contra sentimientos, ni uno ni otro ceden. ¿Cuál lleva razón?

Cabeza fría, cuerpo caliente, pero manos frías. La razón aumenta frente al sentimentalismo barato. ¿Frío o calor? ¿Cerca o lejos? ¿Aquí o allá? ¿Corazón o cerebro? ¿Cerrar los ojos u observar a tu alrededor? ¿Querer u odiar? ¿Todo o nada?

Corazón versus cerebro, al final todo se reduce a lo mismo, a la misma cosa:
Tu esencia.
leer más   
8
2comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 94

La esencia

Cuando observo las olas del mar
bailar con sirenas,
encima de un jardín de corales
plagado de perlas,
me imagino brillando en la noche
millones de estrellas,
y al vaivén de las notas de un vals,
como un resplandor,
palpitar inquietas.

Cuando veo que asoman las flores
en la primavera,
o en el cielo los siete colores
tras una tormenta,
me imagino las nubes temblando
y al sol que las besa,
ocultarse en la tarde de mayo,
y en el horizonte,
dormirse con ellas.

Cuando atisbo llegar el invierno
con la densa niebla,
y al viento que brama sibilante
apagar las velas,
sospecho que entre la tenaz bruma
y la brisa fresca,
la nostalgia en caricias se esconde,
y del amor hace,
la memoria eterna.

Si no observo, ni atisbo, ni veo,
si solo poemas
son el recuerdo de mis miradas,
será que mis ojos,
retienen la esencia.
22
3comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 91

Mujer

En tus ojos he visto mujer,
motor y pilar de la vida,
aún cuando ésta se pone cruel
y te convierte en víctima.

He visto en ti la esperanza
cuando todo se rompe
y pervierten tu esencia.

Te he visto…
entre desastres naturales y guerras,
como moneda de cambio
de un mundo en conflicto,
que contigo, violento se ensaña.

Mujer sin nombre vulnerada en tus derechos.
Mujer de rostro marcado por el ácido
mostrando tu desgarro;
aguantando un día más… Uno más.
Aunque nada quede en pie,
aunque el hedor a vacío y a muerte
se agarre despiadado sobre tu piel…
tú aguantarás.

Aquí…
tu dolor se diluye
al apagar el televisor.






Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/07/08/escribe-tu-relato-de-julio-ii-con-las-pal
26
22comentarios 154 lecturas versolibre karma: 91

Draft

This was me,
after all.
Just a draft.
An attempt on arts,
forgotten by the nightstand.
A delusional moment
of greatness,
Being sketched.



image by Dan Cretu
11
9comentarios 74 lecturas english karma: 86

Mi esencia

Llevo más de un centenar de días en la sombra,
escribiendo a oscuras
huyendo de los fantasmas
con los que antes bailaba.

Con miedo a no ser capaz,
incluso temiendo no volver a ser real,
agazapada en mi cama
sintiéndome a salvo entre las sábanas.

Y es que sólo necesitaba eso, estar sola.

Antes mi cabeza estaba ordenaba,
mi cuerpo disfrutaba,
había encontrado el punto entre la noche y la mañana,
y en ese caos cósmico bailaba.

Pero llegó el inicio de una nueva etapa
llegó enero y algo en mi mente cambiaba,
los años pares sólo traen desgracias
y tenía un presentimiento que no se equivocaba.

Un clic pero a la inversa,
en vez de engranarse, mi mente se desordenaba
y ya nada funcionaba;
había perdido mi esencia.

El principal problema
era que no sabía si quería encontrarla
porque no sabia siquiera
por dónde empezar a buscarla.

Negocié con el infierno una tregua
quizás sólo necesitaba una pausa
tomar aire para volver a la guerra,
o al menos entender qué me pasaba.

Pero el precio era mi alma,
y no estaba dispuesta
a vaciarme para volver a sentir calma,
prefería quedarme donde estaba.

Sin embargo, me acostumbré a la inercia,
a ese no sentir nada
a quedarme atrapada en la tormenta
entre cenizas, acomodada.

Dejé de buscar la salida de emergencia,
empecé a llevarles la contraria
a todos los principios que guardaba
junto con aquellas cartas que nunca enviaba.

Decidí seguir navegando a la deriva
pensando que quizás encontrara
un salvavidas como por arte de magia,
alguien que me devolviera la calma.

A pesar de no haber vendido mi alma
seguía sintiéndome vacía
es decir, no sentía nada,
ya nada me hacía flotar como una madera en el mar.

Demasiado tiempo para pensar,
y algunas copas de más,
hicieron que todo se diera la vuelta
y entendí que si realmente me quería salvar
tenía que equilibrar mi balanza
en el punto exacto entre pensar y dejarme llevar,
mi cabeza lo sabía
pero mi cuerpo no podía más.

Sin embargo, me di cuenta
(y no era la primera vez que lo hacía)
de que nadie me iba a salvar
si de lo que huía no estaba fuera.

Cuando huyes de ti, nadie te puede encontrar.
Cuando no puedas más, tienes que parar.
"Cómo te van a entender si no te sabes explicar".
Pero no tienen que entenderte, a veces sólo un abrazo basta.

Al final todo volverá a ser, o así me suelo engañar.
La esencia cambia, como una llama
y no tiene por qué ser mala la nueva etapa
las piezas diferentes también encajan.
13
6comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 102

Tu esencia

El problema nunca fue escribir, fueron los sentimientos. Pero ¿qué haces cuando te quedas vacía? ¿Cuándo te da igual veinte que ochenta? Cabeza fría, cuerpo caliente, porque la sangre sigue corriendo su camino, al fin y al cabo, es su trabajo.

Es de las pocas cosas en la vida que es imprescindible, porque el 98% de lo demás es reemplazable, sustitutivo, sobre todo las personas. Cabeza fría, cuerpo caliente, batalla de razón contra sentimientos, ni uno ni otro ceden. ¿Cuál lleva razón?

Cabeza fría, cuerpo caliente, pero manos frías. La razón aumenta frente al sentimentalismo barato. ¿Frío o calor? ¿Cerca o lejos? ¿Aquí o allá? ¿Corazón o cerebro? ¿Cerrar los ojos u observar a tu alrededor? ¿Querer u odiar? ¿Todo o nada?

Corazón versus cerebro, al final todo se reduce a lo mismo, a la misma cosa: Tu esencia.
16
5comentarios 109 lecturas relato karma: 104

Esencia

Sin sujeto,
Solo dirección al objeto;
El coágulo de una energía acumulada.
La mirada
De una esencia de la naturaleza.

Nadie,
¿Quién?
Puentes de vacío
Construidos en lo efímero de un atardecer.

Desiertos de alma;
Enfriamiento del Ego,
Llamas gélidas del Eros,
Congelación.

La identidad,
Un cristal resquebrajado,
Un espejo convexo,
Un reflejo hueco,
Una proyección.

El vibrar de un témpano
Ensordece al Yo.
Un diapasón
Emite la fragmentación de nuestro espectro,
Una dulce melodía de disolución.

Retroceso en evolución;
Muere la razón,
El concepto,
El sujeto,
El Yo.

El Ego
En forma de recuerdo;
La personalidad,
Una celda inmensa,
Una incomprensible saturación.

“Cualquier forma de encarnación es
Grotesca.”


Fueron lo que fueron,
Y ahora son lo que son.

Esencias, ensombreciendo el Yo,
Aniquilando el Ego,
Los fragmentos dispersos por el suelo
De un espejo roto
Que nos prometió el cielo,
Y luego, nos mintió.

@_Rheinn
Esencia.
#RheinnPoetry
leer más   
12
11comentarios 132 lecturas versolibre karma: 102

Esencia

He visto
sueños sin dueño,
felicidad extraviada
y esperanzas agrietadas de negras.
Ternura desorientada brotando a borbotones,
miedos temblando de espanto,
tristezas engullidas por algas,
y astillas en el alma horadadas por piedras.
Ventanas sin vainas frente a frías tinieblas,
caminos balanceando las arenas del tiempo con granos de arroz.

He visto
laberintos alcanzar manos diestras
y la siniestra mirada del que todo mal espera.
Un gesto grabado en el girar de unas pocas palabras,
el tiempo cansado y dormido entre escombros,
la noche reclinando su fe sobre fugaces estrellas.
La muerte arengando a los luchadores,
rosas cercenando las hojas asidas al recuerdo,
y el agua inmóvil esperando algún paso de la luna.

He visto todo lo que creo
y algunas inquietudes más.
leer más   
18
8comentarios 194 lecturas versolibre karma: 101

Esencia oscura

Cuando la oscuridad salió a la luz,
un árbol de Navidad dejó de brillar,
miles de lágrimas dejó caer,
una familia reunida,
los murmullos cogían fuerza,
la esperanza parecía fluir
al igual que la asimilación de
que cualquier cosa podía pasar,
miles de noticias llegaban,
personas sin aliento de un lado a otro.

La vida estaba cambiando,
estaba cambiando la manera de pensar,
la manera de asimilar las cosas,
ya nada era igual.
Ya no había sonrisas verdaderas
ni lágrimas de felicidad,
tan solo una máscara para que el héroe no se ausentara,
tan inocente flor llena de oscuridad,
sus inmensas ganas de que todo pasara,
su inocente mirada sin saber nada,
con ganas de vivir y volver a su naturaleza.

Si supiera la maldad que recorre su cuerpo,
no querría estar donde está,
pero lo que no sabe es la falta que hace,
es como la medicina que le hace falta al enfermo,
como el agua a las plantas,
como la comida a los humanos o
como un ABUELO a sus hijos y nietos.
15
5comentarios 117 lecturas versolibre karma: 97

Palabras Frescas Transparentes

Amanece !
Y conmigo amanecen
palabras frescas transparentes,
adheridas a los pétalos de mi mente
a las hojas labios de mi rosal
esperando ser como arco iris
bajo los tenues rayos del sol.

Unas gotas ruedan suave
otras se precipitan en caída libre
caen deslizándose por sus hojas
algunas más sufren dolor
cuando alguna espina
sin querer o con alevosía
al rodar las atraviesan
las daña las lastiman.

Millones de gotas de rocío
están en el borde de los pétalos
otras adentro de la misma flor
esperando ser absorbidas
por el mismo amanecer
buscando impregnarse
de la esencia de su ser.

Después de digerirlas
las expulsa al mundo
letras de fuerte tinta
convertidas en gotitas
fundidas con amor fecundo

MMM
Malu Mora
leer más   
12
14comentarios 167 lecturas versolibre karma: 115

A veces Azul otras Rosa

Soy como esa gente
ya en este tiempo escasa
unas veces azul
otras de matices rosa,
de ese mínimo que llaman locos.

De los que escriben
robando inspiración al día,
de los que respiran letras
intentando exalar poesía,

Que de tantas caídas
vueltas y tropezones
ya no saben si lo escrito
es ajeno, prestado o propio.

Que sienten la pena del amigo
o de cualquier individuo
y que a veces la hace propia
para consolar con letras
cuando las palabras sobran.

De los que realmente
sienten lo que hay
en cada líneas escrita,
de los que saben.

Que allí entre líneas
dejo parte de mi esencia.
Esencia Nívea virgen
que es con la que nacemos.

Con lo que el alma
se nutre la existencia
y siente lo que ama
y vive lo que siente.

MMM
Malu Mora
leer más   
16
12comentarios 151 lecturas versolibre karma: 124

La Esencia

¿Tengo una ESENCIA?
¡Sí!
Pero no sé si es demencia
con trazas
de elocuencia.

En fin...
Quizás sea aquello
que en mi alma
trae un sello,
con deseos y un sentimiento
que pareciera que miento
que hablo solo
que vuelo y añoro
el pasado y el futuro
como si allá hubiese un muro,
de donde pudiera brincar
hasta alcanzar
el sol y la luna...

En fin...
Es amar todo
y luego pensar
que con toda mi locura
mi ESENCIA no puede cambiar...

Damián Botafogo
8
1comentarios 117 lecturas versolibre karma: 60

Razas de un poema

Hay poemas que tienen vida
y no es la propia,
que dicen lo que en aire se siente
y se expande con cada partícula.
Hay poemas que toman un poco de todos
y no por ello
dejan de ser únicos e inigualables.
Hay poemas que se escriben cuando alguien sueña
y la tinta viaja por las estrellas
hasta hacerse luz en otras manos.
Hay poemas que devuelven de la muerte
a las almas que supieron calar hondo
y aún así flotar entre las hojas.
Hay poemas que tocan las heridas
y ponen a sangrar los ojos que nadie ve.
Hay poemas que corren
por el mundo sabiéndose niños
de mirada inocente.
Hay poemas que se cuelgan
de las alas,
de las alas nuestras
y nos llevan tan alto
que perdidos en el cielo
nos encontramos.
Hay poemas que perdieron la métrica
y los versos rimados,
rebeldes con otras causas
que nacieron atormentados.
Hay poemas que creen en los milagros
porque lo son en tinta propia.
leer más   
15
10comentarios 175 lecturas versolibre karma: 82

Apenas la punta de un hilo

Nos tejimos hilo por hilo, sin agujas pero con espinas.

Nos creamos hilando los pensamientos.
leer más   
12
sin comentarios 141 lecturas prosapoetica karma: 72

Que se quemen los demonios

Los ojos del arte
contemplan
las ventanas de mi alma;
hay fuego en el cielo,
del arte y de mi alma.

Arde el arte
y se incinera el alma.

Muerden,
las llamas del infierno
y los dientes de mi alma.

Danzan,
los demonios de tu recuerdo.

Que se quemen los demonios,
que se salve el alma,
que sobreviva el recuerdo;
tu esencia, tu presencia,
lo que fuiste,
y lo que nunca quisiste ser.

@SolitarioAmnte
v-2017
leer más   
22
24comentarios 149 lecturas versolibre karma: 81

Música

Si se me va a romper el alma por estar excedida de sensibilidad y emociones, bienvenidos sean todos y cada unos de sus pedazos.
Y es que hay voces con la particularidad de hacerme sentir que existe otro mundo, uno mejor, y hacia ahí me llevan.
Nada tienen que ver las notas que logren alcanzar sin, aparente, esfuerzo. Es algo más, algo que les brilla dentro y pocos ven para poder experimentarlo.
Ni siquiera me importa la letra, porque lo que escucho nada tiene que ver con eso; es otra cosa. Una maravilla, algo increíble que brota en el aire y abraza mis yoes más elementales, uno por uno.
Es algo enorme, algo que me supera en tiempo y espacio porque dejo de existir acá, en el pequeño universo que soy.
Creo, casi estoy segura, que el alma vuela cuando encuentra su vibración en la música.
leer más   
4
2comentarios 167 lecturas prosapoetica karma: 51

Abrazo

Esa mañana y por un torpe descuido había caído al suelo. Al besar la hierba con los ojos cerrados, supo lo que el amor hace con el rocío. Y no quiso levantarse. Podía sentir la fresca humedad en sus labios, restos de verde y tierra, el aroma a noche de luna llena; la vida.

Tejió sus pestañas a las brillantes briznas, respiró profundamente y abrió su boca dejando que esa sensación profundizara con su aliento. Se acomodó procurando el mayor contacto de sus poros con esas frágiles esporas. Y un abrazo invisible sucedió, cómo si Natura también lo quisiera. Y sintió el calor de ese cuerpo bajo la superficie; podía escuchar su corazón anudado al propio, su respiración de brisa suave y su sangre. Sus vastos huesos encadenados hasta el infinito, la voz de su pecho de agua y su alma de fuego. Por algún motivo, se sintió mejor que nunca.

Ese beso impensado, había cursado su magia. Reconoció sus alas y la fuerza de sus raíces, la música que vibra dentro y su infinitud. Fue en ese instante que rompió sus miedos en pequeños pedacitos salados que atropellaban por volar de sus ojos, etéreos cómo las plumas.

El abrazo se hizo más intenso, más puro. Puro cómo no existió nada nunca ni existirá. Su corazón tomó el aire que le faltaba y pudo respirar. Ya nada le parecía incomprensible ni inalcanzable. Estaba ahí, abrazada a los milagros y sin pesar alguno.

Había vuelto a nacer sin querer y sin saber, sólo por un juego divertido del destino. Levantó su cabeza y abriendo sus renovados ojos, gritó. Grito fuerte, cómo si jamás lo pudiese haber hecho mejor. Y ella, en ése momento, ya lo era.
leer más   
11
7comentarios 138 lecturas prosapoetica karma: 82

La Rosa

Ella llegó en silencio
y me entregó su rosa
en la que se escondía
su alma hermosa,
perfumando de divino
toda mi esencia
que se llena de Ella
como un suspiro,
mientras siento el aleteo
de sus finos pétalos
que parecen alas
de mil mariposas
que alzan el vuelo
y quietas se posan
sobre la rosa,
la más preciosa,
la que yo solo tengo.
leer más   
7
3comentarios 137 lecturas versoclasico karma: 76
« anterior12