Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 44, tiempo total: 0.058 segundos rss2

Amira

Amira es ola que canta,
es galerna de voz clara del invierno,
vuelo en espiral de las gaviotas libres,
claro mágico en el confín de un bosque,
árbol que camina inquieto.

Amira es orbe abierto
del pasado y del presente,
hoguera de las noches del desierto,
silbido de nubes blancas,
pared azul de cielos.

Amira es la esperanza
de su espíritu posado entre los cestos,
es risa entre una multitud de prisas,
rama de verde olivo,
frontera abierta hacia el recuerdo.
11
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 110

A ti paso el testigo

A ti paso el testigo ¡hijo mio!
mis pasos se diluyen por el tiempo
hoy es mi pasado
pero tu presente

Sacude tu savia combativa
con dientes y uñas
ante este mundo
donde la corrupción
esparce su imperio
sembrando venenos
de letales serpientes

Persigue tus sueños
aunque el aliento duela
saciará
el hambre de la vida
y la semilla del amor

Protege la naturaleza
de manos despiadadas
y la infancia
de ojos carentes de ternura

Tu camino emprende
con la ilusión por bandera
y la fortaleza de la juventud
edificando un futuro
donde el sol cante por igual
y el coro de estrellas y lunas
acompañen tu canción
leer más   
4
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 66

ɃɍɇȺ ɇn łȺ mɨɍȺđȺ (Colaboración con @Pequenho_Ze)

Brea en la mirada,
desordenar los días de la semana,
nombrarlos con una interrogante,
esperas como mareas,
como olas sin orilla,
únicamente espuma que nace
en las rocas de montañas que descender,
en los lirios del destierro.

Miro hacia atrás
por miedo a seguir hacia adelante
en una húmeda oscuridad.
Es esa orfandad a la vuelta del abrazo,
anclas en los zapatos
que no me dejan dar un paso más.
Descender sin caminar,
las rocas, las rocas...
y otra vez empezar.

La ceguera de la incertidumbre,
de rodillas que retroceden
por miedo a abrir los dedos,
miedo a soltar certezas,
a avanzar y que no estés
al otro lado de mis latidos.
Dibujarte en cristales,
hacerme miles de vidas con ellos,
clavados en tantas puertas tenga
esta demencia que me ahoga.

Aunque estén todas cerradas.
Aunque sean las brumas de Enero
las que pueblen las ventanas.
¡Quiero ese sueño en las manos!
Si en cada pedazo irisado
tu inmortal silueta pende de mis labios,
yo beso la herida y regalo a tu silencio
el lado más luminoso de mi vida.

................................... Brea en la mirada por no tenerte,
por abrir éstas sombras y tu luz me llene de cristales.
leer más   
25
29comentarios 165 lecturas colaboracion karma: 99

Tempus fugit

Acabas de leer este verso y ya es pasado.
Breve momento de tu presente ya olvidado.

El tiempo fluye.

El presente cesa de ser en el pasado
sin desaparecer.

Misterios del tiempo.

El próximo verso es futuro,
no es real hasta que sea pasado,
mediante el presente.

El tiempo pasa, pero no es pasado.
Viene, pero no es futuro.
Pasa, viene y llega el presente.

El tiempo es mientras cesa de ser.

El presente lo tengo siempre: permanece y cambia.
El futuro falta a veces, todavía no es.
El pasado es nostalgia, ya no es.

Existir es resistir, pensar es crear,
vivir es actuar en el presente.
15
6comentarios 246 lecturas versolibre karma: 99

Pánico

Una tormenta de inseguridad y miedo le invadía y barría por dentro como un huracán. Consumido en la soledad de su camerino se veía incapaz de asumir su futuro más inmediato. El concierto debía comenzar y seguía sin reunir las fuerzas necesarias para salir al escenario.
"Un ídolo del rock&roll nunca puede mostrar debilidad frente a su público" – Le dijo su mánager mientras tiraba sobre la mesa unas cuantas papelinas.
Hoy el pánico era más fuerte y unas rayas de coca no serían suficientes.
Una pequeña pistola brillaba en su mano; la metió en su boca y cerró los ojos.





Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/03/escribe-tu-relato-de-junio-i-con-las-pala
13
14comentarios 85 lecturas relato karma: 90

Huellas

Dejarás tu paso marcado
en el pecho y el vientre,
firme y rotulado claramente
para que no se vaya de mi memoria.

Con tu mano
pondrás el sello definitivo,
imprimiendo en mi cuerpo tu nombre,
como un tatuaje.

Tu boca aplacará
la sed de mis labios,
cerrándolos a otros besos.

En fin, tus huellas estarán en mi ser completo,
y asestarán sobre mis palabras,
la implacable marca de tu existencia.
leer más   
15
14comentarios 81 lecturas versolibre karma: 111

Lisboa

LISBOA

Lisboa del alma desnuda de Pessoa y los delirios de Saramago, empujando las mentes libres
monumental ciudad bella entre las bellas del mundo
mármoles donde el sol refleja su poder y arte.
Lisboa de la cuchara de palo y la taza de plata
con olores a caracolas y algas
los dos ríos fluyendo hacia el Atlético
el mejor horizonte
al nuevo mundo
Lisboa adelantada
al futuro
nuevo.
leer más   
2
sin comentarios 52 lecturas versolibre karma: 35

Me viene a la memoria lo que no ocurrió

Ansias. Nubes.
Me esperaba el amor,
con un gusto ignorado
en el beso completo
y en el cuerpo sin límites
un extraño temblor…

María Calcaño


No me pidas que imagine con ventisca una hoguera sin que arda en mis labios ni te queme a ti en los dedos. Ya no puedo, no me sale, no concibo otra forma de acercarme al recuerdo de un futuro que quiero que llegue a mi puerta, golpeando con un puño de desorden y naciéndole un puñado de amapolas en la palma de la mano.

No pretendas que desista de encontrarme donde se acaba el naufragio, es decir, a orillas de tu playa. No me llenes de celaje ese azul que veo tan claro desde que lo veo sin ojos, a través de mi ventana (al sur, siempre al sur). Ni siquiera el descontento me parece tan eterno a estas alturas, ni el odio que le debo a la musa se me hace tan pesado (porque claro... hasta lo fingido pesa, pero no). Tú lo sabes: al principio, era un juego, un vaivén, un cosquilleo y, después...

La próxima vez que te vea, que no será en sueños, me vendrán al recuerdo todas las escenas que hemos diseñado y se derramarán sobre mis versos las palabras que les faltan (para el poema perfecto). Además, según dice mi memoria, las calles a nuestro paso van a ser escaparate de esos días escogidos a conciencia de entre todos los que forman el catálogo de ansia de vida. Mientras tanto y, hasta entonces, me conformo con todo (para qué variar la poesía...) y le pongo a los días un flequillo de vesania que me ayude a proseguir.
22
16comentarios 215 lecturas prosapoetica karma: 101

Carnal

He visto calles desnudas y he olido
a las víctimas.

Callamos lo fundamental, como cuervos
bajo el cielo de una membrana infructuosa,
bajamos del cielo y perdemos la dinámica
de nuestro sempiterno terciopelo.

Ámame o échame a las fieras
el próximo invierno.
Come de mi mano o muérdeme el filtro
de mis futuros esquemas.

Yo nado en mares de mugre
y tú añoras canciones de los años 70.
Yo logro un desencuentro al mediodía
y tú ajustas con tus senos
la congestión que nos produce
la falta de erótica.

No somos nada hasta que las luces alternas
de esta ciudad corrompida y puerca
deciden cosquillear nuestros sexos venidos a menos
y así moldear un futuro mucho más carnal.
leer más   
14
sin comentarios 101 lecturas versolibre karma: 105

El Ángel de Budapest

Llegaría un día en el que hurgando en el dolor de la memoria, le enseñaría a aprender de los errores pasados; del horror de las guerras y los genocidios infringidos por los poderosos. También le hablaría de la importancia de construir un futuro diferente, donde el respeto a la vida y a la libertad, sean la religión que se extienda sobre la humanidad. Sí, un día tendría un hijo y le enseñaría todo eso, pensó, mientras veía el miedo reflejado en los ojos de aquella gente que, como él, con un rayo de esperanza, recogían de las manos de su Ángel salvador, el salvoconducto que podría salvarles la vida.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/01/28/escribe-tu-relato-de-febrero-i-juan-carlo
11
4comentarios 120 lecturas relato karma: 104

Tiempo de poesía (En un Perú a punto de romperse)

No es tiempo de poesía, me dicen,
cuando la palabra es rota
por la mano abusiva del opresor.
No es tiempo de cantar al viento
coplas de inútil lamento,
cuando el suelo está temblando
por las pisadas del usurpador.

Pero, es tiempo, ahora es cuando
la palabra se hace más fuerte
y el opresor tiembla al oírla
por encima de los lamentos.

Hoy que la noche se hace fría,
los simples de corazón rezan,
y los confusos de mente
asesinan con su indiferencia,
la poesía me dice cosas
que ni un fusil podría decir.
Más fuerte, más contundente.

En los bordes de la ciudad
un niño espera su futuro,
de la mano de quienes
aún no conocen la libertad.
leer más   
11
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 100

Celos

Dicen que tienes color,
que tu color es el azul,
mas yo creo que es el negro,
oscureces horizontes,
crespón de los sentidos.

Dicen que eres lucro del amor,
que a más se ama
mayor es tu tamaño,
pero eres ataúd del juicio ,
tu cera lacra todo futuro.

Dicen que eres necesario,
que la pasión se alimenta
de la pira de tu ruleta rusa,
mas tu fuego es invierno,
arrasando pasiones y dádivas.

Tu corto nombre no me engaña,
tu adjetivo favorito, mío,
únicamente rima con frío,
acorralas el amor,
desposeyéndolo de risas y flores.

Te contaré que amor
es una mano abierta,
que confianza es su velo,
que su color es el verde,
esperanza de que cada día
claree con los ojos empapados
de intimidad liberta de ti.

Amén
leer más   
28
2comentarios 145 lecturas versolibre karma: 95

Vuestro será el mundo

Ay… estudiantes del mundo,
que viajáis en vuestros libros y cuadernos,
que paseáis en aulas camino a los pensamientos maduros,
que vais mirando en el corazón a vuestros compañeros.

Ay… adolescentes audaces y risueños,
de miradas de cristal puras,
con las experiencias aún en ramas,
e intenciones lisas, sin arrugas.

Ay… alféreces, grumetes y capitanes.
Vuestro navío recorrerá, bajo vuestro mando,
la aventura de vivir vuestros naufragios,
vuestros vuelos bajos…. y los altos,
vuestras risas, vuestros llantos.
Los aleteos de vuestros días
en los inmensos mares de vuestras vidas.

Que sois los herederos de nuestros retos,
que tendréis la oportunidad de cambiar la historia,
de dejar un lucero perenne a vuestro paso,
que vuestro será el mundo,
que viviréis ensayos desde el alba hasta el ocaso.

Que puede que os apriete el dinero,
pero seréis prósperos en conocimientos,
que no calma el hambre ni paga la leña,
pero alimenta el alma y hace hogares más cálidos.
Además, nunca vi maestra ni letrado escuálido.

En vuestro libros, axiomas y aforismos,
historias anacrónicas, geografías imposibles.
Esperpentos literarios, geología y estoicismo.
En vuestros libros… vuestro destino ineludible.

Y en vuestros corazones nóveles,
miradas tiernas entre pupitres,
lenguas con romance, desengaños y salitres,
reacciones químicas y sus chispas de juventud.

Seréis hombres y mujeres de leyes y de letras,
seréis futuros de filosofías, de arte y de ciencias.
Los logros, vástagos de vuestro esfuerzo,
serán los que os colmen de satisfacción,
en aras del progreso, veréis cumplidos vuestros sueños,
vuestras ansias, vuestras expectativas,
vuestras esperanzas de vida.

Vuestro será el mundo.
6
sin comentarios 127 lecturas versolibre karma: 8

366

Esta vez
se han chocado catastróficamente tu futuro y mi pasado,
han hecho que salten chispas para ocasionar un incendio que arrase con todo.

Para apagarlo han llovido pétalos
de lo que una vez fueron rosas,
manchados con la sangre que le regalé a todo el que me la pidió. Y dolió.
Pero se apagó, como todo lo que nace.

Me he visto mala cara y he salido a bailar con la pena para entretener a la alegría.
Luego me ha regalado un poema escrito con todas las palabras que algún día quise decir. Y me atraganté.

De camino a alguna parte creo que me han olvidado en algún rincón.
Como quien olvida detener al amor de su vida cuando se está subiendo a ese avión. A propósito.

Me he hecho con el amor de la poesía y la he hecho la red que me atrapa.
Para ver a la más guapa de mis musas cortarme la red y las alas, esperando a ver qué tal me sentaba la hostia.

He tenido que regalarme una fuerza que parecía no haber en ninguna parte, para poder aprender a lamerme yo sola las heridas.
Sin esperar a que lo haga nadie más.

No he podido evitar barrer bajo la alfombra todos los recuerdos de alguien que ya no está.
Para saber dónde encontrarlos por si los llego a necesitar.

Me he obligado a perder trenes, para evitar que me lleven a un sitio del que con esfuerzo logré escapar.
Aunque dentro estuviese el amor de mi vida gritándome que lo mejor era volver.

He dado mil medias vueltas al mundo para que me devolviesen las piezas que me faltan en el puzzle.
Y ha valido la pena tanto tiempo y tanto espacio.

Esta vez han pasado por mi cuerpo los fantasmas de unas cien primeras veces, y otras cuantas que no eran más que últimas.

Pero esta vez he aprendido que solo quedan unas cuantas veces más.
Que lo mejor que puedes hacer, es ser consciente de que esta es ahora.

(Y bailar, siempre bailar.)
10
2comentarios 84 lecturas prosapoetica karma: 31

Fuera de contexto

Ante ti amanece un atardecer de terciopelo,
lienzo para sueños jóvenes, color melocotón para hincarle el diente,
pensando en más pedazos para completar el festín.

Cuando el sol te abandone, te verás confuso,
la oscuridad es ingrata y ciega, habla en silencio,
las palabras me dejaron tirado, gritarás,
sobre el suelo, lágrimas,
alguien te sacó de contexto.

Me dirás que estás cansado, que nadie te comprende,
Me dirás que has vivido mucho y te responderé que no lo suficiente.

Los años aún visten tu piel con peso liviano,
no duelen al caer ni aprietan la frente,
no te atan todavía con el interminable nudo
que enreda sentimientos adultos hasta volverlos viejos.

De un lado verás tu mundo, del otro la realidad.

Aún has de alimentar tu mente rebelde sin el corazón triste,
esquivar disparos que son decepciones, escribir silencios,
odiar traiciones,
y desgastar más zapatillas en piedras duras, en atardeceres grises.
Tropezar y caer es el juego cruel de los años,
se deslizan mientras nos aferramos a una tabla que no salva,
sólo empuja y avanza hasta dejarnos magulladuras nuevas,
perdón, dolor y huesos rotos.

Aún has de crecer y creer,
porque la intuyes pero no la ves,
es la existencia de tu verdad,
es la promesa de una vida que te invitó a una fiesta
donde contemplas que el amor va y viene, pero algo deja.

Aún has de ser el hierro que forja amistades y doblega penas,
la mano que da forma a una historia valiente,
la que escribe palabras inventadas para su propio texto,
el amor que adorna el mundo y se queda con él,
el futuro que hará tu corazón más inmenso.
Aún.
7
3comentarios 242 lecturas versolibre karma: 65

Mañana será otro verso el que me describa

Mañana será otro verso el que me describa.
Eso espero,
no quiero pasarme los días
haciéndome heridas
con el filo
de las hojas
de los libros
de poesía.

Ellos parecen saberlo todo de mí.

No conozco al poeta retraído que habla
de mis nudos en las tripas
cuando te alejabas.
Ni conozco a la poeta que detalla con precisión
lo que pasaba en nuestra cama
cual testigo de aquellos incendios.
Tampoco conozco al bohemio que
cuenta los tragos que bebí intentando encontrarte
en el fondo del vaso.

No,
no conozco a los que parece que estuvieron
a nuestro lado,
viendo el sol esconderse tras el mar
aquellas tardes de verano.
Y, sin embargo,
siento que ellos sí me conocen a mí,
que escriben las respuestas a mis preguntas
y te echan de más.

Mañana será otro verso el que me describa,
y ese hablará de los sueños que se barren
con la tos seca de la escoba,
de las llagas en las manos,
del enfado que tengo conmigo,
de la paz que tengo sin ti.
11
9comentarios 180 lecturas versolibre karma: 68

En un ayer se suspira toda la vida

En un ayer se suspira la vida.
Y como en un instante diminuto el aliento se marchita.
En un solo crujir de dientes el hoy se vuelve lejano.
Como aquella partícula de polvo que se pierde por el viento en un solo instante, así se extingue la esperanza.

Fuerón los sueños los que ilusionados esperaban al tiempo para que éste regresara .
Pero no volverán los momentos eternos.
Se han ido para siempre sin un retorno inmediato.
Se han ido a la nostalgia pasada para poder contar su propia historia.
Fueron palabras que sangraron con sus últimos recuerdos.

La vida es un suspiro que siempre olvida.
Se marchita con la esperanza de los sueños que confunden una nostalgia llena de recuerdos porque solo palpitan por un pasado que ya es distante.

El futuro está lleno de incertidumbre, como una madeja de estambre sin hilo de inicio.
Así es la vida sin camino.
Quisiera juntar con todas mis fuerzas los pedazos de vida que tengo y construir un futuro mejor que hoy no tengo.
Quisiera ser tu última esperanza en este mundo enfermo.
Pero en un ayer se suspira toda la vida.


Poesía
Miguel Adame Vazquez
29 agosto de 2012.
9
sin comentarios 486 lecturas versolibre karma: 51

Lo que nos queda

Al final, ¿qué nos queda?
¿una foto? ¿una canción?
¿una persona? ¿un momento?
varios pensamientos,
de miles de cosas
que luego olvidaremos.
Nos queda el presente,
nos queda un futuro,
nos quedan ganas de vivir,
de luchar, de lograr,
afrontar lo que nos venga,
nos queda todo lo que queramos.
Si estamos dispuestos
vamos a superarlo.
10
sin comentarios 99 lecturas versolibre karma: 53

Sueños

No temo a la muerte.
Porque esa es la única cosa segura de la propia vida.
Tengo miedo a rendirme y no tener el coraje de seguir a el sueño que me escogió a mí.

No quiero llegar al final de mi vida y darme cuenta de que nunca viví realmente.
Que nunca luche verdaderamente con toda la fuerza para conseguir mis sueños.
Que desperdicie mi don al trabajar día y noche sin descanso en lo único que no verdaderamente amo.

Quiero aferrarme a mis poesías y huir de la duda que me ancla al pasado.
Quiero intentarlo una vez más a pesar de los constantes fracasos.
Porque vale la pena volver a intentarlo.

Yo no escogí a mi sueño, el me escogió a mí.
Quiero vivirlo para contarlo.
Y no arrepentirme en un futuro por lo que no fui.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
23/04/2017.
14
9comentarios 214 lecturas versolibre karma: 78

Todos los futuros

Veo poetas remover cimientos del pasado.

Detener en el viento la flecha del tiempo. Darle vuelta y lanzarla de regreso a pretéritos condecorados, a momentos olvidados, fugaces instantes que se desmenuzan en sus manos.

Para anclarse el alma a puertos que ya han zarpado.

Pegar de vuelta las hojas del calendario, que fueron lloradas por tantos otoños grises, de ocres claroscuro dulce amargo matices.

Hacerse transfusiones de sangres filtradas desde arcanas eras en las entrañas de la Tierra.

Inyectar en sus ojos todas las lágrimas que han derramado.

Yo, por otro lado, quisiera hacer lo contrario; ser revolucionario. Revolver de otra forma el armario.

Poner la flecha del tiempo en el arco de Atenea, lanzarla por encima de la azotea; sujeta al hilo espiral de mis sueños.

Traer al presente los recuerdos de todos los futuros no vividos.

De todos los futuros: anchos, altos, largos, profundos, fuertes, densos, sobrios, ebrios, gordos, flacos, buenos, malos, agríos, amargos, sutiles, pueriles, obscenos, escalenos, sublimes, soberbios, humildes, excelsos, detallistas, fatalistas, cursis, aburridos, divertidos, orgásmicos, cósmicos, naúticos, terrenos.
Todos los futuros que siempre quise contigo.


@SolitarioAmnte
iv-2017
leer más   
7
4comentarios 209 lecturas prosapoetica karma: 72
« anterior123